Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Offering

The Offering

Macedonia sobrenatural

The Offering Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: The Offering
  • Nacionalidad: Singapur, Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Kelvin Tong
  • Guión: Kelvin Tong
  • Intérpretes: Matthew Settle, Elizabeth Rice, Pamelyn Chee
  • Argumento: Una periodista viaja hasta Singapur porque su hermana se ha suicidado. En ese punto, en un punto, en algún punto… todo se va de madre con el demonio de por medio.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 1.5/5

 photo Offering_Interior_zpsr5f8y1tz.jpg

Una periodista made in USA viaja a Singapur porque su hermana, enfermita de Huntington, se ha suicidado dejando a una hija fea y huérfana como ella sola. Investigando, investigando, parece que una conspiración del Infierno está teniendo lugar en la Tierra. ¿Cómo? ¡Sí, hija sí! Leviatán va a levantar otra vez la Torre de Babel gracias al código binario, nuevo lenguaje universal que cabrea Dios. Por suerte, un par de curas, algo resabidos en exorcismos, se dedican a investigar un ataque virtual contra una web de una parroquia, obvio signo de la llegada del Anticristo, Donald Trump para los amigos. Esta investigación llegará a vincularles con la periodista, que, a su vez, va desentrañando un extraño pacto con el diablo, ese engendro de pelo pajizo, vinculado al pasado de la casa de su hermana y a una secuencia de asesinatos/resurrecciones más complicada que un modelo de Cox de riesgo proporcional. Por cierto: un pasado al que se tiene acceso a través de un telescopio maldito custodiado por un traje de buzo con vida propia. ¿Cómo os habéis quedado? Mejor que después de echar un leviatán por el retrete, ¿verdad?

Voy a intentar ser breve porque “The Offering”, también conocida por el nombre de “The faith of Anna Waters”, merece la no existencia nietzscheana. Ni tan siquiera se salva de manera anti didáctica por sintetizar en hora y media los males endémicos del peor cine de terror sobrenatural que se manufactura actualmente para el mercado doméstico, ni siquiera por convertirse en adalid de una nueva forma de “explotación”, la que bebe de los éxitos de la productora “Blumhouse”, la cual, para más inri ya lleva un par de años copiándose a sí misma. ¡Liberad a la oveja Dolly!

¿Queréis un confuso popurrí de conceptos mil y una veces vistos en el cine de fantasmas? Si os parece poco, ¿queréis ver las influencias residuales del cine de terror nipón regurgitadas a través de una copia barata de “El Exorcista”? ¿Buscáis una banda sonora, plagada de violines, que imita descaradamente a la de “Insidious”? A lo mejor disfrutáis con el mareo, entonces: ¿os gustaría que os zarandeasen la cabeza como si fuera un zumo de fruta mientras dais vueltas en un tío vivo? Precisamente, porque es la misma confusión llena de nauseas que os va a provocar la película de Kelvin Tong, director singapurense que, sin saber muy bien como, ha conseguido un buen pellizco de dólares norteamericanos para su particular visión de las ¿posesiones/fantasmas/demonios? Englobo todos estos conceptos entre interrogantes porque no creo que ni su creador sepa qué narices quería contar al respetable. Singapur, tierra de excelentes drogas.

Ctrl–C y Ctrl–V de “Stigmata”, “The Conjuring”, “Paranormal Activity”, “The Forest” y similares, Tong va construyendo su pequeño aborto con un ritmo endiablado, una dirección deficitaria y una edición que deja a Claudio Fragasso a la altura de un Leonardo Da Vinci moderno. Una sucesión endeble de fantasmas de niños, apariciones del pasado, suicidios grabados con webcam, exorcismos “vocoder” y cabezas giratorias, advertencias encerradas en anagramas mongoloides, objetos que se mueven solos, resucitadas correteando por el techo… De verdad, ni siquiera el elemento tecnológico tiene valor narrativo, otro mero adorno que cobrará sentido sólo dentro de la atestada cabeza de Tong. Y es que resulta complicado seguir la acción gracias a la inexistencia de un flujo temporal lógico: los personajes se trasladan largas distancias en apenas unos segundos. Un servidor optó por prestar más atención al tamaño de sus testículos antes que una patraña de semejantes dimensiones.

