Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Last Gateway

The Last Gateway

¿Y si Clive Barker bebiese mate?

The Last Gateway Póster

Ver ficha completa

  • Título original: The Last Gateway
  • Nacionalidad: Argentina | Año: 2007
  • Director: Demián Rugna
  • Guión: Demián Rugna
  • Intérpretes: Rodrigo Aragón, Salomé Boustani, Fabián Forte
  • Argumento: Marianne y Michael son dos recién casados que tienen una mala noche. Un hechicero que vive recluido junto a la casa del matrimonio comete un pequeño error de cálculo, abriendo una puerta infernal en el propio Michael.

70 |100

Estrellas: 3

The Last Gateway Grande

Marianne y Michael disfrutan de su nuevo piso. Ninguno sospecha que la tormentosa noche oculta los siniestros planes de un hechicero que, por desgracia, es vecino suyo. Éste intenta abrir una nueva puerta al infierno, un pasaje de poder que de controlarse otorgaría a su invocador el control sobre terribles huestes infernales. Pero un pequeño error de cálculo, solo unos metros, injertan el portal sobre la carne del pobre Michael, comenzando una pesadilla que embarcará a la feliz pareja en una huida por sus vidas, sus almas y su cordura. Cuando el Infierno te ha tocado su marca acaba convirtiéndose en condena eterna…

The Last Gateway es toda una sorpresa en sí misma. Película argentina independiente, estrenada allá por el 2007, pasó sin pena ni gloria por el mercado del cine fantástico, pese a los esfuerzos de sus responsables con objeto de internacionalizarla. Incluso llegó a ganar algún premio en festivales especializados, pero no bastó para lograr la difusión que en realidad merece. Rodada íntegramente en inglés, estamos ante una cinta de horror sobrenatural que, por muchos defectos que posea – y los posee, no olvidemos que su origen independiente la sitúa dentro de lo puramente artesanal –, ofrece una historia original y un tratamiento estético muy sugerente y macabro, que pondrá los dientes largos a cualquier admirador de Posesión Infernal o Hellraiser.

La referencia a la mítica obra de Clive Barker no es casual, tampoco la que refiere a Sam Raimi, ya que incluso The Last Gateway se permite homenajes directos a costa de robar planos o incluso escenas en la que solo falta Bruce Campbell declamando sus frases. Volviendo a la conexión Barker, me gustaría reincidir en la idea original de este largometraje: un portal al infierno abierto sobre el estómago de un no creyente declarado. Así, cualquiera podría creer que se trata de un relato inédito de Los Libros de la Sangre. Magia negra destripada hasta el hueso, un enfoque muy físico de sus FX, demonios y personajes superados por una situación que poco a poco va cobrando vida cual monstruo de Frankenstein. Si la cinta en cuestión hubiese incluido fuertes dosis de sexo ya no cabría duda: Clive Barker ha dejado el té de su Inglaterra natal por el sabor más intenso del mate argentino. Tampoco podemos negar que todas las referencias externas acumuladas pesan de cara al espectador experimentado, digamos que es como presenciar la actuación del mago sabiendo como se realizan los trucos.

Quizás por su premisa tan propia de la serie B sobrenatural, un servidor ha disfrutado de lo lindo con una cinta vilipendiada por el público; así que entramos – como tantas veces en Almas Oscuras – dentro de la mera apreciación personal. Sorprende la escasa nota que acumula en la prestigiosa base de datos imdb, cuando se nota el mimo y el trabajo inserto en cada fotograma de The Last Gateway. Puede que uno de sus problemas haya sido, precisamente, estar rodada en inglés. Sufriendo el panorama internacional una saturación de cintas independientes de medio pelo que basan su argumento en el horror sobrenatural, es probable que haya pasado desapercibida o, incluso, malentendida. ¿Por qué este fallo de apreciación a la hora de juzgarla? Muy sencillo, The Last Gateway es ambiciosa, extremadamente ambiciosa. De tal forma que deja expuestas ciertas carencias y miserias que desde un enfoque más humilde hubiesen sido mejor digeridas por los espectadores.

Para empezar contamos con una buena cantidad de personajes que, sin estar mal interpretados, desprenden una sensación de superficialidad. Al reparto le falta credibilidad, Rodrigo Aragón luce acertado como protagonista principal, aunque no se ve acompañado por el resto del elenco, hasta asistir, en casos muy concretos, a unas actuaciones exageradas que distraen de la propia cinta en sí. La dirección artística ha sido sacrificada en pro del visceral muestrario de horrores que los demonios surgidos del estómago de Michael tienen servido para nosotros. Por lo tanto, las desventuras de los dos protagonistas se diluyen y no consiguen emocionar al espectador cuando, obviamente, se trataba de un factor dramático primordial para desarrollar la trama.

