Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Bye Bye Man

The Bye Bye Man

Slenderclon

The Bye Bye Man Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: The Bye Bye Man
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2017
  • Director: Stacy Title
  • Guión: Jonathan Penner
  • Intérpretes: Douglas Smith, Lucien Laviscount, Cressida Bonas
  • Argumento: Tres universitarios se mudan a una nueva casa cerca del campus donde acaban enredados en la maldición de un ser sobrenatural que se apodera de su cordura.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

 photo TBBM_Interior_zpsykb8a4ba.jpg

Cuando tres estudiantes universitarios se mudan a una vieja casa fuera del campus, sin querer liberan a una entidad sobrenatural conocida como “Bye Bye Man”, que se apodera de los que descubren su nombre. Ellos intentarán salvarse mientras al mismo tiempo mantienen la existencia de su atormentador en secreto para salvar a otros de la misma suerte.

No sé en qué punto, entre que conocí de la existencia de la norteamericana “The Bye Bye Man” y pude llegar a verla, que pensé estar frente a un slasher sobrenatural de pura cepa, uno que claramente iba enfocado al público post adolescente. Craso error, esta película dista mucho de las aventurillas del bueno de Freddy Krueger, pareciéndo antes una reinterpretación de “Candyman” o, si preferís la versión escrita, “The Forbidden” de Clive Barker. El paralelismo literario no termina aquí, pues la presente serie B, aunque con resultados varias letras inferiores, también está basada en un relato breve. De hecho, debía ser tan corto que alargar la historia hasta el formato largometraje ha resultado la peor decisión posible.

Cierto que “el hombre del adiós” tenía todas las papeletas para convertirse en una nueva, o más bien vieja, figura icónica dentro del cine de terror. No pintaba mal una entidad sobrenatural que se propagaba mediante su propio nombre y que desarrolla una violenta influencia mental sobre sus víctimas, torturando sus sentidos con engaños hasta llevarlos a la locura. He ahí el principio y final de las similitudes con el bueno de “Candyman”, pues el trasfondo del villano que hoy nos ocupa termina siendo bastante genérico, sobre todo si tenemos en cuenta que su nacimiento tiene lugar en la era “Slenderman”, falsa leyenda urbana de la que intenta sacar tajada de forma infructuosa. Por decirlo suavemente, causa más miedo un youtuber con una webcam y hasta una piedra lo supera en carisma.

La mentada figura central podría haber dado para una película sólida, no creo que original ni de calidad, de haber estado rodeado de una estructura narrativa y estética más cuidada. Pues “The Bye Bye Man” termina semejándose demasiado a un film televisivo de tercera, poniendo en fuera de juego el hecho de que la “Universal”, en horas bajas al parecer, se haya dignado a distribuirla. Incluso, llévenme los demonios, la apestosa “Boogeyman” me parece superior a esta piltrafa, ambas hermanadas en el hecho de haber recibido estrenos en salas comerciales de manera injusta. Ambas desprovistas de sorpresa alguna en sus arrebatos de falso terror, tan predecibles resultan.

Volviendo al tuétano de la obra: tanto sus actuaciones como fotografía, pasando por detalles nada menores como efectos especiales o banda sonora, rozan el insulto artístico. Mientras que la dirección se mantiene digna por los pelos, al fin y al cabo su directora es una veterana en la industria, el resto de elementos visuales invitan al llanto. No hablamos de ninguna súper producción, rondando su presupuesto siete millones de dólares, pero tampoco eso justifica uso efectos especiales por ordenador tan mal insertados, un medio ideal para evadirnos todavía más de la incoherente trama. Salvo el maquillaje del “hombre del Adiós”, y lo veréis poco en pantalla, los demás eventos pertenecientes al lado fantástico de la historia chirrían hasta límites depravados. Claro que no lo hacen tanto como su maldito, aberrante, insultante, infantil y repetitivo guión.

El responsable del mismo es Jonathan Penner, más conocido por su faceta de actor, precisamente a las órdenes de Stacy Title, la “mano maestra” tras esta “The Bye Bye Man”. Su adaptación del relato peca obviamente de alargarse en base a dar vueltas sobre las mismas ideas una y otra vez. Curiosamente se opta por este laberinto sin salida en lugar de explicar, siquiera un ápice, sobre la procedencia o motivaciones del principal antagonista. Se ofrecen un par de pinceladas sobre sus métodos y apariciones, pero jamás sabremos por qué va acompañado por un perro infernal, ni por qué ofrece monedas a sus víctimas o su presencia es preludiada por el sonido de una locomotora de tren.
¿Era un vagabundo dimensional? ¿Personal del ADIF o la correspondiente compañía ferroviaria de vuestro país? ¿No estaba muerto, estaba de parranda?

