Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Greasy Strangler

The Greasy Strangler

Genitales a mansalva

The Greasy Strangler Poster

Ver ficha completa

  • Título original: The Greasy Strangler
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Jim Hosking
  • Guión: Toby Harvard, Jim Hosking
  • Intérpretes: Michael St. Michaels, Sky Elobar, Elizabeth De Razzo
  • Argumento: Padre e hijo conviven en un submundo de ecos disco, donde un estrangulador grasiento es el menor de sus problemas.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo TGS_Interior_zpsmuptp5lc.jpg

Padre e hijo viven una extraña relación obsesiva/compulsiva marcada por los recorridos turístico que realizan a la parte disco de Los Ángeles y la presencia de un estrangulador, el cual acaba con sus víctimas mientras está envuelto en grasa. Sustancia a la que el padre, Big Ronnie, parece extrañamente adicto. Todo es idílico en este submundo del ridículo hasta que una mujer muy activa sexualmente se interpone entre ellos. Desatando una batalla por su amor carente de lógica alguna.

Lo mires por donde lo mires “The Greasy Strangler” va de genitales. Los asesinatos, la frustración, la grasa y la música disco son sólo el telón de fondo de una guerra genital que tal vez hubiese tenido más gracia en formato capitular. Porque hora y media de un chiste circular, mero intento de empujar la grosería de forma forzada por la garganta del espectador, resulta agotadora tal y como está expuesta por Jim Hosking como director y Toby Harvard como guionista. Nadie les puede negar el atrevimiento y el colorido del que hacen gala después de su soso cortometraje en “ABC’s of Death 2” (“G is for Grandad”).
Si hablamos de originalidad tenemos que destacar que “The Greasy Strangler” no se puede comparar con nada visto dentro del cine fantástico estadunidense, no así en televisión. Pues a ningún españolito de pie se le escapará el “post humor” tipo “chanante” del que se apropian en su primer largometraje, auspiciado por un grupo de productores entre los que se cuenta el mismísimo Elijah Wood. Es decir, hablo de la repetición constantes y las situaciones absurdas como leitmotiv, el magro alimento una historia difusa como medio para ofrecer el mismo gag de forma continuada. A saber, la desnudez de sujetos ofensivos a la vista – ¡Ojo, siempre desde el prisma educacional de mierda que nos ha inculcado la sociedad occidental desde el parvulario! – recitando con toda la energía del mundo unos diálogos que no van a ninguna parte.

¿Esperaba más de “The Greasy Strangler”? Sí, pues el esfuerzo realizado constantemente por ser transgresora queda en algo bastante inocente y tedioso. Funciona mucho mejor como simple tráiler que como una película al uso, por aquello de forzar las situaciones sin cimentarlas sobre alguna trama real. Porque todo eso del estrangulador cubierto de grasa sigue siendo una mera excusa para mostrar genitales perversos: Un pubis femenino frondoso cual bosque; un miembro viril ya envejecido y con forma de zanahoria; un micro pene que ni se siente ni se padece. Un auténtico delirio de prótesis, de las que debo alabar su realización artesanal, que termina siendo una maratón del mismo gag extraído de “Family Guy” en formato bucle.

Nada que alegar en contra de la dirección artística, muy acertada con una banda sonora que refleja fielmente el universo surrealista donde se encierra “The Greasy Strangler”. Tampoco en contra de sus actores: inusualmente entregados, siempre en situaciones comprometidas aunque de nuevo gratuitamente grotescas. No me malinterpretéis, me encantan las bromas escatológicas y el humor infantil u ofensivo, con todos los problemas que ello me ha acarreado a lo largo de la vida, pero no he podido sentirme participe del enarbolado por un carismático Michael St. Michaels (“Big Ronnie”), Sky Elobar (“Big Brayden”) y Elizabeth De Razzo (“Janet”). Los tres vértices de un triángulo amoroso marcado por el abuso de Big Ronnie, el del pene zanahoria, sobre Big Brayde, “mini polla” para los amigos. Si existe algún tipo de evolución en la relación entre los tres ha pasado desapercibida entre los escasos, pero agradecidos, momentos virulentos. Pequeños destellos de rabia como pueden ser una cabeza aplastada como si fuera de papel maché o unos globos oculares saltando de sus cuencas directamente a una sartén. Pero la película no va de eso, ya os lo he dicho, va de genitales y, tangencialmente, de la obsesión de Big Ronnie por comer grasa.
Lo que nos lleva a un final que, dentro de su absurdo, parece extrañamente coherente dentro del submundo de gilipollez que rodea a estos personajes. Aunque si lo tuviese que sintetizar diría que la conclusión de la historia fue la primera idea que les pasó por la cabeza a sus creadores durante una noche de copas.

