VOD

Horsehead

A tope de caballo en vena

 photo Horsehead_Exterior_zpsmp9f9vmk.jpg

Acosada por pesadillas recurrentes desde niña, Jessica ha comenzado a estudiar la psico-fisiología de los sueños en un intento de entender su significado. Cuando su abuela muere, Jessica vuelve a su casa familiar en la campiña francesa, donde recibe un frío desdén por parte de su madre.
Después de una difícil primera noche, Jessica usa su estado postrada en cama para practicar el arte del sueño lúcido. Jessica pronto descubre que su abuela había estado obsesionada con la misma aparición que ahora persigue sus propias pesadillas. Cuanto más bucea en sus sueños, más aprende sobre los oscuros secretos profundamente arraigados en su línea de sangre. Secretos que llevan directos a una monstruosa cabeza de caballo.

Desde Francia llega “Horsehead”, película travestida en obra de arte del desconocido pero chanante Romain Basset, que con unos pocos cortos ya se ha granjeado el interés del sector más moderno de la crítica. Bienvenidos al cine figurativo que levantará de su asiento al espectador más intelectual y ávido de metáforas rococó, pero que provocará un ictus crebral en aquellos que únicamente quieran pasar un buen rato y evadirse de la cruda realidad, pero sin drogas, gracias. Aunque parece que precisamente se acoge a este segundo grupo la protagonista de “Horsehead”, una deliciosa Lilly-Fleur Pointeaux que conocemos de… bueno, yo de nada, pero viéndola tan expuesta en su profunda interpretación, a buen seguro que no tendré problema en conocerla mejor. Seguir leyendo…

El Estigma del Mal

The Noize

Thq Quiet Ones Review

Ver ficha completa

  • Título original: The Quiet Ones
  • Nacionalidad: Estados Unidos, UK | Año: 2014
  • Director: John Pogue
  • Guión: Craig Rosenberg, Oren Moverman, John Pogue
  • Intérpretes: Jared Harris, Sam Claflin, Olivia Cooke |
  • Argumento: Varios jóvenes universitarios y su profesor emprenden un experimento psicológico con una mujer esquizofrénica despertando una horrible fuerza en el proceso.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

 photo Quiet_Ones_Exterior_zpsate5tybz.jpg

No voy a intentar resumir aquí el significado icónico del estudio británico “Hammer” para los aficionados al cine de terror. A estas alturas ya debería saberlo todo el mundo, hasta los primerizos. Lo que quizás no ha sido tan evidente es su resurrección, pues el estudio abandonó la producción cinematográfica bastantes años atrás para volver de entre los muertos en 2008. Y lo hizo con una película que no presagiaba nada bueno, “Beyond the Rave”, la cual sólo tenía de la clásica elegancia de la “Hammer” el uso de la figura del vampiro, aunque esta fue expuesta de manera bastante tosca. Sin embargo, los responsables de la compañía se pusieron manos a la obra, para resucitar algo de la mentada elegancia, y así se sacaron de la manga una nueva revisión de la historia de “La Mujer de Negro”, con Daniel Radcliffe, cosechando buenos resultados. Pero antes se estrenaba “Wake Wood”, en parte homenaje a “El Hombre de Mimbre” y en parte explotación del cine de brujería, que tanto éxito tuviese en Inglaterra durante las décadas de los sesenta y setenta. Además, llevaron a buen puerto un remake de “Déjame Entrar”, merecedor de críticas entusiastas y que parecía afianzar los ecos del pasado en cuanto a terror refinado. Así hasta llegar a “The Quiet Ones”, otro intento de retomar ese clasicismo que lleva tan lejos su propuesta como situar la trama en 1974, el año que marcó el final práctico de la productora. Por desgracia, terminó siendo otra cinta que no obtuvo los resultados esperados ni en crítica ni en taquilla, pero que, honestamente, merece ser tenida en cuanta aunque sólo sea por tratarse de cine de horror en sentido estricto. Sin embargo, no olvidemos que se trata de una coproducción con Estados Unidos, así que tened también presente su tendencia hacia la estridencia comercial y los giros argumentales manoseados.

“The Quiet Ones” difícilmente pasará a la historia como una película de guion profundo. Todo lo contrario, tal como se ve se olvida, claro que también permite pasar un buen rato siempre que seamos capaces de pasar por alto su típico desarrollo. Cine de terror, cine de sustos, pese a tratar temas psicológicos, poco de profunda tiene su propuesta. La historia nos sitúa en Oxford donde un profesor de psicología aplicada, Joseph Coupland, intenta curar a una chica esquizofrénica, Jane, con la ayuda de tres alumnos. Seguir leyendo…

Lo mejor: La inteligente combinación de cámara en mano con metraje al uso: no desentona y aporta mucho dinamismo.

