Estás aquí: Página de inicio » Críticas » A Christmas Horror Story

A Christmas Horror Story

Entre carbón y villancicos

ACHS Review

Ver ficha completa

  • Título original: A Christmas Horror Story
  • Nacionalidad: Canadá | Año: 2015
  • Director: Grant Harvey, Steven Hoban, Brett Sullivan
  • Guión: James Kee, Sarah Larsen, Doug Taylor, Pascal Trottier
  • Intérpretes: George Buza, Percy Hynes White, Oluniké Adeliyi
  • Argumento: Durante la noche de Navidad cuatro historias macabras convergen alrededor de un programa de radio.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo ACHS_Interior_zpsjqohyd4i.jpg

En la pequeña comunidad de “Bailey Downs” las familias se preparan para la noche de Navidad mientras Dan el Furioso, un viejo locutor de radio, intenta amenizar la velada. Sus palabras mordaces traen a la vida diversas historias; como la de esa familia que buscando un abeto casi pierde a su hijo, aunque quizás no debieron haberlo buscado. También se dice que los asesinatos que tuvieron lugar en el instituto hace un año tenían un origen sobrenatural. ¿Será verdad u otro cuento de brujas como el del diabólico Krampus que deja su guarida la noche del 24 de Diciembre para castigar de forma sanguinaria a los pecadores? Quizás Papá Noel, ultimando el día más importante del año, tenga la respuesta; siempre que esa horda de elfos infectados por un virus caníbal le permita expresarla en voz alta.

“A Christmas Horror Story” es una antología de cuentos de horror sobrenatural levemente interrelacionadas entre sí. Como ya dijimos en su día, la cinta procede de Canadá y, de tal forma, intenta ser un homenaje a esa serie B que tanto y tan bien ha producido ese “extraño” país a lo largo de los años. Al cargo encontramos los nombres de Grant Harvey, Steven Hoban y Brett Sullivan; todos ellos buenos conocedores de los entresijos del cine de terror de bajo presupuesto. No en vano los tres directores están asociados, de una forma u otra, a la saga “Ginger Snaps”, la cual quizás deberíamos reivindicar con más fuerza desde Almas Oscuras. Tanta es la asociación que se auto homenajean ubicando la trama de sus historias en la pequeña localidad de “Bailey Downs”, donde tenían lugar las diferentes partes de la citada saga sobre licántropos. Además, también es el mismo pueblo donde se desarrolla la serie “Orphan Black”, la cual realmente no conozco pero que también comparte productores con “A Christmas Horror Story”.

Bien, sabiendo que estamos dentro de los parámetros de la serie B, ¿funciona la película? Sí, aunque lo justo: verla y olvidarla. No se trata del peor ejemplo de antología, pero comete varios pecados que no se pueden maquillar con la simpatía que ejerce la propuesta. Claro, estando Halloween a la vuelta de la esquina, esta película supone un caramelito por aquello de resucitar, otra vez de tantas, el espíritu de los viejos comics de la “EC”: tramas sencillas y directas al grano cuyo objetivo es hacer pasar un buen/mal rato al espectador sin tomarse muy en serio a sí mismas. Una muestra clara de ese sentido del humor omnipresente, más remarcado en algunos segmentos que otros, sería la presencia de William Shatner, el famoso capitán Kirk de “Star Trek”. Aquí el “capi” encarna a un jocoso locutor de radio que en cierta manera va hilvanando las diferentes historias; aunque lo hace a su particular manera, poco a poco más lenguaraz a medida que el ponche de huevo va surtiendo efecto.
Changelings [la historia más aterradora], monjas fantasmales [la historia más aburrida], demonios de invierno [la historia más intrascendente], elfos zombies [la historia más divertida], un Papá Noel que parece el miembro perdido de Los Mercenarios… un arsenal variado para animar a que el público se meta dentro del jolgorio. El contenido y buenas intenciones de la fiesta macabra, como digo más propia de Halloween que de Navidad, es precisamente lo que consigue sostener la película hasta su ingenioso final, digno de un buen “Creepy”, porque en cuanto a otros factores importantes “A Christmas Horror Story” hace aguas peligrosamente.

