Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Canyon

The Canyon

Pongamos todo de nuestra parte para que las cosas salgan mal...

The Canyon

Ver ficha completa

  • Título original: The Canyon
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Richard Harrah
  • Guión: Steve Allrich
  • Intérpretes: Yvonne Strahovski, Will Patton, Eion Bailey
  • Argumento: Una pareja de jóvenes recién casados se ve atrapada en la inmensidad del Gran Cañón del Colorado.

54 |100

Estrellas: 3

Ya sea un ejército de aves intentando acabar con nosotros a picotazos (Los Pájaros, 1963), la actitud rencorosa y vengativa de la fauna de un bosque australiano (Largo fin de semana, 1978) o un extraño virus de origen vegetal que nos aboca al suicidio colectivo (El Incidente, 2008), lo cierto es que el cine de terror siempre ha sido un buen aliado de la madre naturaleza a la hora de devolvernos (como seres humanos) parte del daño y el deterioro que llevamos causándole durante cientos de años.

Sin embargo, los medios de autodefensa empleados por la naturaleza no siempre han sido tan sofisticados como los mencionados en el párrafo anterior. En muchas ocasiones no ha necesitado ni de plagas de carácter bíblico, ni de animales airados, ni de vegetales furiosos para preservar su propia integridad. Le ha bastado (y sobrado) con un único elemento a su favor: la desbordante estupidez del ser humano.

Lori y Nick son una joven pareja de recién casados que, en lugar de pasar la luna de miel en una isla paradisíaca y alojarse en un lujoso hotel rodeado de palmeras, campos de mini golf y buffets libres, deciden que es el momento oportuno en sus vidas para descubrir juntos, subidos a lomos de sendas mulas, la inmensidad del Cañón del Colorado.

No tardarán demasiado tiempo en arrepentirse de su decisión. Permisos burocráticos, un guía clandestino aficionado al alcohol y a contar batallitas de juventud, un terreno hostil siempre dispuesto a ponerles las cosas difíciles y una manada de lobos hambrientos que verán en nuestros protagonistas la promesa de un suculento banquete como hace tiempo que no han degustado.

Es habitual en el survival contar con la indolencia, la despreocupación o el descuido de los protagonistas para justificar, en cierto modo, el colocarlos en una determinada situación de peligro o el convertirlos en víctimas propicias de una determinada amenaza.
Por lo general es algo que aceptamos como parte del juego. Sin embargo debemos apreciar ciertos grados o niveles de negligencia. O para que nos entendamos: no es lo mismo tomar la decisión de bajar al interior de un gruta creyendo que no has sido el primero en hacerlo (The Descent, 2005), o plantarle cara a una pandilla de adolescentes que le faltan el respeto a tu chica (Eden Lake, 2008), que el cúmulo de errores y estupideces cometidas, una tras otra, por la pareja protagonista de The Cayon.

Estupidez Humana (Parte 1): No seré yo quien le ponga trabas a la idea supuestamente romántica de casarte a espaldas de la familia para, acto seguido, decidir pasar la luna de miel en el interior del Gran Cañón. Pero lo que está claro es que un poco de previsión tampoco les hubiera ido nada mal a nuestra parejita.

Bajar hasta las entrañas del Gran Cañón no parece que vaya a ser una tarea sencilla. Lógicamente existen controles, medidas de seguridad, unas normas que hay que cumplir y unos permisos que se deben adquirir en el momento preciso.

Los protagonistas de The Canyon ignoran por completo todo este tipo de cuestiones y se limitan a tirar por el camino más recto: ignorar todo el papeleo, todas las medidas de seguridad, y hacerse con los servicios de un guía clandestino… lo cual nos lleva, directamente al segundo punto del día.

Estupidez Humana (Parte 2): Ponerse en manos de un viejo guía clandestino, aficionado (muy aficionado) a la bebida, que asegura tener en su poder un par de permisos en regla. Por supuesto, a nuestra entrañable pareja protagonista en ningún momento se les ocurre pedirle al guía que les muestre el mencionado par de permisos.

