Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Butterfly Room

The Butterfly Room

Cuando la mariposa se reconvierte en oruga…

The Butterfly Room

Ver ficha completa

  • Título original: The Butterfly Room
  • Nacionalidad: Italia | Año: 2012
  • Director: Jonathan Zarantonello
  • Guión: Jonathan Zarantonello, Paolo Guerrieri
  • Intérpretes: Barbara Steele, Julia Putnam, Heather Langenkamp
  • Argumento: Ann es una mujer reservada y solitaria que, un día, sucumbe ante los encantos de Alice, una pequeña de once años que no es tan inocente como parece.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

The butterfly room

Ann es una elegante y discreta dama que siente una desmesurada obsesión por las mariposas, tal es así que dedica parte importante de su tiempo al coleccionismo de estos insectos. Un día, conoce a Alice, una niña de once años que, mediante argucias, consigue crear un vínculo bastante fuerte de índole materno filial con Ann, la cual padece una carencia afectiva bastante importante a causa de ciertos errores que cometió en un pasado. Pero pronto, Ann se da cuenta de que la niña esconde algo más y, para su pesar, descubre que Alice es solo una mera pantomima, una vulgar embaucadora que se nutre de los honorarios recibidos por ofrecer su compañía a señoras de cierta edad, cuyos hijos “volaron del nido” hace tiempo.

La profundamente consternada y desengañada Ann, entabla contacto con Julie, la hija de una joven vecina que recientemente ha llegado al barrio. La niña comienza a sentirse profundamente intrigada por Ann y el arte de disecar mariposas, lo cual dará lugar a que surja entre ambas un estrecho vínculo que permitirá que Julie descubra la faceta más oscura de su nueva amiga…

El polifacético director, productor y guionista italiano Jonathan Zarantonello, más conocido como Gionata Zarandonello, con títulos en su haber de la talla de Medley: Brandelli di scuola (2000), la cual acaparó la atención de la productora estadounidense “Troma”, o la fálica y bizarra comedia Uncut (2003), cuya historia gira en torno al pene de un conocido actor porno italiano, nos presenta este intenso thriller aderezado con trazas de drama familiar, que cuenta con la presencia de la gran actriz de origen británico Barbara Steele, la cual saltó a la fama gracias a su papel protagonista en numerosas películas de terror italiano de la década de los 60. Debemos su descubrimiento al gran Mario Bava, quien le ofreció su primer papel en La máscara del demonio, lo cual constituiría el inicio de la prolífica carrera de esta reconocida reina del terror.

Según parece, el guión del film está basado en una novela del propio Zarantonello titulada “Alice Dalle 4 alle 5”, acerca de la cual no figura alusión alguna en la red y que, al parecer, dio lugar a un corto, con el título Alice, que hacia el año 2001 se hizo con el premio de la audiencia en el festival Los Angeles Italian Film Awars.

La cinta ha cosechado críticas bastante positivas por parte de publicaciones como Fangoria, en la cual se elogia de manera notable el trabajo de la Steele, o la webzine Ain´t It Cool News, que la eleva a la categoría de mejor film del año, dotada de una tan compleja narrativa como magistrales actuaciones. Asimismo, ha sido objeto de otras opiniones bastante menos favorables, algunas de las cuales han llegado a maltratarla con excesiva saña, llegando a señalarla como un drama plano y carente de sentido o una “defenestración” de la carrera de la Steele, cosa en la cual, una servidora no puede estar menos de acuerdo. Y es que, hay que saber valorar The Butterfly Room de forma objetiva, con la mente libre de prejuicios de ningún tipo y, sobre todo, tratando de no entrar al trapo en disquisiciones que nada tienen que ver con el visionado en cuestión. Si nos ceñimos a estos criterios, lograremos apreciarla, nada más y nada menos, como lo que es: 87 minutos del más apropiado entretenimiento, revestido de cierta calidad tanto visual como interpretativa o narrativa que, comparada con otras recientes producciones no tan maltratadas pero ostensiblemente peores en todos los aspectos (dícese The collection), resulta verdaderamente meritoria y notable.

El film gira en torno a un enraizado concepto inherente a la condición femenina: el instinto materno. Según palabras del novelista francés Alejandro Dumas (1802- 1870) “la maternidad es patrimonio de las mujeres”, una afirmación que pretende expresar la singular admiración de este conocido escritor por tan notoria cualidad, más recientemente calificada por el filósofo y teólogo Michael Schooyans como “una cualidad intrínseca a la identidad de la mujer”. Pero al margen de estas espléndidas reflexiones acerca de tan aclamado atributo, subyacen ciertos aspectos bastante más oscuros que pueden dar lugar a situaciones verdaderamente aflictivas. Tal es así cuando el lazo maternal entre una mujer y su hijo reviste inusitada fuerza, cosa que resulta verdaderamente dolorosa cuando existe distancia física entre ambos, en especial para la madre en cuestión, lo cual puede llegar a incidir en síntomas como: sentimiento de soledad, apatía y anhedonia o incapacidad de disfrute, entre otros. Es lo que se denomina “Síndrome del nido vacío”, enfermedad que suele afectar, sobre todo, a mujeres de cierta edad que, como he señalado anteriormente, experimentan este vacío cuando uno o más de sus hijos deciden abandonar el hogar.

