Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Town That Dreaded Sundown

The Town That Dreaded Sundown

El asesino Fantasma sigue en plena forma... 65 años después

The Town That Dreaded Sundown

Ver ficha completa

  • Título original: The Town That Dreaded Sundown
  • Nacionalidad: USA | Año: 2014
  • Director: Alfonso Gómez-Rejon
  • Guión: Roberto Aguirre-Sacasa
  • Intérpretes: Addison Timlin, Veronica Cartwright, Travis Tope
  • Argumento: 65 años después de que una oleada de crímenes aterrorizase a todo Texarkana, una noche una pareja vuelve a ser atacada por el asesino fantasma...
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

The Town That Dreaded Sundown

Han pasado 65 años desde que el asesino fantasma aterrorizase a la pequeña localidad de Texarkana. Y casi 40 desde que Charles B. Pierce dirigiera la película “The Town That Dreaded Sundown”, sobre dichos asesinatos. Texarkana ha recuperado la calma e intenta superar su pasado traumático. Entre otras estrategias para conseguirlo, proyecta la película en el cine del lugar, algo que divide a la población. Durante uno de estos pases, Jami (Addison Timlin) y Corey (Spencer Treat Clark) deciden abandonar el cine y buscar un lugar apartado en Lover’s Lane, una zona alejada que solían frecuentar jóvenes parejas en los años 40 y, sí, donde se cometieron los crímenes del asesino fantasma. Contra todo pronóstico, éste hace su aparición, y ataca a la pareja. A partir de ese momento, Jami, hija de periodistas del lugar, tendrá una misión: que la historia del enmascarado no se olvide y salga a la luz. Pero… ¿quién, 60 años después, está dispuesto a continuar el legado del asesino fantasma?

¿Reboot? ¿Remake? ¿Secuela?

The Town That Dreaded Sundown se presenta como una suerte de cóctel de naturaleza mixta: podría ser un remake de la película de 1976, pero también un reboot de la misma y, definitivamente, una secuela. Y durante todo su trayecto, no se decanta por ninguna de las tres opciones. Las desarrolla, de hecho, y consigue mantener el tipo hasta el final. No es necesario haber visto la anterior, pero la parafrasea constantemente. Así, tal y como Joan nos aventuraba cuando nos habló de la misma, la saga Scream, en especial la segunda y la tercera parte, parecen convertirse en referentes involuntarios, aunque aquí no hay rastro de ironía ni autoparodia. Tampoco se las echa en falta.

Teniendo en cuenta que la película se mueve entre estas tres categorías, hace lo propio del momento: intentar actualizarse. Así, los móviles juegan un papel importante, el asesino se comunica con Jami vía email, y entre las nuevas parejas de víctimas hay dos chicos gays. Esta voluntad de contemporaneidad, a la larga, acaba dañando el conjunto final. Hay que tener en cuenta un matiz: si su predecesora, aunque no lo consiguiese, aspiraba a convertirse en una suerte de A Sangre Fría cinematográfica, ésta juega en la liga que encabeza la saga Scream: asesinos modernos, víctimas adolescentes y pistas falsas tremendamente evidentes. Quien escribe es fan entregado de las películas de Craven, pero las miras de ambos referentes no están a la misma altura, ni mucho menos.

Asesino de ojos azules

Desde prácticamente el minuto uno, podemos ver que quien se oculta tras la máscara del asesino fantasma tiene los ojos azules. Y, sí, Jami no tarda en conocer e intimar con Nick (Travis Tope), un chico del pueblo… de ojos azules. Evidentemente, nada es casual, y teniendo en cuenta el final, que no osaremos a desvelar aquí, la táctica acaba por funcionar. El problema, para un servidor, es la táctica en sí: tosca y evidente. La película de 1976 pecaba, entre otras cosas, de no arrojar la sombra de la duda sobre ninguno de sus personajes, y esta quizás se sitúa en el extremo opuesto: ojos azules, policías que ocultan algo, familiares de supervivientes de la anterior masacre… eso sí, sin ofrecer casi ningún motivo de peso para que cualquiera de ellos pueda ser el asesino. Insisto: el problema es la táctica en sí, exprimida hasta la saciedad por Craven y Williamson en su saga; tanto, que resulta complicado, a estas alturas, separarla de ellos.