Lo peor: Un tramo final que va destrozando el misterio de su primera parte con predecibles sustos y un giro insatisfactorio.

Mega Shark vs. Kolossus

Subiendo la apuesta

 photo MVK_Exterior_zpsxniylssw.jpg

Buscando nuevas fuentes de energía, Rusia despierta accidentalmente al Coloso, un robot gigante construido durante la tensión de la Guerra Fría. Al mismo tiempo, aparece un nuevo “mega tiburón” amenazando la seguridad mundial. Ahora el mundo debe encontrar la manera de detener a los mortales titanes antes de que destruyan a toda la humanidad.

Me dicen diez años atrás que una productora iba a triunfar, dentro de ciertos límites, estrenando una película protagonizada por un tiburón cabalgando un tornado y no me lo hubiese creído ni de coña. Si estuviésemos hablando de una saga que alcanzase la cuarta entrega, teniendo como mayor atractivo a un tiburón gigante hecho por ordenador, pues hubiese brindado ebrio porque semejante sinsentido nunca se convirtiese en realidad. Y, sin embargo, aquí estamos: hablando de “Mega Shark vs. Kolossus”, una película que narra el enfrentamiento de un tiburón grande como un rascacielos contra un coloso mecánico creado por los rusos durante la guerra fría. Quizás no sea el mayor pecado semejante argumento, sino su realización: un festival de efectos CGI donde todo vale pese a que los resultados parezcan antes el resultado de un mal viaje de ácido que una película comercial. “The Asylum” lo ha vuelto a hacer, utilizando como cebo a Chris Ray, hijo del reconocido perpetrador de basura fílmica Fred Olen Ray, han conseguido pescar una auténtica locura que castigará higadillos ajenos el próximo siete de Julio. Ya lo sabéis, carne de cañón para el canal SyFy, un digno intento de entretenernos a base de chorradas como un piano. Seguir leyendo…

Grizzly

No es un remake... pero lo parece

grizzly

Ver ficha completa

  • Título original: Grizzly
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: J.R. Reher
  • Guión: J.R. Reher
  • Intérpretes: James Marsden, Thomas Jane, Billy B. Thornton
  • Argumento: Rowan regresa a su pueblo natal en Alaska para tratar de encontrar al único amigo que le queda por esos lares...
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

grizzly

Cuando Spielberg adaptó a la gran pantalla la novela de Peter Benchley Jaws lo hizo con tal acierto y tensión que inauguró todo un subgénero en el cine de terror: el de las criaturas asesinas reales. No es que no existieran anteriormente, pues Los pájaros, “Moby Dick o Cuando ruge la marabunta (entre otras muchas) nos alertaban con anterioridad de los peligros de la naturaleza… pero en la bautizada por estos lares Tiburón la amenaza era tan real y natural que suponía algo nuevo e inesperado hasta esa fecha. Ya no era necesaria la intervención de la radiación o los seres extraterrestres para causar estragos, nuestra propia flora y fauna era una amenaza para nuestra evolucionada vida; una amenaza que, en nuestro camino para llegar a ser la especie dominante, habíamos enterrado en nuestra memoria atávica y que ahora el celuloide nos venía a refrescar. Y si Tiburón marcó el inicio, su secuela (un título a reivindicar) es casi un decálogo de las bases de este género:

1. Varios personajes e historias independientes se ven dramáticamente truncadas por la presencia de la criatura/as en cuestión y terminan por converger en un grupo unido por la supervivencia.
2. Un protagonista sólo, o preferiblemente acompañado de expertos científicos o cazadores, va tras la amenaza. Y tendrá su particular cara a cara en los compases finales.
3. Intereses comerciales tratan de acallar los sucesos facilitando así la tragedia.
4.Y sangre y muerte en cantidades industriales, pues no hay monstruo que se precie como tal que no deje tras de sí un buen reguero de cadáveres. Seguir leyendo…

Lo mejor: Da lo que promete y funciona muy bien en lo que concierne a entretener.

Lo peor: Ciertas concesiones en favor de la sorpresa. Tan clásica y predecible que no aporta tampoco nada nuevo.

Blood Slaughter Massacre

Al rico slasher de serie Z!!!

Blood Slaughter Massacre

Una niña en el bosque, la escena de la ducha, la niñera, la chica teniendo su primer orgasmo junto a su primer novio, el detective borracho, el departamento de policía inepto, el viejo espeluznante con una advertencia, el único personaje que parece saber algo y un asesino icónico tras una máscara: El Destripador.