Lo primero y más importante: la calidad de las historias. ¿Son interesantes, atrevidas, originales, espeluznantes? Siquiera, ¿están bien desarrolladas?, ¿sorprenden o impactan al espectador curtido? No, no y no. Algunos ya se han lanzado a compararla con “Truco o Trato” en un forzado ejercicio de cultismo barato; no obstante, estamos a años luz de la genial obra de Michael Dougherty. Excepto una de las historias (podría decir una y media, pero tendréis que descubrir a que me refiero), el resto son tanto simplonas como predecibles, a lo que se suma lo mucho que tardan en arrancar. Además, el diseño de producción roza a veces la estética de telefilme, lo que no ayuda en nada a esa intención de sus creadores por darle una patina clásica, entendida desde la perspectiva “Creepshow”, al acabado visual.

A esta preocupante falta de buenos guiones se une una narrativa que atasca el desarrollo de las historias. En lugar de presentarnos los segmentos de forma secuencial, los cuatro van desarrollándose en paralelo con ese falso inicio que intenta relacionarlos entre ellos. Es decir, cada cinco minutos aproximadamente, “A Christmas Horror Story” va saltando de historia en historia cortando el avance de las mismas de forma exasperante. La primera hora de metraje se arrastra agónica rompiendo cualquier amago atmosférico o de construcción de personajes por aquello de los saltos espaciales, que se producen sin ton ni son, habitualmente, cortando los puntos álgidos de los segmentos. Por ejemplo, la mejor de las historias, la gamberrada que nos presenta la lucha titánica de Papá Noel contra una horda de elfos nazis, también es la más dinámica; sin embargo, hasta pasados cuarenta minutos no consigue arrancar… ¡porque continuamente ha sido interrumpida!
El hallazgo de narrar de forma simultánea cada uno de los cuentos hubiese sido quizás un buen recurso si hubiesen tenido algo que ver entre ellas, pero en ningún momento se deja sentir esa aura coral que sí construía “Truco o Trato”.

Por no perder más tiempo, “A Christmas Horror Story” se deja ver si nos arropamos con el gamberrismo de su historia más truculenta, gratamente protagonizada por el eterno secundario George Buza; si bajamos las defensas ante los destellos de genuino, pero predecible, horror que nos regala la historia sobre la familia que cortando un abeto se trae a casa más de lo esperado; si escuchamos atentamente los absurdos que el furioso Dan, el DJ borrachín que borda Shatner, lanza entre historia e historia… resistid su primera mitad, tan lenta que agoniza, y os será revelado un homenaje honesto y facilón a grandes comics, como fueron “Tales from the Crypt” o “Eerie”, que tampoco olvida su procedencia, Canadá, como cuna de una serie B imitación de la yankie que siempre ha sido muy aplaudida por un servidor.

Por mi parte espero que algún día, quizás en las tan cacareadas nuevas obras de Kevin Smith y Michael Dougherty, ambas centradas en la figura de la nueva estrella del horror, Krampus, se prolongue el enfrentamiento entre el cornudo mal y el panzudo bien del que ha sido prólogo esta semi fallida “A Christmas Horror Story”.
Hasta ese momento: ¡Ho – ho – ho! ¡Maldita y sangrienta Navidad! (o Halloween)

Imágenes de la película

 photo ACHS_1_zpsfppfcur5.jpg

 photo ACHS_2_zps6pv14mwl.jpg

 photo ACHS_3_zpsd02bbnlt.jpg

Lo mejor: William Shatner, la historia sobre Santa Claus contra los elfos zombies y el cuento sobre el changeling

Lo peor: Contar las historias de forma simultanea plantea una primera hora bastante tediosa donde todo cuesta arrancar.

Vuestros comentarios

1. sep 29, 22:11 | Carlos Cubo

Bueno Bob, aunque en parte estoy de acuerdo con que la primera hora se alarga un poco, me gustó más que lo que dejas ver en tu reseña. Copio y pego lo que dije hace unos días:

Una agradable sorpresa A Christmas Horror Story. Eso sí, llega con bastante anticipación, aunque algunos celebren la navidad un poco antes cada año. El caso es que funciona más, en ese sentido, como cuento de terror para el más próximo Halloween. Y también en ese sentido, podríamos citar la genial Truco o trato (2007) como referente de esta antología que, aunque narre varias historias, no las separa por capitulos, sino que el montaje nos la presenta de forma paralela durante toda la película. 4 historias para una navidad sangrienta: posesiones, zombis, fantasmas, leyendas… Bastante entretenida e incluso original.

