Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Atticus Institute

The Atticus Institute

Satán Vs. Ciencia

The Atticus Institute

Ver ficha completa

  • Título original: The Atticus Institute
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2015
  • Director: Chris Sparling
  • Guión: Chris Sparling
  • Intérpretes: Julian Acosta, Anne Betancourt, Carlos E. Campos
  • Argumento: En 1976 se produjo el único caso de posesión admitido por los Estados Unidos, hoy por fin salen a la luz los documentos visuales de aquel caso.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo AI_Interior_zps971ddfe1.jpg

Este documental saca a la luz el terrible caso de Judith Winstead: una mujer que fue estudiada durante 1976 en el Instituto Atticus, famoso por sus investigaciones sobre fenómenos paranormales. Lo que al principio parece un simple caso de autismo, telequinesis y precognición, se convierte en un evento de dimensiones nacionales en el que tiene que intervenir el ejército, con funestas y obvias consecuencias. Cuarenta años después, verán la luz los detalles del único caso de posesión filmado y verificado por científicos.

Se supone que el miedo es la perturbación angustiosa que sentimos ante un riesgo, ya sea real o ficticio, pero este último pasa por verídico ante el asustado ojo del espectador. Entonces, cuando hablamos de sentir miedo ante una narración, la clave estría en hacer pasar como real una historia que sabemos falsa; y la base de este logro radica en la autenticidad de como se expone dicha narración y la capacidad de la misma para suspender la incredulidad del receptor, implicándole de alguna forma, como por ejemplo apelar a fobias o experiencias personales traumáticas. La realidad supera a la ficción, decimos, pero de nuevo el arte, cine en este caso, se yergue para demostrarnos que, en una doble pirueta, las barreras entre vigilia y pesadilla se pueden desmoronar en un ejercicio intelectual muy placentero. Si bien “The Atticus Institute” fallará probablemente en involucrar al espectador como si fuese un personaje más de la trama, sí conseguirá suspender su escepticismo ante un falso documental tan bien realizado que podría estar siendo emitido ahora mismo por televisión. Al menos lo logra antes de llegar a un tramo final muy pirotécnico pero hilado por los pelos, por ejemplo el desenlace nos regresa a los vericuetos del cine convencional dejando un sabor de boca agridulce.

Sin embargo, superando la predictibilidad de su último tercio, “The Atticus Institute” merece un tiento tanto por parte de los amantes del falso documental como por parte de sus detractores. Los primeros encontrarán una pieza muy depurada, que al igual que otras compañeras de viaje (por ejemplo “The Conspiracy” o “The Bay”) exhibe un montaje y edición, así como un cuidado en los detalles (fotografías, fuentes de vídeo, entrevistas…), que nos harán dudar seriamente si estamos ante una película o un documental. Por otra parte, los segundos hallarán una buena razón para revisar su odio, pues el desarrollo, obviando esos tópicos ya mencionados, es capaz de meternos el miedo en el cuerpo gracias a un ritmo sólo al alcance de los reportajes: resulta escalofriante las reacciones de los diferentes personajes entrevistados a medida que, en paralelo, la mujer estudiada demuestra el alcance del mal que habita dentro de ella. Un horror pausado que como una apisonadora va “aplananado” nuestra atención de forma exclusiva y lo hace, de nuevo, por su cuidada puesta en escena.

Destacan especialmente las grabaciones realizadas en los setenta, muy bien recreadas las cintas de vídeo, agraciadas por una textura perfecta (¿usarían realmente cámaras de la época?). Insisto, antes de llegar a su atropellado final, creíble casi al 100%. A lo que ayuda también el inteligente uso de efectos sonoros, objeto de controversia cuando se trata de metraje encontrado, pero lógicos y acojonantes cuando se trata de un documental sobre la única posesión reconocida por el gobierno de los Estados Unidos.

Así que tenemos a la señorita Judith Winstead recluida en una institución donde se realizan diferentes, y más o menos infructuosos, experimentos parapsicológicos. Su presencia pronto desborda y altera a los científicos como para que estos tengan que recurrir a las fuerzas militares. Y entonces se desencadena el verdadero infierno, pues hay fuerzas que no se pueden controlar, y es esa sensación de maldad incontrolable, siquiera por el poder del Altísimo, la que se va filtrando entre los huesos del espectador. En buena medida por la intérprete de la señorita Winstead, Rya Kihlstedt, a la que no le hacen falta muchas palabras sino únicamente miradas de maldad absoluta. Pero su trabajo no llevaría la cinta a buen puerto de no ser por el trabajo de sus compañeros, todos rozando un nivel muy alto y un puñado de ellos ganándose el sobresaliente de sobra: por ejemplo el hiperactivo John Rubinstein como científico entrevistado y, hablando de actores que viven la acción de primera mano, William Mapother (“El Grito”) ejerciendo de doctor West, el alma en que el ente de marras se ceba de forma más cruel.