Estupidez Humana (Parte 3): Las cosas se han puesto feas, muy feas. Y en un desesperado intento por lograr cobertura para el teléfono móvil, ambos deciden escalar un montaña sin tener ni puñetera idea de cómo hacerlo. ¿El resultado? Lo dejo a vuestra imaginación…

De todo este panorama descrito hasta el momento se deriva una consecuencia básica: en ningún momento nos creemos a los personajes. Y en esta ocasión no es un problema de los actores (en realidad, el rol de protagonista femenina desempeñado por Yvonne Strahovski, es uno de los aspectos más destacables de The Canyon), sino que se trata de un obstáculo derivado del guión. Los protagonistas de The Canyon llegan a tomar decisiones tan ilógicas, tan en contra de su propio beneficio o su propia seguridad, que cuesta muchísimo trabajo compartir su sufrimiento o ser partícipes de su dolor.

Otro de los problemas de The Canyon obecede a la incapacidad de Richard Harrah, su director, de mantener una intensidad regular durante toda la narración. De esta manera, junto a secuencias que Harrah resuelve de manera espléndida, dotándolas de unas meritorias dosis de intensidad y dramatismo (ver la secuencia del accidente que sufre uno de los protagonistas y las consecuencias inmediatas que se derivan del mismo), coexisten otras en las que la película pierde gran parte de su energía y empuje de manera alarmante (ver la secuencia del ataque de los lobos. Más que lobos hambrientos en busca de su presa, parecen tiernos corderitos extraviados buscando el camino de regreso a la granja).

En lado positivo, las bellísimas estampas de un, a su vez, desafiante Cañón del Colorado, y la actuación de Yvonne Strahovski en el papel de la desafortunada recién casada que en un momento dado se ve obligada a coger las riendas de la situación.

Por desgracia, Harrah no logra en ningún momento decantar la balanza a su favor; y si en algún instante está a punto de conseguirlo, la secuencia final de The Canyon acaba poniendo las cosas en su sitio. Lo que nos lleva a la Estupidez Humana (Parte 4… en esta ocasión cometida, no por los protagonistas de la película, sino por su guionista y director): El final de The Canyon es idéntico al final de una de las mejores películas de terror del 2007. Y no me estoy refiriendo a un final cualquiera… en absoluto. Me estoy refiriendo a uno de los finales más comentados y polémicos de los últimos años. Un final que The Canyon se limita a fusilar sin miramientos. Una auténtica lástima.

Lo mejor: ¿Por qué un aprobado justo? Sigue siendo un survival. Hombre contra naturaleza. Y sigo siendo un incondicional del subgénero.

Lo peor: Los protagonistas actúan, demasiado a menudo, de manera totalmente ilógica y en contra de sus propios intereses.

Vuestros comentarios

1. ene 25, 02:33 | MASP

Os propongo la siguiente tesis doctoral cinéfila “La Lógica Moderna Del Survival”.
No me digáis que no daría juego la cosa, eh?
Entiendo la frustración de nuestro amigo Joan. Por un lado si los protas de los films de terror actuaran con cierta lógica mucho me temo que nos quedaríamos sin la mitad de los films de los que ahora mismo disfrutamos, lo que igual haría subir la calidad del género unos cuantos enteros, a buen seguro. Así que bien mirado igual no habría mal que por bien no viniera.

Pero lo que no es admisible es que ni si quiera el mínimo de racionalidad exigible a cualquier persona que no parezca salida de la última edición de “Gran Hermano”, haga acto de presencia.

Una cosa es que la chica que oye ruidos en la casa opte “inteligentemente” por bajar al sótano “a ver qué pasa” por exigencias “slasheras” del guión y otra muy distinta es que los protas se comporten como un par de extras salidos de un film de la Troma en plan silvestre como esta pareja.

