Estás aquí: Página de inicio » Críticas » The Ward

The Ward

Un regreso a medio gas

The_Ward_Poster

Ver ficha completa

  • Título original: The Ward
  • Nacionalidad: USA | Año: 2010
  • Director: John Carpenter
  • Guión: Michael Rasmussen, Shawn Rasmussen
  • Intérpretes: Amber Heard, Jared Harris, Danielle Panabaker
  • Argumento: 1966, Kristen ha sido internada en un psiquiátrico y no recuerda por qué. Poco a poco va descubriendo qué oculta su cerebro. Pero... ¿será más horrible que el ser que vaga por los pasillos matando a las internas antes de que consigan su alta?

65 |100

Estrellas: 3

The_Ward_Grande

Nueve años son muchos años. Sobre todo si estamos hablando de la ausencia de un maestro responsable de obras como La noche de Halloween, La Cosa, 1997: Rescate en NY ó la magistral En la boca del miedo. Estamos hablando de John Carpenter, ese genial director de más de sesenta años (dato en absoluto baladí), que desde la infravalorada Fantasmas de Marte (2001) se había sumergido en un silencio obligado por las enfermedades y un mercado, el del cine fantástico, que mira con lupa y excesivo criticismo las obras modernas de determinados autores consagrados.
Bueno, el citado silencio no ha sido absoluto; habiendo podido disfrutar de dos capítulos de la serie Maestros del Horror muy desiguales: El genial Cigarette Burns y el flojito Pro-Life.
Sin embargo, todos sus fans (entre los que me encuentro) llevabamos esperando con ansia el retorno a la gran pantalla de uno de los creadores más memorables del cine fantástico. ¿Ó alguno es capaz de negar qué Carpenter se encuentra entre los veinte mejores directores de cine de género? De acuerdo, quizás no tanto por su técnica como por su constancia, cariño para con los aficionados y los argumentos siempre interesantes de sus películas; pero es más de lo que podemos decir de figuras encumbradas en taquilla como James Cameron ó George Lucas.

Bien, pues el retorno ya está aquí; y no exento de polémica, opiniones enfrentadas y unas críticas, a mi juicio, excesivamente duras. Y este regreso, se trata de un thriller de tintes sobrenaturales, llamado The Ward; el cual tuve el placer de poder verlo en la actual edición del festival de Sitges rodeado de buenos amigos, fuerte olor a humanidad y grititos de expectación. El ambiente idóneo de un festival, vamos.

Corre el año 1966, Kristen Amber Heard es internada en un tenebroso psiquiátrico por incendiar una granja. Confundida, atormentada por difusos recuerdos ominosos y sin saber muy bien como ha llegado hasta esa situación, se ve retenida en contra de su voluntad y bajo un tratamiento de choque bastante severo para los cánones actuales. En el ala donde está internada, otras cuatro chicas son su única compañía frente a la dura actitud de las enfermeras y camilleros.

Al poco de llegar, Kristen empieza a intuir que algo no anda muy bien. Sus compañeras están aterrorizadas por algo que ronda de noche entre los pasillos de la institución. Condenadas a ser tomadas por locas, las chicas intentan ignorar la amenaza que poco a poco las va cazando antes de que puedan recibir el alta médica. Sin ayuda ni respeto por parte de los empleados del psiquiátrico, Kristen se ve avocada a desentrañar un misterio que atenta contra su propia vida y la de, las ahora, sus amigas.

The Ward no presenta argumental una historia novedosa, ni siquiera potente. El misterio en el manicomio, la lucha entre internos y sanitarios; el horror a verse atrapado en un edificio con algo peligroso sin que nadie te crea, es una trama que el mismo Carpenter ha usado con profusión e incluso otros autores han querido manejar dándole cierta vuelta de tuerca, como en el caso de la entrañable Bubba Ho-Tep de Don Coscarelli. Este es el primer handicap con el que se enfrenta Carpenter, y no es que el guión lo resuelva en modo alguno, usando giros, sorpresas, personajes brillantes u otros recursos. Entonces, ¿es recomendable esta película? Ante tan retorcida pregunta solo queda fijarnos en lo más importante de una producción terrorífica: Su guión, ambientación y actuaciones.

