Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Funhouse Massacre

The Funhouse Massacre

La feria del tío Roberto

The Funhouse Massacre

Ver ficha completa

  • Título original: The Funhouse Massacre
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2015
  • Director: Andy Palmer
  • Guión: Ben Begley
  • Intérpretes: Robert Englund, Jere Burns, Scottie Thompson
  • Argumento: Seis terribles psicópatas escapan de una institución psiquiátrica para sembrar el terror en una atracción temática de Halloween.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo TFM_Interior_zpsyhxcdqv8.jpg

Seis sicópatas escapan del centro donde estaban internados. Cerca del manicomio tiene lugar una de las mayores fiestas de Halloween de todo Estados Unidos; una casa del terror gigantesca cuyas atracciones están basadas en los crímenes cometidos por esos seis asesinos. ¿Dónde creéis que terminarán nuestros terribles y esquizofrénicos criminales?

“The Funhouse Massacre” no podría empezar mejor; con un Robert Englund en plena forma, a pesar de su edad, y rodeado por seis asesinos en serie de lo más pintorescos, firmemente basados en figuras icónicas de la crónica negra, tanto real como mítica, de la humanidad: el cocinero caníbal, el payaso macabro, el dentista chiflado, el taxidermista sangriento, la muñeca psicótica y el líder de la secta.
Diez minutos donde el cameo de Englund, que ya no sale en todo el metraje, se erige como el complemento perfecto para un arranque con gancho, muy superior a lo que un servidor se temía. ¿*Slasher de bajo presupuesto*, con actores desconocidos, un tráiler lleno de clichés y unos responsables – Ben Begley como escritor y Andy Palmer ejerciendo de director – cuyo mayor logro es esta película? El proyecto pintaba poco interesante sobre el papel, pero hace tiempo que he dejado de pedirle originalidad a un slasher, simplemente algo de “chicha”. En este caso, la caterva de asesinos reclamando para sí todos los tópicos del cine de terror eran lo que más pereza me daba. Sin embargo, Palmer y Begley han demostrado que con poco dinero se puede crear una película entretenida que, en pleno verano, acompaña perfectamente una tarde de domingo, pero que, dada su temática, se presenta estupenda para rellenar un hueco de programación en Halloween. Llena de asesinatos, chascarrillos y un humor netamente adolescente, exige muy poco al espectador, el cual sólo tiene que preocuparse de seguir la matanza que sucede en pantalla. Nada de personajes complejos, nada de historias llenas de tormento, algo tan superficial y trillado como un helado de chocolate.

Una vez superada la presentación de los asesinos en boca de Englund, mero reclamo facilón, y su huida de la roñosa institución psiquiátrica donde permanecen encerrados, toca conocer a sus némesis, las típicas víctimas que no lo son tanto y cuyo encefalograma nos hace dudar si están realmente vivos o no. Paralelamente contaremos con la no menos típica pareja de policías, él un personaje estúpido infantiloide digno de aparecer en “Scary Movie” y ella una dura agente cuyo pasado tiene que ver con uno de los asesinos, ¡toma originalidad!
Increíblemente, la presentación de estos personajes no se me hizo tediosa. Quizás porque de forma simultánea, aportando un agradecido ritmo narrativo, vemos como los psicópatas de marras se adueñan de la casa del terror para preparar su regreso entre la sociedad por todo lo alto. Llegados a este punto ya asoma el hocico una faceta de “The Funhouse Massacre” que termina por convertirla en una experiencia intrascendente: su humor pueril.

A medida que avanza el metraje, este humor, que durante sus primeros compases se presentaba más negro y sutil, acaba convirtiéndose en algo cansino y demasiado infantil como para hacer gracia, por no hablar de la forma en que agua la ambientación, lograda con bastante acierto en lo que a una casa de los horrores se refiere. Algunas de mis películas de terror favoritas tienen un componente cómico muy exacerbado, no soy un detractor de la comedia de horror, pero aquí se alcanzan unas cotas excesivas. Supongo que, como el resto de la película, se trata de un homenaje a la corriente que corrompió el slasher a finales de los ochentas, pero la dosis está mal medida y, además, no resulta especialmente graciosa.

