Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Resident

The Resident

Para entrar a vivir

The Resident

Ver ficha completa

  • Título original: The Resident
  • Nacionalidad: UK-USA | Año: 2011
  • Director: Antti Jokinen
  • Guión: Antti Jokinen, Robert Orr
  • Intérpretes: Hilary Swank, Jeffrey Dean Morgan, Lee Pace
  • Argumento: Juliet se muda a un apartamento y pronto empieza a sospechar que alguien entra por las noches en su nuevo hogar mientras duerme...

50 |100

Estrellas: 3

The Resident

Como no podía ser de otra manera, demos la bienvenida a la vuelta a la actividad a una productora como la Hammer. Hace más de diez años que abandonaron su “Hammer House of Mistery and Suspense”, y sin embargo han reaparecido con fuerza. El remake de “Déjame Entrar”, dirigido por Matt Reeves, lanzó las campanas al vuelo, puesto que se trataba de un producto repleto de aciertos – algo especialmente valorable en el mundo de los remakes.

Sin embargo, los otros productos que nos han llegado hasta ahora arrojan dudas sobre su buenhacer. “Beyond The Rave” era irregular, aunque evidenciaba la voluntad de la compañía de quitarse el sambenito de “clásicos” a través de un tema tan suyo como los vampiros.

“The Resident” se suma al palo de las películas con psicópatas. Hilary Swank interpreta a Juliet, una enfermera que se fue a Manhattan por amor y cuya relación ha terminado. Por eso, busca piso. Sus pesquisas la llevan hasta un fantástico apartamento recién reformado y a un precio increíble. El casero, Max (Jeffrey Dean Morgan) le explica que el precio se debe a pequeños inconvenientes, como el ruido de la calle o el temblor que sufre el edificio cada vez que pasa el metro por debajo, algo que la propia Juliet experimentará en primera persona en los siguientes días. Sin embargo, el piso le gusta, así que se muda. Prácticamente desde la primera noche, alguien entra en la casa mientras ella duerme…

Hay que señalar que se agradece que, desde el primer momento, aparezca la figura del gran Christopher Lee, August, familiar de Max que vive en la misma planta que Juliet. ¿El que entra en la casa de nuestra protagonista es Max o August? Bueno, no se tarda mucho en averiguar quién es el malo, y es el que nos imaginamos.

Lo que resulta más curioso en una película como “The Resident” es que triunfa donde otras de su categoría fracasan… y, lamentablemente, fracasa donde las demás triunfan.

Normalmente, este tipo de pelis suelen provocar un poco de pereza: sabes que estás allí para llegar a los momentos de tensión, pero para ellos, hay que aguantar la historia pasada y presente de un protagonista que rara vez es interesante. En esta ocasión, Hilary Swank le da cuerpo y personalidad a una protagonista bien dibujada, con un buen conflicto (ruptura con pareja y ganas de sexo con la persona equivocada) que, además, no está sobredimensionado: Juliet es adulta y, por tanto, nos ahorramos verla llorando por su amor mientras oye canciones tristes. También, la figura de su ex, Jack (Lee Pace), con una única aparición en el primer tercio de la película, está bien jugada: ¿será él el psicópata?

Como Juliet se siente desprotegida emocionalmente, la ciudad se convierte en una amenaza. Lo mismo que cuando es un bosque la fuente del peligro y, para crear ambiente, se suceden las escenas de exteriores sombríos y siniestros, aquí se crea un buen clima con las carreteras, los neones y los sonidos urbanos. El piso de Juliet, igualmente, está diseñado de manera que parece un lugar sin seguridad ninguna, donde es fácil entrar; de hecho, da la sensación desde el primer momento de que, quien vive allí, vive expuesto a la gran urbe de Nueva York.

El psicópata de la cinta tiene, también, un conflicto muy básico pero eficaz. Está bien explicado, es comprensible y funciona como detonante para hacerle reaccionar.

Y, en el apartado técnico, es muy destacable el buen look de la película. Como se ha mencionado arriba, la Hammer parece no tener ningún tipo de problema en adaptarse a los nuevos tiempos y no agarrarse a las señas de identidad que le han dado momentos gloriosos en décadas pasadas. Así, es una producción barata pero que luce muy bien.

Sin embargo, conforme avanza el metraje y nos adentramos en la parte de terror, que a fin de cuentas es el motivo que nos ha llevado a verla, la película se desmorona. Todo el esfuerzo dedicado a tener unos personajes creíbles y sólidos no se ha hecho para tener una historia creible y sólida. Ofrece alguna escena impactante, en concreto una en la que juegan un papel importante una aguja hipodérmica y el ojo avizor de Juliet, pero la historia no avanza bien. Un primer paso en falso es la decisión de la protagonista de instalar un determinado sistema de seguridad en casa (¿seguro es esta la reacción más inmediata, en vez de cambiar la cerradura o largarte de esa casa, por ejemplo? ¡¡¡Demonios!!!, no es que hayan entrado a robar, es que puede ser que alguien se pasee por allí tranquilamente), y un segundo y desacertado avance es su razonamiento, en el tramo final: acierta a la primera y con apenas datos suficientes. De esta manera, se llega al clímax de un modo errático: Juliet ya sospecha del psicópata pero éste no sabe que ella tiene un sistema de vigilancia en casa. Así que, ¿por qué demonios la ataca, como si ya la situación fuera irresoluble?

Una persecución y un intento de susto final culminan una sesión que, a esas alturas, muy a mi pesar, ya ha perdido todo el interés. Es cierto que la película no te trata como un imbécil pero, para mí, eso no justifica su visionado, más allá de pasar una hora y media medianamente entretenido.

Lo mejor: El mimo y el cuidado de la parte técnica.

Lo peor: La parte del terror.

Vuestros comentarios

1. feb 28, 21:11 | Pliskeen

La ví hace una semana e hice una crítica (pendiente de publicar) bastante similar en muchos puntos.

Aprobado raspado y gracias. Lástima por Swank y Morgan, que merecían una mejor película.

Saludos ;)

2. feb 28, 22:24 | Mr Zombie

Hilary swank es aquella chica que llego a ganar un oscar por su maravillosa interpretacion en aquella genialidad llamada Million dollar baby,(y anteriormente por Boys don t cry) es una muy buena actriz a mi parecer, hizo algunas buenas pelis y algunas no tan buenas, pero ahora llega the resident con ella de protagonista y no entiendes ni jota de que hace la chica ganadora del oscar haciendo esta pachanga insufrible. Money is money?, declive de su carrera?, error de su manager?, no se un carajo de por que , pero si se que ha metido la pata , patita , patorra hasta el fondo del mar , matarile rile , ron, chimpon…. por que la peli como ya he dicho es un peñazo y cuesta hacer que los parpados no se cierren , y ademas paso de pincharmelos con el metodo del palillo, que hace pupita en el diodenal del ojo, como diria chiquito de la calzada, te das quen?, te das quen que The resident es mas mala que tiran tu gato por el balcon o que poner pimienta en la sopa de la abuela?….pues eso, un saludo.

3. mar 2, 18:47 | Mariano

Entre muchas de las peliculas de terror que figuran entre mis favoritas, en muy pocas hay actores conocidos, o estrellas de hollywood. Siempre termine relacionando a “El gran cine de horror” a aquellas peliculas que evitaban a grandes estrellas, y que no contenian grandes presupuestos millonarios.
En esta clase de pelicula con una actriz de ese estilo, lo menos importante es el “horror”, solo apuntan a hacer una pelicula que venda y cumpla con los cliches comerciales.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.