Todo un éxito en cuanto a la producción y apartado técnico, ¿pero qué hay de la labor de su director y guionista, Chris Sparling? No se nota la inexperiencia en la dirección en absoluto, y eso que nos hallamos ante la segunda película, la primera de buen presupuesto, del joven escritor. Sería en su faceta como guionista en las que más tablas reúne el joven Sparling, pero no sería lo más destacable a un nivel profundo: sí, “The Atticus Institute” parece un documental auténtico, pero su fuerza argumental se resume al uso de tópicos muy bien colocados y dosificados. Es más, insisto en que el camino elegido para el final de la película es de una simplicidad irritante (tal vez mejor no haber reinventado la rueda). Quizás podríamos haberle pedido algo más al autor de los libretos de “Enterrado” y “ATM; aunque al menos le concedemos el honor de haber evitado los agujeros argumentales con una naturalidad insultante (algo de lo que podría tomar nota la saga “Paranormal Activity”).

Resumiendo, una cinta muy recomendable que pone de manifiesto – no por primera vez – lo adecuado que resulta el formato de falso documental cuando se trata de recrear una historia de terror simple en pantalla, siempre que la credibilidad sea la excusa del invento. Que nadie espere originalidad en una narración que avanza según muchos imaginaréis de antemano, pero con una solidez a prueba de balas, sino que busque la inmersión y, ¿por qué no?, algunas escenas impactantes: los sustos son bastante afines a lo que se esperaría de una cinta comercial hoy en día. Sin olvidar esos detalles sobre el enfrentamiento del mundo místico con el científico o la, manida, presencia del ejercito de los Estados Unidos con su deseo por dominar y usar como arma unas fuerzas que mejor dejar dormir por incognoscibles. Me arriesgo a predecir, pese a la proliferación de obras con la misma temática, que “The Atticus Institute” será la mejor película sobre posesiones del año.

Imágenes de la película

 photo AI_1_zps3147999b.jpg

 photo AI_2_zps8fe049f3.jpg

 photo AI_3_zps95d3cc22.jpg

Tráiler

Lo mejor: La capacidad para pasar por un verdadero documental. Excelente soporte de los actores.

Lo peor: Un final demasiado espectacular y tópico.

Vuestros comentarios

1. ene 18, 22:37 | Draghann

Creo que es la primera vez en mucho tiempo que voy a escribir para decir algo bueno de una peli. Será porque 2014 ha sido uno de los peores años que recuerdo para el cine de terror… salvo “Starry Eyes” y alguna otra por ahí que ahora mismo no recuerdo, el resto me lo podía haber ahorrado y en esa lista incluyo a “The Babadook”, y no porque sea una mala película, sino porque no es cine de terror por mucho que algunos se empeñen en decir lo contrario.

Esta “Atticus Institute” me ha gustado y bastante, la verdad. Desde el primer minuto te das cuenta de que estás ante una película muy bien trabajada y tratada con mimo hasta en los pequeños detalles. Y eso se nota. Es cierto que el final flojea un poco pero no es menos cierto que todo lo demás está a un nivel realmente alto, particularmente en el caso de las actuaciones y más aún en esa ambientación setentera tan bien llevada. En fin, tal vez no sea el falso documental definitivo pero no me cabe duda de que ésta es la línea a seguir. No es perfecta y tiene sus carencias pero aún así, no dudo en recomendarla.

Un saludo!

2. ene 19, 01:31 | Vael

Me gusto mucho el tratamiento de toda la cinta, la ambientacion setentera tan bien conseguida y el aspecto de documental tan bien llevado.
Y efectivamente, quizas lo peor de todo sea el final, pero despues de haber pasado un muy buen rato, llega a ser un mal menor.

Rya Kihlstedt tiene un algo que incluso me ha recordado a las grandes actrices de las peliculas de culto de terror. Muy grande.

3. ene 19, 19:21 | Elchinodepelocrespo

“The babadook” es cine de terror y, me atrevería a decir, del (casi) bueno.

4. ene 19, 20:06 | Draghann

Bien Elchinodepelocrespo, supongo que tenemos dos conceptos del terror bastante distintos. Yo creo que “The Babadook” es un drama que se ha vendido como cine comercial de terror porque era lo que les convenía hacer. En todo caso, no tengo intención de iniciar polémicas de ninguna clase al respecto y menos en un hilo para hablar sobre otra película.

Un saludo!

5. ene 19, 22:49 | AZOTE

Enhorabuena por la reseña hamijo Bob, muy buena. Anima a verla Aunque en mi caso lo haría igualmente por la temática, que es de mis favoritas.

