Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Dead Room

The Dead Room

¿Quién es el espectro?

The Dead Room Review

Ver ficha completa

  • Título original: The Dead Room
  • Nacionalidad: Nueva Zelanda | Año: 2015
  • Director: Jason Stutter
  • Guión: Kevin Stevens, Jason Stutter
  • Intérpretes: ed Brophy, Jeffrey Thomas, Laura Petersen
  • Argumento: Dos parapsicólogos y una médium investigan una granja supuestamente encantada.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo TDR_Interior_zpscttxr91n.jpg

Dos científicos decididamente escépticos con respecto a la existencia de fuerzas sobrenaturales se adentran en una granja maldita en compañía de una joven y apetitosa psíquica. Pasada la primera y aterradora noche se confirma: ¡esta historia está basada en hechos reales!

Hay películas a las que les reclamamos una buena creación de ambiente para ponernos en situación, sobre todo cuando hablamos del terror, donde es imprescindible enredar al espectador en una atmósfera lúgubre para cambiar su estado de ánimo y hacerle creer vulnerable. Curiosamente, “The Dead Room” se pasa gran parte de su metraje siguiendo esta línea con seriedad palmaria, quizás hasta demasiado, pues sus ochenta minutos escasos se ven seccionados en dos mitades donde contrasta dolorosamente la primera: lenta y poco profunda, aunque eficaz en la parte visual que refiere a esa tan necesaria atmósfera.

Sin embargo, esta cinta neozelandesa, cuna de Peter Jackson y nacionalidad siempre sugerente cuando hablamos de nuestro género favorito, ya que su industria no podría estar más alejada de las imposiciones hollywoodienses, fracasa embaucando al espectador gracias a un tramo final donde quebranta de manera pueril sus propias normas. Además, vamos asistiendo a pequeños fallos que le restan esa magia necesaria para convertirse en una joya moderna del cine de casas encantadas, muy necesitado de un revulsivo que lo alce de la fórmula “Blumhouse”, la cual va demostrando claros síntomas de agotamiento.
Los agujeros de guion, tanto a nivel formal como conceptual, crean grieta tras grieta en el entramado argumental que nos presenta un ufano Jason Stutter, conocido por estos lares gracias a “Diagnosis: Death” (2011), una comedia de horror pequeña en todos los sentidos. Ayudado por Kevin Stevens, Jason firma un libreto al que le faltan varias noches más de análisis para alzarse con el favor del aficionado curtido, grupo al que me sumo.

Nos adentramos en los pantanosos derroteros de unos hechos reales, queda a discreción del público reírse de la veracidad de los resultados finales, que colocan a dos parapsicólogos y una médium, maldito cliché gótico que rechazo personalmente, en una granja deshabitada a causa de fenómenos paranormales. Ruidos, objetos que se mueven y una amenaza espiritual constantes. Sin movernos en ningún momento de la propiedad, seremos testigos de cómo estas tres personas, sujetos mal definidos y con poco que contar a mi juicio, van interaccionado con la entidad que posee la casa, hasta un final donde la historia intenta/atenta una vuelta a la tortilla, puro espectáculo de terror festivalero que nada tiene que ver con ese absorbente nudo perfectamente ambientado. Una forma tonta de desperdiciar el impecable trabajo de fotografía y dirección del que goza “The Dead Room”, quizás un fallo bienintencionado, por aquello de ofrecer esos fuegos de artificio que siempre se piden en los circuitos más superficiales.
Aunque, por otro lado, quede claro que la película no ofrece nada especialmente novedoso más allá de una valiosa lección de cómo sacar el máximo provecho a unas localizaciones diminutas y un presupuesto ínfimo – un millón de dólares –. Pero su guion no se salva por mucho que el sonido esté grabado con un nuevo método que te hace vibrar hasta las pelotas… la solidez de la historia, véase “It Follows” como fantasmal ejemplo reciente, es fundamental para divertir a los capullos al otro lado de la pantalla, y quien quiera que se una a esta corriente de pensamiento o que la derribe sin darse cuenta de que películas hay cientos de miles desde la creación de la linterna mágica: Seamos un poco críticos para que no nos tomen tanto el pelo…

