Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Uninhabited

Uninhabited

El proyecto de la bruja de la isla

Uninhabited Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Uninhabited
  • Nacionalidad: Australia | Año: 2010
  • Director: Bill Bennett
  • Guión: Bill Bennett
  • Intérpretes: Geraldine Hakewill y Henry James.
  • Argumento: Beth y Harry deciden pasar unos días en una apartada isla de coral. Al poco de estar allí, comienzan a sospechar que no son los únicos habitantes del lugar.

40 |100

Estrellas: 2

Uninhabited Grande

Las historias que se desarrollan en un entorno natural privilegiado son una debilidad. Para mí, es un plus que películas como “The Descent” o “Wolf Creek” sucedan en lugares como cuevas o páramos. A poco que haya un director de fotografía con algo de vista, al margen del valor de la historia y su guión, su visionado se convierte en una auténtica gozada.

“Uninhabited” parece sumarse a este carro. Transcurre en una paradisíaca isla de coral australiana a la que Beth (Geraldine Hakewill) y Harry (Henry James), una joven pareja, acuden a pasar unos días apartados de la ciudad. Sin embargo, como dice el manido argumento de la cinta, pronto empiezan a sospechar que no están solos…

Bien, con este punto de partida, las sorpresas no parecen estar, precisamente, garantizadas. En el arranque, se acumulan uno a uno todos los tópicos a los que estamos acostumbrados: Jackson, el hombre que les lleva en su barco a la isla, les advierte veladamente de algún tipo de peligro; Beth es bióloga marina, y explica al menos en dos ocasiones a Harry qué son los pepinos marinos y lo peligroso que es el pez piedra, por lo que no hace falta ser un lince para darse cuenta de que algo va a pasar con esos dos elementos.

Cuando, por fin, la presencia intrusa comienza a manifestarse, surge el verdadero referente de la película. Y sorprende porque es… “El Proyecto de la Bruja de Blair”, de donde se sablea prácticamente todo: sombras vistas desde el interior de una tienda de campaña, una cabaña en mitad del bosque, voces de niños confundidas con el viento nocturno… incluso hay una videocámara, quizá a modo de descarado homenaje, suponiendo que a estas alturas hiciera falta.

Así, entramos de lleno en la figura del “intruso”, la tercera presencia de la isla. Sin ánimo de revelar nada, aunque no hay un gran secreto detrás, este “intruso” actúa poco y de un modo leve. Asedia a la pareja protagonista sin dar demasiadas pistas de qué quiere de ellos, y su aspecto se oculta convenientemente por planificación. Esto, probablemente, crea un elemento de despiste y una falsa expectativa porque, en el tramo final, cuando descubrimos su rostro… bueno, la decepción es gigante.

La presencia de un par de cazadores furtivos de tiburones alegra un poco la función, siempre dentro de los cánones de la rutina y lo previsible aunque, al final, son sólo una excusa para que haya un par de víctimas más por el camino. Quizás fui yo, que esperaba más de una película con un cartel sugerente y rodada en un entorno paradisíaco, pero ninguno de los dos personajes principales tiene entidad suficiente como para mantener el visionado, ni el director Bill Bennett, también guionista, es capaz de crear un clima lo suficientemente malsano o inquietante como para que el trayecto sea interesante; a este respecto, de hecho, y aunque parezca contradictorio, parece que hay más esfuerzo en que la peli quede “bonita” que en que realmente asuste o altere al espectador.

Pero, si soy sincero, lo que más me molestó, y lo que creo que es realmente un grave problema, es la historia y los motivos de nuestro “intruso”. Como ya se ha mencionado arriba, en medio del bosque hay una cabaña, y en su interior… un libro. Llegado un momento, Beth lo coge y lo lee… y ahí está escrita, sin ningún tipo de pudor, toda la historia pasada y la intención del tercer habitante de la isla. De un plumazo, y de un modo fácil y descarado, se resuelven las pocas incógnitas que encerraba la historia, y se produce un giro en el personaje de Beth bastante increíble.

En fin, poco más puedo mencionar aparte de la pena de por qué, de repente, una película comienza a aparecer por todos lados mientras que otros títulos, sin duda mucho más interesantes y con más valor, parecen condenados a no ver la luz…

Lo mejor: La isla

Lo peor: Es muuuuy floja.

Vuestros comentarios

1. ago 29, 17:54 | Bob Rock

Hola Almas Oscuras.

No he podido evitar partirme con la primera imagen. Parece una postal de esas de “yuhuuuu, estamos en una isla paradisíaca y tu muerto de asco en la ciudad”

Un saludo

2. ago 30, 00:52 | alexcore

Es mala a rabiar, con todas las ganas que le tengo a esta nueva ola de cine australiano y esta me ha dejado de bajón absoluto, lo mejor la isla, cuanta razón tienes…

3. sep 2, 04:22 | Alarma

Mala,muy mala, al actor lo deberian matar a los 20 minutos y a ella solo un poquito despues…la historia daba para algo mas.

4. sep 6, 11:58 | Ichi Kuro

Reseña totalmente acertada. La película te mantiene sentado y expectante al principio, pero no gracias al feeling que tienen entre ellos los personajes (¿seguro que son novios o son hermanitos de la caridad sin sangre en las venas?). Por esa razón uno empieza a imaginar POSIBLE SPOILER que es ella la que monta todo el cotarro para cargarse a sus pretendientes, pero, ¡oh sorpresa! Todo se va al garete cuando empiezan a darle explicación, de esos finales de “la cena está lista, termina rápido lo que estas haciendo”, y tomar viento la película. Una lástima.

5. sep 15, 10:10 | Andrómeda

De lo más aburrido que me he echado a la cara en muuuuucho tiempo… la trama pesada y poco original, el escenario absolutamente desaprovechado, las actuaciones merecen pena de muerte… con decir que la creatura más carísmática en la isla es el pez piedra… :(
Muy generoso ese 4, esto es un 2 clavado.

6. oct 3, 10:45 | Dilan

Muy flojita, hasta las escenas eroticas, son poco creibles, no esperies; sustos, tetas, accion, intriga, miedo…no espereis nada, es una pelicula, simplona y muy lineal, sin altos ni bajos. Empieza, acaba y te quedas igual.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.