En el lado positivo de esta balanza hay que situar, sin ningún género de duda, a Nick, Travis Tope, y Lillian (la gran Veronica Cartwright). En medio de un extenso coro de secundarios cuya única función es ser posibles sospechosos, ellos dos se erigen en personajes. Veronica Cartwright, a estas alturas, no tiene que demostrar nada, y Tope, teniendo poco que a lo que agarrarse, pues de él, en esencia, lo que sabemos es que tiene un mínimo pasado y ha de mantenerse siempre en el filo de la duda, defiende con bastante dignidad su trabajo. En este apartado, desde luego, la película de 2014 se impone a la de 1976.

El asunto “trombón” II: el remake de los asesinatos

En esta copia, repaso y reelaboración de todo el material original, toca también volver a recrear la escena del trombón, bajo las nuevas directrices: más sangre y más ensañamiento. El resultado ni mejora ni empeora el anterior: simplemente, como se ha dicho, se le añade hemoglobina y violencia.

Mejor suerte corren otros ataques, como puede ser el inicial, brillante a casi todos los niveles, o el del campo de maíz, de un preciosismo que pone los pelos de punta. En un terreno intermedio, como el del trombón, estaría el del asalto a la casa. Por un lado, comienza muy bien: servidor, hasta que no irrumpe el encapuchado, no recordaba que ese crimen tenía lugar. Por otro, esta es una de las mejores escenas del original; aquí, su desarrollo es menor, por lo que pierde gran parte de su potencial.

A pesar de ello, en general es justo decir que los crímenes no están mal. Hay más gore, y si el potencial aterrador del asesino fantasma se ve disminuido, por el contrario aumenta el número de sobresaltos.

Texarkana 2014

The Town That Dreaded Sundown no pasará a los anales de la historia del cine (al igual que su predecesora). La actualización del material la ha degradado a una historia de consumo, orientada al público adolescente en su mayoría, y que prefiere el impacto inmediato a un clima más elaborado y perenne. Dicho esto, la película reúne los suficientes elementos de interés para que su visionado sea satisfactorio y absolutamente disfrutable: es entretenida, su factura técnica es impecable y, a efectos de terror y suspense, llega al mínimo exigible sin ningún género de dudas.

Imágenes de la película

The Town That Dreaded Sundown

The Town That Dreaded Sundown

The Town That Dreaded Sundown

Tráiler

Lo mejor: el sorprendente primer tercio de película.

Lo peor: la sensación de que se devalúa el material original.

Vuestros comentarios

1. nov 26, 21:36 | carrido

Pues a mi… personalmente me parecio una película muy buena (me atrapo….y a mi para que me interese una película tienen que currárselo);ademas es complementaria a la de los años 70 (por cierto una buena serie B…sin mas).Profundiza mas en la historia del asesino y su entorno.Tiene una atmósfera que te atrapa (de manera diferente a la película original),pero igual de efectiva.Yo la recomiendo!!!!.

2. nov 27, 00:00 | Lady necrophage

Hola almas!!

Yo estoy bastande de acuerdo en aquello que Manu define como lo mejor de la película y es su primer tercio. Bueno, miento, una parte. El resto me pareció, como tan bien apunta mi compañero, una adolescentada que se prodiga en el tono de su violencia creciente,al tiempo que otros parámetros importantes como la calidad del guión o las interpretaciones pierden impulso, hasta dejarla reducida a un simple y típico slasher igual de poco memorable que otros muchos de los que existen. Poco interesante.

Saludos!!!

3. nov 29, 03:16 | skalope

Pretenciosa manera de rodar escena tras escena como si de un videoclip se tratase; travelings continuados, planos secuencia innecesarios y picados sin sentido inundan casi cada fotograma del film. Parecía un proyecto final de carrera en el que intentaban convencer al examinador de que saben rodar como Dios manda… pero no, el resultado final era cargante desde el inicio.
Es difícil obviar esta premisa pero, si hago el esfuerzo, el resto de la peli no suplía dichas carencias; actores sin alma, desinterés generalizado por la trama, muertes paupérrimas.
En resumen, no perdáis el tiempo con este producto insulso, hay muchas pelis por ver y poco tiempo para verlas.

4. dic 4, 00:03 | MY

Sin conocer absolutamente nada de la original, ayer he visto esta a la hora de la siesta. Y lo cierto es que no me dormí. Muy de acuerdo cn la reseña, la peli resulta entretenida.
¡¡Ayyyy¡¡ Aún recuerdo aquel día que vi Scream con papá y mamá¡¡ Que tiempos aquellos.
Ya quisiera esta.
Saludos gente.

5. jul 3, 21:16 | Mountain

Tiene su punto, no está mal, es entretenida y la escena en el maizal es maravillosa, pero desde luego no dejará una marca en mi vida para nada. Se puede ver.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.