Estás aquí: Página de inicio » Críticas » 247 Degrees Farenheit

247 Degrees Farenheit

Cuidado con las saunas... las carga el diablo

247 degrees farenheit

Ver ficha completa

  • Título original: 247º F
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Levan Bakhia, Beqa Jguburia
  • Guión: Lloyd S. Wagner, Levan Bakhia
  • Intérpretes: Scout Taylor-Compton, Christina Ulloa, Travis Van Winkle
  • Argumento: Un accidente provoca que tres amigos queden atrapados en el interior de una sauna.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

247 degrees farenheit

“La siguiente película está basada en un hecho real”.

¿Cuántas veces hemos leído el dichoso mensajito al inicio de una película de terror? Muchas. Demasiadas quizás. Tantas que su credibilidad ha quedado en entredicho, como la promesa de un político de no subirnos los impuestos una vez se instale en el poder.

Pero a pesar de todo el mensaje de marras nos ayuda a deliberar sobre la verdadera naturaleza de una película como 247 Degrees Farenheit: el terror cotidiano. Un terror que surge del convencimiento de que ninguno de nosotros estará nunca del todo a salvo. Una serie de pequeñas catástrofes, en ocasiones originadas de manera absolutamente casual e involuntaria, pueden dinamitar esa pequeña parcela de seguridad y certeza que nos procuramos día a día (nuestra, en ocasiones repudiada, pero tan necesaria, cotidianidad) y provocar, por las razones más insospechadas, que nuestra vida acabe pendiendo de un hilo. La seguridad y la certeza nunca son conceptos absolutos, y la mala fortuna puede estar confabulando en nuestra contra justo a la vuelta de la esquina.

Cuatro amigos se dirigen a una moderna y excelentemente equipada cabaña de bosque para disfrutar del fin de semana. Tres de ellos se relajan en el interior de una sauna. Pero una cadena de infortunios provocará que se queden atrapados en el interior de la misma. De sus actos, decisiones y capacidad de supervivencia dependerá que salgan de la sauna agotados pero hechos unos figurines… o con los pies por delante.

Tres únicos personajes atrapados en un espacio de reducidas dimensiones y siendo muy conscientes de que el tiempo juega, irremediablemente, en su contra. Un primer peligro es la deshidratación. Un segundo peligro (aunque no por ello menos trascendental) son ellos mismos. Se establece, en estos casos, una hoja de ruta muy definida. En un primer instante las víctimas suelen mantener la calma e intentan analizar la situación en la que se encuentran aplicando la lógica y el sentido común. Un buen exámen de los hechos muy probablemente les ayudará a tomar las decisiones oportunas para lograr escapar, de una sola pieza, del marrón en el que se han metido.

Cuando la lógica y el sentido común fracasan es el turno de la ira. Hay que encontrar un culpable y de esta manera se dan por iniciadas las hostilidades. Es más que probable que alguno de los atrapados le eche en cara a su compañero de viaje - de este cruel viaje – alguna vieja rencilla del pasado. Los sentimientos están a flor de piel y cualquier pequeña chispa puede ser la detonante de un despiadado enfrentamiento personal.

Y cuando ya ninguno de los supervivientes tiene nada que reprocharle al compañero, se inicia la fase de la desesperación. Una fase en la que la lógica y el sentido común iniciales brillan por su ausencia. Es el momento de tomar decisiones fundamentadas en el pánico y apoyadas por la extenuación de quienes las asumen. El grado de torpeza y cretinismo a la hora de tomar dichas decisiones, que se antojan vitales, será proporcional al recuento de víctimas.

La sumisión de 247 Degrees Farenheit a la hoja de ruta que acabo de describiros es absoluta. El comportamiento y toma de decisiones de este trio de infelices atrapados en el interior de una sauna, no se aparta ni un ápice de lo que ya hemos visto en multitud de de propuestas anteriores y similares a ésta. No hay espacio alguno para la sorpresa. Sucede, en todo momento, exacatamente lo que debe suceder (o al menos lo que esperamos que suceda). Nos atrevemos a pronosticar quién vive y quien muere sin miedo a equivocarnos en exceso. Y ante tamaño derroche de previsibilidad el resultado final no puede ser otro que el de una película extremadamente rutinaria. Mal visto, lo único que tiene 247º Farenheit por ofrecernos es a un trio de guapos protagonistas a los que es un placer para la vista contemplarlos empapaditos en sudor - especialmente a la chica del bikini rosa – y que se pasan buena parte del metraje, en primer lugar, sopesando las escasas opciones que tienen de salir vivos y, en segundo lugar, recriminándose unos a otros una serie de cuestiones del pasado que desde luego no les servirán de mucha ayuda en la consecución de su objetivo principal.