Por otra parte, la duración se hace pesada debido a un claro problema narrativo. La historia es interesante a rabiar, pero la acción no siempre muestra las escenas clave de la trama. Incluso las transiciones entre actos, y existen muchas, se ven bruscas llegando a confundir al espectador. Hecho que de nuevo atestigua la fuerte ambición de su director: Damián Rugna. Joven cineasta que empezó haciendo sus pinitos con varios cortos hasta recaudar el dinero y experiencia suficientes para plasmar su clara visión demoníaca sobre el celuloide. Actualmente, Damián prepara el estreno de la antología Malditos sean!, obra de varios directores argentinos que prometen revitalizar el género dentro de la pujante industria de su país. Y es que The Last Gateway viene a sumarse a un puñado de títulos que demuestra la buena salud que el terror/fantástico va adquiriendo en Argentina: Sudor Frío, Fase 7, No moriré sola

Pero que los defectos no nos impidan apreciar el conjunto general: el largometraje de Rugna es toda una delicia para el amante del terror sobrenatural. Las apariciones demoníacas son exquisitamente presentadas y acaparan toda la atención del espectador. Soberbios efectos especiales artesanos que refuerzan la sensación de peligro, decadencia y maldad que un buen demonio siempre debería transmitir. Me resisto a fastidiaros ninguno de esos momentos con incómodos destripes, pero sirvan las imágenes superiores, que acompañan a la reseña, como breve muestrario de los engendros infernales que se pasean explícitos y coquetos en nauseabundas escenas (alargadas más de la cuenta, sí; pero cuando sabes que cuentas con un buen diseño artístico resulta difícil contenerse).

Una cinta a descubrir que cuenta a su favor con el desconocimiento por parte del aficionado, de tal forma solo sorpresas nos aguardan alrededor de esos escenarios entre góticos y banales. La falta de dinamismo narrativo se suple con el inteligente diseño de producción – buena nota para la banda sonora, escenografía e iluminación – y una trama que engancha pese a su sencillez. A valorar como producto artesano que es, y a disfrutar tal que de un relato de Clive Barker se tratase. Insisto: que sus defectos, su desmedida ambición, no impidan que veáis el valor y el esfuerzo subyacente tras una cinta que con el tiempo, seguro, irá ganando adeptos.

Premios: Mejor Pelicula Puerto Rico Horror Fest (2009), Mejor Guion competencia Internacional. Buenos Aires Rojo Sangre (2008), Mejor Actriz (Salome Boustani) Quimera Films Festival 2008) Italia, Mejor Fotografía(Alejandro Millan Pastori), Quimera Films Festival 2008) Italia.

Lo mejor: Los efectos especiales y el núcleo de la trama: un relato más de Los Libros de la Sangre.

Lo peor: La narrativa, bastante confusa debida a una ambición que supera parcialmente a su director.

Vuestros comentarios

1. sep 28, 15:37 | cinefilo666

Yo pude ver Last GAteway, despues de MAlidtos SEan! pelicula que Demian dirigio con Fabian Forte, y aunque eso hizo que quizas a Last GAteway la disfrutara un poco menos, tambien logro que pueda ver como llegaron a evolucionar tanto y hacer la que para mi fue la mejor pelicula de genero del año, incluso supero amliamente a la ultima entrega de Batman, obvio Batman tiene a todas las empresas de publicidad a sus servicio, y eso no hay como competirlo.

coincido con la critica, es una pelicula en la que a pesar de la extensa duracion, no es de dificil visionado, jamas llega a aburrir, pero si nos damos cuenta que dura mas de lo que necesita, y lo que a mi me proudujo un rechazo fue que estuviera rodada en Ingles, ya que a ninguno de los actores les resuta natural el idioma y se nota mucho, eso se hace dificil de digerir, lamentablemente.

Aun asi, tiene escenas soberbias, que al que la vea no lo dejara indiferente, y al igual que la obra siguiente, Malditos Sean, es imposible que no nos quede grabada luego de verla, y creo, como ya dije en otra reseña, todo analisis se reduce a la posibilidad de disfrutar de una obra, y tanto Last Gateway como Malditos Sean, son peliculas que se desfrutan, y eso es saludable para el cine.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.