El libreto de los desconocidos hermanos Rasmussen (este es su primer trabajo de “peso”) se dedica a cimentar la película sobre situaciones manidas, personajes arquetípicos y sustos fáciles. No obstante, esta acumulación de escenas poco sorprendentes y originales no tiene una lectura tan sencilla e inmediata. Digamos que la saña e inquina de algunos “críticos” se ha dejado llevar por una primera impresión, a todas luces, desproporcionada.
Claramente, nos encontramos con una cinta que busca un enfoque clásico del cine de sustos; un equivalente moderno a los relatos de fantasmas de M.R. James. He podido leer que la historia de Kristen y sus compañeras resulta aburrida dada la falta de originalidad argumental, así como los sustos tontorrones que se repiten sin cesar, haciendo uso del aumento de volumen repentino. Bien, ¡así era el cine de terror hace treinta años! Y sigue siendo superior a más de la mitad de producciones de este nuevo siglo. Es como si los responsables del proyecto, se hubiesen tomado la vuelta detrás de las cámaras de Carpenter como una necesaria vuelta a su cine más característico. Muy recomendable me parece visionar La Noche de Halloween después de ver The Ward, los paralelismos formales asustarán a más de uno.
Además el argumento no es tan malo, funciona lo suficiente como para no perder el interés durante la escasa hora y medía de metraje; con que la presencia fantasmal hubiese tenido algo más de carisma ó enjundia todo hubiese tenido una repercusión más positiva.
Puede que sea un trabajo de encargo, pero lo veo igual de resultón que Vampiros (1998), la cual no fue tan vilipendiada.

Visualmente observamos rápidamente que la ambientación sesentera tiene un único propósito. Predisponer al espectador, ponerlo sobre aviso de que no va a ver una película “actual”. Con un ligero esfuerzo de fe, podríamos creer que estamos ante una producción de los setenta ambientada en los sesenta. Algo parecido (con cambio de décadas por medio) a The House of The Devil de Ty West, pero con mayor acierto (y presupuesto). Aquí ya tenemos el primer elemento diferenciador; el toque de estilo de un maestro: donde directores más jóvenes tropiezan, John Carpenter acierta de pleno. Sin efectismos pero con sobrada efectividad, nos vemos trasladados a una época, los años sesenta, con una veracidad increíble para los escasos recursos utilizados. Todo con un ritmo profesional que agudiza la sensación retro…
La ambientación nocturna, los viejos pasillos iluminados perfectamente (el uso de la iluminación y la fotografía es digno de estudio en escuelas de imagen y sonido), los enfoques exteriores de la arquitectura del siniestro manicomio, el vestuario datado… todo eso y poco más, nos sitúa en una década donde el cine era diferente; predecible en el siglo XXI pero dotado de una magia que todavía no se ha podido igualar, salvo en contadas ocasiones, en estos últimos años de paupérrimo género fantástico.
Lamentablemente, reconozco que esta atmósfera insana y misteriosa que se respira, está al servicio de este engaño cinematográfico y nada más; dejando al guión bastante desangelado en cuanto a desarrollo e interés, por eso de ver lo mismo en pantalla una y otra vez.
Quizás el exceso de sobresaltos debería haber sido controlado, más de uno saldrá aborrecido al comprobar como la “presencia” ó “fantasma” actúa siempre cuando uno espera y además en las ubicaciones más artificialmente preparadas que he visto en mucho tiempo… pero, insisto, no os engañéis; es algo premeditado…

Las actuaciones están a buen nivel, algo maniatadas debido a los personajes bidimensionales que pueblan el psiquiátrico. Sin embargo, volvemos a la intencionalidad… actores, como el televisivo Jared Harris, demuestran una solvencia sobrada bajo una dirección artística que se hace notar por la contención (muy de los setenta) en los diálogos. Amber Heard, buena amiga de Almas Oscuras debido a su papel en Todos los chicos aman a Mandy Lane y a uno de los cameos más divertidos de Zombieland, se destapa como una heroína de tomo y lomo, abandonando sus papeles más sexys para mostrar que es una buena apuesta de futuro dentro del género de terror. No se trata de una actuación deslumbrante, todavía le queda mucho para dominar la actuación a través de la expresividad facial, pero ese acercamiento al prototipo de Sarah Connor hace que gane como actriz; aunque no se la vea tan guapa como en otros trabajos… de hecho, aún puedo recordar los comentarios lascivos sobre ella que hacia un tipo sentado a mi derecha, y es que Amber destapa pasiones allí por donde pasa…
También me parece que los clichés en cuanto a personajes estereotipados (la loca que está como una cabra, la loca seductora, la loca mimosa y la loca intelectual) responden a ese deseo de llamar la atención sobre un estilo anticuado pero valido. Es más, mientras en otras cintas estos estereotipos se usan con torpeza, aquí están bien integrados en la trama, siendo parte esencial de la misma. Y es que a pesar de la superficialidad general, la cinta deja los cabos atados y bien atados, pese a la sensación de que se ha jugado con nuestra mente como en otros títulos que no nombraré para evitar destripes innecesarios. Baste decir que cerrar tan herméticamente un guión tampoco suele ser el estilo actual y en ese aspecto el film gana enteros.