Hombre, no es que haga falta que sufran un proceso de transformación en plan “action-hero” a lo Bear Grylls cual último superviviente (aunque esta fórmula da muy buenos resultados en algunos survival llevados por la manos adecuadas), pero es que esta pareja protagonista tiene menos luces que una mina y casi uno “disfruta” con las putadillas que les acontecen.

Los protagonistas han de ser inteligentes porque los espectadores también lo somos y nos vamos a sentir identificados con ellos y con su sufrimiento (o al menos eso es lo que debería pretender un buen director de género para hacernos “sufrir” en la butaca) y si no, no hay tensión narrativa, ni ritmo, ni feeling ni nada. Y si a pesar de currárselo, los protas las pasan canutas, entonces la trama resulta creíble y emocionante, en caso contrario, surge el tedio y la desidia como ocurre con “The Canyon”.

En fin, buena fotografía, pero con esos parajes naturales, como para no hacerla.
Saludos ;)

2. ene 25, 02:55 | Elizabeth

Yo no analice tanto la pelicula, a mi me resultó entretenida.
Como bien dice MASP, si quitamos los actos ilogicos de las peliculas, me temo que estariamos viendo pocas, poquisismas peliculas por año.
Por otro lado, sostengo que el ser humano es mucho más estupido de lo que el cree, y que sometidos a ciertas situacines, la mayoría, dariamos lástima.

3. ene 25, 12:26 | Pliskeen

A priori, demasiada estupidez como para parecer una cinta mínimamente aceptable, no? Tampoco es que me llamara la atención, pero si a un entusiasta del terror no le convence, a mi probablemente menos (o alomejor sí, que todo es posible)

Creo que tengo pendiente mejores propuestas.

Saludos ;)

4. ene 25, 14:00 | Bob Rock

“Le ha bastado (y sobrado) con un único elemento a su favor: la desbordante estupidez del ser humano.”

Estoy de acuerdo con la necesidad de actos “ilógicos” ó “poco racionales” en pro de hacer avanzar un guión. Es más, a veces nos sorprendería ver lo que puede hacer un currito de a pie en situaciones de tensión (solo fijaos una noche en como intenta ligar el pringado ese de la esquina del bar)…pero, pero, pero….es tarea de un buen director y un buen guionista compensar las estupideces ó adornarlas con otros efectismos para que el espectador no sienta que lo que ocurre en pantalla sea fruto de la dejadez de los responsables de la película.

Tal como lo cuenta Joan, ni me acerco al cañón; prefiero paisajes más urbanos.

Un saludo

5. ene 26, 11:14 | juanky

hola buenos dias ayer decubri esta pagina y mencanta ,sobretodo el cine de terror segir asi un saludo

6. ene 26, 15:10 | Almas Oscuros

MASP, Elizabeth y Bob Rock – creo que todos aceptamos la existencia de comportamientos ilógicos, impruedentes, carentes de sentido común, etcétera… en aras a otorgarle viabilidad a un determinado guión. Es lo que yo he llamado en la reseña “… aceptarlo como parte del juego”

Cómo muy bien dice Elizabeth, si no consintiéramos estos actos ilógicos, pocas películas de terror veríamos al cabo del año.
Sin embargo creo que hay límites, y cuando estos límites se sobrepasan, la película se resiente.

En The Canyon, la pareja protagonista comete una serie de torpezas, desde el mismo inicio de la película, que podrían considerarse salvables. Es decir, que entrarían dentro de esa categoría de decisiones ilógicas que podemos llegar a aceptar.

Sin embargo, llega un momento en que la estupidez de esta pareja protagonista me molestó (la secuencia en la que escalan la montaña) y acabó interfiriendo en mi percepción de la película. Tuve esa sensación que comenta MASP de "se merecen todo lo que les ocurra".

Pero dicho todo esto, sigo considerando que The Canyon es una película recomendable para todos aquellos que disfruten habitualmente con el género de supervivencia. Yo soy un fan del género, y esa es la razón por la que le he otorgado un aprobado justito a pesar de sus muchos defectos (no únicamente las decisiones estúpidas de los protagonistas... a la película, en general, le falta intensidad).