Y ahí es donde entra Alice, una joven colegiala capaz de satisfacer, siempre a cambio de generosos donativos o suculentos souvenirs, la carencia de estas afligidas madres, que ven en ella al hijo “perdido” que tanto extrañan. La pérfida niña sabe aprovecharse bastante bien de ésta forma homóloga de prostitución, llegando a lucrarse a costa de la explotación de sí misma. Alice es un personaje bastante poco convencional que, a pesar de su condición infantil, resulta ambicioso a la par que despreciable.

Es en esta poco usual premisa y en la más que acertada elección de las dos actrices encargadas de encabezar el cartel, donde radica el principal atractivo de The Butterfly Room. Motivos de bastante peso para que la producción logre llegar al aprobado con creces.

En el papel de Alice tenemos a la cuasi debutante Julia Putnam. La joven llega a representar a la niña perfecta y repelente de una forma tan marcadamente histriónica que, inclusive, puede parecer sobreactuada y artificial en exceso. Es asombrosa la manera en la que esta prometedora actriz logra infundir odio e, inclusive, aversión hacia su persona, cumpliendo a la perfección, con las expectativas estipuladas a la hora de otorgar vida a este complejo personaje. De otro lado, su aspecto es idóneo para el papel, puesto que cuenta con unas facciones delicadas que le aportan el aspecto angelical requerido para tal propósito.

Pero, realmente, es la formidable y elegante presencia de Barbara Steele, la que consigue mantener el interés durante toda la proyección. Y es que la señora entre las señoras, demostrando con creces que sigue estando en forma y sin apenas despeinarse ni perder su sofisticación, nos brinda unos momentos verdaderamente memorables e irrepetibles. Para evitar sembrar la confusión a este respecto, cabe señalar la ausencia de sangre u otros componentes gore en la representación de estos episodios, cosa que tampoco se echa demasiado en falta, puesto que, por sí misma y sin faltar a la tónica habitual, Stelle está verdaderamente excepcional, imponente, llegando a resultar el principal reclamo en cuanto a la puesta en escena.

Por desgracia y como contrapartida a esta maravillosa muestra de exquisito talento, nos encontramos con un plantel bastante más mediocre que, a su vez, contrasta con la chabacanería circense de los personajes representados.

Tal es el caso de Julie (Erica Leehrsen), la pequeña vecina que se ve influenciada y atraída por Ann, representada con un aire artificioso y empalagoso hasta la extenuación. Bastante poco exitosa la inserción de innecesario personaje que, para colmo de males, es uno de los baluartes del film, cuya continua e inevitable presencia consigue que el interés decrezca de manera notable.

Igualmente, no cumple su propósito Heather Langenkamp (pesadilla en Elm Street, La nueva pesadilla). Verdaderamente forzada y sobreactuada esta mujer cuya inclusión, a nivel particular, me pareció un denodado error, una incoherente forma, por parte del director, de destrozar una obra que, a todas luces, podría haber optado a convertirse en una de las revelaciones en lo que va de año.

En lo concerniente al aspecto narrativo del film, destacar la elección del recurso del flashback en lugar de la típica acción lineal, sin anacronias o cambios de registro, que suele ser tónica general en la mayoría de producciones. Un recurso que aporta cierta nota de originalidad al film en cuestión aunque, no obstante, en ocasiones llega a resultar tedioso y repetitivo, consiguiendo que el ritmo decaiga en ciertas partes del metraje.

El atractivo que derrocha la obra a nivel estético, resulta igualmente formidable en todos los aspectos. Y es que, tanto la impecable fotografía como los magníficos decorados o los nada desdeñables efectos visuales, en los cuales participa nada menos que la espectacular Spark Digital Entertainment, aportan un extra al ya de por sí sugestivo conjunto, que viene a ser completado por un sugerente y debidamente colocado fondo sonoro que destaca, especialmente, en los momentos de mayor tensión.

En definitiva, una forma bastante interesante de pasar el rato y recrearse admirando el talento de esta pedazo de mujer que es Barbara Steele, esta señora con todas las letras que, una vez más, sorprende con su carisma y su buen hacer interpretativo. Sin llegar a ser una obra admirable, merece la pena ser vista solo por el buen sabor de boca de proporciona, lo cual no es poco en los tiempos que corren, en los cuales poder calificar una producción como entretenida puede resultar una auténtica odisea. Ni que decir tiene que la recomiendo.

Imágenes de la película

The butterfly room

The Butterfly Room

The Butterfly Room

Tráiler

Lo mejor: Barbara Steele, sin duda alguna...

Lo peor: Ciertas mediocridades en lo referente al plantel y el guión. Que pueda dar lugar a confusión y forjar unas expectativas mayores de las esperadas.

Vuestros comentarios

1. may 10, 22:08 | VERDUGO

Buena película, disfrutable sobretodo, como bien dices, por la figura de Barbara Steele y esos momentos de humor negro que protagoniza a lo largo del film.

