Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Cassadaga

Cassadaga

Muñecas rotas, en todos los sentidos

Cassadaga Póster

Ver ficha completa

  • Título original: Cassadaga
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2011
  • Director: Anthony DiBlasi
  • Guión: Bruce Wood, Scott Poiley
  • Intérpretes: Louise Fletcher, Kevin Alejandro, Lucius Baston
  • Argumento: Lily Morel está devastada por la muerte de su hermana, entre la comunidad de espiritistas que pueblan Cassadaga encuentra consuelo y un misterio que pondrá en marcha fuerzas incontrolables.

60 |100

Estrellas: 3

Cassadaga Grande

Lily es una mujer sorda que abandona su anterior vida, tras la muerte de su hermana pequeña, buscando un nuevo lugar en el mundo. Dicho lugar existe en Cassadaga, una región de Estados Unidos que aglutina a investigadores del mundo psíquico. Una noche inocente, el coqueteo con los poderes del otro mundo, lleva a Lily a vérselas con el espíritu de una mujer que no la dejará en paz hasta que termine con su sufrimiento en la muerte. Una depravada trama de secuestros y torturas se ira desvelando alrededor de nuestra atormentada protagonista.

Anthony DiBlasi, el director de este curioso puzzle que es Cassadaga, ha visto su carrera claramente marcada por la inquietante presencia de Clive Barker. ¿De qué forma? Bien, DiBasi ha sido productor ejecutivo de varias adaptaciones cinematográficas de Los Libros de la Sangre (famosas compilaciones del escritor británico), curiosamente versiones bastante dignas con respecto a los originales: El Vagón de la Muerte, El Sueño de los Muerte, Book of Blood y Dread. El mismo se encargó de filmar y adaptar esta última, siendo un estupendo debut tras la cámara, gracias a la consecución de una atmosfera siniestra de la cual también da buena muestra en su última cinta. Pudimos disfrutar de Dread por obra y gracia de los chicos del After Dark, que ni cortos ni perezosos han decidido adoptar también esta Cassadaga, siendo editada hace no mucho tiempo en Inglaterra bajo su propio sello.

Cassadaga, un nombre evocador, casi tanto como la historia detrás de esta pequeña zona de Florida que es considerada “la capital psíquica del mundo”. Vaya usted a saber porque esta región ha ido atrayendo la atención de médiums, espiritistas y parapsicólogos de todo el planeta. La cuestión es que la cinta ubica su trama adoptando el nombre de dicha región (”el agua tras las rocas”, según un dialecto indio local). Y no lo hace gratuitamente, parte de su metraje intenta aprovecharse de esa atmósfera crepitante que caracteriza a la parte sur de Estados Unidos, aunque de una forma bastante tangencial pese a lo que su argumento da a entender.

A este respecto me gustaría recalcar que la imagen con que se ha querido vender de Cassadaga, a los aficionado del género terrorífico, ha sido ligeramente manipulada. El póster que acompaña a esta reseña, y el cual ha tenido una brutal difusión por la red, solo refleja una mínima parte de la película. Precisamente la más truculenta y sugerente, también ciertas influencias italianas que finalmente lucen demasiado diluidas en una película que mezcla sin rubor géneros de todos los pelajes. Obviamente, la publicidad debe basarse en aquellos elementos del producto que más llamen la atención. Bien, aquí el morbo está servido cuando tráiler, imágenes promocionales y demás han recalcado lo terrorífico del asunto: sesiones de espiritismo, sucios psicópatas, apariciones espectrales, torturas a mujeres de opulentos senos. Sí, todo eso lo encontramos, pero por debajo de un thriller dramático que no se obsesiona por lanzar sangre y vísceras al espectador, si no por recrear de la mejor manera posible sus personajes y trama criminal. Vaya por delante, que eso cabreará seguramente a muchos espectadores. Sin embargo, que el terror solo sea la punta del iceberg no es el mayor de sus pecados, que vendría a ser su predictibilidad, así como tampoco un impedimento real para disfrutar de una cinta sólida en otros aspectos.

