Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The strings

The strings

Soledad y misterio

The strings

Ver ficha completa

  • Título original: The strings
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2020
  • Director: Ryan Glover
  • Guión: Krista Dzialoszynski, Ryan Glover
  • Intérpretes: Teagan Johnston, Jenna Schaefer, April Aliermo, Lora Bidner, Toby Hendy, Tara Niewiadomski
  • Argumento: Buscando inspiración una cantante se encierra en una casa aislada.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

The strings
Curiosamente hablaba el otro día con el compañero Titus Belles de el movimiento “Mumblecore” para un reportaje que finalmente no pude realizar. Estuvimos haciendo un recorrido por las señas de este grupo de directores norteamericanos de cine independiente. Para los que no lo conozcan el “Mumblecore” se caracteriza por ser un cine en apariencia pequeño, con una apuesta firme por crear personajes sólidos generalmente jóvenes y con un punto sofisticado (músicos, aspirantes a actores, pintores, escritores, gafapastas y johnny Deeps de aliexpress). Con una apuesta clara por el diálogo por encima de la acción, son una suerte de mestizaje de autores como Éric Rohmer, Gus Van Sant y John Cassavetes. Aunque no necesariamente son cintas de terror, es cierto que sus directores, entre los que destacan Mark y Jay Duplass, Lynn Shelton, Greta Gerwig o Joe Swanberg, gustan de introducir elementos fantásticos en sus filmes, llegando a existir un movimiento de horror llamado “Mumblegore”. Recientemente se ha vuelto a hablar de estos cineastas por el éxito de “She dies tomorrow”, último latido hasta la fecha del terror “Mumblecore”.

No tengo muy claro si Ryan Glover, director de The strings, forma parte realmente de este grupo, pero desde luego su cinta se ajusta a los estándares del movimiento, asi que la meto en el saco.

Una cantante de música electrónica sufre un bloqueo creativo. Para cumplir con los plazos de entrega de su nuevo trabajo discográfico se aisla en una casa de playa de su tía. Un paisaje desolado en invierno, donde carecerá de distracciones. A la casa le persigue un turbio pasado y un misterioso presente, pues todas las noches nuestra cantante despierta por culpa de inquietantes ruidos y sucesos extraños que van en aumento al tiempo que las canciones empiezan al tomar forma.

Que nadie espere una incesante cadena de sobresaltos y una historia que quite la respiración por la tensión. En “The strings” prima la atmósfera estática, la soledad y el frío sobre los elementos de cine de género. Posiblemente, esta dosificación de los mismos hace que, cada vez que asoma algo sobrenatural, un escalofrío recorra nuestra espalda. Eso sí, los sobresaltos se van a hacer esperar hasta pasada su primera media hora. Con esto tampoco queremos decir que la película sea aburrida. Glover sabe colocar la cámara y cuenta con una fascinante fotografía para mantener la atención del espectador. Buen ejemplo de ello es su vistosa secuencia de inicio, cuyo significado no se entenderá hasta bastantes minutos después, en el que se vale de muy pocos elementos visuales (pero impecablemente presentados) para engancharnos.

El título The strings nos da una posible pista de lo que estamos presenciando. Pues no está en el afán de los guionistas hacer una cinta de casas encantadas al uso. Es uno mismo quien, si quiere, ha de pensar en la naturaleza de la amenaza que intuimos en pantalla. Escuchando como escucha la protagonista, de manera constante, fundamentos de la teoría de las supercuerdas podemos suponer que, lo que sea que contiene la casa, viene de otra dimensión sobrepuesta a esta y que no es en absoluto amigable… pero en el fondo da igual, creo que es preferible dejar la puerta abierta a cualquier hipótesis que entregar al espectador una respuesta inamovible de lo que sucede.

Casi toda la totalidad del film cae sobre Teagan Johnston, cantante vocalista del grupo Little Coyote, que debuta con esta protagonista. Resuelve la papeleta con acierto, aunque a ratos se le nota su falta de experiencia, pero es que el reto de sujetar toda la trama con una nobel se las trae. Además, canta muy bien y verla samplear sonidos e ir poco a poco dándoles forma hasta convertirlos en un tema aporta un plus de magia a su personaje.

Curiosamente el planteamiento y resultado me recordó a otro título de terror independiente del 2017, rift. Una cinta de Islandia con la que comparte no pocos elementos aunque, a la hora de inquietar, creo que le saca varias cabezas a The strings… Por eso, si esta te gusta, te recomendamos que veas Rift y si quieres seguir indagando en el Mumblecore, pues por aquí te dejo tres o cuatro títulos con los que iniciarte: You´re next. Seguridad no garantizada,Baghead, Creep ( la de Duplas), Martha Marcy May Marlene.

Actualmente The strings está disponible en Filmin dentro de los títulos online del festival Terror Mollins.

The strings

The strings

The strings

Lo mejor: Buena atmósfera gélida perfecta para inquietar.

Lo peor: Tan independiente que puede que no te pille con el humor para disfrutarla.


Vuestros comentarios

1. nov 6, 00:02 | Vael

Pues no tenía ni idea de que el género se llamaba Mumblecore, pero de ser así, definitivamente me gusta mucho.

Como ya dije, para mí es de lo mejor que he visto hasta ahora en TerrorMolins. Su atmósfera es desasosegante y con muy poco logra inquietar. Es una película oscura y trágica a partes iguales. Al final, lo de menos es el elemento sobrenatural, porque lo realmente importante no deja de ser la sensación de soledad, el dolor y la incertidumbre ante el futuro.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.