Con respecto a la cacareada Babbadock, Babadook o lo que sea sólo decir que como dramón con tintes sobrenaturales no tendrá precio pero tal y como se suele concebir el cine de terror, que en general se ve para experimentar sensaciones como la angustia y el miedo, no se la recomendaría ni a mi peor enemigo.

6. ene 20, 02:48 | rodrigo

Muy bien actuada y grabada pero este tipo de peliculas de terror casi que me hacen dormir, siempre me pasa !

7. ene 20, 13:49 | Bob Rock

Hola Almas Oscuras,

Bueno, por opinar cosas distintas no se acaba el mundo. Un servidor tampoco ve claro encuadrar The Babadook en el género de terror, lo que yo considero como género de terror. Es más bien un drama familiar. Pero me remito a lo que he comentado al principio de esta reseña: si el terror es una sensación extrema de miedo y el miedo es “la perturbación de ánimo angustiosa que sentimos ante un riesgo, ya sea real o ficticio”, a “The Babadook” le falta mucho para entroncar con una gran parte del público duro del cine de terror, de ahí sus detractores (a los que me uno pero más por una cuestión de ritmo, pese a que la cinta se merece bastante reconocimiento).

Que conste que esto es un debate eterno, precisamente yo que no soy madre (ni lo seré a no ser que “Junior” se convierta en una obscena realidad) ni he tenido niños esquizofrénicos a mi cargo me resulta muy difícil suspender mi mundo personal para sentir miedo viendo “The Babadook”… pero vamos, en la misma línea de discurso tampoco siento miedo viendo “Viernes 13” (el mundo de los campamentos de verano también me queda muy lejano)… entonces, ¿“Viernes 13” es un drama romántico? Por no hablar del cine del Buñuel mexicano que, personalmente, me causa profunda inquietud. ¿Es Buñuel el abuelo putativo de Balagueró? Y este debate probablemente lo podríamos aplicar a todo el cine desde los Lumière. La verdad que ya sólo siento angustia cuando veo una película a las 6 de la mañana con el cuerpo destrozado… y no creo que se deba a la película en cuestión.

¿Y la típica película de “sustos” es de “miedo”? En lo que a “The Atticus Institute” corresponde hay que reconocerle que su capacidad para parecer veraz hace que la perturbación de sus personajes te cale, pero a este nihilista de pro no le vendáis una posesión como real porque se parte el tranchete.

Un saludo.

8. ene 20, 20:21 | Elchinodepelocrespo

Bien dicho, Bob.

9. ene 22, 00:25 | Kupuka

Me gustó la película muy bien logrado el efecto antaño, asusta y en cuanto al guión está genial.
The Babadook es cine del bueno, hecho en Australia y tiene los condimentos del buen cine de terror de las viejas pelis.

10. ene 23, 15:06 | Mr Zombie

Esta la deje pasar puesto que no me intereso lo mas minimo en su dia, pero leyendo la critica de Bob tal vez tenga que replantearmelo.

Buena critica y un saludo a todos.

11. ene 24, 19:15 | Lady Necrophage

Hola almas!!!

Efectivamente, junto con “Savageland”, “The atticus institute” es uno de los falsos documentales más solventes que he visto en mucho tiempo. Como bien dice la review, ayuda tanto su excelente plantel como el granulado siniestro de las imágenes de archivo o, en conjunto general, la oscuridad de su atmósfera verdaderamente conseguida. Algunos de sus momentos, sin poder tratarse de espectaculares, rezuman una maldad escalofriante, aunque yo soy de las que piensan que muchas veces la “simplicidad” es un arma mejor que el artificio mal utilizado. Es una pena que en cierto punto se abuse tanto de ciertos tópicoa que encaminen el tema en una dirección tan previsible y trillada. Pero bueno, me ha caído tan en gracia que tampoco puedo decir que estos malos usos la condenen ^^.

Personalemte, me encantan estos temas. Siempre me he preguntado: ¿cuando el ser humano habla de posesión, a qué quiere referirse realmente? ¿Simple desviación del comportamiento humano devenida de problemas psicológicos o traumas infantiles? ¿Manipulacion del subconsciente por parte de fuerzas realmente procedente de otro plano o vórtice, cuya verdadera dimensión y alcance estará siempre fuera de todo entendimiento ligado a la lógica? Estamos de acuerdo en que existen explicaciones para cierto tipo de comportamientos y desviaciones, en que la inmensa mayoría de casos de esta índole son montajes o fraudes. Pero siempre existira ese pequeñísimo porcentaje que presenta síntomas inexplicables a todas luces. Un psiquiatra puede pretender explicar la enajenación de una persona a raíz de leer demasiado acerca de un tema por ejemplo, dirá que su comportamiento es fruto de una obsesión. Pero jamás podrá encontrar explicación a un fenómeno como la xenoglosia por poner un ejemplo, que alguien sin conocimientos acerca de un idioma pueda construir frases de determinada complejidad sintáctica o conocer hechos ocultos de la vida de personas a las cuales no ha visto en la vida no dejan de ser hechos escalofriantes. Hay quien lo llaman locura,o en la religión demonios, nuestra ignorancia nos hace catalogarlo de acuerdo a nuestras propias ideas. Por eso me postulo del lado del agnosticismo, quizá sea la postura más sencilla y de sentido común ante estos casos. No dejo de ser una simple humana tan ignorante como el resto de compañeros de especie que me rodean. Como dijo Descartes: “Yo sólo sé, que no sé nada”

