Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Alien Covenant

Alien Covenant

Mahonesa cortada

alien covenant

Ver ficha completa

  • Título original: Alien Covenant
  • Nacionalidad: USA | Año: 2017
  • Director: Ridley Scott
  • Guión: John Logan, D.W. Harper
  • Intérpretes: Michael Fassbender, Katherine Waterston, Noomi Rapace
  • Argumento: La nave “Covenant” parte con miles de colonos en estado de hibernación a la conquista y terrificación de un nuevo planeta.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo AlienCovenant_2_zpsdnie9guw.jpg

Había muchas, muchísimas ganas de ver la nueva entrega del universo Alien de mano de su creador, Ridley Scott. El tráiler prometía un regreso a los aromas de sus dos primeras entregas con una considerable distancia del capítulo Prometeus, que tan poco había convencido a los fans acérrimos de la franquicia. Pero un tráiler no es una cinta… bien lo sabe cualquier cinéfilo y la alianza a la que hace referencia el título (pues ese es el significado del apellido de la entrega) es un mejunje, no demasiado bien casado, entre las ideas del Alien original y una desganada continuación de la odisea iniciada en la anterior cinta de Scott.

La nave “Covenant” parte con miles de colonos en estado de hibernación a la conquista y terrificación de un nuevo planeta. Un accidente interrumpe la travesía y despierta a la tripulación que descubrirá, así, la existencia de un planeta también habitable del que además reciben una señal de carácter indudablemente humano. Cuando aterricen en la superficie de este nuevo Edén descubrirán una amenaza de la que les será muy difícil escapar.

El comienzo de la cinta no puede ser más prometedor, todo el despertar del equipo, la soledad del androide Walter, la señal remota; están narradas con dinamismo y enganchan al espectador con la envoltura de las superproducciones y el saber hacer de un director tan curtido como es Ridley Scott. También sugerente e inquietante es la secuencia inicial donde vemos el primer encuentro entre David (androide de la nave Prometeus) y su creador, en el que seremos testigos de la contrariedad del androide cuando es obligado a servir el té a Peter Weyland (nuevamente interpretado por Guy Pearce).

Desgraciadamente, con el aterrizaje en el planeta, comienzan a cometerse nuevamente los errores propios de la serie B (hay mucho de “Planeta prohibido” en esta entrega), que tan molestos nos resultaron en Prometeus: en un entorno desconocido el equipo se adentra a pie 8 kilómetros sin tomar prácticamente ninguna medida de precaución. Los exploradores tocan, pisan y escudriñan todo, como quien camina por el parque de su barrio, sin el menor atisbo ni de miedo, ni de asombro. En ese momento llega el primer ataque y nuevamente la cinta sube enteros; con una secuencia de tensión sobresaliente que no escatima en sangre para enganchar al espectador, contemplamos, encogidos, la escena más sangrienta y extrema de toda la franquicia Alien. Pero tras este intenso fragmento los guionistas entran de nuevo en barrena recuperando los flecos de Prometeus para explicarnos todos los sucesos acontecidos desde el final de aquella película hasta el comienzo de esta…

Personalmente creo que lo más interesante de Prometeus era que los protagonistas se lanzaban a la aventura de conocer a los creadores de la vida en la tierra y descubrir los secretos de nuestra existencia. Una premisa tan ambiciosa como insatisfactoria en su resultado pues, inteligentemente, dejaban todo en el aire con la promesa de explicarlo en un episodio posterior… Bien, el episodio posterior ya ha llegado y ante el peligro de meterse en un jardín de difícil solución Scott ha optado por podar todos los setos y centrar todo el interés en un único personaje: el androide David. Con una explicación guarrera de un par de minutos cierra el hilo de Prometeus con el inserto de un flashback y comienza otro hilo, más cercano al universo Blade Runner, en el que se habla de programación contra voluntad, de la creación, de los seres inferiores y los superiores y de lo que define a un ser viviente… Un ejercicio de filosofía muy forzado pero que contiene una secuencia, la de la flauta, que tanto en lo técnico como en su diálogo son dignos de aplauso.

