Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Tonight She Comes

Tonight She Comes

Y viene cargada de porquería…

Tonight She Comes

Ver ficha completa

  • Título original: Tonight she comes
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2016
  • Director: Matt Stuertz
  • Guión: Matt Stuertz
  • Intérpretes: Larissa White, Frankie Ray, Jenna McDonald
  • Argumento: Un grupo de desconocidos coinciden en una remota cabaña y al caer la noche son asediados por un ser sobrenatural alojado en el cuerpo de una adolescente desnuda y ensangrentada.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

 photo TSC_Interior_zpsvbrc9wf2.jpg

Olvidad la mención a “It follows” que se hace en su tráiler, olvidad también la que se hace a “Cabin fever” (película que, por cierto, nunca le he encontrado la gracia) y pensad en un producto pequeño al que no se le descubre que es una comedia hasta pasado su primer cuarto de hora, prepararos para ver cosas muy grotescas a la par de absurdas… Tal vez con estos consejos en mente podáis disfrutar más y mejor de la cinta que nos ocupa pues si se aborda, como hice yo, como lo que se vende, un nuevo producto de terror indie, os vais a llevar un chasco mayúsculo. “Tonight she comes” es mal cine pero con algunas cosas destacables; así que me tragaré el disgusto que me supuso verla de comienzo a final y rescataré los elementos más interesantes de esta fallida propuesta por si alguien se anima a verla.

Un grupo de desconocidos coinciden en una remota cabaña y al caer la noche son asediados por un ser sobrenatural alojado en el cuerpo de una adolescente desnuda y ensangrentada.

Pese a la baja calidad de este producto tengo que decir que disfruté de la forma en que estaba rodado y sobre todo editado el film. Mediante bruscos cortes a fondo negro con rotulación la cinta capitula la acción e impone al espectador un ritmo asimétrico que es paralelo al delirio narrativo del que somos testigos en la pantalla. Su buena forma de enmarcar la acción y los personajes esconde, hasta bien entrados en faena, las carencias en guión y actuación de la película. Tras una presentación inicial de los personajes, claramente movidos por el deseo de sexo y alcohol, que nos remite, junto con el paisaje, al slasher de los 80, los personajes comienzan a comportarse de forma absurda y errática acercando más el título al cine grindhouse de los 70 y al cine de explotación, con un empeño especial en mostrar imágenes grotescas por encima de situaciones verosímiles. Es entonces cuando “Tonight she comes” termina de dejar de tomarse en serio, muestra sus cartas y nos damos cuenta que no estamos ante una cinta de terror, sino ante una suerte de comedia muy negra y bastante repugnante en lo visual.

Es cierto que el uso de sintetizadores y la poderosa imagen de una mujer caminando desnuda y amenazante hacia sus víctimas nos recuerda a “It follows” pero creedme si os digo que hasta aquí llegan las similitudes. También cuando comience el asedio en la cabaña, el humor negro y los juegos de encuadre nos podrían remitir a la “Posesión Infernal” de Raimi pero, nuevamente, hay algo en la fórmula que falla, aunque ambas comparten ese alma golfa e incómoda.

No sería justo dejar sin mencionar que, pese a todo, la cinta logra ser peculiar e incluso rompedora. La abundancia de sangre y ciertos detalles de su procedencia lograrán repugnarnos, lo sexual de su introducción y las incorrecciones onanistas de uno de sus personajes nos descolocarán… pero, desgraciadamente, tras menearnos en sus compases iniciales la cinta entra en barrena y ya no levanta el vuelo.

No puedo recomendarla, es más creo que es una película realmente mala… pero aun así tiene ese algo especial que le falta a la mayoría de los títulos que nadan en la mediocridad. Estoy seguro de que los degustadores de la serie z más abyecta podrán ver ese todo que a mí se me escapa y disfrutar de esta rara muestra de hemoglobina, sustitos y fluidos.

Imágenes de la película

 photo TSC_1_zpsrv1pbja4.jpg

 photo TSC_2_zpsbmumzrro.jpg

 photo TSC_3_zpsewy6bhn0.jpg

Lo mejor: mucha sangre aunque poca tripa la hacen simpática. Buen trabajo de encuadre. Su singularidad en el resultado.

Lo peor: Comedia sin gracia, mal gusto sin gusto y actuaciones sin actores solventes.

Vuestros comentarios

1. jul 22, 15:27 | Yann

Pues sin ser ninguna maravilla, ni mucho menos está tan mal. Tiene cosas muy salvables. Los personajes son bastante más interesantes que los típicos clichés del slasher al uso, y eso por si solo ya suma puntos. Los giros de guión también se salen de lo común, al menos no es una película donde uno puede predecir todo lo que va a pasar a los 10 minutos.

Y sobretodo, el personaje de Felicity es cojonudo.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.