Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Totem

Totem

Jugando al engaño

Totem Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Totem
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2017
  • Director: Marcel Sarmiento
  • Guión: Evan Dickson
  • Intérpretes: Kerris Dorsey, Ahna O'Reilly, James Tupper
  • Argumento: Una adolescente empieza a ver la vida de su familia amenazada por una presencia sobrenatural.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

 photo Totem_Interior_zpsglotbyzh.jpg

Kellie perdió a su madre de forma misteriosa y ahora, con sólo diecisiete años, tiene que proteger a su padre, un hombre cándido y encantador, y a su pequeña hermanita. Querida por todos los que la rodean, pronto su vida dará un giro de ciento ochenta grados, cuando la nueva novia de su padre vaya a vivir con ellas. A partir del traslado, empezarán a ocurrir fenómenos paranormales alrededor de la familia, y sólo ella tendrá las respuestas y el valor suficiente para enfrentarse a este espíritu misterioso, el cual canaliza su poder en este mundo a través de un tótem que quizás no sea una joya.

“Totem” es un largometraje de bajo presupuesto, producido y proyectado por el canal HBO, que intenta mantenernos en suspenso hasta su último tramo, donde se la juega todo a una carta, regalándonos un giro argumental que difícilmente se podía ver venir, pero una película de horror tiene el deber de hacer algo más que sorprendernos en un punto muy concreto. Esta lo hace con inteligencia, que no con medios, claro que la trama rodeando a la enésima vuelta de tuerca sobre fantasmas vengativos no supone nada especialmente memorable. Las sensaciones fuertes planean muy lejos del prototípico escenario de cualquier thriller suburbano actual, una familia marcada por la tragedia y un hogar prosaico, agudizando la sensación de cansancio en lo que a espacios narrativos se refiere. Tampoco ayudan a paliar el hastío unos efectos especiales y una edición que caen en barrena a medida que los títulos de crédito se aproximan. Hecho que contrasta fuertemente con la formalidad visual desplegada durante, digamos, los tramos más aburridos del metraje.

De nuevo estamos ante un producto que transmite sensaciones muy genéricas, y también es cierto que esperar otra cosa hubiesen sido demasiadas aspiraciones para un largometraje eminentemente televisivo. Dentro de poco podréis disfrutarlo junto a “Niñera psicótica” o “Trauma Emocional”, títulos inventados, dentro de la programación que Antena 3 emite para solaz de los cuarentones con ganas de echarse una buena siesta los sábados y domingos.

Una lástima que la presencia tras las cámaras de Marcel Sarmiento no haya dado una pizca más de juego. De sobra es conocida la pasión de este joven por el género, recordemos que a el pertenece la autoría de “Deadgirl”, salvo que esta vez no ha contado con el apoyo de un guión tan sólido, aunque él redactase parte de la historia.
Evan Dickson, un recién llegado, es el encargado de la labor de escritura con resultados muy desiguales; demostrando una capacidad innata para el suspense, buena muestra es la potente introducción de escasos segundos, y una inteligente definición de sus personajes, capaz de humanizarlos hasta parecer un poquito más de carne y hueso de lo que el cine de género se suele permitir. Sin embargo es de cara a la traca final cuando sus decisiones y motivaciones, forzados por esa situación difícil de prever, se transforman en algo más propio de una parodia que de una buena cinta de fantasmas. ¡Otra vez será, Evan!

Por suerte, al menos en lo que respecta a los sesenta minutos que debemos tragarnos hasta llegar a ese “loco, loco” desenlace, los actores realizan en general un trabajo ligeramente por encima de la media. Especialmente una protagonista principal a la que su juventud no le impide sumergirse en un papel con las suficientes aristas como para superar el resto de clichés sobre el que va desarrollándose la historia. Esta última con demasiados paralelismos a esos telefilmes imaginarios que nombraba más arriba. Hablamos de la joven Kerris Dorsey, bastante activa en papeles secundarios dentro del mundo televisivo, capaz de llevarnos por donde quiere con esa mirada llena de incógnitas. En particular, creo que lo mejor de su interpretación es saber convertir los ademanes típicos de una adolescente odiosa en una forma de atar al espectador a la historia, por otro lado demasiado apegada a la tirante relación con la nueva novia de su padre: ¡uno también tiene derecho a disfrutar de veneno y celos para marujas!
El elenco de actores de apoyo –la guapa Ahna O’Reilly y James “El Hombre que conserva bien la comida” Tupper– ayudan a mantener el interés en este drama de sobremesa, aunque lo mejor ha de venir con el total y absoluto derrumbe de la credibilidad a la que su confuso último cuarto de hora se abandona.

