Estás aquí: Página de inicio » Críticas » As Fábulas Negras

As Fábulas Negras

Brasil muerde

As Fábulas Negras Reseña

Ver ficha completa

  • Título original: As Fábulas Negras
  • Nacionalidad: Brasil | Año: 2015
  • Director: Rodrigo Aragão, Petter Baiestorf, Joel Caetano, José Mojica Marins
  • Guión: Rodrigo Aragão, Petter Baiestorf, Joel Caetano
  • Intérpretes: Mayra Alarcón, Ricardo Araújo, Ana Carolina Braga
  • Argumento: Cuatro niños nos contarán cuatro historias terroríficas donde el folclore brasileño se da la mano con el terror.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

 photo AFN_Interior_zpsmklzofqy.jpg

“As Fábulas Negras” es una antología de horror sobrenatural ideada por nuestro buen amigo Rodrigo Aragão (“Mar Negro”, “Mangue Negro”, “A Noite do Chupacabras”), que con su productora “Fábulas Negras” se ha convertido en uno de los exponentes más internacionales del terror brasileño, todavía sumido en un marco independiente que dificulta su distribución, a pesar de la autenticidad de sus propuestas. La antología de marras intenta agrupar a los directores más señeros del panorama local – Petter Baiestorf, director experto en cortos descacharrantes; el actor y colega de Aragão, Joel Caetano y el famoso Mojica Marins, precursor del género en su país – utilizando parte del folclore brasileño como justificación de historias llenas de sangre, sexo, vísceras y humor macabro. Digamos que un exponente de bien entendida serie Z, por ejemplo llena de desnudos, que no aspira más que a divertir al personal más cafre, aireando durante el proceso una industria cinematográfica, así como una cultura, desconocida en circuitos comerciales. “Ciudad de Dios” es la punta del iceberg, la más adornada y favorecida comercialmente, mientras que “As Fábulas Negras” es la punta que se clava en tu estómago para desparramar tus entrañas sin justificación alguna.

¿Es bueno el resultado final? Intentaré contestar sin fanatismo alguno: Dentro de sus muchas limitaciones se agradecen las altas dosis de gamberrismo e inmediatez, pero bien es cierto que a nivel argumental, técnica y actoral se queda muy corta, odiosos esos filtro de película envejecida que tanto daño están haciendo (¡maldito grindhouse!). Ligeramente en paralelo a lo que pasaba con “México Bárbaro”, ni hay tanto folclore ni las historias dejan de ser un mero pretexto para mostrar barbaridades en pantalla, hiladas e interpretadas por los pelos. Aunque habría que destacar la solidez de la producción, cuidada para que los cortos no desentonen entre sí, además del agradecido segmento de unión a través del cual nos guiaran cuatro “meninos” la mar de simpáticos. Por supuesto, para los más aguerridos,* el muestrario de efectos especiales artesanos os retrotraerá a tiempos de cortos y borrachera entre amigos.* Es decir, estamos ante una producción de guerrilla que emana simpatía por los cuatro costados.

Pero el verdadero logro de “As Fabulas Negras”, al menos para un servidor, es incluir al legendario José Mojica Marins como director y actor en uno de los cortos. No es que su segmento sea una obra de arte, padece de unos efectos especiales anti climáticos, pero era obligada la reivindicación de Zé Do Caixão, su malvado alter ego que inició el cine de horror en Brasil, y del cual podemos disfrutar su más reciente y accesible aventura en “Encarnação do Demônio” (2008). Con ochenta años se planta delante y detrás de las cámaras con una energía y humor dignos de elogio, sin embargo, su mejor aportación llega en los títulos de crédito finales, donde durante un fragmento de una entrevista explica que realizar terror en Brasil es poco más o menos un suicidio, buena síntesis de “As Fábulas Negras”, realizada con más amor que dinero.

Así pues, démonos un divertido paseo por los peligrosos lodazales y selvas de un Brasil rural y excesivo en el que reina el chupacabra… no creo veamos muchos deportistas olímpicos en esta antología.

O Monstro do Esgoto, de Rodrigo Aragão

La propiedad de un hombre se ve abnegada de deposiciones fecales provenientes de un desagüe cercano. Obviamente, ningún estamento le hará caso si no es para ponerle las cosas más difíciles.

Un relato escatológico como le gustan a un servidor, un auténtico insulto sin sentido a las buenas costumbres y que recomiendo ver mientras se cena un buen pastel de chocolate. Me gusta saber que Rodrigo y yo compartimos tanto sentido del humor como convenciones antisociales y antidemocráticas, las cuales que nos llevarían a ser fusilados por un pelotón de monjitas. La crítica social va incluida por el mismo precio, así como unas actuaciones/broma demostrando que tomarse en serio este segmento sería un terrible hedor… perdón, quería decir “error”. Espectacular defecación de un alcalde lleno de mierda como el que más, independientemente del color político que esgriman, todos pertenecen al partido marrón.

