Estás aquí: Página de inicio » Noticias » The Wrong Floor

The Wrong Floor

British Troma

 photo TWF_Interior_zpsimwxokpl.jpg

El padre de Danny, un científico pionero en investigación molecular, ha desaparecido. Ante la sospecha de juego sucio, Danny acude al centro de investigación molecular en secreto. Pronto descubre que hay algo siniestro en esa plataforma, de modo que su vida se convierte en una carrera contra el tiempo para salvarse a sí mismo, a su padre y a todo el planeta ¿Qué se interpone en su camino? Gánsteres, vagabundos tóxicos, policías corruptos, payasos psicópatas, chavos desarrapados, matones callejeros, científicos locos, una ciudad llena de odio y un monstruo afición por la desmembración. Bienvenidos a Haven Port City.

La alargada sombra de la Troma adopta aquí tintes británicos gracias a “The Wrong Floor”, que recaudó parte de su financiación en “Indiego”, pudiendo llegar a completarse de manera reciente. Por si dudáis que la película escrita, dirigida, producida e interpretada por los hermanos Hamill (y no hagáis chistes porque… ¡uno de ellos se llama Marc!) podría pertenecer al catálogo de Lloyd Kaufman veamos cuáles son sus ingredientes: un 20% de vagabundos tóxicos, otro 20% de payasos asesinos, un 10% de científicos chiflados, un 10% de gangsters con acento, un 30% de vengadores callejeros cargados de armas de fuego y un 10% de desfachatez. Se puede servir con una guarnición de extras con pintas estrafalarias y unos efectos especiales que combinan un viejo 286 con latex y asquitos varios, a costa de un presupuesto casi inexistente. Y aunque sea pronto para juzgar, supongo que el típico ”humor cockney” (léase bruto) que puede terminar de emparentar “The Wrong Floor” con “El Vengador Tóxico”, no en vano la acción también se traslada a España en determinados momentos de la película.

Hasta aquí el debut de los Hamill en el largometraje, que de nuevo se apropia del homenaje a los ochentas como excusa para existir, por ejemplo la música promete trasladarnos a la época de los 8 bits. No obstante, en este caso, la producción es tan cateta y la intencionalidad tan distinta a obras como “Turbo Kid” o “The Final Girls”, mucho más resabiadas y buscando premeditadamente el premio del festival de turno, que un servidor sí le dará una oportunidad encantado. Ya sabéis, amor por lo auténtico; lo que me recuerda, y ya termino, que los pósters que diseña “The Dudes Design” han logrado perder toda su gracia a base de parecerse entre ellos como clones. Recuerdo cuando se pusieron de moda lo que los disfruté, ahora va a parecer que lo verdadero retro es no ser retro. ¡Manda narices!

Imágenes de la película

 photo TWF_Poster_zps7wliiwk6.jpg

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.