En resumen, por evitar incómodos destripes que hagan de “Totem” una obra completa y absolutamente prescindible, el terror sobrenatural está atravesando una de las peores épocas que recuerdo dentro de la última década. Bajo esta premisa parece que plantarse delante de “Totem” no es un trauma especialmente doloroso ni alimenticio. Así de simple y triste.
Y es que 2017 es un año nefasto para aquellos que creemos seriamente en la validez del género como método de entretenimiento, por muy de serie B que sea. Probablemente mantenidos por el mismo entorno que alaban, al menos en lo que a preestrenos y pases de prensa se refiere, puede que ciertos críticos gocen ingenuamente con recomendar en una página orientada al terror películas de inmigrantes que vuelan, entre otras lindezas. Pero yo “he venido a hablar de mi libro” y no me cansaré de apuntar a la necesidad de cambiar esta situación de mierda hasta que abandone el barco. Será pronto; amantes del cine de autor no os preocupéis, aquí tendréis vuestra tribuna mientras el dueño de esta web siga pagando su mantenimiento.

Como escuché decir recientemente a Sergio Morcillo, al cual no creo que deba presentar dada la asiduidad con la que insiste en llamar a nuestra puerta, “el terror está muerto”. Y que estas palabras vengan de un tío que ha basado su carrera en cortometrajes llenos de visceralidad debería preocuparos. Cierto, sé que visceralidad no es sinónimo de horror y un puñado de cortos tampoco anticipan ningún hecho, pero debería preocuparos.

Imágenes de la película

 photo Totem_1_zpsl7c66vv1.jpg

 photo Totem_2_zpsn7u4e4pf.jpg

 photo Totem_3_zpslvep4jlg.jpg

Lo mejor: Tiene un simpático giro final que es bastante inesperado.

Lo peor: Durante su tramo final se deja ver su origen televisivo en cuanto a guión y efectos especiales. ¡Cómo para meterse en la trama!

Vuestros comentarios

1. nov 24, 22:19 | Frankielopez

Vista en HBO puedo decir que es el típico telefilm que entretiene a duras penas

2. nov 25, 20:12 | AZOTE

Yo lo llevo diciendo desde hace bastante hamijo, la cantidad de dramas y/o películas de autor a las que se está dando cobertura y se están premiando en festivales (otra forma de promoción) está siendo bestial.

Por decirlo de otra manera, ya no se premian pelis de fantasmas, se premia el drama de un fantasma, para flipar. Son una plaga, hasta el staff de almas ahora se tiene que curar en salud diciendo de cada peli si se trata de un puto drama o no.

Antes de que alguien me venga con el rollo de que son pelis “diferentes”, “originales” o para reflexionar sobre la vida espero que ese alguien entienda que a mí me gusta el género tal y como ha venido siendo los años que he vivido como aficionado; en clave de entretenimiento. De hecho, por lo que pago en el cine es por lo mismo de siempre pero con cierta calidad.

Y por el trailer, Totem no la vería ni bajada.

3. dic 6, 15:45 | Omar

Como bien dice mi amigo Bob, se la juega a una carta y funciona (me incluyo en la estadística), sin embargo, todo el juego previo es muy agotador y hasta cierto punto tramposo, pareciera que con la obsesión de que esa carta funcione.

Es una película noble, que se deja ver
2.5/5

4. dic 7, 14:34 | Bafometh729

Tengo un problema, toda película en la que en su trama argumental incluye la palabra fantasma, espíritus, entes, casas embrujadas (encantadas), presencia sobrenatural, etc. etc…, me tiran para atrás (los 80 pasaron dejando auténticas joyas, lo de ahora, todo burdas copias). Entre producciones de zombies cutres y de este tipo (de susto fácil), está lleno el mercado y no hay nada bueno. Me estoy volviendo bastante elitista y si por un casual me engañan y me trago una y aparece aquí en Almas, a destrozarla, a despedazarla, sin compasión. No es el caso con Totem, ni me atrevo a acercarme a ella.
Bob, ¿te has enterado de que Alita battle angel está en postproducción? que miedo me da que esté Robert Rodríguez en su dirección.
Un saludo.
Bafometh729

5. dic 8, 11:21 | Vael

Me dormi en su primera hora, aunque dudo que me perdiera nada relevante, no me senti perdido en ningun momento… Asi que todo dicho. Buen final, pero teneis razon, es un telefilm en toda regla.

6. dic 9, 00:53 | Bob Rock

Baphomet.- no doy un duro por la adaptación de Alita… Ya se han visto primera imágenes y meh. Una pena… Siempre sentí algo por ese adorable cyborg

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.