Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Rabies

Rabies

Un mal día lo tiene cualquiera

Rabies Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Kalevet
  • Nacionalidad: Israel | Año: 2010
  • Director: Aharon Keshales, Navot Papushado
  • Guión: Aharon Keshales, Navot Papushado
  • Intérpretes: Lior Ashkenazi, Danny Geva, Ania Bukstein
  • Argumento: Dos hermanos huyen de casa para encontrar en una reserva natural su propio santuario. Hasta que la hermana queda atrapada entre las garras de un asesino psicópata.

56 |100

Estrellas: 3

Rabies Grande

Agradecer de nuevo (y van…) a Eddie Lamorgue (de LaMorgueCinema) por animarse a traducir y montar una película que anda fuera de cualquier circuito comercial posible.¡Gracias por sacrificar tu tiempo y regalarnos estas gemas que de otra manera se quedarían perdidas en procelosos océanos de celuloide!

Dos hermanos, hombre y mujer, escapan de casa para disfrutar de su pecaminoso secreto. Escondidos en una reserva natural nunca imaginaron que ella quedase atrapada en un mecanismo fabricado por un demente que ronda esa zona en busca de victimas. Al horror de los hermanos se unirá el de cuatro tenistas que se han perdido en la zona, un guardabosques que patrulla las zonas de los campitas y un par de policías que no gozan mucho de su trabajo. Todos ellos convergen en una espiral de equívocos y situaciones peligrosas que, a buen seguro, no tendrán un final feliz.

Ha sido difícil decidir como abordar una película de las características y origen de Rabies. ¿Cómo la reseño? ¿La recomiendo? ¿De verdad merece la pena verla aunque solo sea por autoproclamarse la primera cinta de horror de Israel? ¿Qué pinta dentro del marco ofrecido por Almas Oscuras? Intentaré ofreceros las respuestas diseccionando en tres partes la hora y media de incoherencias vivida, para ver si conseguimos entender a esta raza de hombre y mujeres narigudos:

Slasher, ¿qué slasher?

Rabies (Kalavet en hebreo) vendría a ser un thriller del estilo de los hermanos Cohen, con la misma patina cómica usada como elemento de estilo. Se nos ha vendido de tal forma que si fuese un slasher al uso, pero nada más lejos de la realidad. Es decir, estamos ante un thriller de personajes que se ven superados por sus propias circunstancias, montando un lío de narices con total seriedad, lo que genera esa capa de humor negro, ante lo inverosímil que resulta la cadena de acontecimientos que va haciendo se despellejen entre ellos (de ahí el título: “rabia”).

Existe un psicópata, sí; el “clásico” cazador solitario que aguarda a sus presas en medio de un bosque dejado de la mano de dios. Sin embargo, su presencia es casi testimonial, solo que una de sus trampas desencadena una serie de acciones/reacciones que irán desgranando un argumento inexistente más allá del hilo que conduce de una muerte a otra. Una cinta muy de causas y efectos, hasta con un deje que invita a pensar en la saga Destino Final, no obstante contiene unos diálogos que demuestran lo verdes que estaban sus directores/guionistas, Aharon Exhales y Navot Papushado. Podría ser todo un punto y aparte, esta cualidad surrealista de los personajes, aunque por no extenderme resumiré las reacciones de los personajes, las relaciones entre sí y sus personalidades como “almodovarianas” – algo que obviamente imposibilita la construcción de cualquier atmósfera terrorífica –.

Así pues, ya imaginareis que sangre más bien poca, pese a rodarse alguna muerte en un primer plano muy sangriento, pero las muertes de los personajes no llegarán a impactaros, creedme. Este alejamiento de las premisas del slasher tradicional hacen fuerte mella a la hora de abordar o interpretar Rabies. Insisto, si no hay terror – ni tan apenas tensión – ¿por qué se nos ha vendido tan insistentemente como una cinta de género? Supongo que por su procedencia, era más exótico vender una película israelita de terror que la ”rareza al estilo Cohen” de unos directores desconocidos, y además de Israel.