A ver, ¿cómo empezar? ¡Un nuevo homenaje a la época dorada del slasher! No, suena a lo de siempre, probemos algo más pedante: Detrás de la máscara se encuentra la verdad, cubrimos nuestros rostros para ocultar el lado oscuro que jamás debe ver la luz, el extraño, el asesino; ¿acaso no vivimos todos detrás de una careta? ¡No! Suena demasiado intelectual para una serie Z de todo a cien como “Blood Slaughter Massacre”. Vaya, no es fácil presentar un nuevo slasher repetitivo como pocos. Intentemos un paralelismo con películas de culto, suena sólido y demuestra bagaje: Igual que “Slaughter High” (“El Día de los Inocentes”, 1986) destripaba el subgénero hasta la médula, convirtiéndola en una mera correría de adolescentes muertos, la presente ofrece básicamente lo mismo, una cacería de rostros jóvenes…. Tampoco, es absurdo intentar conseguir comentarios y visitas con estas noticias de películas roñosas. ¿A quién pretendo engañar? El público actual ya no está interesado en los cimientos del cine de horror, dale súper producciones o la nueva metáfora neoyorkina sobre la maldad humana.

Sin embargo, ¿qué ha quedado de esos jóvenes con camisetas de “Poison” que husmeaban por los video clubs en busca de un poco de casquería para comentarla el lunes entre sus compañeros de instituto? Supongo que en la época dominada por las chaquetas vaqueras y los chichones “Blood Slaughter Massacre” hubiese tenido algo que hacer, pero ahora, en un mercado lleno de producciones infames, este slasher sólo será uno más, otro de tantos que alza la bandera de lo retro como mayor atractivo. Normal que no se me ocurra nada que decir, ¡dudo qué su director llegue a ser conocido más allá de su barrio! ¿Quién demonios es Manny Serrano? Vaya película, una vez estrenada el 21 de Abril en DVD será olvidada hasta por la propia productora. Seguir leyendo…

Dark Floors

Hard Rock Hallelujah

Dark Floors Poster

Ver ficha completa

  • Título original: Dark Floors
  • Nacionalidad: Finlandia | Año: 2008
  • Director: Pete Riski
  • Guión: Pekka Lehtosaari, Mr. Lordi
  • Intérpretes: William Hope, Leon Herbert, Ronald Pickup
  • Argumento: El hospital cambia cuando seis personas salen del ascensor. El tiempo se ha parado y son presos de una pesadilla.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo Dark_Floors_exterior_zps6udxkgwu.jpg

La séptima entrega del especial sobre casas encantadas tiene lugar con una cinta que no puedo defender como buena. Una producción moderna que si bien ha sido vilipendiada, contiene una magnífica ambientación y unas peculiaridades bastante interesantes; lo que me lleva a presentarla a ritmo de rock and roll: ¡Con todos ustedes la película que hundió a Lordi!

Mientras están realizando una tomografía del cerebro de su hija autista Sarah, Ben se molesta cuando hay una fallo de energía. Así que decide abandonar el hospital con Sarah, mientras que la enfermera Emily trata de convencerlo de dejar a Sarah para su posterior tratamiento. Finalmente acceden a un ascensor junto a otros tres pasajeros, y, de repente, el ascensor se detiene; cuando se abre la puerta, el hospital ha quedado desierto, la atmósfera es espeluznante y son perseguidos por monstruos diabólicos aparentemente a la caza de Sarah

Sólo recomendaría “Dark Floors” por una razón: sus satisfactorios decorados. Ubicada en un hospital decrepito, que a su vez parece haberse trasladado a alguna dimensión infernal donde el tiempo no avanza, podría pasar en cuanto a ambientación como un claro homenaje al Alchemilla Hospital de “Silent Hill”, y es que las localizaciones de la cinta finlandesa, que hoy nos ocupa, bien merecen echarle un vistazo, pese a lo fallido del resto de apartados; en especial su apestoso marketing.

