Estás aquí: Página de inicio » Noticias » The Scar Crow (2)

The Scar Crow (2)

¡Cuervo! ¡Mantente alejado!

The Scar Crow Grande

The Scar Crow PosterCuatro amigos, empleados de una importante compañía de seguros, son invitados por su empresa a un viaje de placer (guiño cómplice) con destino la campiña británica. Allí, en un pueblecito junto a la granja de Graves Hill (cejas alzadas), conocen a la bellas hermanas Tanner. Entre los amigos y alas tres chicas pronto surge una química especial, las mujeres de aquellos lares parecen muy amables y predispuestas (doble guiño).

Lo que nuestros machos alfa desconocen es que esas chicas son en realidad brujas (guiño preñado de dobles sentidos) hijas de la pérfida Elizabeth Tanner, ajusticiada en 1709. Así, los cuatro agentes de seguro se convierten en el centro de un ancestral rito que pretende liberar la granja de la maldición (más cejas arqueadas) que el marido de Elizabeth, algo retrogrado y religioso él, impuso por los horribles actos de su esposa.

Ni más ni menos que noviembre de 2009, más de dos años hace desde que os hablásemos de esta producción de horror sobrenatural británica. Una cinta que acumuló en su momento varios premios menores de festivales especializados y que despertó, en gente como el que suscribe, un fuerte interés tanto por el componente gore mostrado vía sus imágenes previas, como por su núcleo argumental. Ya en la reseña de Husk os comentaba mi amor por los parajes rurales presididos por la flemática figura de un espantapájaros. Nuestro buen amigo Fernando Rivero nos descubrió una de las cintas señeras dentro las escasas películas de terror que tiene como sangriento protagonista a un espantapájaros: La Oscura Noche del Espantapájaros.

Así que, una vez ubicados, me dedicaré a resumir la opinión que gasto sobre el uso de tan macabros figurines para generar miedo: me lo paso como un crío cada vez que en una película sale uno bien cabroncete y psicópata – obviamente esto descarta al llorón que tuvimos que aguantar en El Mago de Oz –. Zona Restringida (1988, la saga Scarecrows en definitiva), la deleznable Rise of the Scarecrows (2009), Messengers 2 (2009), The Scarecrow (1982)… todo un maizal de mazorcas podridas y obscenas cuyos resultados finales tienden más a lo casposo que a lo efectivo, pero no por ello las siento menos atractivas.

Además, el argumento de The Scar Crow la hermana con dos compatriotas del mismo año de producción, Lesbian Vampire Killers y Doghouse, cintas que, por otro lado, supusieron un alegre divertimento en su día. Y es que se muestra especialmente socarrona, aunque aquí no tendría cabida la odiosa etiqueta de “comedia de horror”, a la hora de tratar la idiosincrasia masculina desprendida de la expresión “dos tetas tiran más que dos carretas”. Puede parecer pueril, pero dentro del contexto tan machacado que presenta The Scar Crow – los parajes rurales, las chicas calientes, los ritos del pasado, los cretinos de la gran ciudad –, creo que podemos estar ante una serie B de las que ya no se hacen tan a menudo. Si a esto le sumamos ese componente “gore” y la atmósfera fantasmagórica seguro que pasarla por el alto sería un completo error. No en vano, la diseñadora/directora artística es Melany Light que ya intervino en destacadas producciones, Beyond the Rave, Vivid, The Devil’s Chair, Blood River, que si por algo destacaban era debido a su malsana ambientación.

Tras lo comentado, y unido al hecho de que actualmente sus productores busquen vender los derechos de distribución en Estados Unidos, resulta obvio que un servidor no quería perder la oportunidad de hablar sobre el debut de los directores/guionistas Andy Thompson y Pete Benson, y mucho menos perdérsela. Así que tras su desapercibida edición directa a DVD hará más de un año – pese a las positivas críticas recibidas – me he decidido por romper una lanza en su favor, adquiriendo la susodicha edición, en riguroso inglés, e invitándoos a que permanezcáis en sintonía por si Almas Oscuras os ofrece más datos jugosos sobre ¡el espantapájaros macabro!

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.