El loco, loco pueblo hebreo

Como película israelita nos encontramos ante un estilo de cine que no se muestra sencillo de desgranar. Para ser sincero, es la primera película que veo de tal procedencia. Así, lo que vendría a ser la idiosincrasia que cada país posee, me ha resultado bastante extraña y agotadora en este caso. Si la tuviese que comparar con un cine más conocido, diría que los turcos manufacturan obras de corte bastante similar, sobre todo en la parte interpretativa. Además de la proverbial tendencia al melodrama que se respira en oriente medio, una obsesión sexual muy turca se hace presente durante todo el metraje: hermanos incestuosos, tenistas lesbianas, policías acosadores, etcétera. Algo que por otro lado no me extraña, las mujeres israelitas son muy atractivas, y basten como ejemplo las cuatro jóvenes que aquí lucen sus perfectas fisionomías constantemente. Ahora bien, los paralelismos con el cine turco también se extienden al pudor con respecto a las imágenes explicitas. Si ya se notan comedidas las muertes imaginad la carne que vamos a ver… ¡efectivamente! Solo las piernas de las dos tenistas – gracias diseñadores de moda deportiva –.

Tratando la cuestión del perfil de los personajes, vendría a colación la forma de ser del pueblo de Israel, quiero suponer que los absurdos personajes que se dejan cocer en la olla que conforma el bosque – único decorado de la cinta – reflejan de alguna manera la visión que Israel tiene sobre sí misma. Reveladora a este respecto la escena final, el epílogo, ese “país lleno de mierdas” viene a ser lo más terrorífico del asunto, porque si los israelitas son como los cuatro tenistas, los dos hermanos incestuosos, la pareja disfuncional de policías, los dos guardabosques y el trampero asesino, ¿pues qué queréis que os diga? ¡Vaya asco de pueblo! Unos personajes a cada cual más incoherente y repelente. Por supuesto que, como en cualquier producción cinematográfica, se juega con los extremos y las exageraciones, pero los personajes adolecen completamente de tridimensionalidad. Afortunadamente, el transcurso argumental va poniendo a todos en su sitio, aunque no al nivel que me hubiese gustado, a lo mejor porque tanta era la distancia con respecto a los personajes – desconozco si bien o mal interpretados por los jóvenes actores que pueblan el escaso reparto (ocho actores principales y siete actores secundarios) –, que ni a la hora de provocar asco en el espectador poseían una capacidad real para hacerlo,

Seamos claros, no estamos ante una película de Emir Kusturica, aquí ningún personaje cae simpático y sus rarezas hacen más incomprensible Rabies al espectador occidental. ¿Qué eso ofrece un “plus” de exotismo? Totalmente de acuerdo, pero la mala comida ya puede ser de Kuala Lumpur, Hawai o de donde queráis, pero si es mala no me la trago.

Un envoltorio de chicle hollywoodiense

¿Cuál es el envoltorio de esta historia algo banal y ligera? ¿Cómo es ese celofán? Técnicamente la película funciona bastante bien a todos los niveles, tampoco existía ninguna complicación a la hora de terminar el rodaje. Parajes naturales, luz diurna, espacios abiertos… y aun así creo que se podría haber sacado más provecho de haber intentado sus autores uso encuadres más arriesgados y una planificación más dinámica. Como si de una película de los hermanos Cohen se tratase – sí, técnicamente también –, la acción se desarrolla a medio tiempo, lo que favorece el disfrute de la fotografía empleada, pero a efectos prácticos, y sin diálogos auténticos o personajes carismáticos capaces de reclamar nuestra empatía, de poco sirve la textura de la imagen. Ni siquiera una tenebrosa banda sonora muy bien dosificada. Además, la cámara se muestra ocasionalmente muy nerviosa y demasiado prolija en primeros planos. En definitiva, técnicamente resulta una película muy agradecida para el escaso presupuesto con que ha contado, pero tampoco me ha parecido arriesgada o que aporte algo diferente a este respecto. Demasiadas influencias fáciles, por ejemplo la aproximación del color quería recordarme constantemente a La Matanza de Texas, ¿involuntario? No creo.

Fijaos que a nivel argumental, Aharon Exhales y Navot Papushado han decidido abrazar su propia herencia cultural a muerte, algo loable si tuviese un discurso atractivo, desgraciadamente, a efectos de manejo de cámara, tan solo estamos ante un estilo independiente, a la par que moderno y muy aséptico, que poco ayuda a transmitir con energía los disparates de sus protagonistas. Un estilo que convenientemente tergiversado podríamos llamar ”hollywoodiense”.

