Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Carrie

Carrie

Carrie ficha por Marvel Studios

Carrie

Ver ficha completa

  • Título original: Carrie
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: Kimberly Peirce
  • Guión: Roberto Aguirre-Sacasa, Lawrence D. Cohen
  • Intérpretes: Chloë G. Moretz, Julianne Moore, Gabriella Wilde
  • Argumento: Carrie White, una adolescente a la que sus compañeros humillan constantemente, posee poderes psíquicos que se manifiestan cuando se siente dominada por la ira.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

carrie

Decir, en primer lugar, y en especial dirigiéndome a todos aquellos que aún no hayáis visto la película, que a partir de este momento y hasta el final de la reseña de Carrie, encontraréis los consabidos spoilers. He considerado necesario hablar de determinadas situaciones que se dan el remake y que, de hecho, ya aparecían en la película original de De Palma (Carrie, 1976).

Recuerdo que, de jovencito (hace ya bastantes años), devoraba cualquier cosa que escribía el maestro del horror Stephen King. Rara era su novela que me dejase insatisfecho. En la época de los noventa leer las novelas de King y Dean Koontz eran mis pasatiempos favoritos - además, por supuesto, de devorar con el mismo fervor cine de terror ochentero y noventero – . Por supuesto Carrie (la novela) no me dejó indiferente, y enseguida la consideré una de las mejores aportaciones de King a la literatura fantástica de terror. Aún hoy en día sigo convencido de que se trata de una de las novelas más interesantes en su carrera como escritor. Pero a pesar de todo ello, la memoria empieza a traicionarme y mi recuerdo de la novela es difuso. Tampoco me ha interesado hacer una relectura de la misma con la finalidad de poder ver mejor las diferencias entre las versiones cinematográficas y la original en papel impreso; porque en realidad no tengo ninguna duda que la novela es superior tanto a la película que firmó Brian De palma en 1976, como al remake que hoy nos ocupa dirigido por Kimberly Peirce. Es más, me atrevo a afirmar que entre la primera adaptación de la novela llevada al cine por De Palma y este remake de 2013, apenas existen diferencias en cuanto al guión se refiere, ni tampoco en términos de fidelidad al material aportado por la novela de King.

Teniendo claro que no considero la obra de De Palma superior al remake - ni viceversa – , sí puedo afirmar que ambas películas tendrían una nota de aprobado; del mismo modo que ambas quedarían fuera de ser un top ten en cuanto a película de renombre y calidad se refiere.

La película de Brian De Palma se limitó a seguir, paso a paso, el material aportado por King, siendo la suya una versión muy ajustada a lo leído en la novela. No voy a extenderme en la versión de De Palma; tan solo mencionar que fue una película tan correcta como poco remarcable. La actuación de Sissy Spacek fue lo más significativo dentro de una película cuya revisión, a día de hoy, ni me motiva ni me apetece en exceso. Lo que nos interesa es ver qué ha hecho Kimberly Pierce, a principios del s.XXI, con todos los recursos actuales en cuanto a efectos especiales y con una tecnología mejorada, con el material original de King (aunque es preciso señalar que Carrie no es una película que necesite de una gran cantidad de efectos especiales de primer orden).

Vista la película considero que esta Carrie modernizada cumple con las expectativas, al igual que ya lo hacía su predecesora; pero tampoco maravilla, del mismo modo que tampoco lo hacía la película de De Palma. Veamos más detenidamente el porqué de esta afirmación.

Lo primero que debo mencionar es que, si bien Peirce ha sido tan fidedigna como De Palma en su adaptación de la novela, es correcto reconocerle a la directora norteamericana que ha incorporado las suficientes innovaciones para no resultar un calco de la película de 1976, y ha aprovechado, a su favor - como debe ser – las tecnologías actuales. Pero a pesar de ello, posiblemente la forma en la que ha utilizado dichas tecnologías no haya sido todo lo correcta que hubiésemos deseado, y también veremos el motivo.

La historia de Carrie es la de una niña educada bajo la vara del catolicismo y la iglesia como única guía. Todo ello producto del fervor religioso de una madre que ve el mal y el pecado como expresiones del demonio en persona, y que considera la fe en Dios como la única forma de combatir las desdichas del mundo actual, malévolo y esquivo a los caminos del señor, que nos rodea.

