tag/extreterrestres/contacto@nimuyhechonipoco.es

Buscamos lo mejor del 2022

El que no haya salido, tiempo ha tenido.

Has filtrado por etiquetaa: tag/extreterrestres/contacto@nimuyhechonipoco.es

El hombre que esperaba a las flores

de Jirky Svenson

El hombre que esperaba a las flores

Ubicada en una Finlandia surrealista, “El hombre que esperaba a las flores” narra la historia del señor Svenson, trasunto irónico de su propio creador que abandona el estrés de la bolsa helsinguina para levantar un vivero en su pueblo natal. Una vez instalado allí la realidad comienza a retorcerse a su alrededor, quién sabe si a causa de una inocente llamada de teléfono o en base a un plan de mayores dimensiones, que colocaría al pobre florista en medio de una red de sucesos apocalípticos. En concreto una serie de asesinatos donde las víctimas, aparentemente elegidas al azar, muestran sobre sus pechos abiertos el nacimiento de unos crisantemos mutantes capaces de esparcir la locura a lo largo y ancho de la población. Las pesadillas macabras y absurdas reacciones de los convecinos del señor Svenson amenazan con dibujar un cuadro donde el principal culpable de las autoridades sería el propio florista, alterada su percepción a medida que cierto ritual de paciencia y sumisión llega a su último estadio. Únicamente los anómalos árboles y plantas de la helada región de Salla tienen la respuesta, germinada durante un verano como la humanidad no ha conocido nunca.

Lo mejor: Una maravillosa capacidad para utilizar temas comunes al imaginario del horror humano, y darle una perspectiva más inquietante si cabe gracias a su arriesgado estilo.

Lo peor: Una parte central que acusa algo de lentitud debido a la experimentación de estilos y tiempos verbales.


La casa del callejón, de David Mitchell

Una casa embrujada. De las de verdad, quiero decir

La casa del callejón, de David Mitchell

En España, la difusión de la literatura de terror se debe a la labor de editoriales independientes. En los catálogos de las grandes firmas, pero, de tanto en tanto se cuela también algún título de género. Y no os imagináis lo mucho que me alegré al saber que Random House había publicado no sólo terror, sino terror contemporáneo. La casa del callejón; ¡sólo el título del libro ya prometía! Lo compré, lo leí, y lo cierto es que lo he disfrutado mucho. En realidad, no podría darle otra valoración que un sencillo: está bien. Sin embargo, mientras vives la experiencia que David Mitchell te propone, el sentido crítico se anula y lo único que buscas es entretenerte.

12 Almas Oscuras para 6 meses (Vol. 1)

El terror que viene entre Enero y Junio de 2018

12 Almas Oscuras para 6 meses (Vol. 1)

UN LUGAR TRANQUILO

En una granja aislada de toda civilización en Estados Unidos, una familia procedente del oeste es acosada por una presencia fantasmal.

Apunta a ser una de las sorpresas del 2018 para el cine de terror, muy al estilo de la notable No respires (2016) o la menos afortunada pero recomendable La casa muda (2010). Eso sí, con una variante, a priori, sobrenatural, que tiene pinta de dar más de un giro inesperado y sustos, muchos sustos, aunque no de esos prefabricados con la subida de volumen. Se trata de un proyecto personal de John Krasinski, que también protagoniza junto a la siempre bienvenida Emily Blunt. Krasinski es más conocido por su faceta como actor, sobre todo a raíz de ser uno de los protagonistas de la versión estadounidense de la serie The Office.

WINCHESTER

A finales del siglo XIX, después de la trágica muerte de su marido y su hijo, Sarah construye una casa-fortaleza (la Mansión Winchester, conocida como una de las casas encantadas más terroríficas del mundo) con un objetivo: mantener a raya a los espíritus de las personas fallecidas por un rifle Winchester, que, según dice, la visitan con demasiada frecuencia. Eric Price llega a la casa con el objetivo de psicoanalizar a la señora Winchester, descubriendo que los fantasmas que la atormentan pueden no ser producto de su locura.

