violencia

Gunpowder Milkshake

Hostias, tiros y estrógenos.

Has filtrado por etiquetaa: violencia

Death Wish

Justicia a lo Trump

Death Wish

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

Death Wish

Damos cabida al último trabajo de Eli Roth, más por la trayectoria de este director dentro del género fantástico que por su producto en sí, que es un ramplón policíaco. Como la gran mayoría sabréis este Death wish es el remake de la cinta de mediados de los 70 que protagonizó Charles Bronson y dio lugar a toda una saga en la que, el justiciero, repartía estopa a diestro y siniestro entre los agresores de sus seres queridos. En su momento, el título, fundó o definió un subgénero pulp que podríamos denominar “cine de justicieros” y que no deja de ser una variante, con testosterona, del rape and revenge. En este género de justicieros se suele pasar con suma delicadeza sobre las posibles connotaciones sexuales (si hay abuso suele venir verbalizado por el médico u oficial de turno, ahorrando al espectador el trago de contemplarlo en pantalla) para centrarse en la violencia pura y dura. Una violencia que suele venir justificada por la ineptitud del sistema judicial, la sobresaturación de la policía, el abuso de drogas y el intento de asalto a la clase media-alta norteamericana por parte de los enemigos del sistema, los extranjeros y los desheredados del sueño americano.

Lo mejor: Es tan predecible que no hay que pensar demasiado mientras la ves.

Lo peor: Su tufo ultraconservador.


Parasites

The Warriors versión 2017

Parasites

El barbarismo industrial del centro de Los Ángeles es, a partes iguales, víctima y castigador en este cruel cuento de supervivencia a cualquier precio en el que un grupo de jóvenes atletas se pierde entre sus callejuelas, siendo víctimas de una pandilla de desemparados que les capturan y les mutilan… uno tras otro. Uno solo de los muchachos logra escapar, a pie, denudo y desarmado; y con tan solo unos segundos de ventaja sobre sus perseguidores. ¿Podrá sobrevivir a este coliseo del horror?

Bajo el siempre equívoco epígrafe de “Basada en hechos reales” se presenta Parasites, la nueva propuesta de un tipo al que ya estábamos echando de menos: Chad Ferrin. ¿Que quién es Chad Ferrin? Pues el cafre que andaba detrás de aquella locura de 2009 —ha llovido mucho— titulada Someone’s knocking at the door. Supongo que la experiencia de Someone’s no acabó de funcionar muy bien (su salvajismo, locura y depravación se ganó un pequeño grupo de irreductibles fans… y una extensísima mayoría de aficionados que la odiaron a muerte), porque el bueno de Ferrin ha tardado la friolera de 17 años a ponerse tras una cámara.

The Eyes Of My Mother

Santa Francisca de Asís

The Eyes Of My Mother

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

The Eyes Of My Mother

Una joven y solitaria mujer es consumida por sus deseos más profundos y oscuros, principalmente la necesidad de amor, después de que la tragedia golpee su tranquila vida rural.

“The Eyes of My Mother” se erige como una película de shock psicológico que hunde sus raíces en el terror gótico más retorcido, léase “El Monje”, rebozado todo en un crujiente empanado intelectual, a veces demasiado grueso como para no denominarlo “pedante”, mera apreciación personal. Así resulta obvia su afiliación con una de las piedras de toque de este tipo de cine de elevadas miras y bajos instintos, “Repulsion” de Polanski, a la que no sólo la une su acabado en elegante blanco y negro. Aunque la verdad es que los mecanismos del terror sólo sirven para esconder un drama descarnado sobre la soledad y la alienación, duro peaje, uniendo la influencia de una fría familia y los efectos de la tragedia sobre la psique de una niña.

Lo mejor: Gracias a su duración, protagonista y filmación en blanco y negro resulta muy sencillo adentrarse en las oscuras implicaciones de una historia con mucha miseria psicológica.

Lo peor: Demasiado gusto por el drama, pero al menos es un drama horrible bien entendido. Puntualmente lenta.


Death House

¿Los Mercenarios del Horror o La Sopa Boba?

