Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Zombies of mass destruction

Zombies of mass destruction

Muertos vivientes con ideología política

Zombies Off Mass Destruction

Ver ficha completa

  • Título original: Zombies Of Mass Destruction
  • Nacionalidad: USA | Año: 2009
  • Director: Kevin Hamedani
  • Guión: Kevin Hamedani, Ramon Isao.
  • Intérpretes: Janette Armand, Dough Fall, Cooper Hopkins, James Mesher, Cornelia Moore.
  • Argumento: Port Gamble es una idílica localidad de la costa oeste. Todos los vecinos se conocen entre sí y se saludan por la calle. Un lugar seguro, acogedor y, sobre todo, muy americano. Es en este clima “apacible” donde, de repente, irrumpen los zombies.

65 |100

Estrellas: 4

Zombies off mass destruction

Zombies of Mass Destruction es otra película más de zombies que mezcla con desigual fortuna el terror y el humor. Esto no significa que sea una película fallida, pero sí un ejemplo de lo complicado de que esta unión de géneros funcione. De mayores ambiciones que Zombieland en cuanto a concepción, desde mi punto de vista no llega a la altura de Shaun of the Dead, que quizás sea la más equilibrada de las tres en cuanto al resultado final.

Zombies of Mass Destruction se presenta como un interesante fresco de la sociedad americana contemporánea y, como buena investigación sociológica, coge un segmento representativo de la muestra. Se centra en Port Gamble, comunidad reducida, y dentro de la misma, en una serie de personajes con su historia particular. Sin duda, una de las grandes bazas de la película son sus personajes y sus actores, caracteres bien definidos y dibujados, con una buena historia que contar, y bien interpretados. Cada uno de ellos representa un tema candente de dicha sociedad.

1. Política: el alcalde Burton (James Mesher), republicano, que siguiendo el espíritu más puro del sueño americano sale a la calle a hacer campaña entre sus vecinos, pidiendo el voto para su reelección. Así, se entera de primera mano que Cheryl Banks (Cornelia Moore), maestra de la escuela local y de ideología demócrata, va a ser su rival.
2. Religión: El reverendo Haggis (Bill Johns), como todo buen sacerdote contemporáneo, está escandalizado porque cada vez menos parroquianos acuden a oír sus sermones.
3. Racismo: La iraní Fridda (Janette Armand), acaba de volver de Princeton, después de conseguir escapar de Port Gamble, y se incorpora al trabajo con su padre Ali (Ali Hamedani) en el bar. Para el resto de sus vecinos, siempre será la vecina “irakí”. A nivel personal, Fridda, nacida en Estados Unidos, tiene un problema de identidad: rechaza y sigue, a partes iguales, sus raíces.
4. Homosexualidad: Tom (Dough Fall) se ha decidido por fin a presentar a su novio a su madre y, de paso, salir del armario. Por eso, lleva a Lance (Cooper Hopkins) a su pueblo natal, con la idea de cenar, dar su mensaje y volver a Nueva York en el primer ferry de la mañana.
5. Paranoia: Brian (Andrew Hide) soporta, como puede, a sus padres, republicanos enloquecidos, y se alegra de volver a ver por su pueblo a Fridda.

Al igual que sucede en Shaun of the Dead, y aunque parezca un asunto de perogrullo, el estallido zombie sirve para algo. No es un fin en sí mismo, sino que supone un revulsivo en las historias:

1. Política: el alcalde Burton intentará llevarse a su terreno la gestión durante la plaga zombie, sacando tajada política de ello, mientras que Cheryl, su rival, representará el sentido común (parece clara la ideología política del director, Kevin Hamedani).
2. Religión: el reverendo Haggis achaca, por supuesto, la invasión zombi al actual laicismo social, e intentará, de un modo “salvaje”, contribuir a su aniquilación.
3. Racismo: en cuanto el tema zombie salta a los informativos, se da por hecho que debe tratarse de un ataque terrorista. Fridda, iraní, será la primera en ser perseguida por sus vecinos más “republicanos” (iraní, irakí… a ellos les da igual, es extranjera y de Oriente Medio, con esto basta).
4. Homosexualidad: Tom y Lance sufren su condición sexual tanto a nivel metafórico –la conversión de la madre de Tom- como a nivel real… (la escena de la Iglesia, dejémoslo ahí).
5. Paranoia: Brian tiene la oportunidad de librarse del peso “republicano” de su familia gracias a esta situación inusual.

Pero no acaban ahí las cosas: el final de la película, el epílogo, es brillante y demoledor. Si bien, como se desprende de lo detallado hasta ahora, el punto de vista de la película es un poco partidista y sesgado –sí, lo es, pero lo cierto es que en los informativos están a la orden del día este tipo de cuestiones, por lo que, más allá del tópico, me las creo y las comparto en parte-, en la escena que cierra la película se supera cualquier ideología y concepción más tópica, salvando de la “quema” sólo a un par de personajes, mientras que el resto acaban siendo víctimas o del ambiente opresivo de un pueblo pequeño o del “american way of life”; esto es, en última instancia, lo que se quiere criticar.

Por tanto, me parece admirable la construcción de la película, lo bien pensado que está casi todo en ella, y el uso de tanto recurso narrativo con una intención muy clara: contar una historia con un mensaje y desde un punto de vista.