Horror Dummies

Marionetas, ventrílocuos, mecanismos psicóticos

Horror Dummies

¡El Museo de Curiosidades Hermenaute abre de nuevo sus puertas a niños, niñas y seres hermafroditas de otra dimensión para hacerles disfrutar, o sufrir, del ala recién inaugurada para la ocasión! Dejando a un lado la sala de sarcófagos y carcasas polvorientas, sin olvidar esos recovecos oscuros que a buen seguro darán que hablar a la prensa en el futuro, nos damos de bruces con un salón poblado de pequeñas siluetas: famosos dummies de ventrílocuos echados a perder por la lujuria; marionetas anormalmente bellas; autómatas perversos; madera y porcelana reconvertidos al sentir humano. En definitiva, un muestrario de horrores donde los muñecos tienen por primera vez el protagonismo, suplantando a sus creadores en el ser, que no en el saber estar.

¡Pasen y vean! ¡Seis obscenos guías estarán encantados de contarles las circunstancias y detalles de este valle de muñecas maldito! ¡Por sólo un chelín, las pesadillas a su alcance!

Holy Terror

Del negro Satán

Holy Terror

Creyendo que su hijo fallecido no está en paz, Molly y Tom piden a un medium que contacte con él. Pero después de invitar a un demonio vengativo a cruzar a esta lado de la realidad, la pareja debe obtener la ayuda de un sacerdote caído en desgracia para intentar un peligroso exorcismo.

¿Otra de exorcismos que salen jodidamente mal? ¡Sí hija, sí! A estas alturas parece que el subgénero vive una tercera juventud, uno de esos fenómenos culturales que va y viene. Curioso que en la época más atea de la historia de la humanidad, y esperad al prometedor futuro nihilista, la fascinación por el diablo crezca día a día. En su momento pude entender que se trataba de un interés basado en el miedo, que incluso lo generaba.

Lo Mejor y lo Peor de 2016

¿Por la buena senda?

Lo Mejor y lo Peor de 2016

Aunque ligeramente tarde, casi nos hemos olvidado del 2016, os transmitimos nuestro habitual lo “mijol” y lo “piol” del año pasado. En ningún orden concreto, las simpáticas listas de todos los aquí presentes como “reseñadores”. Excepto algún caso especial por exceso de trabajo – ¿Pero dónde paras Tito Jesús? – y otros que se han ido perdiendo por el camino – Manu, I miss you –. En realidad, forúnculos o no, gracias a todos por estar ahí.

Se nota entre nuestras favoritas una clara disposición al terror sobrenatural, dando en el blanco especialmente The VVitch, vista por muchos de forma tardía durante 2016 y The Autopsy of Jane Doe. Lo que sí observo son unas secuencias de películas menos eclécticas de lo habitual; únicamente apostando Mr. Zombie, como es habitual, por el cine oriental (y aunque a mí no me convenció, “The Handmaiden” reconozco que es un pepino cósmico). Pero que eso no os lleve a engaño: 2016 marca una tendencia al alza en cuanto a la “calidad”, algo siempre subjetivo, dentro del cine de género. Si esta década empezaba de forma bastante pobre, parece que su segunda parte va a ser la que remonte el vuelo. Sorprendentemente no gracias al empujón de las producciones independientes, que también las hay y muy buenas, si no por un cine comercial que parece tenerle pillado el punto a nuestras necesidades. Con productoras potentes que apuestan, como antaño, por el terror o la tensión como única vía. ¿He oído “Blumhouse” o ha sido una psicofonía?

Claro que, como viene siendo habitual, un servidor se ha tragado alguno de esos grandes mojones que esperan aviesos a que alguien padezca coprofagia. ¿Ironía, cinismo? Nunca sabréis ni la mitad de la verdad. Quizás echando de menos un “After Dark” como dios manda, prefiero no ahondar en estos traumas y quedarme con pequeñas piezas, como Night of Something Strange. Series Z que siguen ofreciendo cine de terror underground, divertido y desprejuiciado. Del cual, precisamente, los tan añorados años ochenta estaban repletos con la ingenuidad de una nueva época dorada de ocio doméstico. ¡Qué “potito”!

Además, se añade otra incógnita a la ecuación: las series. Cada día a más, tanto en número como en calidad de diseño de producción, y esto creo que sí es algo objetivo, 2016 puede ser casi considerado el año de Stranger Things. Aunque muchos estéis cansados de este bombo mediático, es innegable el efecto transversal que esta producción ha tenido sobre los nostálgicos y los “millennials”: ponernos de acuerdo en lo que molan las aventuras infantiles con monstruos de por medio, mucha oscuridad y unas gotitas de juegos de rol.

Seguid en sintonía, ¡después de los comerciales vienen las dichosas listas!