Un saludo!!! ^^

12. ene 24, 20:03 | Bob Rock

Lady Necrophage.- Resopla!! Amén!! Por fin hemos coincidido en una!!! Bien!!! Mira que yo soy muy nihilista con estas cosas, pero la película te da que pensar…

Mr. Zombie.- Dale una oportunidad, sin expectativas. Simplemente con ganas.

Un griposo abrazo!

13. ene 25, 12:10 | leavemealone

Efectiva peli de posesiones. Dentro del inmenso “stockage” de películas que hay de este tipo, The Atticus Institute es una de las mejores. Coincido con el resumen de la reseña en lo referente a lo “mejor” y lo “peor” de la película.
Otra cosa aparte: “The Babadook” está sobrevalora. Eso es cierto. Pero también creo que hay un empeño generalizado en devaluarla por no cumplir algunas expectativas en muchas personas. Decir que no es una película de terror me parece demasiado aventurado y erróneo. Por supuesto que es una película de terror.
Vamos, no sé qué concepto o criterio de terror tenéis algunos.

14. ene 26, 05:00 | Nelson

Aburridisima… Es verdad, resiste todo análisis cinéfilo… Malísima… Extremadamente decepcionado. Saludos.

15. ene 26, 19:47 | Bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 35/100

No solo con buenas actuaciones se puede salvar una película aburrida en la que no ocurre nada de mención hasta ese final chirriante por todos los costados (todavía estoy esperando su espectacularidad, Bob). Ni Fx digitales recordables ni de maquillaje deteriorantes y para ocultar las carencias, un poquito de gas que lo cubre todo. Chiste para Bob: si aunque sea, detrás de esas humaredas habrían aparecido los Sisters mi puntuación sería distinta. Fin del chiste. Resumiendo, bastante decepcionante.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

16. ene 26, 23:46 | Bob Rock

Nelson.- Siento la decepción, precisamente yo no esperaba nada…

Bafometh729.- Por espectacularidad me refería a efectista (mal uso de adjetivo por mi parte, la verdad). Sobre todo con respecto al transcurso de su arranque y parte central, que me siguen pareciendo soberbias… si por pasar fuese no habría ninguna peli de horror decente en la actualidad… al Eldritch no lo quiero ver yo ni en pintura, que aun recuerdo la gran decepción de Bcn… oye, me he hecho con un surtido de grupos oscuros nuevos… a ver que te parecen
Les Fleurs du Mal (vengaaa, estos te molan fijo)
Population (Mass Media Records)
Shadowhouse (Mass Media Records)
Silent Scream (igual se te hacen fuertecillos)
Underpass (Desire Records)
Rape Blossoms (belgas)
Sierpien (rusos)
Veil of light (creo que finlandés)…

He salido por momentos de mi vena punkrockera y eso es lo que hay… que por compartir no sea :)

17. jul 25, 19:51 | Knoxx

Pues a mi ni susto ni miedo ni na… lo de falso documental se supone que debe dar mas cague…. pero na de na.

La peli mola (spoiler) y la idea de usar a la poseída el centro de inteligencia o lo que sea es mas que curioso

18. ago 15, 08:40 | César

Esperaba que sea una “película más del montón” sobre posesiones y demás… pero me ha gustado el manejo de cámaras, el sonido, la puesta en escena, la “credibilidad” que reflejan los protagonistas… es decir, algo diferente a lo acostumbrado.

Lo único que me descuadró fue el final, pudo ser mejor sinceramente…

19. feb 1, 15:46 | Rubert Matos, Kimberly

He visto The Atticus Institute 2 veces, y realmente no me canso del filme. He de mencionar que el final… bueno es algo cansado. Pero bueno, es un filme buenisimo, me recuerda mucho a cuando lei el libro “El Corazon De Voltaire”, por aquello de que llega el momento donde no sabes si lo que esta sucediendo realmente paso o es ficcion. Deberian haber mas filmes como este.
Lo recomiendo una & mil veces mas.
Rya Kihlstedt tuvo una actuaccion excelente, se ve facil tener poco dialogo y solo hacer gestos/movimientos, pero eso es mucho mas dificil que aprenderse un dialogo de 300 paginas. Y los otros actores tambien, excelentes.
Es un filme inteligente.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.