Incluso estoy convencido de que mi puntuación hubiera sido más alta de no ser por su desastroso final

Saludos

7. ene 26, 15:22 | Almas Oscuros

Pliskeen – yo la salvaría, precisamente, por ser un fanático del survival. Y también por determinadas secuencias que disfrutan de un más que aceptable contenido dramático.

Juanky – gracias y bienvenido Juanky. Esparemos verte por aquí muy pronto.

saludos

8. feb 1, 10:14 | Giles

La película es bastante entretenida, pese a que las absurdas ocurrencias del protagonista masculino llegan a sacar de quicio.

De todos modos si no actuaran tan imprudentemente entonces no se crearían esas situaciones que, al fin y al cabo, se entrelazan para hacer una historia más o menos coherente. Vamos que si los protagonistas fueran astutos la película empezaría y acabaría a los pocos minutos en la secuencia del motel.

En cuanto al final de la película, encuentro que es muy acertado, pese a que se asemeja como bien señalas a otro título de género fantástico que prefiero no desvelar para no joder la sorpresa.

Por cierto la protagonista femenina está de vicio, y no lo digo solamente por ser fan de su serie. ¿Quién pudiera ser lobo para comérsela?

Saludos

9. feb 1, 10:21 | Almas Oscuras

Giles – para mí la historia pierde coherencia debido al grado de imprudencia que demuestran los protagonistas (sobre todo él).
Como ya he dicho antes, por regla general acepto estos comportamientos imprudentes en beneficio de la historia… pero hay límites. Y the Canyon, en mi opinión, sobrepasa esos límites.

El final me parece pésimo. No se asemeja… es idéntico a ese final al que nos estamos refiriendo (y que por supuesto tampoco voy a desvelar).

saludos

10. abr 18, 22:04 | Ramon

La película se deja ver…el lugar inhóspito y alejado daba para mucho más, pero los protagonistas son tan tontos que hasta llega un momento en que uno se alegraría si se los comen los lobos.

¿ De que otra forma se explica que sin tener idea de escalada suban por ese lugar y en la mitad la chica se cuelgue de un solo brazo intentando usar el teléfono (lo que desencadena un accidente de lo más previsible) en lugar de esperar llegar arriba ?

11. may 10, 06:27 | Nattyta

Creo que esta pelicual raya en la estupidez de los protagonistas.
Osea sin saber nada se aventuran en este viaje y con un señor que con suerte los habria salvado a los dos si no lo hubiera mordido la serpiente.

y con un final tan predecible, q antes que pasara mi novio dice ahora llega el helicoptero, quise matarlo; pero de verdad que es muy absurda la trama.

12. may 10, 12:11 | Almas Oscuras

Ramon y Nattyta – estoy totalmente de acuerdo con vuestros comentarios. Fue lo que más me molestó de The Canyon: que la estupidez de los protagonistas rayara lo insportable. El suyo pasa de ser un comportamiento imprudente, pero aceptable hasta cierto punto, a ser un comportamiento realmente estúpido que pierde toda credibilidad… sobre todo en la secuencia que apunta Ramon.

Y el final, además de ser precedible, es idéntico al de una genial película que adapta un relato de Stephen King.

saludos

13. may 26, 02:17 | vick cantoral

haha no creo que sea para tanto,ami me ha entretenido mucho y vamos cuantas peliculas con personajes tan estupidos ai? y aun los ai mas estupidos en otras como ‘kill theory’,ademas estamos viendo una pelicula,no un documental…es claro k todas las peliculas se ponen en situaciones que no pasan en la vida real..logico…xk freddy y jason no van a venir a matarnos =s,ami me gusta mmucho el survival,y creo que esta es entretenida,las ai peores vamos como x ejemplo:the crypt,kill theory,saludos haha y quien me recomiende peliculas buenas de survival se lo agradeceria ya k no conosko muchas,saluodos

14. may 17, 06:55 | Jairo Hodoy

Excelente filme

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.