Y aquí es cuando me gustaría volver finalmente al quid de la cuestión: ¿Es una buena película? Recomendar ó no The Ward es complicado, uno tiene que dejar de lado su amor por el cine de Carpenter y reconocer que la propuesta se queda medio gas; precisamente porque al ser un fanático de las películas de este cineasta, uno tiene este tipo de cine, el de las apariciones fantasmagóricas fuera de plano, muy trillado. Hay que aceptar que estas películas como homenaje a una época ya superada saben a poco en los tiempos que corren; sin embargo, superada la primera impresión de producto para encefalogramas planos, podemos disfrutar The Ward por su sabor añejo, unos planos interiores ejemplares y un amor al terror que yo no veo muy a menudo.

Otros dicen que a Carpenter siempre se le puede pedir más. Pero, ¿tú qué le pedirías a tu abuelo de setenta y dos años? “¡Súbete al andamio abuelo!” Un poco de perspectiva antes de despellejar, por favor. La película no es un hito en la carrera de este director, pero tampoco me parece el tropiezo que otros quieren ver. Si que me gustaría ver una cinta dirigida por él, escrita por él y musicada por él… pero veo injusto tirar a la basura una película porque mis deseos particulares no se plasmen en pantalla, una cosa es ser exigente y otra ser cáustico gratuitamente.

En definitiva, en una cartelera plagada de remakes, de cintas alejadas del verdadero cine terrorífico y de grandes presupuestos vacíos de contenido; el retorno de un genio a medio gas sigue pateando culos a Eli Roth, Robert Rodríguez y otros pseudo-sofistas del fantástico.

Lo mejor: El uso de la escenografía, cámara y efectos de luz; la guapa Amber Heard... y diablos!!! La vuelta de un auténtico maestro del horror siempre debe ser bienvenida

Lo peor: Lo manido de todos los elementos arguméntales, el uso de sustos fáciles y saber que John Carpenter podría haber dejado una mayor impronta personal, en este proyecto

Vuestros comentarios

1. oct 13, 20:13 | blanch

No me extraña. Pbre Carpenter. No se puede ser bueno toda la vida.

2. oct 13, 20:29 | Bob Rock

Blanch.- Se le puede dar una oportunidad. Es una película coherente, no es un gran film pero entretiene como Dead Birds ó La llave del mal. ¿Que ha Carpenter se le puede pedir más? Bueno, todo es cuestión del proyecto y tiene otros que para mi gusto son bastante inferiores.

Un saludo

3. oct 13, 21:45 | MIssterror

mi pregunta es ¿y si la película no la hubiera firmado Carpenter?…

4. oct 14, 01:39 | MASP

Jesús! Menos mal! Es la primera crítica imparcial que leo sobre este film y que no se deja llevar por nostálgicos fanatismos (en los que a buen seguro yo mismo hubiera caído).

La veré sí o sí, porque por mucho que se diga, donde hubo fuego siempre quedan brasas y seguro que al ojo “entrenado” del frikicéfago irredento hay detalles genuinamente carpentonianos que no le pasarán desapercibidos.

Ti-ti-ti-ti-ti-ti-ti Ta-ta-ta-ta-ta… Michael, que haces con ese cuchillo y esa absurda careta? Michael… no…. NOOOOOO! xD

5. oct 14, 13:42 | Bob Rock

Missterror.- Yo le hubiese puesto la misma nota pero creo que no hubiera tenido tanta potencia la primera parte de la película donde la atmósfera del manicomio introduce muy bien al espectador en una historia que por desgracia luego falla… es decir, el toque de un genio algo se nota…

Lo que seguro no habría polémica sobre si debería ser más ó menos…

MASP.- Je, je, je. Bueno, solo he intentando ser un poco justo con un señor que ha estado muy enfermo y que con su vuelta ha demostrado que se puede hacer cine de suspense eficaz; aunque al final no sé si he sido muy justo. Soy un amante de Carpenter pero no me parece que todas sus películas sean obras maestras, el oficio de un profesional se nota en The Ward y además el guión esta mejor planteado de lo que dicen por ahí, solo que no es ninguna novedad (más bien es un viaje al pasado).

