Megalodón 2: La fosa

Monstruos amaestrados.

Megalodón 2: La fosa

Ver ficha completa

  • Título original: Meg 2: The Trench
  • Nacionalidad: Estados Unidos, China | Año: 2023
  • Director: Ben Wheatley
  • Guión: Dean Greogaris, Erich Hoeber, Jon Hoeber
  • Intérpretes: Jason Statham, Wu Jing, Sienna Guillory, Cliff Curtis
  • Argumento: Un equipo de investigación inicia una misión que va a explorar las profundidades más abismales del mar. Pero su viaje se convierte en caos cuando un malévolo operativo minero amenaza su misión y los obliga a librar una batalla de alto riesgo por la supervivencia. Enfrentados a colosales megalodones y a implacables saqueadores medioambientales, nuestros héroes deben correr más rápido, ser más astutos y nadar a mayor velocidad que sus despiadados depredadores en una trepidante carrera contra el tiempo.

DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

Megalodón 2: La fosa

Cuando empezaron a llegar noticias sobre el proyecto de Megalodón, mis expectativas se pusieron por las nubes. Si, soy uno de esos raros completistas del subgénero o temática de tiburones chungos. Si, soy un poco masoquista. Y es que, si te metes en esto, tienes muchas papeletas de ver una cantidad ingente de morralla. Son pocas las películas realmente buenas sobre tiburones. Obviamente, ahí está la obra maestra de Steven Spielberg, y desde que se estrenó en 1975, creando pánico en todas las costas de veraneo del mundo, ninguna ha conseguido si quiera acercarse. No obstante, en lo que va de siglo XXI, han surgido algunas propuestas interesantes, como El arrecife (2010), Infierno azul (2016) o A 47 metros (2019). Aunque todo parecía indicar que Megalodón (2018) se uniría a ese selecto club, por desgracia no fue así. Hablo subjetivamente, ojo, porque lo que fue en taquilla, el éxito es indiscutible: 529 millones de dólares en todo el mundo, con un presupuesto de 130. De algún modo, dieron en el clavo en cuanto a conexión con el público que buscaba evasión sencilla. Además, en última instancia decidieron recortar un poco de aquí y de allá, rebajando el nivel de sangre y lenguaje malsonante, consiguiendo una calificación PG13 en lugar de R (mayores de 18 años). Y vaya si les funcionó... No solo a ellos, sino que el mismo año hicieron lo mismo con igualmente mediocre Venom. Cosas del negocio.

Lo mejor: El último tercio, tan autoconsciente como entretenido.

Lo peor: En la parte de la fosa, la fotografía es demasiado oscura y la acción atropellada, por lo que cuesta entender qué carajo pasa. El humor demasiado tontorrón y, aunque ya contaba con ello, la ausencia casi total de mala leche y sangre.


Malibu Horror Story

30 cámaras. 10 años de rodaje.

Malibu Horror Story

Un equipo de investigadores paranormales busca pistas en una cueva sagrada de la desaparición de cuatro adolescentes de la zona.

Y así, de pronto, surge una pequeña película de caracter found footage, aunque en realidad parece apartarse de ello en ciertos momentos a juzgar por el trailer, que promete ser una de las sensaciones del año dentro del terror. La historia de su rodaje es bien curiosa: se utilizaron treinta cámaras y se prolongó durante diez años. No sé si esto será cierto, promoción gratuita o qué, pero sea como fuere, funciona para llamar la atención. Luego, si hacemos caso de las primeras críticas que ya están apareciendo, la mayoría bastante positivas, puede que estemos ante el Deadstream de 2023: una propuesta tan terrorífica como divertida, con humor negro y ritmo frenético. Eso dicen...

La colleja

Ya se puede ver online el corto de Sergio Morcillo.

La colleja

El corto La colleja, de Sergio Morcillo, ya se puede ver online, bajo demanda, desde Vimeo: Ver LA COLLEJA en línea | Vimeo On Demand en Vimeo

Se trata del último trabajo de Morcillo, del que podéis ver otros como Tus gritos me dan risa (2012), You´re Gonna Die Tonight (2016), M is for Metamorphose, candidato a la letra M para la antología ABCs of Death 2 (2014) y el exitoso Gotas (2017). Tampoco le ha ido nada mal por diversos festivales a La colleja, que se ha podido ver en Sitges, Nocturna, Cortos con Ñ, Molins del Rei, Sabadell o el FANT.

Ramón acompaña a su hijo a jugar a un parque infantil, pero comete un grave error que le costará muy caro.