En contrapartida, los autores del guión hinchan el globo de la pedantería con referencias a Byron , al anillo de los nibelungos de Wagner y demás para que uno piense que no ha entendido las motivaciones de David en lugar de que las mismas son un poco peregrinas… Y tras cerrar la puerta a Prometeus y desarrollar la relación de los dos androides Scott regresa de nuevo al mundo de Alien el octavo pasajero, con sus pasillos, sus ataques sangrientos y su descarte de personajes para darnos una aventura de horror espacial, en el último tercio de la cinta, que si bien no sorprende, es visualmente impecable y contiene emoción, mucha más sangre que sus predecesoras y hasta una muerte digna de un slasher de los 80.

Entonces ¿que tal es la película? Pues en mi opinión depende de cómo la mires; como cinta aislada lo cierto es que este Alien aprueba con algo de nota, aunque lo hace a costa de transformar al film que le precede en una engañifa y de entregar, de relleno, al espectador 40 minutos de una historia que no es lo que han venido a ver. El sentimiento es contradictorio: se aplaude la intención del estudio en no ofrecer un más de lo mismo (para eso ya tenemos la notable Life) pero creo que tenía que haber entregado o un film de ciencia ficción reflexiva o uno de terror intenso, pero las dos cosas casan mal y como en una mahonesa mal ejecutada la experiencia está cargada de grumos molestos. Se aplaude el hacer una cinta de contenido visual adulto pero me fastidia que este enfoque no se transfiera también a un guion pueril y raquítico en el dibujo de la práctica totalidad de sus personajes…

Con lo último de Scott me pasa como con los últimos filmes de De Palma: no dudo en su capacidad de rodar pero sí en su criterio a la hora de supervisar un guion… y lo uno necesita de lo otro para contentar al espectador. La cinta abre la puerta a una prometedora secuela pero esto mismo ya nos pasó con Prometeus, así que tengo dudas de continuar confiando en ver un Alien como Dios manda… Más aún cuando la fórmula del Alien original está exprimida hasta la última gota.

Imágenes de la película

 photo AlienCovenant_3_zpsmdqtcjev.jpg

 photo AlienCovenant_1_zpspcpr5lpq.jpg

 photo AlienCovenant_5_zpsdx3ladqy.jpg

Lo mejor: la premisa inicial y su conclusión.

Lo peor: David y todo lo que trae de Prometeus.

Vuestros comentarios

1. may 20, 19:17 | Omar

De hecho de Prometheus no trae mucho, ni siqueira se ligan apropiadamente, y la premisa es muy muy gastada…
En lo personal la considero una super producción, con mediano entrerenimiento, muchas preguntas quedan al aire y una cantidad infinita de absurdos en la película

2/5

2. may 21, 11:17 | Upiri

Solo puedo decir que la cara que se me quedo al finalizar la película y la de las personas que llenaban la enorme sala era de enorme insatisfacción, the wtf!

Entiendo que los artistas tienen su tiempo de Gloria y luego caen en lo mediocre pero lo de ridley es de traca.

Que película con tan mal guión, tan aburrida, con fx que cantan, con actores tan poco carismáticos, sin alma, sin tensión, …

Vale que nos tenemos que tragar la escena de la flauta, la cual no pude menos que resoplar por ridícula, pero es que cuando la película pretende de contentar a los fans del alien original resulta que lo hace de manera atropellada, rápida y sin tensión. Todo lo contrario a lo que hace grande la original y su primera Secuela.

No creo que a este director lo puedan condicionar los productores. Es culpa suya haber realizado una película tan mala, aburrida y tan sonrojante.

3. may 21, 15:48 | Droyde

Como master de rol puedo decir que todos los protagonistas no dejan de secar pifias. Se matan ellos solos, los xenomorfos solo están ahí mirando como los humanos se suicidan.

4. may 22, 00:10 | DEVILMAN

A mi personalmente me gusto mas esta que Promoeteus, simplemente por ese tramo inicial y esa conclusión, tan inquietantes y espectaculares. Pero una vez David aparece toda la película se vuelve aburrida y ridícula.