La culpa de que la comedia no funcione no sólo es parte del guión, donde los chistes brillan por la ausencia de mala uva, también tienen algo que decir los actores. Desaprovechados algunos, especialmente hiriente es el caso del eterno secundario Clint Howard (“Ice Cream Man”), o directamente inútiles en el caso de los más jóvenes. Llevándose la palma la intérprete del trasunto de Harley Quinn, incluso apellidada igual, que sólo se lleva cuota de pantalla gracias a sus pechugas y la obsesión del guionista hacia el personaje de DC. Lo que en un principio podríamos perdonar como característica del slasher prototípico, las actuaciones penosas, termina por convertirse en un serio hándicap debido a los diálogos humorísticos que son obligados a declamar. ¿Chistes a costa de “Machete? El primero es gracioso, a partir de la media docena uno preferiría que “The Funhouse Massacre” hubiese tomado otros derroteros.

Con respecto a los elementos técnicos tenemos que agradecer un gore artesano bastante abundante, las localizaciones están llenas de detalles macabros que se transforman en el mejor empuje para terminar de ver la película. Una pena que la música, apartado que actualmente suele funcionar bien en las cintas de bajo presupuesto, aquí se convierta en algo estridente capaz de sacar de contexto al espectador más estoico. Poco inspirada, la banda sonora agudiza esa sensación de ridículo tan molesta de la que os hablaba. Quizás hubiese sido mejor dirigir “The Funhouse Massacre” hacia la parodia absoluta, haberla convertido en un “slapstick”, concepto del que se aleja mucho a pesar de las ingentes cantidades de cadáveres que pueblan el metraje.

Resumiendo, tal y como anda el cine de género no podemos negar que la cinta de Andy Palmer sale bien parada si somos condescendientes con su espíritu adolescente. Entretiene durante su hora y media de duración y ofrece lo que el público norteamericano busca en la festividad de Halloween: sangre, gritos, tonterías varias y un par de pechitos gratuitos. Si alguien quiere ver algo de calidad, un slasher vibrante, tendrá que esperar a otra cita. O mejor, buscar entre las viejas exponentes del subgénero, porque “The Funhouse Massacre” continúa la senda de 2016: cine de terror intrascendente hundido en sus diferentes clichés.

Imágenes de la película

 photo TFM_1_zpswdipeqrb.jpg

 photo TFM_2_zpsvn03i8zs.jpg

 photo TFM_3_zpskx0tywfp.jpg

Lo mejor: Tiene toda la sangre, violencia, asesinos ingeniosos y víctimas estúpidas que necesita cualquier slasher que se precie.

Lo peor: Podemos obviar a los pésimos actores y la música ortopédica, pero no un humor que termina por convertir la película en algo ridículo.

Vuestros comentarios

1. jun 27, 09:37 | Joe King

Aun sin ver esta pelicula ni aventurarme a pronunciar la palabra “plagio”, había un episodio de American Dad con la misma premisa

2. jun 27, 13:24 | Bob Rock

Joe King.- ¡Ostras sí! Un especial de Halloween de no hace muchas temporadas, donde Stan montaba una casa embrujada. Bastante mejor ese capítulo que esta película, pero ya digo que se puede ver para un rato tonto.

3. jun 27, 16:39 | dani3po

Me recordó por su temática a aquel FF “The Houses October Built”, y también a “The Scarehouse”, aunque me gustó menos que estas dos. Como dice el artículo, demasiado humor (o intento de humor, más bien) y tramas ridículas con algunos personajes. Y como casi siempre, Robert Englund bien presente en la carátula pero luego aparece diez minutos. ¿Tan caro sale este hombre?

4. jun 27, 21:15 | Ch

Lo que hasta mitad de pelicula parecia que iba a ser una orgia de tripas y rojo al ritmo de un buen rock duro, termino siendo un cumpleaños de quince con musica de misa dominguera.
No me aburrio pero me decepciono bastante porque todo encajaba para hacer algo muy divertido y bizarresco.

5. jul 9, 00:24 | Varón Dandy

Pues ya de querer ver algo de este tipo, y pese a estar “peor hecha”, yo recomendaría mucho más Scare Zone.

6. ago 31, 13:03 | mapans

Menuda castaña de película.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.