Sin embargo, la película es de bajo presupuesto, y se nota. Abunda la sangre y el gore, y aunque algunos efectos están realmente bien conseguidos, la mayoría de las veces “ves” el efecto especial (no lo ves, literalmente, pero me pasé toda la película suponiendo cómo estaba hecho, algo que no me suele pasar). Asímismo, todo el buen hacer y la sabiduría que han empleado para la construcción más teórica de la película, la arriba detallada, no se corresponde con la realización práctica de la misma. Hay poca elaboración en los momentos de terror, suelen tener un esquema bastante básico y repetitivo (una irrupción inesperada de un zombi) y, al final, cuando se hace recuento, se hecha de menos una gran escena, de estas en las que uno se quita el sombrero y exclama “¡momentazo!”. Respecto al sentido del humor, me parece lo más discutible de toda la función. Hay un par de chistes buenos, pero en muchas ocasiones se bordea el humor tonto o ridículo. A mí, personalmente, este tipo de coñas me hacen mucha gracia, pero creo que en este contexto, donde hay temas bastante serios y, sobre todo, inteligentes, lo único que se consigue es devaluar lo de alrededor.

Como valoración global, creo que es una película que vale la pena ver, con todos sus “peros”. Los fans de Romero agradecerán que estos zombis sean de su escuela: caminan lento y están podridos y, como en sus mejores obras, cuando llega el final descubres que los humanos son como los zombis, en el peor sentido de la palabra –suponiendo que tenga un sentido bueno. Y es un buen ejemplo de cómo con bajo presupuesto, sin pretender inventar nada, se puede contar una historia. Es cierto que aquí han estado a punto de superar con inteligencia la carencia de medios y no lo han conseguido, pero también lo es que han intentado disparar muy alto.

Lo mejor: Que nada es gratuito: todo sirve para algo.

Lo peor: Quizás, lo puramente “terrorífico” es lo más flojo.

¿Dónde conseguirla?
Gore Nation: “Zombies of mass destruction” en VOSE.

Vuestros comentarios

1. abr 5, 23:48 | MASP

Otra que está apuntada en lista.
Buf! Ando saturadísimo. No puedo con tanto material. Entre cine, no sólo de terror sino de todo tipo, series, anime, videojuegos, lecturas… No tengo vida propia! Es lo malo de ser tan ecléctico. En fin, le intentaremos hacer un hueco, porque pinta más interesante de lo que en un principio me había parecido.
Gracias por la recomendación, Manu.
Un Saludo!

2. abr 6, 09:54 | Giles

Coincido en parte con tu reseña, pero para nada en la puntuación que le das a la película (si se le puede llamar así).

El guión es mediocre así como los actores y efectos especiales. Los diálogos son absolutamente absurdos y aunque hay un par de momentos divertidos, para nada justifica la tortura de visionar semejante bodrio.

Un auténtico coñazo, de verdad.

3. abr 6, 14:16 | blanch

Estoy de acuerdo con Giles. Menudo tostón. Solo para quienes sigan el After Dark.

4. abr 6, 14:57 | Manu

Giles, Blanch:

Creo que es una película que es lógico que no guste a mucha gente. Es cutre y no da mucho miedo, la verdad, y las líneas de diálogo son sólo regulare, sobre todo en los momentos de tensión. Pero, aún así, intenté poner de relevancia lo que yo creo que son las virtudes de la peli, aunque sólo sea para que no sea en balde el visionado.

Un saludo!

5. abr 6, 21:12 | Elizabeth

Para mi, la pelicula es un par de chistes graciosos (solo un par) y nada más.
Ni que hablar de compararla con Zombieland o Shaun…

6. abr 6, 21:49 | Lilith

Pues en contra de todo lo que comentais, a mi me gustó la pelicula. Es cierto que no impresiona ni introduce nada “nuevo”. Pese a su relativa mediocridad, refleja bastante bien la sociedad que acoje la historia y dispone del gore y momentos graciosos suficientes para no relegarla a “una más de la invasión zombie que atravesamos”, sobretodo para aquellos que, como yo, adoren a estas criaturas. Obviamente no es comparable a films de la talla de Zombieland o Shaun, pero vale la pena.
Eso es todo, saludossss!!!

7. abr 7, 08:07 | Manu

Lilith: de acuerdo contigo, a mí me pareció también interesante, con todos sus muchos peros. Un saludo!

8. abr 21, 19:59 | lady necrophage

Pues eso…mucha política, se habla de temas como la homofobia, el conservadurismo, la guerra de Irak..eso le da un aire distinto. En cuando a lo demás, no aporta nada nuevo. Es un gore muy “light”(incluso en halloween yo conseguí un efecto mejor para nuestros disfraces y con menos medios).Pero bueno, que esta bien, muy bien dada la puntuacion.

9. abr 22, 09:56 | Manu

Sí, lady necrophage, podía haber sido la leche, pero es correcta, aunque con destellos chulos. En fin… Saludos!

10. may 11, 16:27 | IgorPamplona

A mi también me pareció bastante floja

Saludos.

11. sep 16, 11:06 | visceral

Muy, muy, mala. Me encanta el género zombie, pero hay pelis que son insufribles. Por ejemplo, ésta.

Saludos.

12. sep 16, 12:27 | Sexpeare

Pues a mí sin ser ninguna maravilla mala mala no me pareció, se hizo entretenida y tiene algún que otro punto, como la cena de la pareja gay con la madre de uno de ellos y el padre de familia redneck que secuestra a la protagonista y le aplica el tercer grado.

13. nov 22, 23:35 | Ramón Retamar

La película a pesar de algunos altibajos (que son los que menciona la crítica) me ha gustado. Al igual que las de Romero, es una crítica a lo peor de la sociedad norteamericana.

14. jul 1, 23:02 | horacio

Malisima.con m de mucho,la vi porque me gusta el genero y veo todo .Pero realmente muy mala .Mucho mejor es Dead Set .

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.