Vale que si la hubieran titulado Prometeus 2 nadie la hubiera ido a ver, pero una película con el titulo de Alien se merece algo mucho mas intenso y simple a la vez. No es una película terrible pero si que esta lejos de ser Alien.

5. may 27, 00:30 | AZOTE

Infinitamente mejor que Prometheus (una empresa no muy difícil), pero Scott se caga en su obra maestra una vez más.

Lo aberrante no es que la tripulación no tome medidas en un planeta desconocido, ni la escena de la flauta… lo que a uno le hace sangrar los ojos es que el origen del Alien de 1979 pueda ser gracias al puto David loco de los cojones.

De verdad, no entiendo qué sentido tiene dejar a los Space Jockeys, ingenieros, o cómo coño haya que llamar a esa raza, como a unos subnormales.

Si tienes a Alien y Aliens en el top, ahórrate Prometheus y Alien Covenant.

6. may 27, 14:16 | wapengo

Nada que ver esta película a la calidad de las 2 (o 3) primeras películas de Alien.
Me gustó mas Prometheus que esta nueva entrega sin tensión, sin sorpresas (mas allá de la creación del xenomorfo OBRA DE DAVID), sí me pareció muy cool el ataque de David a los space jockeys. Lo mejorcito de la película por lejos.
Pero el resto una sucesión de tópicos sin ninguna originalidad, la incompetencia de la mujer en el transbordador es épica, resbalan en sangre continuamente, mala puntería, a lo largo de toda la pelicula todos se separan y andan solos en un lugar desconocido, en fin. Muy Ñoño todo.

7. may 28, 01:44 | Skalope

Que desastre. Absolutamente mierdosa. Hay varios momentos a destacar:
El primero, toda la civilización de los ingenieros recibiendo a la nave de David, saludando con la manita como auténticos mongolos; hay una ingeniera hembra que creo que mueve los labios como diciendo “hello”, ya me lo miraré cuando tenga tiempo.
David enseñando a levantar las manitas al alien ese que sale del capitán. Por Dios!, es que el alien levanta las putas manos!!
La supuesta evolución/creación de David. Pero vamos a ver, que mejora has hecho nen?. Hasta que metes mano tú, el patógeno se trasmite por esporas, tarda 5 minutos en que aparezca la criatura y encima, ésta ya es adulta. Lo has empeorado mamón!.
Las decisiones. Todas las que habéis comentado y, vamos a ver, la tiparraca esta que no para de llorar en toda la cinta, no le dió por pensar, no se le pasó por la cabeza, que el androide podía ser David y no el otro?, aunque solo sea por precaución después de lo pasado coño.
Las escenas de acción son horribles. Ella enganchada de la nave, pero caminando mientras la nave vuela!!, ostia puta!
Gore?, pero que gore y que mierdas y que impresión te va a dar, si todo está hecho por computadora y canta que lo flipas!, de vergüenza ajena los efectos visuales. Putos aliens digitales, que calamidad!
Estoy convencido que Ridley bebe mucho y se ríe de nosotros. En la sala de montaje se masturba pensando en que, esa mierda que ha cagado, pronto le reportará un beneficio gracias al nivel actual del espectador medio, entre los cuales me incluyo.
Basura absoluta. La opción Neill Blomkamp a los mandos de Alien 3 (new version) totalmente descartada y el señor Scott que creo que planea 2 o 3 mierdas de estas más. No se, es demencial de verdad.

8. may 29, 12:53 | Preacher

Creo que en la próxima el capitán de la nave va a ser Leslie Nielsen (virtual). Así sus decisiones tendrán algo de coherencia.

9. may 30, 23:03 | Jorge from Chile

La ví en el cine y mi aburrimiento fue total. Lo mejor logrado las pocas interacciones de la criatura, y demasiada “PAJA MOLIDA” como decimos en Chile al Blah,blah,blah. Los actores del terror, pero que casting de mierda, mala, mala. Ni hablar de Prometeus… buscaré la original para calmar mi ansiedad. #Paaabreeeeee

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.