La principal teoría para esta ambigüedad forzadísima podría ser la intención de sus responsables por convertir esta castaña pilonga en una nueva saga para el público adolescente. No quiero ni imaginar el nivel mental, o la ilusión vana, de los productores para creerse semejante camelo.
O, lo más plausible, es que el relato se mantuviese cauto en cuanto a dar explicaciones detalladas sobre “el hombre del Adiós” con objeto de mantener cierta atmósfera de misterio. Y el guionista al cargo se haya hecho “popó” en los pantalones al intentar llevar la historia más allá. Obviamente lo que funciona sobre el papel no suele hacerlo en el medio audiovisual, y esta película supone un perfecto aviso para navegantes al respecto. ¿Acaso nadie se ha dado cuenta de la insistencia de todos los personajes secundarios por saber el nombre, maldición asegurada, del ente que perturba a nuestros personajes? ¡Qué pesados! De hecho, esta dirección argumental provoca momentos verdaderamente irracionales, pero es que la lógica no parece ser un bien común en el universo de “The Bye Bye Man”.

¿Qué hace ese personaje en medio de una carretera? ¿Por qué dejan libre de forma tan alegre a un implicado en varios asesinatos, por qué no parece mal chico? ¿Por qué nuestro protagonista, de extremado buen gusto musical según sus camisetas, se emperra en indagar en un pasado que no le descubre absolutamente nada? ¿Se presentaría tu hermano con su hija pequeña en tu casa, a horas intempestivas, con tal de coincidir con la visita del hombre del saco?

He destacado los elementos negativos de “The Bye Bye Man”, pero me he dejado uno de los peores para el final: ¡las actuaciones! Hacía tiempo que no veía personajes tan planos interpretados con tanta irregularidad. Ni Carrie-Anne Moss ni Faye Dunaway, alucina pepinillos con la trayectoria decadente de sus carreras, merece terminar sus días cinematográficos de esta manera, haciendo el payaso en pantalla. Pero no son ellas, u otros secundarios de “lujo”, como el mismo guionista, quienes hunden el panorama interpretativo. Los tres actores principales (Douglas Smith, Lucien Laviscount, Cressida Bonas) realzan el mundo de tópicos que es esta película con una desgana, ya os digo, propia de la serie B más infecta.

Nada más que añadir: se veía venir un bodrio de categoría, ¡pero no me esperaba semejante “categoría”! Es más, teniendo en cuenta que me creía frente a un slasher sobrenatural, había reducido mis ansias cinéfilas al máximo, y resulta que aun con las expectativas por los suelos he vuelto a ser defraudado como un votante más de esta falsa democracia regida por “bye bye men”. ¡Estamos jodidos!

Imágenes de la película

 photo TBBM_1_zpsfxc8sbfq.jpg
¡Pasajeros al tren!

 photo TBBM_2_zpskkqtj9zd.jpg
“¡¡Este escore es peor que un enema por la uretra!!”

 photo TBBM_3_zpsmd1t9caz.jpg
“Te voy a follar la mente, y lo sabes”

Lo mejor: Los juegos mentales del Bye Bye Man, les he encontrado hasta un punto gracioso. Las camisetas del protagonista.

Lo peor: Actuaciones, fotografía, banda sonora y efectos especiales dignos de un telefilme.

Vuestros comentarios

1. abr 1, 18:08 | dani3po

Recuerdo la escena del tren al principio de refilón una agente y yo pensando “joder cómo se parece a Carrie-Ann Moss; pero no, no puede ser”. Pues sí, sí que era.
Menos mal que el las series de Marvel/Netflix tiene un papel mucho más interesante en un producto de más calidad.

2. abr 7, 04:33 | paulcrosnier

Bueno por lo que veo este film es una decepción esperaba mas de él, una verdadera lastima, por que le tenía bastante ganas.

3. abr 24, 01:51 | Franco

Lo mejor? la imagen de Carrie Ann Moss … pesima historia, cursi y rebuscada . . .

4. abr 24, 10:39 | Manu

Madre mía, Bob! Qué película ésta, eh? Mira que no esperaba nada de ella, solo pasar la siesta, pero es que es menos todavía! En fin… Un saludo, os sigo leyendo!

5. abr 24, 12:35 | Bob Rock

Manu.- ¡Un abrazo compañero! A ver si te animas al comeback épico, se te echa de menos!

6. abr 29, 19:30 | Mr zombie

Uno de los pocos bodrios que he tenido ganas de atreverme y por supuesto he quedado arrepentido al instante. No puedo comentar en muchos films de los que se hacen criticas, porque no soy capaz de visionarlos. el hastio y las desganas son considerables. Solo disfruto de comedias ,´dramas o thrillers ocasionales, ya que de fantastico ni una o casi nada me parece salvable este primer trimestre del año.

Y el panorama presente y futuro no es nada halagueño. Todas las expectativas puestas en Alien Covenant y alguna suelta mas.

A seguir soportando series b mierderas…

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.