La historia que creó King con Carrie establece una premisa ciertamente interesante: un enfrentamiento entre el poder que la religión ejerce sobre los creyentes más acérrimos y, en contraposicición, la gente que se limita a vivir su vida sin acordarse ni interesarse por Dios, ni por la religión. Bajo dicha premisa el remake de Carrie arranca con fuerza. En su inicio, y en el devenir de su primer acto, encontramos lo mejor de la película. Peirce construye de manera eficaz a los personajes principales y también a los secundarios, que acaban siendo el eje sobre el que rota realmente la historia de Carrie. Durante sus comienzos en el colegio, donde se abre a ese mundo desconocido y peligroso a los ojos de la madre - aunque curioso y tentador a los de la propia adolescente – , ya podemos observar que esta Carrie es más abierta de ideas, menos cerrada que la Carrie encarnada por Sissy Spacek. Al principio es tímida y precavida. Le suceden cosas desagradables al relacionarse con la gente, especialmente con las chicas de su entorno, que la ven como una friki por su forma de comportarse; pero se trata tan solo de un mal inicio, porque en cuanto a Carrie le dan un poco de cuerda, acaba soltándose como todas las demás.

Puede chocar a los que vieron la película original y/o leyeron el libro, que esta Carrie sea, digámoslo así, más vivaz, más despierta a la hora de enfrentarse a los problemas y menos obtusa una vez logra desligarse de los consejos y advertencias de su madre. A mí, personalmente, me pareció un punto interesante del remake. Como mencioné anteriormente, Kimberly Pierce intenta no repetir estrictamente la misma fórmula del original, dándole una personalidad más contundente al personaje principal, capaz, en esta ocasión, de discernir entre el bien y el mal - al menos a priori – . El problema surge cuando en el clímax final de la película (la famosa secuencia de la fiesta) Carrie se desboca usando sus poderes de forma excesiva, asemejándose más a un personaje de la Marvel que a una inocente niña que empieza a controlar sus poderes telequinéticos, más o menos evidentes hasta ese instante. Dicha secuencia está mejor resuelto en la primera adaptación de De Palma, donde no se producía dicho exceso a la hora de exhibir los poderes de Carrie y todo resultaba más creíble. Posiblemente el punto más negativo en este remake o nueva relectura de Carrie sea la forma en que se muestra el poder de la adolescente. Demasiado espectacular. Demasiada pirotécnia.

No estoy de acuerdo con algunas críticas publicadas acerca de las actuaciones de las protagonistas, Chloë Moretz y Julianne Moore, acusándolas a ambas de realizar una labor muy por debajo de su cotización. Tanto Moretz como Moore me parecieron muy solventes, dentro de las posibilidades que les ofrecía la película. La actuación de Julianne Moore tal vez no destaque excesivamente, pero hace creíble a esa madre posesiva y obsesionada con la fe, y gracias a su temple - estamos ante una actriz experimentada y de solvencia contrastada – no se viene abajo en un papel complicado de llevar, más aun que el de la propia Carrie. Por su parte Grace Moretz cumple con creces, y es que hay que decir que su perfil probablemente no era el mejor para interpretar a Carrie, ni por edad ni por físico; por eso mismo creo que merece el aprobado, especialmente en la segunda mitad de la película, donde, excesos de la directora aparte, borda el papel de chica furiosa y desengañada con los de su propia especie. Sabe convertirse en el animal vengativo, ejecutor y sin moralidad que castigará severamente a los que, con anterioridad, la hicieron sufrir.

Destacar también, para bien, el más que interesante trabajo de la siempre maravillosa Judy Greer - pedazo de actriz – , y las no menos acertadas Gabriella Wilde y Portia Doubleday, magníficas en sus papeles antagónicos.

La dirección de Kimberly Peirce es aplaudible por su valentía y el riesgo asumido en los pasajes finales de la película…, pero queda la mancha de los excesos cometidos en determinados momentos. Los poderes de Carrie son exagerados, aunque queden lustrosos y espectaculares. A pesar de ello la película no se resiente de tiempos muertos ni padece de metraje descafeinado. En esa fuerza vemos la personalidad de una directora capaz de hacer esa gran obra que fue Boys Don’t Cry. Así es, Kimberly Peirce me acabó convenciendo, aunque no me pareciera totalmente creíble su propuesta o más bien su forma de plasmarla en pantalla.

