Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Sand

The Sand

La Faneca Brava Californiana

The Sand Review

Ver ficha completa

  • Título original: The Sand
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2015
  • Director: Isaac Gabaeff
  • Guión: Alex Greenfield, Ben Powell
  • Intérpretes: Brooke Butler, Jamie Kennedy, Mitchel Musso
  • Argumento: Un grupo de jóvenes, tras una tremenda juerga, quedan atrapados en una playa acechada por un predador que se esconde tras la arena.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo the_sand_interior_zpsglmbyro4.jpg

Después de una tremenda juerga nocturna en la playa, un grupo de veinteañeros resacosos despierta bajo un sol de justicia y sobre una arena carnívora que devora o envenena cualquier cosa en un abrir y cerrar de ojos.

Ahora que el calor del verano nos tiene agarrados por el ombligo y muchos de vosotros estaréis de vacaciones cerca de una idílica playa, ¿qué mejor momento para reseñar esta caspa veraniega llamada “The Sand”? Frotaos las nalgas con crema bronceadora, sacad a pasear los tangas fosforescentes y encargad una paella en el chiringuito roñoso de siempre, porque Sandy, Brandy y Mandy os esperan en este paraíso californiano con sus pequeñísimos bikinis. Lo que ninguno sabéis es que estas vacaciones vais a terminar en el estómago de una ameba gigante más inteligente que todos nosotros.

Subproducto de bajo presupuesto que plagia/remakea/homenajea a “Playa Sangrienta” (1981), aunque sólo lo hace a cuenta de la idea base de ambas: que debajo de la arena de una playa cualquiera se oculta una criatura sedienta de sangre humana. Dudo de la relación real entre ambos proyectos porque la película de 1981 transcurre por veredas bien distintas. Mientras que su argumento incluye una fuerte presencia policial, diferentes zonas de playa donde los viandantes desaparecen y bastante más despliegue de medios de la época; “The Sand” nos sitúa en una larga escena de sitio donde unos jóvenes resacosos no pueden pisar la arena que les rodea, pues debajo se oculta una especie de medusa con muy malas pulgas. Todo el metraje se ubica en diez metros cuadrados de arena y los medios lucen bastante desangelados, especialmente unos efectos especiales en CGI que transitan desde lo aceptable al nivel de una almorrana sangrante, puro “hardcore visual”. Tened en cuenta que si hablamos de productos casposos genuinos todo debe estar a la altura, así que también disfrutaremos de una banda sonora estidente para que nadie se duerma entre muerte y muerte de esta perfecta muestra de “garrulismo yanqui”.

A este panorama añadámosle un grupo de personajes a cada cual más subnormal, interpretados además con la prestancia de una camarera californiana, y una serie de ideas cochambrosas que incluyen: negros gordos metidos en un bidón y con una polla dibujada en la cara; macizas peleándose por un surfista con agujeros en el estómago por donde sale plátano; macizas realizando números de contorsionismo para usar un móvil; equilibrismo en trikini; macizas en topless siendo tragadas cruelmente por la arena; un agente costero salido de la loca academia de policía; guaperas cuya mayor heroicidad es caer de bruces sobre la arena mortal; una tímida medusa tan grande como un portaviones; gasoil, gas pimienta, protector solar, cerillas, vodka, tablas de surf y demás utensilios perfectos para la lucha por la supervivencia… absurdos elementos que dispuestos con la falta de talento de la que hace gala su director, un desconocido Isaac Gabaeff, provocan bastante gracia siempre que nos mostremos indolentes con su incapacidad para narrar una mierda.

No voy a engañar a nadie: “The Sand” es mala con avaricia, tanto como para resultar divertida y enervante a partes iguales. En lo que al lado negativo se refiere destaca la peligrosa arritmia de la que hace gala, todo lo que excluya a la medusa y sus malas artes aburriría hasta a un pez, especialmente culpa de unos diálogos a los que les falta chispa para ser caspa de pura cepa. Los responsables de esta película son lo suficientemente conscientes de la castaña que tienen entre manos, así que deciden tomársela poco en serio, forzando situaciones que hubiese resultado más agradecidas con mayor naturalidad. Por ejemplo, la aparición y muerte del estúpido policía que pasa para abroncar a los universitarios cachondos que afean sus dominios. Una escena desaprovechada que acaba hecha añicos por las prisas de sus creadores en matar al personaje que más juego podía haber dado.

Usando mejores palabras me gustaría definir “The Sand” como un escaparate de firmes carnes para el consumo idiota de la generación Playstation, entre los que me cuento. El mayor atractivo para el público en general será ver caer a los distintos personajes, mera carnaza de glúteos perfectos para una ameba con predilección por la sangre digital cutre. Coloque un canuto sobre ese rictus sardónico, distribuya cerveza helada entre sus colegas y dispóngase a pasar un buen rato siempre que acepte como entretenido el hecho de ver efectos especiales malos, unas veces extrañamente explícitos y otras fuera de pantalla como si ya no quedase presupuesto. Algunos miembros amputados por un 386 y varios flagelos luminiscentes dignos de la generación de 8 bits terminan por redondear la función. Tomároslos con buen humor, pero también andad con ojo cuando este verano piséis las playas de vuestro destino turístico. La medusa de “The Sand”, de la que desconocemos su origen pero si sabemos su patética forma de llegar a la playa, está inspirada en animales reales, como la faneca brava, que habitan las costas de medio mundo. ¡Tened cuidado pues os pueden gangrenar la planta del pie con su poderoso veneno!

Tras el consabido mensaje alarmista de alguien que tiene que trabajar en agosto, recomendar “The Sand” para aquellos que no tengáis nada que ver este largo y caluroso mes. Los estrenos interesantes escasean y el calor nos funde los plomos, así que nada mejor que ver una película de mierda para alejar la modorra de la calima. Una vez superéis los quince minutos iniciales de “The Sand”, rodados al estilo del “found footage” para retratar mejor la tremenda juerga que se corren nuestros protagonistas, encontraréis una satisfactoria masacre de cuerpos perfectos y cerebros aguados. Genial su decisión de esconder todos los móviles para celebrar su fiesta bajo las reglas de Las Vegas, ¡lo que ocurre en la playa se queda en la playa!

Le falta bastante para ser realmente cómica de forma involuntaria, pero a mis queridos lectores fumetas no le defraudará, palabrita de niño Bob.

Imágenes de la película

 photo the_sand_1_zpskaceatpp.jpg

 photo the_sand_2_zpst7fbmues.jpg

 photo the_sand_3_zps3sfjmiff.jpg

Lo mejor: Carnaza para amebas humanas.

Lo peor: Contiene fuertes alérgenos para cualquier ser más complejo que una ameba.

Vuestros comentarios

1. ago 3, 00:15 | amets

Tiene pinta de estar entretenida. En cuanto he visto el trailer me ha recordado la peli de los 80 Playa Sangrienta. Por aquel entonces todavia era un chaval y la verdad es que me dio vastante miedo..

2. ago 3, 10:07 | Bob Rock

Amets.- Muchos comentan que es un remake, yo no le he visto parecido más que en la idea básica. Je je je, esta en vez de miedo da risa!

Un saludete!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.