Estás aquí: Página de inicio » Noticias » Abed

Abed

La abuela mata-zombies

Photobucket

Abed posterEn una pequeña localidad del centro-oeste de Estados Unidos los habitantes han aprendido a cooperar para sobrevivir al apocalípsis que se ha cernido sobre la tierra. Meggie perdió a su marido al comienzo de la epidemia y ahora tiene que enfrentarse a la terrible situación que se le viene encima. Por suerte su suegra le ayudará todo lo posible para hacerle su vida un poco más fácil.

Antes de nada debo decir que el Abed es una historia de Elizabeth Massie. Massie es una escritora americana de novelas de terror y pequeñas historias ficticias ganadora, en dos ocasiones, del premio Bram Stoker. Bajo esta premisa el panorama no puede ser mejor. La corta historia publicada en 1992 ha sido dirigida por Ryan Lieske, del que ya conocemos la todavía ausente por estos lares Zombie Apocalypse: Redemption (en la cual no hizo un trabajo del todo bueo, por cierto). Actores casi totalmente amateurs, como suele ser en este tipo de cortometrajes, completan el explosivo cóctel.

¿Cuáles son las posibilidades de que algo así salga mal? Nadie lo sabe, pero a mí, personalmente, me da bastante buena espina. Siempre he pensado que, al final, los cortometrajes tienden a rodarse mucho más fácilmente y dan mejores resultados. En casos como son las películas de bajo coste supongo que este efecto se verá reforzado ¿no? Es posible, incluso, que la comentada historia de Elizabeth Massie de para un film completo, pero se hayan decidido por el cortometraje para aprovechar del todo su presupuesto. Con esto no digo que sea partidario de bajar la duración de una película en función del presupuesto obtenido, pero sí que soy partidario de cambiar de formato. ¿Por qué iba a ser necesaria una película pudiendo hacer un corto mucho mejor? ¿Las películas están por encima de los cortometrajes? Preguntas muy complejas, pero debo admitir que he visto algunos cortometrajes de bajo coste que superan, con creces, blockbusters de las que tenemos hoy en día. Siempre he agradecido pequeñas joyas para cuando no tengo tanto tiempo como para ver una película (época de mucho trabajo, exámenes, vacaciones moviditas,…), es posible que este sea uno de esos casos. Como dice el dicho “lo bueno, si breve, dos veces bueno” ¿no?

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.