Conclusión y cierre

Rabies es una película interesante, fallida a la hora de encuadrarla dentro del cine de terror, pero que posee en su “rareza” quizás su mayor virtud. Sí, aunque ahora resulte contradictorio decir algo así, quiero que entendáis la fascinación que produce ver ese continuo chorrear de sin razones (de verdad, preparaos a conocer las formas de pensar más estúpidas y cargantes que nunca vieseis en película alguna) y como nos va llevando a la muerte de cada uno de los personajes – bueno, se produce alguna sorpresita que no os quiero revelar, pero dentro de ese tono que no llega a arrancar, así que tampoco os ilusionéis demasiado –. Es refrescante poder asistir a otra visión distinta del cine de género, por supuesto un enfoque primerizo y que como español tampoco quiero tratar mucho (¿nadie se acuerda de intentos de hacer slashers como School Killer o la, para mi sublime, Tuno Negro?). ¡Diablos! Creo que justifica hora y media de sana curiosidad, que no es poco.

Tal vez de haber construido situaciones más creíbles, con el desarrollo profundo de una verdadera ambientación tensa y peligrosa, estaríamos ante una pequeña obrita de culto, sobre todo por convertirse en punta de lanza del horror dentro de una industria cinematográfica, la de Israel, que no creo tenga buenas miras con nuestro querido género. Tal y como nos ha llegado, deja el sabroso regusto exótico, distinto, de unas especias que acabarán por hacerme pasar una dolorosa digestión.

Lo mejor: La fotografía y la belleza de las mujeres israelitas.

Lo peor: Las reacciones de los personajes y un mediotiempo continuo incapaz de crear tensión.

Vuestros comentarios

1. feb 23, 14:39 | Txistulari

Muy buena reseña, estoy muy de acuerdo. no deja de ser atractiva por el rollito de venir de Israel, pero algo falla… n oexiste pulso… pero vamos, que muxo aficionao al cine de terror por aquí, mucho infierno blanco y demás chorradas hipercomentadas por todos lados y luego… pumba!! las pelis alternativas y que en realidad son las que fomentan el género… ignoradas… poz vaya… ánimo bobrock no dejes de reseñar el lado “oscuro” del teror….

Aupa!

2. mar 5, 11:25 | alfonso

Para ser de una cinematografía(la israeli,mas dada a dramas personales y conflictos socio-politicos) poco común al genero que aqui se lleva,me pareció resultona y entretenida a pesar de sus evidentes fallos,que pasé por alto debido a sus surrealistas y freakis interpretaciones.
Gracias por descubrirme esta peli,Bob. Si no leyese tu reseña,la hubiera ignorado.
Txistulari.- Para gustos los colores,compañero. Aunque reconozco que comparto como tu mi debilidad por esas joyitas ocultas y alternativas/independientes que acaban dando la campanada.

3. mar 5, 14:04 | Bob Rock

Txistulari.- Tranquilo que seguiremos reseñando lo que podamos/apetezca. No te falta razón en lo del pulso. Más bien diría falta de control. A veces es difícil expresar lo que piensas con claridad prístina, y creo que a los directores les ha pasado eso. Ahora, toda una piedra de toque para que sigan haciendo cine del que nos gusta.

Alfonso.- Bueno, su valor “único”, como primera incursión dentro del campo del terror por parte de los israelitas, es indiscutible. Aunque estoy seguro de que algo más habría en Israel, solo que ahora es más sencillo alcanzar los mercados internacionales.

Vaya, los momentos surrealistas están bien, pero no me acababan de cuajar. Por ejemplo, el tema de los policías, te juro que parecía un mal sueño. Qué par, ¿no? Lo bueno es que no sabes por donde van a salir en cada momento, mucha exageración… y se agradece diablos!!

Me alegra habértela descubierto, creo que si uno está muy metido en esto del terror, picotee de donde sea, para disfrutar más como cinéfilo… pero bueno, luego hay gente que no sé lo que quiere: todo le parece una mierda y todo es criticable. Pues les diría que abandonasen el horror, porque es el género del que se producen más cintas en todo el mundo y la calidad es difícil de encontrarla (o saber disfrutarla)

Un saludo!