Pondré tan sólo un ejemplo generalista de estas inconsistencias para evitar los incómodos destripes: La cinta nos presenta un caso paranormal con toda la flema posible, expuesto incluso con fuerte patina científica. Se aborda el encantamiento de una granja con un alto grado de realismo, caminando a la zaga de producciones maravillosas como “El Ente”, recomendada mil y una veces; la clave de la atmósfera radica en sugerir antes que mostrar, “The Dead Room” juega intensamente la carta de la invisibilidad de las energías de ultratumba. Entonces, ¿por qué diablos se va desmoronando esta premisa con la entrada en última instancia de otro tipo de penosa entidad?, ¿una delgada pared de yeso es lo que separa a la humanidad de su destrucción?, ¿por qué nadie se pregunta qué diablos ve la médium, la única que puede poner cara a los espíritus?, ¿por qué los poderes de las entidades sobrenaturales varían tanto acercándonos al final?, ¿por qué lanzar unas tijeras de podar a la cabeza de alguien es querer protegerlo?
Muchas preguntas absurdas contestadas con respuestas aún más absurdas, lo que unido a la poca capacidad de sorpresa de la cinta – pajaritos, ultrasonidos, lámparas menándose, gadgets que emiten ruido de estática, el viento ululante – se traduce en una experiencia poco destacable y, en parte, decepcionante gracias a un tráiler trepidante que nos puso los dientes largos. ¡Joder, el marketing moderno sí que es de ultratumba!

Tampoco los actores terminan por ayudar a este crisol inapetente. Tienen presencia, lo hacen bien, todo lo bien que pueden hacerlo con sus desvaídos papeles, pero no me acaban de parecer creíbles; especialmente Laura Petersen como médium. ¡Ah! Y de nuevo repito: ¡gótica! Claro, los poderes extrasensoriales siempre implican el gusto por la ropa negra, sin comentarios. Ahí está declamado sus diálogos para rellenar los entretiempos, de los que “The Dead Room” se ve plagada en sus primeros minutos. Todos los intérpretes son peleles para variar, por mucho que el elenco masculino haya paseado de forma secundaria por “El Señor de los Anillos”.

Eso sí, quiero insistir en que su capacidad para crear atmósfera, ¡con un solo pasillo!, roza por momentos lo notable. Solito, a oscuras y con un buen equipo de home cinema, algún tramo conseguirá encogeros el culo, cosa que no puede decir ninguna ganadora reciente de Sitges (¡ejem!, ¡puyita!, ¡ejem!). Sea como sea, si eres aficionado a las casas encantadas y a los fenómenos paranormales, un servidor lo es, disfrutarás de los aciertos de “The Dead Room”, te matarán sus tambaleantes cimientos. En general a la película le falta ese “algo”, y una mayor consistencia con su psicodélica conclusión, para abordarla con auténtica ilusión. Otra oportunidad perdida, y van muchísimas este año… Cuando veo las notas de otros compañeros y webs asignadas a películas de terror actuales, incapaz de emocionarme con nada, me pregunto si seré yo la oportunidad perdida. Supongo que tú tendrás la respuesta.

Imágenes de la película

 photo TDR_1_zpsd5ylqzwt.jpg

 photo TDR_2_zpshkvnwd5y.jpg

 photo TDR_3_zpsalhmu7kk.jpg

Lo mejor: Estupenda atmósfera y mucha seriedad, algo que no abunda.

Lo peor: Una primera mitad demasiado lenta y de poca profundidad. Un broche bastante lamentable.

Vuestros comentarios

1. abr 15, 10:51 | Andrómeda

Emm… el trailer es el de Liza, the fairy fox :S

2. abr 15, 17:10 | Bob Rock

Andrómeda.- Corregido! Muchas gracias, como siempre tan atenta y amable. ¡Un fortísimo abrazo!

3. abr 17, 11:01 | UPIRI

La primera mitad me gusto, con sus limitaciones. Vaya pedazo pasillo tenia la choza del bosque!

No me parecio lenta, creo que el ritmo es el adecuado para este tipo de historias.

Pero al final, al carajo todo. Pasas de la mansion Belasco a la de 13 fantasmas.

Yo la recomiendo.

4. abr 20, 15:22 | Omar

Esta crítica me hizo reir mucho. Muy acertada para este “engendrito” (de cariño) de pelicula.

Es un filme muy honesto que se apalanca de todos los clichés que encuentra, no hay congruencia en las cosas. Las mismas preguntas que escribiste tambien me las hice y mi respuesta solo fue una sonora risa.

Lo peor de lo peor a mi juicio, son sus protagonistas con actuaciones de telenovela, y gestos de cartón. Personajes planos y que no interesaban a nadie…. SI bien lo mejor fue la chica, por linda, tambien va en el paquete por su vacía aportación.

Aún con todos sus fallos, este terror tan tan tan.. “familiar” me divirtió, agradezco su concreta y bien atinada duración…
Ideal para pasar el rato matando algunas neuronas.

le daría 2/5 stars!

5. abr 21, 12:55 | Bob Rock

Omar.- ¡Ja ja ja ja! Y creía que el riguroso con las notas era yo. De acuerdo con tu análisis, aunque creo que a mí me gustó menos y le he dado más puntuación! Casi ya ni me acuerdo de la película!

Un abrazo!

6. abr 21, 13:05 | Vael

A mi me entretuvo esa primera hora, eso si, el final es horrible… Una pena.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.