Saludos!!

2. may 13, 20:13 | RedRum

Estoy de acuerdo, no es tan mala como la pintan pero también reconozco que no llevaba expectativa alguna (prácticamente eran nulas) y eso le favorecio mucho.
Es una cinta muy muy histriónica, todo llevado al límite xD y repleta de personajes muy caricaturizados.

Steele está soberbia, muy en plan a Bette Davis, mala pero mala, mala… pero a la vez entrañable. Y el puzle encaja bastante bien.
Yo la recomiendo.

3. may 15, 19:55 | Lady Necrophage

verdugo, gracias por la compañiaaaaaaa siempreeeeee!!!!!!!!! ;)

Redrum, Bueno, ya sabes que en relación a las cosas que se pueden ver últimamente, a mi me pareció de verdad meritoria, yo creo que lo es ya solo llegar al aprobado… Y sí, la Stelle está muy en plan “Que fue de baby Jane”, así que se podría considerar como un homenaje a otra de las reinas del terror ya consagrada: Bette Davis. Además son dos actrices espectaculares, tanto barbara stelle como Bete Davis.

un abrazo!!!

4. may 17, 13:49 | Mr Zombie

Señorita Lady necro, no puedo opinar sobre la peli, porque sinceramente aun no la he podido ver, pero me ha gustado su visión y análisis, por lo cual me apetece ver esta cinta y mas aun si sale Barbara Steele en ella.

Mis mas sinceras felicitaciones.

5. may 20, 21:58 | Lady Necrophage

Mr. Zombie, gracias compiiiiiiiiii!!! Un abrazo!!!

6. may 30, 21:57 | Mountain

No se ve el video.

7. may 31, 01:41 | Joan Lafulla

Muchas gracias Mountain. Arreglado :-)

8. oct 2, 08:43 | Bob Rock

Zeus.- No aceptamos comentarios ofensivos e infantiles.

9. oct 2, 14:12 | Mr Zombie

Zeus, deja ya de insultar a las personas y ciñete a tus comentarios sobre la pelicula.

De verdad es tan dificil pedir un poco de respeto?. Hay gente que parece que no sepa andar por la calle con civismo sin tener que enjuiciar a otros por que se creen superiores o vaya usted a saber porque.

Es que ademas no solo no te disculpas, sino vuelves a replicar con cinismo. A ver si ahora contestas una replica con educacion, si es posible.

Un saludo.

10. oct 2, 18:39 | Joan Lafulla

Pues eso Zeus… que este tipo de comentarios no los admitimos.
Saludos.

11. oct 3, 06:49 | Zeus

Pues no concuerdo con nada de lo que comenta o publica aquí, y qué?
Bueeeeeeno, mis disculpas públicas a la señorita ladynecrophage por insultarla en varios post.
Me comprometo a no volver a expresarme así, menos de ella.
Saludos a todos.

12. oct 3, 08:23 | Bob Rock

Zeus.- Pues no entiendo porque sigues entrando en la web. De todos modos, si vas a contestar así estupendo. El desacuerdo no exime de la educación.

Un saludo.

13. oct 3, 08:40 | Zeus

Entro porque no todas las demás publicaciones me parecen tan idas de olla. No crean que me ando leyendo lo que publica la dama en cuestión.
Saludos señor Bob.

14. oct 3, 12:47 | Bob Rock

Zeus.- Bueno, pues ya que has iniciado cierto debate de estos que me gustan: ¿En que sentido está ido de olla el asunto? Sobre todo en la parte que me corresponde, si puede ser, porque ya sabes que cada persona es un mundo y prefiero que esta conversación refiera a mis trabajos en la web (puedes disfrutar de mis gilipolleces a lo largo y ancho de cientos de reseñas).

Entonces, si te aportamos algo (aunque sea el disfrute de leer a idos de olla), ¿no crees que merecemos un poco de respeto? Al fin y al cabo, el odio también es una moneda de cambio.

Saludos señor Zeus.

15. oct 6, 08:46 | Zeus

Esta bien, cada persona puede ser un mundo. Podemos ver lo mismo desde distintos puntos de vista, el pero está en sus puntos de vista rebuscados o inventados con los que condimenta las reseñas aunque ni siquiera estén presente en la película en cuestión y es ahí cuando me pregunto dónde comprará lo que se ha fumao para escribir esto? Creo que a lo largo de mis post ha sido claro que me refiero a un personaje en particular, a la que evitaré seguir insultando (y leyendo). No quiero que parezca que discrepo y producto de ello decido acosarla. Tranquilos! No va por ahí la cosa, no suelo disculparme pero si lo he hecho es porque tengo que reconocer que se me ha ido la mano (y puede que la olla a mi también escribiendo varios post atrás), y bueno Bob, independientemente del aporte que hagan (o no) merecen el mismo respeto que cualquier otra persona.
Espero que nadie más se haya ofendido, por lo mismo este será el último post que no vaya enfocado netamente a una película.
Saludos señores.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.