Y es que “Dark Floors” supuso el debut cinematográfico de la banda finesa Lordi, grupo de “heavyglam”, o algo así, que ganó sorpresivamente un festival de Eurovisión. Por mi parte nunca me han atraído mucho, pero he de reconocer que su aspecto, “digievolución” de “Gwar” y “Kiss”, fue todo un bofetón en el caduco festival de música, además de que la dichosa canción de “Hard Rock Hallelujah” tiene cierta gracia. Como todos sabréis, estos cachondos se presentaban en sus conciertos con el aspecto de extraños monstruos del norte: ¿el resultado de una troll violada por varios orcos del caos? Con semejante presentación parece lógico que llegasen a protagonizar una cinta de terror, así que, aprovechando el tirón de su triunfo, unos avispados productores pusieron más de cuatro millones de euros, una de las cintas más caras del frío país, y dieron vía libre a que Mr. Lordi, líder de la banda, pergeñase un guion donde los cinco miembro del clan de los feos encajasen. Seguir leyendo…

Lo mejor: La ambientación del hospital.

Lo peor: No pasa nada interesante por mucho que el guion intente engañarnos, la verdad.

The Scopia Effect

Mi mente hecha trizas

the scopia effect

Ver ficha completa

  • Título original: The Scopia Effect
  • Nacionalidad: UK | Año: 2015
  • Director: Christopher Butler
  • Guión: Christopher Butler
  • Intérpretes: Joanna Ignaczewska, Louis Labovitch, Akira Koieyama
  • Argumento: la hipnosis no solo ha traído de vuelta el tortuoso mal de la infancia de Basia, sino también el de sus vidas pasadas ocultas en su mente.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

scopia effect

Arriesgada propuesta de fantasmas del debutante Chris Butler, con reminiscencias a la decepcionante I am a Ghost, y a Origines - ganadora del premio a la mejor película en la pasada edición del Festival de Sitges – que intenta abrirse paso con un filme mucho más ambicioso y mejor orquestado que el de Mendoza, e igual de original que el de Mike Cahill.

Basia, una joven oficinista, decide someterse a una terapia de hipnosis con el fin de curar su estado depresivo, sin embargo durante la hipnosis se abre una puerta en la mente de Basia que no solo trastoca su oscuro pasado, sino también el de sus vidas pasadas. De manera que Basia comenzará a revivir todas y cada una de sus vidas hasta llegar a un punto en el que no será capaz de reconocerse ni a si misma, ni el tiempo-espacio que la rodea.

Sin duda alguna, el mayor handicap de The Scopia Effect es que requiere, por parte del espectador, de “una mente abierta”, dispuesta a adentrarse, sin reparos, en un juego peliagudo, debido, fundamentalmente, al montón de conceptos abstractos que se van adheriendo a la historia. Una historia, sin embargo, la mar de reconfortante y agradecida, pues una de las peculiaridades de The Scopia Effect es su desquiciante narrativa caleidoscópica, notoriamente heredada de la opera prima de Mendoza (I am a Ghost), y curtida de secuencias aceleradas, flashbacks que nos trasladan a diversos rincones del mundo, espacios imaginarios y cortes bruscos continuados. Seguir leyendo…

Lo mejor: una joyita, buena dirección y clímax.

Lo peor: el tono cómico comentado y las ganas de tocarle los huevo al espectador con tanto flashback innecesario.

Circle

mejor muerto que mal acompañado

 photo Circle_Exterior_zps9pnm1xyf.jpg

Cincuenta desconocidos despiertan atrapados en una cámara enorme sin tener ni idea de cómo han llegado hasta allí. Dispuestos en círculo y si posibilidad de moverse, descubren que cada dos minutos uno de ellos debe morir ejecutado por un extraño dispositivo colocado en el centro de la habitación. Al poco se dan cuenta de que sus conversaciones y opiniones influyen de alguna manera en la persona elegida para morir por la máquina; entonces empieza un juego maquiavélico donde los valores de cada uno de los prisioneros será puesto a prueba.

Unas gotitas de “Saw”, la dosis adecuada de “Cube”, paralelismos con “Exam”, reminiscencias a “Mentes en blanco” y hasta algo del anime “Gantz” conforman el cocktail llamado “Circle”. Un nuevo thriller donde se exponen las debilidades y miserias de las relaciones humanas cuando somos puestos bajo presión. Vamos, un tema universal de nuestras sociedades, una trama que por otra parte causa un poco de pereza debido a la sobrexposición a la que se ha visto sometida, pues en los últimos años han sido muchas, quizás demasiadas, las películas que han puesto sobre la mesa aquello de enfrentar al hombre a su propia humanidad. Al fin y al cabo, y con unos cuantos años a las espaldas, dicha reflexión me parece pamplina muy trillada cuando se presenta como lo hace “Circle”. Ojo, no me entendáis mal: creo que estos thrillers suelen quedar bastante resultones en pantalla siempre que el empaque visual acompañe con un poco de tensión atmosférica, mirad sino la patata llamada “Game of Assassins”. Seguir leyendo…