Estás aquí: Página de inicio » Noticias » The Sky Has Fallen

The Sky Has Fallen

Tranquilos, se ha caído pero no se ha roto...

TSHF Grande

TSHF PosterEn solo dos horas, una nueva plaga azota a la mayor parte de la raza humana. Las personas comienzan a ver su carne mutada y con la perdida de forma reconocible se desvanece su cordura. Los escasos supervivientes intentan refugiarse en zonas remotas, pero unas extrañas figuras embozadas se llevan a los muertos para experimentar con ellos. Frente a semejante panorama, Lance y Rachel, dos supervivientes dispuestos a vender cara sus vidas, se embarcan en una épica aventura para destruir a los lideres de esas siniestras siluetas antes de que los restos de la humanidad desaparezcan.

The Sky has Fallen es un film de bajo presupuesto que ha llamado la atención en varios festivales independientes, alzándose, por ejemplo, con los premios a mejor largometraje en el Indie Gathering Film o el Freak Show Horror. No quiere decir necesariamente que esta cinta, rodada en 2009 y puesta por fin a la venta hará un año – aunque sin pena ni gloria -, sea una maravilla. Solo hace falta ver su tráiler para darnos cuenta de que los medios y recursos al alcance de sus creadores han resultado un duro handicap para su realización. Un claro ejemplo sería el diseño de sonido, propio de una cinta amateur. Sin embargo, algo destaca sobremanera y, probablemente, sea por ello que se ha ganado el aprecio de los aficionados al horror más recalcitrante.

Dentro de este romance/gore/post-apocalíptico estadounidense brillan con luz propia sus efectos especiales prácticos y artesanales. Sin una gota del tentador CGI, que abarata los costes de las producciones “lo-fi” a costa de un acabado estético muy desagradable si no se controlan como debería, asistiremos a todo un muestrario de pústulas, costras y mutaciones que, a buen seguro, harán las delicias de los aficionados al gore. Aunque un servidor nunca ha considerado que una faceta deba predominar sobre otra, cuando hablamos de producciones fantásticas – salvo quizás el guión, elemento olvidado por antonomasia -, se agradece una truculencia desorbitada, si además sirve para envolver una historia romántica como se nos propone, aligerando cualquier empalagoso contenido con toneladas de sangre, látex y acción de baratillo.

Esperemos que la pequeña y sanguinaria película de Doug Roos pueda llegar pronto a lenguas de habla hispana; todo sea por hacernos disfrutar de un estilo que nunca ha reinventado el séptimo arte, pero que si ha sabido alejarse de los aburridos prejuicios que aquejan a las producciones comerciales.

Podéis adquirir una copia física (sin subtítulos) en el siguiente link

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.