Para que me entiendas, tenemos una película muy al estilo de Bloch…. y ya sabes que a él también se le criticó mucho…

Por supuesto que la tienes que ver só ó sí; la ambientación te seducirá, espero.
Es más, también la recomiendo para los espectadores más jóvenes y con poca experiencia dentro del género, seguro que saben disfrutarla sin tantas comparaciones odiosas, aunque advierto de que es una cinta de estilo “añejo”

6. oct 17, 11:40 | Pliskeen

Absolutamente olvidable. Aprobado raspado y gracias. Por ser de Carpenter, uno de mis directores predilectos, no voy a ser más benévolo (tampoco destructivo, que los extremos no son aconsejables), cuando lo que tenemos delante es una tópica y descafeinada película de terror cuya mayor virtud es la de no aburrir (porque la tensión y la intriga están bajo mínimos)

Desde luego, no es para ponerla a caer de un burro, pero tampoco merece mayor consideración y atención por ser de Carpenter (de hecho, poco de él se ve en pantalla, salvo cierto oficio en la filmación)

Cuidada ambientación, buena fotografía e incluso notable banda sonora (aunque no sea él el compositor) para una película que intenta ser sorprendente con una historia que otros han sabido llevar a cabo con muchísimo mejor pulso (SPOILER véase Scorsese con Shutter Island o James Mangold con Indentidad; ambas le pegan mil vueltas a The Ward, por mucho que duela reconocerlo FIN SPOILER)

No esperaba gran cosa de su regreso porque hace años que está un poco perdido, pero aún así me decepcionó que apostara por una historia tan poco inspirada. Me hubiera gustado más que realizara el thriller carcelario (con motín incluido) con Nicolas Cage.

Además, el reparto juvenil no está muy allá. Correctas, y poco más.

Saludos ;)

7. oct 17, 17:43 | Bob Rock

Pliskeen.- Sabía de tu opinión un poquito XD
Entiendo la decepción por donde te ha venido pero insisto que para como esta el panorama es una película que hay que valorar como si amanecieses en 1976 y la vieses. De acuerdo, es imposible olvidarse de los últimos treinta y cinco años; pero la primera parte (hasta la sucesión de sustos más bien facilotes) está mejor construida que el noventa por ciento de lo que se filma en el cine fantástico actual.

No sé, yo creo que habría que darle una oportunidad, en una noche de relajo…

Un saludo

8. oct 17, 18:41 | Pliskeen

Si no esperaba gran cosa, y aún así me decepcionó, creo que la culpa es de la película y no mía (que creo que, en parte, es lo que insinuas). No creo que con un segundo visionado “más relajado” vaya a parecerme mejor película. No es una cuestión de expectativas ni tampoco de predisposición.

Th Ward es, para mi gusto, una película del motón, más propia de un debutante que de alguien experimentado en el género. La verdad es que tampoco sé qué vió Carpenter en ese guión para decidirse dirigirlo.

Bien construida? Sí, no digo lo contrario. Y bien ambientada también. Y por eso no creo que sea un bodrio. Tampoco buena, y ni tan siquiera decente. Solamente pasable.

Discrepo en lo de ver la película como si estuviésemos en 1976. No creo que esa sea la forma adecuada de valorarla justamente (más bien un modo de excusar sus carencias)

Comparándola con el panorama actual puede que se deje ver mejor que otras propuestas (aunque hay otras que también la superan con creces). Quién sabe, quizás si realmente se estrenase en los 70 tendría su gracia (tampoco se sabe, pues hay películas que se han valorado mejor con el paso del tiempo que en el momento de su estreno), pero a día de hoy no puedes hacer que esto sorprenda o funcione si no le echas más garra, si no utilizas con mñas atino los elementos y recursos de los que dispones (aunque estén trillados) Y es que a fin de cuentas, no hablo tanto de originalidad (perdonable si no lo tiene) sino de ejecución. Aún cayendo en tópicos y clichés, puedes hacer algo digno del género, como ha hecho Wan con Insidious. Carpenter no lo consigue con The Ward. Una película que no supone una pérdida de tiempo, pero que es totalmente prescindible dentro de su filmografía y olvidable como película de terror.