4. may 2, 05:36 | Vael

La acabo de ver y en fin… Estoy de acuerdo en cierta parte en que se merece un visionado por el hecho de venir de un país como Israel. La película en sí la he encontrado muy fallida, no le he encontrado ningún tipo de mensaje, o por lo menos un mensaje lo suficientemente fuerte para tratar de encontrar un buen gancho que me supusiera quedarme con un punto de vista más positivo de esta película. Otro punto es que es imposible empatizar con los personajes, y estoy seguro de que no es culpa de la interpretación, sino más bien es culpa del guión.
En definitiva, no es una película recomendable, aunque como curiosidad, no está mal.

5. ago 29, 01:40 | PabL0_mg

Dos años después de ésta reseña nos llega Rabies (traducida como Rabia Asesina…) a nuestro país en formato doméstico. Y viene precedida del gran éxito de la genial ‘Big Bad Wolves’. Ya son 2 obras de culto que nos vienen de Israel (si, 4 años después de se estreno podemos decir que Rabies es una obra de culto, no andabas mal encaminado Bob!), y que no paren!

Bob Rock, un revisionado no le haría ningún mal. Puede que ahora la aprecies más. Para mí ya es una pequeña obra maestra. No tiene ningún desperdicio.

Un saludo!

6. ago 29, 17:07 | Bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 10/100

¿4 años para verla?? Si llego a saber espero 20 más. Ridícula película con guión para potar que te dan ganas de dar al stop bien al principio. Con unas situaciones que en el país del que proviene serán normales pero aquí dan por …, ups me tengo que ir, mañana sigo con el desprecio hacia la cinta.

7. ago 29, 17:27 | Bob Rock

PabL0_mg.- Creo que no la volveré a ver. Después de ver Big Bad Wolves creo que me quedo con la más reciente. En cuanto a la condición de culto, probablemente me equivoqué, porque la gente no ha sido muy positiva. La cuestión es que me alegra que te haya gustado que el cine está para disfrutar y no dejarse llevar por impresiones ajenas.

Bafometh729.- Hombreeee, igual te pilló un poco cruzado. Supongo que la incoherencia te ha dejado trastornado. Lo que no me explico es como no las hueles a distancia!!! Un abrazo amigo!

8. ago 30, 13:56 | Bafometh729

jajajaja, si tienes toda la razón Bob, las huelo las huelo pero igualmente me las trago. Ya se me ha pasado el cabreo de ayer, así que, dejaré para despellejar viva otra cinta futura.

9. ago 30, 19:58 | Mr Zombie

A mi en su dia no me parecio mala. Tendre que revisionarla de nuevo.

Bafometh729, ya tardas en darnos tu opinion de Evil Feed, Leprechaun Origins y Night Crawlers. Tambien Jersey Shore Massacre, morrallita de la que te gusta, y asi nos das esas bajas notas de esas pelis de las que ya ni yo mismo me atrevo a ver.

Aunque lo mismo si me trago la de wwe studios, para ver al enano actuar y por curiosidad.

10. ago 30, 22:04 | Bob Rock

Bafometh729, Mr. Zombie.- Ni se os ocurra ver Leprechaun Origins… horror de película… no sé ni para que han cogido al enanico, no hacía falta en absoluto. De las pocas que merece la pena de la WWE No one Lives y Oculus (que no me ha desagradado tanto teniendo en cuenta como está el panorama). De verdad, que mala Leprechaun!

11. ago 30, 22:29 | Deadboy

Es una comedia negra al estilo de “Fargo” de los Cohen, salvando las distancias claro, pues esta de la rabia esta un poco verde y es bastante malilla, pero se puede ver si no hay nada mejor k hacer.

12. ago 31, 12:52 | Bafometh729

Jai, la verdad que he tenido suerte y esa de Leprechaun me dio error en la descarga pero visto lo visto igual todavía me atrevo con ella. Que conste que me gusta el buen cine pero estas no hay por donde cogerlas. Los títulos que mencionas Mr Zombie me suenan, quizá he tenido la desgracia de toparme con ellas. He vuelto a disfrutar ahora en versión doblada la de Tucker y Dale contra el mal (la anterior la tenía en vo+se sin los Fx montados) y me he vuelto a reír como nunca.

13. ago 31, 19:56 | Bob Rock

Bafometh729.- Ya sabes que ante la basura actual siempre viene bien desempolvar un clásico. De verdad, antes que ver Leprechaun haz cualquier cosa, es un consejo lleno de amor ;)

Deadboy.- Buena apreciación, una pena que se quede tan lejos de una buena películas de los Cohen.

Un abrazo

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.