Death House

Dos agentes intentan escapar a los nueve niveles del Infierno en que han quedado atrapados. Más concretamente los de una prisión de alta seguridad que esconde a los peores asesinos de la humanidad.

“Death House” lleva mucho tiempo cocinándose en el horno, recabando interés gracias a una interesante estrategia de marketing: reunir en un sólo largometraje el mayor número posible de actores de terror icónicos. Sin embargo, lo que se nos vendía como una versión terrorífica de “Los Mercenarios”, a juzgar por sus primeras imágenes parece más bien un trasunto de serie Z, donde los actores implicados han pasado la bandeja para cubrir sus necesidades alimenticias. Es más, tras la caída de Robert Englund y Jeffrey Combs del proyecto, y tampoco es que estos dos simpáticos artistas renuncien fácilmente a un sueldo rápido, el mismo se veía tocado de muerte, evidenciando ya no sólofalta de presupuesto si no también la falta de capacidad de su director, Harrison Smith, (des)conocido por “joyas” como “Zombie Killers: Elephant’s Graveyard” o “Camp Dread”, subproductos norteamericanos que no pasan de “pirateables”.

Nerve

Activity Viral Nerve

Nerve

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

Nerve

La carrera de los directores Henry Joost y Ariel Schulman, antes de dirigir Nerve, era muy poco relevante, con títulos nada provechosos como las entregas tercera y cuarta de la cada vez más aburrida saga de Paranormal Activity o Viral, una película que hemos tenido la oportunidad de ver recientemente tras su distribución online (VOD) y de la que un servidor tampoco se llevó una buena impresión. Nerve es el último proyecto de esta pareja de directores, que en esta ocasión se alejan del horror de fantasmas y zombis para entrar de lleno en el terreno del thriller, con una película que versa sobre un tema tan actual como son los juegos que se graban en video para después colgarlos en plataformas como YouTube y que sean vistos por miles (millones) de personas. Juegos en los que arriesgar implica la oportunidad de ganar dinero, perder significa olvidarte de la pasta y rendirte significa, no tan solo despedirte del dinero, sino también la posibilidad de acabar perdiendo muchas más cosas… como veremos más adelante.

Cada vez están más de moda los videos donde una persona —o varias— gastan bromas a desconocidos en mitad de la calle. Realmente no es una práctica en absoluto novedosa, se lleva años perpetrando; pero no sé si notáis que el riesgo que se asume es cada vez más alto. Es decir, antes teníamos al típico chico que se acercaba a una chica, le plantaba un beso en los morros y salía corriendo ante la cara de estupefacción de su víctima; que lo mismo se enfadaba, se sorprendía o acababa tomándose la situación a risa.

Lo mejor: Emma Roberts, dirección potente sin tiempos muertos. La música, lo cuidado que esta todo su apartado artístico.

Lo peor: Algunas partes del guion necesitaban pulirse un poco, la actuación de Dave Franco esta algo por debajo de la sobresaliente actuación de Roberts.


No respires

Escasez de oxígeno

No respires

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

No respires

Tres ladrones de poca monta deciden dar el golpe que los saque de la apestosa ciudad donde viven. Tras descubrir que un hombre ciego guarda en su casa una importante cantidad de dinero, se deciden a asaltarlo aprovechando la soledad del barrio. En lo profundo de la noche, la desvencijada casa se abre para revelar algo más que un indefenso invidente y su tranquilo perro lazarillo.

Un thriller de terror, dícese suspense pero plagado de sobresaltos y escenas lo suficientemente macabras como para satisfacer vuestros bajos instintos, de mano de Fede Álvarez, director del controvertido remake de “Posesión Infernal”. Bendecido de nuevo con el apoyo de Sam Raimi y su productora “Ghost House”, Álvarez repite al guión junto a su fiel escudero Rodo Sayagues, pero esta vez con una historia más personal que, sin embargo, sigue bebiendo del cine de su mentor como fuente de inspiración, por aquello de lucir en su tuétano las maneras de la serie B más clásica y agradecida.

Lo mejor: Stephen Lang y la edición de sonido.

Lo peor: Los lugares comunes, demasiados y predecibles.