Desde luego, acepto y respeto cualquier opinión contraria. Incluso aquellos que la ponen a caldo creo que tienen sus buenos motivos (¿o acaso hemos de creer que están equivocados y que necesitan también de un segundo visionado?). Ahora bien, sea como sea, no creo que mi opinión esté en ningún caso condicionada, y sólo creo que en las segundas oportunidades cuando realmente pienso sí puede estarlo.

Saludos ;)

9. jul 9, 16:07 | Bob Rock

Hola Almas Oscuras.

Es una pena que el regreso de un cineasta fundamental para el cine de terror este pasando tan desapercibido…

En fin, pasados unos meses desde que la vi, puedo decir que me parece incluso mejor de lo que pensé en un principio…

Un saludo

10. jul 26, 11:18 | mimosin

Hola!.Llego tarde para dar mi opinión.Soy fan del cine de Carpenter desde peque cuando vi “La Cosa”.Tendrá sus mejores y peores peliculas, pero no le negaré el visionado al creador de “Halloween”,“The Thing” y “Golpe en la pequeña China”.A mi parecer siempre ha sido un cineasta que,al estar enclavado en cine fantastico-terror, no ha sido valorado en su justa medida.Solo hay que ver los varapalos tras el estreno de “La Cosa” y el escaso éxito relativo de “Golpe en la pequeña China”, lo cual impidió el rodaje de la más que posible segunda parte..

11. jul 26, 12:47 | Carde

Algún día de estos nos la encontraremos en antena 3 a eso de las 16:00. Prácticamente un telefilm.

12. sep 18, 19:23 | Skalope

(Identidad + Shutter Island) dividido por 1000 …. eso sí, la chiquitas que salen son divinas, muy bellas si señor.

13. jul 19, 03:26 | John Trent

La vi hace un mes. Que como fan de Carpenter haya demorado tanto el visionado e incluso me haya olvidado de comentarla por aquí hasta ahora, es un claro reflejo de las malas vibraciones que me producía esta película y lo aburrido que me sentí cuando decidí darle una oportunidad. Amigo Bob, creo que has sido muy benévolo. Mientras la veía, pensaba, ¡coño, es de Carpenter, espérate que seguro que mejora! Pero nada. Un coñazo insufrible que podría haber dirigido cualquier artesano con mínimos conocimientos de rodar un guión. La firma del director no la encuentro más que en los títulos de crédito.

Una pena, porque sus trabajos para TV, Pro-Vida y, sobre todo, esa joyita que es El fin del mundo es 35 milímetros, me hicieron creer que todavía tenía cosas que decir. Espero que The Ward sea un bache y no vuelva a tropezar con la próxima.

14. ago 24, 16:16 | Cuervo

La vi hace años, y el recuerdo que tenía de ella es que no era nada especial. La he vuelto a ver, y la sensación ha sido la misma.

Saludos.

15. ago 24, 22:31 | Godsdog

Pues yo soy de los que SI. A mi si que me gustó THE WARD.
Quizás porque la vi en el cine, no se. La poneis tan mal que dudo. Y al contrario con SHUTTER ISLAND que no me gustó nada de nada. Las dos son del 2010.

Saludos

16. ago 24, 23:42 | AZOTE

A mí no me gustó, diría que es de lo peor que ha hecho, pero un ñordo del maestro ya es mejor que lo que la crítica suele encumbrar como lo mejor del año hamijos.

17. nov 12, 00:12 | Mountain

Flojita, una pena porque decir que una peli del DIOS Carpenter es flojita es triste, pero es lo que hay. SPOILER. Me gustó un montón lo de las personalidades múltiples, no lo vi venir. FIN SPOILER. A ver cuando nos vuelve a regalar una obra a la altura de su leyenda. 60/100

18. feb 3, 01:32 | princesa unikitty

pelicula que fui a ver al cine solo porque la dirigia john carpenter y aunque la hubiese dirigido “juancito de buenos aires” no me hubiese desagradado ya que tiene una sutil (del tamaño de un piolin) atmosfera inquietante, buenas actuaciones de todas las chicas (amber heard ilumina cualquier pelicula con su belleza) y una vuelta de tuerca que, a igual que mountain (el comentarista de aqui arriba) no vi venir.

y “en la boca del miedo” es un PELICULON ASOMBROSO MARAVILLOSO ESPECTACULAR PRECIOSO MONUMENTAL!!!!

puscifer / grand canyon

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.