En general Carrie es una película más que aceptable. Mantiene el interés de principio a fin gracias a una dirección osada y diferencial y a unas actuaciones muy correctas. Cojea en esos excesos a la hora de mostrar los poderes de Carrie y en algún pasaje concreto de la película. Pero en el cómputo general aprueba con buena nota. Es una película perfectamente recomendable. De hecho no acabo de entender la mala fama y la injustificada polémica que está suscitando entre un buen número de críticos y aficionados. En mi opinión Carrie no es una mala película en absoluto…, de ninguna de las maneras.

En resumen, Carrie es un remake solvente, que quizás no nos ofrezca una película excepcional, pero tampoco la basura que nos quieren vender muchos. Lo peor que se puede decir de ella es que se trata de un remake tan innecesario como lo son prácticamente todos los que se han llevado a cabo en las últimas décadas, con alguna excepción muy remarcable. Se ve y se olvida, al igual que muchísimas otras, pero al menos Carrie nos deja el placer de ver a un montón de actrices de las de tomo y lomo. Las presencias de Julianne Moore, Grace Moretz o Judy Greer son motivos suficientes como para avivar nuestro interés por revisitar las andanzas de Carrie, aunque lo mejor siempre será leer o releer el relato de Stephen King; un relato que muestra la incomprensión del mundo hacia la gente que es especial, por la razón que sea, y la intolerancia que esa diferencia, ese “ser especial”, puede provocar en el ser humano.

Imágenes de la película

carrie

carrie

carrie

Tráiler

Lo mejor: El intento de hacer una Carrie más alejada de la original y más acorde a los tiempos actuales.

Lo peor: Los poderes de Carrie son excesivos respecto a lo que King mostraba en su libro. El final de la película se desmadra un poco.

Vuestros comentarios

1. ene 19, 13:38 | Narcoléptica

Pues a mí me parece que Chloë Moretz, muy al contrario que en otras películas suyas, hace bastante mal su papel. Exceso de caras y posturitas, parece que ni ella misma se cree lo que está haciendo. Y premio para el genio al que se le ocurrió que despeinándola un poquillo y poniendole los pelos delante de la cara iba a parecer una marginal de instituto (físicamente, digo).

En cuanto a la película, pché. Pasable tirando a aburridilla. No es que sea fan de la peli de De Palma, pero al menos lo llevaban todo con más sutileza (digo todo esto sin haber leído el libro y sin saber cuán fieles son las películas). En esta, a los 10 minutos de película solo les faltó ponerle a Carrie un cartel en el pecho que pusiese “Hola, hamijos, tengo poderes y sus voy a matar a todos entre terribles dolores”. Otra cosa que no me ha gustado ha sido que hayan “rebajado” el nivel de maldad e involucramiento de Sue Snell en las perrerías que le hacen a Carrie, y que hayan depositado toda la mala baba en Tina, cuando en la película anterior, si no recuerdo mal (que puede ser), todos los de ese grupito tenían más o menos la misma parte de responsabilidad.

En mi opinión, una película absolutamente prescindible, como “remake” o no.

2. ene 19, 13:44 | Tito Jesús

Sin ser mala película es muy inferior a la de “de palma”. En guión es casi calcado en su primera parte por que el guionista es el mismo de la original. Pero la directora no ha alcanzado la tensión, ni la construcción de secuencias del maestro y se a quedado en una narración más plana que no va mal pero que tampoco mata. También ha eliminado casi todo el humor; en el Carrie de los 70 remitía al espectador al espíritu juvenil de sus protagonistas. Morezt es demasiado guapa y activa para un personaje como Carrie y pierde ese carácter de bicho raro del personaje. Pese a todos sus poderes la venganza en este caso es más indulgente con los extras del film y eso tampoco es acertado. Para concluir las secuencias finales son para colgar a la directora por los pelos del puvis. Aún así es un remake que aprueba…

3. ene 19, 17:14 | Draghann

Yo me entretuve un montón así que con eso me doy por satisfecho. Chloe la verdad es que me pone bastante (vete tú a saber porqué) y eso, quieras o no, ayuda lo suyo… Si a eso le añadimos que nunca he pensado que la original fuera gran cosa, mi nivel de exigencia no era muy alto, la verdad…

Un saludo.