Quizás uno de los problemas de “The Greasy Strangler” sea el uso tan restrictivo que hace de sus personajes secundarios, gente que pasaba por allí y siguen esa línea “chanante” que funciona durante un sketch de tres minutos. Por otro lado, los intérpretes de estos irrelevantes secundarios dudo que hayan sido contratados por su talento y no por su físico “curioso”.
O quizás el problema sea que un espectador capaz de asumir la anormalidad como normalidad y viceversa, como es mi caso, no resulte muy impactado con el ir y venir de adultos infantiloides o las palabras procaces sobre lluvias de esperma. Algunos estamos demasiado “tarados” como para no ver cuando estos elementos repulsivos son únicamente usados como reclamo de atención gratuita, sin ningún tipo de sustancia detrás. ¡Somos tan radicales!
A eso lo llamo pedantería.

Únicamente la recomendaría por ese tono tan distinto a lo que solemos ver dentro del cine fantástico estadunidense. Aunque se le empieza a ver el plumero a estas corrientes modernistas que adoran a la ”Troma” sin saber separar el grano de la paja. ¿Terror? Nada. ¿Humor? Va a encontrar pocos adeptos dada la gran calidad de otros productos actuales, igual de absurdos pero mucho mejor construidos, por ejemplo “Rick y Morty”.
A mí “The Greasy Strangler” únicamente me ha recordado que el olor de la calabaza ligeramente pasada es clavado al del semen. Y eso no es pedantería, es la puta verdad.

Imágenes de la película

 photo TGS_1_zpszegc22g9.jpg

 photo TGS_2_zpsjlh5879s.jpg

 photo TGS_3_zpshjcravdq.jpg

Lo mejor: La hipnótica y mongólica banda sonora.

Lo peor: Reincidir en la misma broma: mostrar los genitales protésicos de los protagonistas. "Mu" cansino.

Vuestros comentarios

1. ene 27, 20:23 | Jorge from Chile

La tenía en lista justamente por la info proporcionada en esta web que amo. Saludos desde Chile amigos de AlmasOscuras. Debo ser honesto y decir que hasta el día de hoy no he sido capaz de visionarla completamente ya que me agota. También esperaba mucho más de ésta peli que fue una gran decepción, como pasa con muchas pelis.

vienen en camino:

• The Eyes of my Mother
• The Girl with All the Gifts
• Seoul Station
ELLE
• The Mind’s Eye

Saludos y cariños a todo el equipo.

2. ene 27, 20:50 | AZOTE

Vi un trailer hace tiempo y ya entonces sabía que no la vería ni aunque me pagaran por ello hamijos.

3. ene 28, 13:13 | David

Jorge,

vienen en camino:

Te comento las 2 que he visto hasta el momento de esa lista

• The Girl with All the Gifts —> Muy buena, fuera de las tipicas peliculas de zombies, te la recomiendo. Te gustara
ELLE —> A mi no me gusto, me resulto lenta y aburrida

Me apunto el resto, sobre todo la primera después de ver la del Train to Busan creo que puede estar interesante.

• Seoul Station
• The Eyes of my Mother
• The Mind’s Eye

Saludos tambien desde Chile :-D

4. ene 28, 15:28 | David

Jorge,

Acabo de terminar Seoul Train, tambien me ha gustado. Se puede decir que es la precuela de Train to Busan (no se si la has visto, pero si no la has visto aun no te la pierdas en Chile la han titulado si no me equivoco “Estacion Zombie”) , aunque esta, Seoul Station esta mas pegada a un estilo clasico de una pelicula Z no esta mal del todo.

Con esta pelicula te pones en situacion y entiendes como empezo todo antes que Train to Busan

5. ene 29, 04:57 | Andromeda

Cuando llegué, penosa y esforzadamente, al diálogo de las papas fritas canté “BASTA PARA MI!!!”
La quité, la borré, vacíe la papelera, pasé el antivirus y aún así y por las dudas formateé el disco rígido… Nunca se puede ser demasiado prevenido.

6. ene 30, 10:34 | Xavi

Para mí es una película de culto. Merece su visionado. Y la recomiendo a los que les apasiona el mundo freaks. No me pareció excesiva en su mal gusto y me reí bastante. A destacar el carisma del dúo protagonista.

7. ene 30, 19:29 | zombie bastardo

Buena película, al menos diferente , irreverente y la música es algo que compagina muy bien con la sin razón y locura de los personajes, no es un cine para cualquiera, coincido con que es un estilo troma que como repito no es para el personal regular que ve solo algunos estilos de películas.

8. feb 2, 20:55 | Mr Zombie

Muy buena esta review de Bob, lo ha clavado con las palabras precisas. Es un bucle del mismo gag y aunque al principio mola, luego se hace cansina y banal.

Las escenas gore acaban siendo mas divertidas que las de las falsas protesis, pero son tan pocas que se desvanece pronto la sensacion de pensar que es una pelicula gamberra, simplemente un intento suave y poco transgesor de hacer una peli irreverente.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.