La colleja está protagonizado por Nacho Guerreros (Aquí no hay quien viva), Lluvia Rojo (Cuéntame cómo pasó) e Itziar Castro (Rec: Génesis). Escrito por Santiago Taboada, con claras influencias del cine de Alex de la Iglesia

El crimen de un misógino drogadicto

J. González (Chupasangre)

El crimen de un misógino drogadicto

Estoy empapado en alcohol y sangre, pero no tengo heridas, solo algún rasguño. La habitación está destrozada y llena de vómitos. Siento nauseas... Todo lo anterior a este mismo instante está borroso. No consigo recordar nada... Unas medias desgarradas cuelgan de la boca de mi Rottweiler. Las bragas de alguna puta hacen de tela para la lámpara de araña... ¿que coño pasó anoche? Hace tiempo que solo follo con sucubos, me prometí a mi mismo que no volvería a acercarme a una mujer, no después de varias condenas por maltrato, violencia de genero le llaman... Su puta madre. Me estoy meando, tal y como está la habitación me la saco aquí mismo, ¡joder! ¡Tengo la polla en carne viva!

El hombre del saco

Estranyer Cins

El hombre del saco

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

El hombre del saco

Vaya por delante mi aplauso a Voces, anterior película del director Ángel Gómez Hernández. Pese a los muchos defectos que se podían achacar a ese primer largometraje, lo cierto es que era una cinta de terror pata negra, consecuente con lo que requería ese género y que hacía gala de una factura técnica y una construcción de los sobresaltos, a la americana, bastante bien trasladada a los códigos y maneras del cine español. Desgraciadamente, El hombre del saco desafina en tantos aspectos que cuesta trabajo encontrar los destellos que apreciamos en su trabajo anterior.

El punto de partida de El hombre del saco es el crimen real, de comienzos de pasado siglo, en el pueblo Almeriense de Gádor, que creó en el imaginario colectivo del país, la figura de un anciano que con un saco de arpillera se llevaba a los críos que se portaban mal. Con este origen, la cinta construye a un ser sobrenatural que cada siete años se lleva a un buen puñado de chavales para alimentarse de ellos. En la actualidad, un grupo de amigos se ve en el ojo del huracán de una nueva cosecha humana.

Lo mejor: La factura técnica es solvente.

Lo peor: El guion no sabe encontrar la forma de hacer atractiva su trama.


Háblame

de primera mano

Háblame

Ver ficha completa


DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

Háblame

Aunque quedan unos meses para enterrar al 2023 y muchos títulos de género esperan a que se acerque Halloween para dar el campanazo, lo cierto es que este año el terror está siendo muy decepcionante. Hace unos meses que la productora A24 lleva haciendo ruido con la cinta que nos ocupa; las redes se han ido llenando de comentarios muy positivos y de afirmaciones que decían que Háblame estaba llamada a ser lo que hace ya 8 años, Dios mío como pasa el tiempo, fue It follows. Uno de los últimos en hacer esta afirmación he sido yo mismo hoy tras salir del pase del cine. Ambas cintas logran mantenerse en los raíles del cine de terror adolescente y ambas lo hacen nadando lejos de las orillas en las que faenan casi todos los filmes con chavales entre los 16 y los 20 años, lo que las abre a ser degustadas con igual placer por espectadores más talluditos. Aunque mi corazoncito se lo sigue llevando la cinta de David Robert Mitchell, porque creo que encontró un tema y un resultado mucho más necesario e inusual, es justo decir que Háblame, al contrario que It follows, tiene un devenir menos irregular y se mantiene más próxima al cine de terror canónico tanto para lo malo como, sobre todo, para lo bueno.

La historia nos presenta a Mia (Sophie Wilde), una chica que trata de sobreponerse a la muerte de su madre apoyándose en su mejor amiga: Jade (Alexandra Jensen) y en la familia de esta que la han aceptado como a una más. Una noche ambas acuden junto a Riley (Joe Bird), hermano pequeño de Jade, a una fiesta donde se juega una extraña sesión de espiritismo con una mano de porcelana que funciona a dos niveles: el primero al sujetarla y decir "Háblame" permite ver a un espíritu frente a ti. En el segundo estadio, al decir "te dejo entrar" permites que el espíritu tome posesión de tu cuerpo... pero cuidado: si la experiencia se extiende por encima de los noventa segundos, se puede volver mortalmente peligrosa.

Lo mejor: Sus 40 minutos iniciales son muy inquietantes y macabros. Escapa del susto efectista en favor de una atmósfera malsana constante.

Lo peor: La segunda mitad de la cinta es algo más convencional.