4. ene 19, 20:08 | Franc*h*is

A Chloe Moretz, prometedora como es, me parece le quedó muy grande el rol de Carrie. También no la culpo, tenía la vara muy alta, considerando la actuación de Sissy Spacek. Es cierto lo que dicen sobre lo de “bicho raro”, en todo caso, es algo que un buen baño, un cambio de ropa y una buena plancha de pelo resuelven en un dos por tres.

Julianne Moore, por su parte, está en las mismas. Incluso he de decir que me gustó menos que Moretz. Piper Laurie, en el papel de la loca Margaret White, era de terror.

Quizá el problema es que estoy comparando mucho ambas versiones…

En la original, me encantaron los personajes malosos, la chica casi rayando la psicopatía y el personaje de Travolta, un tipo guapo sin demasiado seso. Me parece que las chicas del remake están bien puestas, y cumplen.

Pero la verdad, al final, el remake de un 3 no pasa, en mi opinión. Igual me pareció entretenida. La primera parte me gustó bastante, he de decirlo. Y me quedó claro la razón de Sue Snell para tomar esa decisión, cosa que no me había quedado clara en la primera… el resto me parecieron efectos exagerados, que la verdad le quitaban encanto a la película.

Y bueno, no tengo que decirlo pero es que soy bien fan de la versión original. :)

Saludos!!!

5. ene 19, 20:44 | Anothink

Aquí el problema que jode la gracia es que Chloe Moretz es guapa.
Y ya está.

6. ene 19, 21:56 | Mountain

Para mi lo único destacable de la película es Julianne Moore, lo demás un copy and paste descarado y descafeinado, excepto la primera escena de la película, de la original de De Palma que en mi opinión le da mil vueltas a esta. Innecesario y flojo remake.

7. ene 20, 00:19 | Marcus Dominico

Pues diré, las versiones de Carrie que vi fueron la original, la segunda parte “La ira” y la versión para televisión. Esta remake no la vi, pero entre la segunda parte, y la peli para television, me quedó con la televisiva. Más allá de ciertas cosas (perdonables ellas por ser pelicula para tv) me gustó que se jugasen con varios detalles, entre ellos, mostrar a Carrie fuera de sus cabales, con los cables pelados, como quien dice, y el audaz final, en el cual sobrevive. Yo pienso que si el remake se hubiera basado en esa película, o al menos en su coraje como adaptacion, me darían muchas más ganas de verla.

8. ene 20, 10:37 | fatone

Quitando el papel de Juliane Moore lo demas es muy mediocre, el papel de Carrie horrible y si ya comparamos con la original……mejor ni hablar.
Hubo momentos en los que me partia de risa, sobre todo en la matanza del baile….patetico.
Carrie incluso vuela y se teletransporta en este remake, controla los poderes de un dia para otro, incluso me dio la sensacion de que en un combate contra superman Carrie saldria victoriosa.
En definitiva una pelicula, que raya la ofensa como remake y no pasa de ser entretenida sin compararla con el mismo.
Un saludo

9. feb 1, 13:53 | Mr Zombie

Agradecer todos los comentarios sobre la pelicula. Esta claro que gusta a algunos, disgusta a otros, e incluso deja indiferente a muchos.

Creo que ni por Moretz volvere a ver la peli en bastante tiempo, y eso que como ya he comentado, no me disgusto, pero es cierto que se olvida tremendamente rapido.

Un saludo.

10. feb 22, 01:38 | Skalope

No he podido llegar ni a la mitad del metraje. Sí, era todo lo truño que me esperaba y, aun así, decidí verla pero.. es que no pude con ella, mira que lo intenté.
La han modernizado sí, buscan las cosas por internete y cuelgan los videos en youtube. Y la inquietante Sissy Spacek la han cambiado por la morbosa Moretz.. es que no, es desastrosa.
Y por cierto, en el trozo que he visto, no es que salgan muchísimos efectos, pero he de decir que los pocos que salieron, a parte de innecesarios, los encontré defectuosos; cuando vuelan los libros y la cama.. uff.. croma de Alfonso Arús en Força Barça nois.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.