Lo único que puede acudir al rescate de una propuesta tan esencialmente previsible como 247 Degrees Farenheit es un adecuado manejo de la intriga y la intensidad en aquellos instantes en los que la historia requiera de dichos elementos. Pero ni por esas… Una puesta en escena igualmente rutinaria y una ejecución blanda y poco arriesgada de las secuencias de mayor intensidad, provocan que 247 Degrees Farenheit, en su conjunto, se erija como una obra de escaso calado emocional y fácil de olvidar.

Formalmente correctísima, e incluso díficil de reprochar la labor de todos los actores implicados, 247 Degrees Farenheit falla donde más duele: lograr que la angustiosa y trágica experiencia por la que están pasando los protagonistas de la película consiga alterar nuestro estado de ánimo como espectadores. No lo logra. Y desgraciadamente la indiferencia es una sanción demasiado dura para una propuesta de estas características.

Imágenes de la película

247 degrees farenheit

247 degrees farenheit

247 degrees farenheit

Tráiler

Lo mejor: A pesar de no aportar nada nuevo, la película en ningún momento se hace insufrible.

Lo peor: Excesivamente rutinaria.

Vuestros comentarios

1. dic 10, 16:05 | jesus pamplona

Totalmente de acuerdo Joan, pese a transcurre en en una sauna la historia te deja frío, y se empieza a olvidar en el mismo minuto que termina.

2. dic 10, 17:49 | VERDUGO

Hombre, no es un peliculón que te deje pegado al sofá, pero cuando Lady y yo la vimos, se nos hizo bastante amena, aunque bien es cierto que no consigue sumergirte en esa angustiosa situación como debiese.
Saludos!!

3. dic 10, 22:03 | FrancHis

Esperaba muchísimo más, la verdad. Como que no pasa absolutamente nada, nada de nada, dentro de ese sauna.

4. dic 10, 22:07 | bafometh729

Jai Pipol:

¡¡Que suenen las campanas!! jajajaja, increible pero cierto, hoy estoy de acuerdo con Joan. Puntuación: 20/100. No conseguí verla de tirón y necesité pisar el acelerador a la machin para poder acabarla. Floja, floja pero era lo que esperaba.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

5. dic 11, 19:29 | Lady Necrophage

Yo concuerdo con verdugo al 1000%. No aburrida, sí del montón.
Pero si alguien que aún no la ha visto nunca llega a verla, tampoco es que se pierda nada.
Abrazos.

6. dic 12, 04:26 | Seba Cabrol

Parece la versión veraniega de “Frozen”

7. dic 12, 13:33 | Mountain

He pensado lo mismo que Seba Cabrol, por cierto felicidades por tus estupendas ilustraciones, Frozen me gustó pero esta la verdad es que no me atrae en absoluto.

8. dic 16, 23:16 | Skalope

.. a años luz de Frozen, a mi me recuerda más a ATM, otro gran truño. Mal actuada, mal dirigida, sin ritmo, sin tensión.. todo es malo en este telefilm, no puedo decir ni siquiera que me molaban las tipas que salen, eran tan malas actrices que ni me fijé si estaban buenas o no.. muy mala, pero que muy mala; el perro es el que hace mejor trabajo en esta cinta.

9. may 17, 06:39 | Ariel

ABURRIDA!!!! No pasa nada interesante! solo discusiones entremezcladas con tres personalidades que ya venian histéricas desde antes. No se puede comparar a Frozen que es una pelicula DURA Y CRUEL, y donde a pesar de estar al aire libre pasa mucho!!

10. sep 10, 22:50 | MY

Pues hoy tengo el día de pelis reguleras. La idea podría haber dado para mucho más. Frozen le da como un millón de vueltas, vamos no hay color (que no calor).
Saludos gente¡¡¡

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.