Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Werewolf Rising

Werewolf Rising

Con tanto pelo, que calor

 photo WR_Interior_zps17885b81.jpg

Desesperada por salir de la gran ciudad, Emma se va a pasar unos días a la cabaña que posee su familia en las colinas de Arkansas. Pronto descubrirá que algo se oculta en las sombras del bosque, y la luna llena desvelará un siniestro y sangriento mundo del que nunca sospechó su existencia.

Seguimos con la ronda de noticias veraniegas, y esta vez le toca el turno al hombre lobo. Uno de serie z que quizás no esté a la altura de lo que tan mítica estampa necesita, ya sabéis que siempre que puedo reivindico la figura de los monstruos clásicos del cine de terror (ya sea en cine, a la espera de ver cuál es el siguiente paso de la Universal, o en casa alabando el trabajo de buenas series como “Penny Dreadful” o “Teen Wolf”), y desde luego nadie debería ignorar las ganas que le han puesto los chicos de “Werewolf Rising” al nuevo alzamiento de esa criatura que representa, como tan bien supo ver “En Compañía de Lobos”, el animal interior que la humanidad lleva miles de años intentando sublimar: sexo, violencia, libertad…

Sea como sea, parece que los hombres lobos sean los primos pobres de los elegantes vampiros, siempre relegados a un papel secundario y con tímidos intentos en cine y literatura para sacarlos del injusto olvido al que la gran masa les condena. Ahí tenemos, hablando de libros, trabajos clásicos como los relatos de Greye La Spina (gran autora pulp a descubrir) o la novela “Más oscuro de lo que piensas” del universal Jack Williamson, o las más recientes como “Hijos de Lobos” de Tanith Lee o “El Ciclo del Hombre Lobo” de un King en plena forma por la época en que lo escribió. Eso hablando de literatura, pero no podemos olvidar lo que ha dado de sí la licantropía en cintas clásicas de los ochenta de la talla de “Aullidos”, “Lobos Humanos”, “Un hombre lobo americano en Londres” o “Con la Bestia Dentro”. Tampoco hace falta irse muy lejos, Benicio del Toro se puso en la piel del lobo, nunca mejor dicho, para una cinta comercial que fue injustamente tratada. Así mismo, si hablamos de salas comerciales, la última guerra entre hombres lobo y vampiros dio buen resultado en taquilla gracias a la saga “Underworld”. Si de video clubs se trata, tampoco parece justo no mencionar “Ginger Snaps”, una serie de películas que pese a su nivel inferior tras cada nueva entrega, presenta la licantropía desde una simpática perspectiva adolescente y femenina, un pequeño cambio de rumbo ante semejante icono “mucho macho”.

También el cine independiente (o de serie b, a estas alturas de la vida es difícil saber en qué se diferencian) ha intentado esta última década decir algo innovador sobre el tema con obras meritorias como “Dog Soldiers” o “Wer”, así como con películas bastante inocentes: “13 Hrs.” o “Outcast”. Por no hablar del cine Z (esta vez sí, en mayúsculas) con muestras de la talla de “Half Moon”, “Strippers vs Werewolves” o “Werewolf Fever”; todas para mear y no echar gota.

Bien, todo este rollo sirva para animaros a acceder a alguna de las cintas nombradas y para presentar “Werewolf Rising”, que postula su mejor argumento con la presencia del incombustible Bill Oberst Jr., actor secundario que gusta mucho en Almas Oscuras y del que hace poco os presentamos un trabajo, Ditch Day Massacre, donde demostraba toda su capacidad para aterrar. Línea a la que parece acogerse en la película que hoy nos ocupa, una humilde muestra del cine de licántropos que esperamos acabe superando las limitaciones que exhibe, por desgracia, su tráiler. Escribe y dirige BC Furtney, conocido por estar muy metido en la escena hardcore californiana y su declarado amor por el cine fantástico underground. A principios de octubre se espera el estreno de este pequeño juguete, eso sí: sólo americanos y británicos, por favor.

Imágenes de la película

 photo WR_Poster_zpsdeadb2b9.jpg

Tráiler

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.