Estás aquí: Página de inicio » Noticias » The Sublet

The Sublet

Cláusula paranormal en su hipoteca

 photo Sublet_Interior_zpsuhthxzvx.jpg

Joanna, una nueva madre que lucha contra la depresión postparto, cuida de su bebé en un apartamento subarrendado. Sola mientras su marido de dedica por entero a su carrera, descubre que el apartamento posee un pasado violento y traumático. Tras esos descubrimientos intenta aferrarse a su cordura ante las sangrientas filtraciones hasta el presente de esos crímenes.

Os aseguro amigos que últimamente, en mi búsqueda de piso, estoy tentando de preguntarle a las promotoras si el edificio en cuestión guarda alguna muerte o historia macabra detrás: ¿cómo que los cimientos no se erigen sobre un cementerio indio? ¿No han sido violadas y asesinadas decenas de mujeres en estos 80 metros cuadrados que pretendo llamar hogar? ¿Cuántos rituales han concluido con éxito en el cuarto de calderas? ¿No, ninguno, nada? ¡Pues bájame el precio maldito mercader de ladrillos! Y es que con tanta película de casas encantadas como llevamos a las espaldas (gracias “Blumhouse” por la sobredosis) a uno le cuesta creer que un piso común no tenga por lo menos uno o dos espíritus traviesos escondidos en el armario.

Pensadlo bien, ese apartamento encima del vuestro, ese que el banco no consigue quitarse de encima, ¿está muy tranquilo? Pues yo diría que esta noche se han oído ruidos, ¿serían ratas? ¿Un bebé no nato desperezándose entre papeles de periódico viejos? También podemos hablar del piso de enfrente, ¿os acordáis de ese entrañable anciano que siempre os saludaba cansado cuando subía de echar la partida de cartas en el bar? Hace mucho tiempo que no asoma su cabeza por la venta con la intención de espiar vuestros jueguecitos con la conquista de esta noche. Quién sabe, ¿estará muerto? Su dormitorio daba pared con pared al tuyo, podría ser que el mal olor de estas semanas no se deba a un problema con las tuberías del edificio. No sé, diría que el viejo de nuevo se asoma entre las cortinas de la cocina a la espera, ya no de espiar, si no de ocupar tu prospera y joven vida.

Vaya, y es que nuestras casas son como una gran colmena estéril, una plaga desprovista de miel donde, al igual que pequeñas larvas blanquecinas, nacemos y morimos en un ciclo perverso que es imposible no tenga ramificaciones paranormales. De hecho, yo duermo en una habitación donde se murió la abuela de mi pareja, ¿y sabéis? A veces, en los momentos más íntimos, *creo oír unos jadeos entrecortados sobre mi cogote, que no pertenecen a ninguno de los amantes presentes.

Historieta más o historieta menos, “The Sublet” es una película canadiense cuyo tráiler es bastante menos interesante que los párrafos que ha provocado. Otra cinta de fantasmas y de ecos del pasado que afectan a la psique de una entrañable protagonista, madre primeriza interpretada por Tianna Nori (“Bite”, “The Demolisher”), con sangrientos resultados. Supongo que su director y guionista, John Ainslie, escritor de la encomiable “Jack Brooks: Cazador de Monstruos”, tendrá algún as guardado en la manga, porque en caso contrario su ópera prima huele a coñazo a doscientos kilómetros de distancia. Supongo que, de todos modos, encontrará una distribuidora para principios del próximo año; de momento, hoy ha sido su premier europea dentro del Razor Reel Flanders Film Festival.

Imágenes de la película

 photo Sublet_Poster_zps3k9wpit8.jpg

Vuestros comentarios

1. nov 8, 02:32 | MASP

Pero hombre, se supone que si una casa está maldita, eso es lo que debe bajarle el precio. Lo que ocurre es que los agentes inmobiliarios visitan esta página y temen que les maldigas la venta con tu presencia. xD
No, en serio, lo de los precios en el sector urbanístico es de traca. No me extraña la horda de films de mediocre truculencia que se estilan al uso.

A mí en este aspecto me gustó mucho “Para Entrar A Vivir” de Balagueró. Al menos me pareció bastante realista, pues en mi comunidad hay gente que deja a los de “La Que Se Avecina” a la altura de unos aficionados. En fin, suerte con la búsqueda, tío Bob.

Un abrazo!

2. nov 8, 17:32 | Frank

Pero si la casa está maldita es un gran negocio porque filmamos a los fantasmas y después vendemos las cintas como en Paranormal Activity.

3. nov 8, 20:11 | Bob Rock

MASP.- Gracias, ya estoy a punto de dar el gran paso hacia un tipo de vacío cósmico que le pondría los pelos como escarpias al abuelo Lovecraft. Fuera de coñas, el tema de las hipotecas, amortizaciones, comunidades y demás joputienda es para hacer toda una saga cinematográfica… ojalá mi piso tenga fantasmas, ¡porque les pienso hacer pagar su parte de hipoteca! Ja ja ja ja ja ja ja ja ja (riosa acojonada)

Frank.- Bueno, mientras el fantasma de la abuela no juegue con mi estrella de la muerte (dícese ojete) cuando me lo monto con mi señora, yo me conformo. Lo de la película, es que mi estrella de la muerte no es muy fotogénica ;)

Gracias por tomároslo con humor, the only way

4. nov 9, 20:07 | Fhercho06

Tengo un amigo que ha visto un espectro negro en su hogar varias veces, por ello la mayor parte del día se la pasa trabajando y de noche en Hoteles, le he mencionado en grabar pero el cabrón no se anima. Y lo que pagaría yo por tener un gasparin en mi casa, se me cruzan un montón de guiones para un cortometraje, sería el próximo Oren Peli. jajaja ^^

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.