Pampa Feroz, de Petter Baiestorf

Un hombre lobo anda suelto en la jungla junto a la hacienda. El patrón quiere ver muerta a la alimaña, pero pocos sospechan que puede andar más cerca de lo que creen.

Una historia que mezcla amor, drama y conflictos familiares, pero que sabiamente los deja a un lado para volcarse, de forma explícita, en desmembraciones varias, litros de sangre y una dolorosa y pornográfica transformación. Espectáculo creado a costa de un señor enfundado en un traje de baratillo. Entre el terror y la falta de medios, “Pampa Feroz” trata de mantener una dignidad que se va desinflando, terminando por afiliarse al cine Z con muy poca vergüenza. No obstante, le falta algo más de ritmo o detalles que impidan el aburrimiento, ¡dura poco y se me hizo larga!

O Saci, de José Mojica Marins

Una joven tiene que atravesar siempre el bambú, hojas de los Saci, para traer la leche a casa. Finalmente, no guardar respeto a las criaturas del bosque generará un sangriento drama entre su familia.

Como su predecesora, resulta difícil tomarse en serio una historia de horror que tiene como villano, aquí sí que destaca el folclore tradicional brasileño como motivo de horror, un monigote de nula movilidad. Sin embargo agradecí su presencia por dos motivos: Primero porque me recordó a una excursión nocturna por los Pirineos puesto de ácido, cada cual que saque sus propias conclusiones; y segundo porque se trata del segmento que dirige e interpreta, como secundario, José Mojica Marins. De nuevo la pobreza visual de unos marjales poblados de actores amateurs, ¿hace falta algo más? Sí, un predicador mentalmente enfermo que representa la incomprensión y la estrechez de miras de la religión, ¡buena enseñanza!

A Loira do Banheiro, de Joel Caetano

En el internado, las chicas se gastan bromas entre ellas, lo hacen a costa de la profesora rubia que murió accidentalmente hace años. Hasta que una de las payasadas se les escapa de las manos, reviviendo el horro que viaja a través de los espejos.

Una reinterpretación de la famosa leyenda acerca de “Bloody mary” (ni el coctel ni la canción que humilló mi alcoholismo). Ya sabéis, llámala frente al espejo y te deja tieso como un conejo. Para mi gusto la mejor del pack, pero también es cierto que abusa de unos efectismos ridículos, digamos que bebiendo del lado más cateto del j-horror. Lo que no quita para que disfrutemos de la incomodidad de un desnudo parcial que debería estar penado por ley, sólo comparable a un top-less de Karmele Marchante. Entre escenas delirantes, una venganza de ultratumba vista mil y una veces en cualquier capítulo de “Historias de la Cripta”. Ya sabéis, es tan fácil predecir el resultado como pillar ladillas con una furcia de a cuarto, pero la experiencia puede ser igualmente divertida si rebajas las expectativas y usas champú antiparásitos.

A Casa de Iara, de Rodrigo Aragão

Los cuatro jóvenes anfitriones que nos han ido contando las anteriores historias se las tendrán que ver con Iara, la chica encerrada en una casa abandonada y que se rumorea es una sirena.

Recoge las correrías, paseos y juegos de nuestros cuatro jóvenes narradores; se adecua a su función: unir al resto de historias. Lo mejor que se puede decir del cortometraje es que sus protagonistas son simpáticos y auténticos, la sub-historia que se usa para cerrar la antología no deja de ser una nueva chorrada sin mucho orden o concierto., eso sí, bien cargada de sexo y celos, ¡como Dios manda! Pero aun siendo una tontería, no queda más remedio que tragársela, es muy corta, para poner con orgullo el cártel correspondiente a otra correría llena de caspa y violencia gratuita: THE END.

Imágenes de la película

 photo AFN_1_zpsmtfdykbl.jpg

 photo AFN_2_zpsrajs0k80.jpg

 photo AFN_3_zpshbol4bg5.jpg

Lo mejor: La autenticidad del cine independiente y la gran cantidad de sangre que se ha invertido para realizar estas fábulas macabras.

Lo peor: Las historias son demasiado endebles como para hacernos olvidar el escaso presupuesto.

Vuestros comentarios

1. ene 4, 22:56 | Celtor

Ésta la apunto porque me encanta el formato de antologías, aunque desde creo que, “VHS”, si me pongo permisivo incluso la 2, no he visto nada en condiciones, y de eso hace ya casi 4 años, salvando algún pequeño fragmento de “The ABCs of the Dead”. Éste último año ha sido bastante desastroso en el formato, yo que albergaba ciertas esperanzas en “German Angst”, salí escaldado, pero todo sea dicho, menos que en “Tales of Halloween” de la que solo salvo el primer fragmento, y siendo buenos que es navidad, un saludo Almas Oscuras.

2. ene 4, 23:59 | Elchinodepelocrespo

Coincido en que la gran noticia es la aparición de Mojica. Me parece uno de los grandes del terror de todos los tiempos. Hace algunos años le dediqué un extenso artículo hablando de su vida, de su obra y defendiéndolo con ardor. Simplemente me enamora.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.