Quizás llegados a este punto alguien podría pensar que “The Offering” merece ser visionada por tratarse de una “caspa movie” en toda regla. Pues no, señores. Aunque me he reído de lo lindo con ciertas escenas, lo hice más por desesperación que otra cosa. Es imposible soportar tantas incongruencias lanzadas a pantalla con la mayor seriedad de la industria. Por ejemplo, siendo las apariciones fantasmales constantes, ningún personaje reacciona con terror genuino a unos fenómenos paranormales que a cualquier persona de a pie le pondrían los huevos de corbata. A lo mejor como hay tantas apariciones y sucesos ominosos los personajes han terminado por asumirlo como el pan de cada día. Quizás un mono borracho estuviese limpiándose las cacas con el guion.

Y aunque “The Offering” cuenta con un presupuesto relativamente holgado, así lo demuestran bastantes actores secundarios y una Singapur siempre dispuesta a llenarse de efectos por ordenador; los resultados técnicos son lo más formulaico y mediocre que he visto en mucho tiempo. La fotografía tiene esa patina común que infecta el directo a VOD actual, no es mala, pero después de ver recientemente “The Witch” casi me arden las retinas ante imágenes tan vulgares. Afortunadamente tenemos un nivel increíble entre el plantel de actores, magos de la interpretación, genios capaces de hacernos olvidar las penurias de la vida…. No, ni de coña. Los actores son igualmente penosos, una pesadez verlos envueltos entre gilipolleces de ultratumba, el infierno o vaya usted a saber dónde. Se salva por los pelos Elizabeth Rice (“From Within”), la muchachica protagonista. Claro que, como me he convertido en un viejo verde, quizás busque evitar su quema debido a sus apetitosas curvas. ¡Sátiro!

Y aquí lo dejamos. Me provoca tremendo morbo el que algunos de vosotros penséis que tanto vitriolo hay que comprobarlo por uno mismo. Bien, eso demuestra criterio y personalidad, ¡genial! Saliros de la masa de encefalograma plano, de la que me erijo portavoz, os supondrá, ante vuestras exclamaciones repudiando a “The Offering”, un sonoro: “¡OS LO DIJE!”.

Imágenes de la película

 photo Offering_1_zps4bq77dxe.jpg

 photo Offering_2_zpsumv2oeuh.jpg

 photo Offering_3_zpslxxd96lb.jpg

Lo mejor: Como mezcla todos los tópicos y conceptos del cine de fantasmas, demonios y posesiones de la última década, pues sirve de resumen para los iniciados.

Lo peor: Tal grado de confusión que ni Stephen Hawking podría desentrañar el argumento.

Vuestros comentarios

1. may 21, 10:34 | Mr Zombie

La pelicula es terrible, que falta de ideas y de ganas y que 2016 llevamos de decepciones una detras de otra.

La racha de Bob suspendiendo pelis va camino de legendaria. Cuando fue la ultima vez que puso un 4, este año no creo que pusiera ninguno.

Supongo que hasta septiembre tocara seguir viendo films flojitos.

2. may 26, 13:05 | Punkático

La ví ayer en el festival de Nocturna. A mí personalmente no me disgustó mucho, algún susto de los buenos me llevé. Lo peor el final.

3. jul 10, 07:45 | Omar

Mierda Bob. Esta reseña te la leí en su momento y justo ayer me digerí este engendro en cine, si en cine!!! Bajo el nombre de el exorcismo de Anna waters (en mi país).

Una trama tan confusa con tantos elementos que no sabes a cuál prestarle atención , a pesar de eso pudiera destacar que valió la pena algunos screamers que aunque se anticipan, bueno pues me supieron un poco bien ( en mi intento obstinado por ser optimista al haberle regalado mi dinero)

Caray! Si es una basurita, pero vamos the vatican tapes es peor ! XD

4. nov 3, 02:56 | Jail

Buenas noches,tus advertencias llegaron tarde!!esta noche,que ha sido una de las mas largas,mi novio y yo hemos visto este..adefesio?? Y nos preguntamos: que ha pasado?? Aun no hemos entendido, si es que hay algo que entender,de que va..hackers?leviatán?? Y quien era el niño?? Buscando una explicación llegamos aquí, y por lo menos nos hemos reído con tu critica!!
PD:tu también te has dado cuenta de que la niña no es muy agraciada!!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.