2. sep 30, 16:51 | MASP

Exacto aprobado raspón. Lo has calcado Tío Bob. Casi lo más divertido son los cínicos soliloquios de William Shatner, aunque también destaca ese “sorpresivo” final digno de los cómics reseñados (que por cierto, a ver si los siguen editando, que me han dejado colgado con ambas colecciones a medias).

Respecto a la mención de “Ginger Snaps”, a mí su primera parte me parece una magnífica película de licántropos a reivindicar con esa interesante segunda lectura de iniciación sexual y feminismo subliminales. Luego sus continuaciones apócrifas son más bien completistas con esa extraña fiebre del mundillo por crear innecesarias trilogías, pero también se dejan ver.

A ver qué nos deparan los nuevos advenimientos de Krampus, que tenemos un original supervillano en ciernes.
Saludos!

3. oct 11, 19:58 | Bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 40/100

Como bien dice el amigo Bob tiene pinta de telefilm para un domingo a la tarde. Vaya, hoy es domingo a la tarde, jjjjjajajaj. El partir las historias en los momento álgidos es un punto negativo para su visionado (aunque si las dejasen enteras tampoco ganaría mucho más). Reconozco haberlo pasado bien con Papa Noel y disfrutar con el maquillaje del monstruo blanco pero para de contar, el resto del metraje no vale un duro. Para verla y a otra cosa.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

4. dic 21, 05:53 | Omar

Excelente crítica estimado Bob, me ha encantado esta película. Siempre tan atinado. No se por donde empezar para dar mis comentarios.

Primero lo positivo. Los efectos visuales bastante decentes, la música, en su mayoría navideña, en sintonía con las escenas me parecieron un tremendo acierto, generando una ambivalencia inquietante. Tiene para todos los gustos gore, fantasmas, criaturas de la noche, y hasta sus pinceladas de humor negro, cada historia tiene su grado de suspense, que te mantiene atento al “que sigue”. El santa claus repartiendo golpes fue lo mejor y que merece su mención a parte.

Lo negativo. Actuaciones intrascendentes, falsas y a veces risibles. El ritmo como dices, se vuelve cansado al ver poco de cada una por contarse simultaneamente.

Ordenaré los fragmentos en orden de los que menos me han gustado a los que más…

La historia de krampus: La familia es chirriante, la detestas, los dialogos se me hacen muy vagos, pero tiene su dosis creepy, mantener en secreto el aspecto del krampus hasta el momento adecuado fue muy atinado. Las muertes bastantes rescatables. Interesante pero hasta ahí. Si la disfruté.

Los pubertos en el sotano de la escuela: Su nivel de terror es muy bueno, hace tiempo que no echaba un brinco con algun screamer y este corto lo consiguió. Me irritó solamente la parte de la resolución, bastante forzado, simplón, se les vino abajo la propuesta. Además es un tremendo cliché ver adolescentes cogelones hoy en día en las peliculas

El niño sustituto: Lamentablemente vi The Hallow antes que esta pelicula, por lo que toda la historia ya me la olía. La atmosfera de terror que crea el niño hijo de puta me inquieto mucho para disfrutarla como enano. El final muy “sweet” me gustó mucho.

El santa cazador de zombies: Sigo vibrando con este corto, esta fregonsísimo. Wow!, le doy una calificacion perfecta, cada segundo vale. Un agasajo ver a mi heroe de la infancia ahora de castigador, en todo momento me creí que era el verdadero santa de mi niñez, esta cabrón, la disfrute como no se imaginan.

Nunca había escuchado hablar de esta pelicula, hasta que la leí en almas, muchas gracias Bob por la recomendación. Me gusto mucho le doy 85/100 (tanto así me ha agradado)

5. ene 8, 23:36 | Mountain

Tengo que confesar que la he visto en dos días, la primera me estaba aburriendo tanto que no conseguía mantener abiertos los ojos. Ayer la rescaté, no sé ni cómo y la terminé. Muy flojeras, Santa a hachazo limpio y el puto niño que daba muy mal rollo las mejores historias, las otras dos para olvidarlas al instante. El final conjonudo! 50/100

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.