Asistimos a un drama puro y duro, que a veces bebe del romance más barato, guiado por una clásica trama de suspense sobrenatural que finalmente detona en escenas propias de un slasher, preludiadas por macabras pinceladas de torturas. El porcentaje sobre la mezcla de cada ingrediente resulta complicado de calibrar ya que tanto su director como guionistas (unos noveles Bruce Wood y Scott Poiley) han logrado equilibrar elementos tan dispares en una narrativa llena de transiciones brillantes. Con un ritmo medido – reposado o acelerado cuando la situación lo requiere – disfrutamos de los momentos más intensos de la vida reciente de Lily, una chica sorda y huérfana que se construyó a si misma a base de esfuerzo y sacrificios. La definición del personaje principal es bastante profunda, muy acertado ese carácter fuerte pero sensible a la vez. No conocía a su interprete, Kelen Coleman, pero creo que ha realizado su trabajo con gran nivel de inmersión. Puede que el carácter de Lily siempre transite entre tópicos, ¿pero acaso la vida no es el más grande de ellos? Además, tampoco se trata de la chica mona y edulcorada que destroza tantas películas norteamericanas. Sí, sus formas son rotundas y voluptuosas, pero no las protagonistas de su interpretación. Así, la conocemos cuando pierde a su hermana, drama elevado a la enésima potencia que se combina acertadamente con el uso de silencios para emular la incapacidad de Lily para oír. Quizás se abuse de dichos silencios durante todo el metraje, pero es un ejemplo clave para entender la seriedad con que sus autores se han tomado la producción.

Si el prólogo nos sitúa ante un drama pausado y lacrimógeno, ¿qué podemos esperar después? Diría que el mismo drama solo que adentrándose lentamente en terreno propio del thriller a base de esas transiciones tan logradas y el desarrollo paralelo de un cuadro macabro y cruel protagonizado por un asesino en serie, que no llega a cuajar pese al esfuerzo en darle una aureola icónica. Dicha evolución hacia el thriller viene generada también por el elemento fantasmal: en una sesión de espiritismo casual Lily busca contactar con su hermana, al otro lado espera otra chica, una que busca algo y que usará despiadadamente a nuestra protagonista para ello. Claro, todo este desarrollo, con la inclusión de suficientes personajes como para reclamar la atención del espectador más apático, requiere de su tiempo, y Cassadaga se lo toma. Precisamente la inclusión de ese romance, claramente melodramático y probablemente innecesario, busca enfatizar esta progresión, por eso no os extrañe que la cinta roce las dos horas de duración.

Lo interesante sería saber si esas dos horas merecen la pena. Siendo honestos, creo que Cassadaga es una de esas producciones de las que solo se pude disfrutar superando la pereza. Los primeros cuarenta minutos ponen a prueba nuestra paciencia en cuanto a lo que el guion se refiere: ¡¿dónde está el horror aquí?! ¡¿El fantasma podrido de una mujer se le aparece a otra?! ¿¡La protagonista follando en bragas con un guaperas insulso?! ¡¿Sueños premonitorios?! La lista de tópicos crece y crece, con ella una desesperación que solo se aligera con la capacidad descriptiva de sus actores y sus escenas – un genial nivel técnico para una película medianamente barata –. Porque el misterio no tiene mucho interés dado que siempre deja un sabor reconocible en la boca. Picoteando de aquí y de allí (espero que me perdonéis por no dar referencias, se trata de un intento de evitar destripes debido a lo manido de sus sorpresas), llegamos a una parte central donde la tensión toma un mayor protagonismo y DiBlasi se deja llevar por sus tendencias más “barkerianas” para ofrecer todo aquello que el marketing de Cassadaga vendía.

Obviamente, sabe a poco ese asesino llamado “Gepetto” y cuya depravación sexual es lo único que consigue meternos la angustia en el cuerpo. Las escenas protagonizadas por este curioso “artesano” son donde la película gana enteros, personalidad propia y capacidad de impacto, siempre ensalzando lo dramático. Una capacidad que asoma tímidamente su feo hocico hasta un final igual de previsible que el resto de la trama, y que se desvía hacía unos terrenos propios del “slasher”. De nuevo esa mezcla que de no ser por su perfecta presentación, excelente trabajo de edición a mi juicio, lograría marear al espectador.

Ojala DiBlasi y sus guionistas hubiesen decidido preparar un libreto igual de sólido, pero basado en otras premisas con mayor espacio para la sorpresa y los giros originales. Desde luego que si Cassadaga se ve compacta es por los parámetros tan tópicos a los que decide abandonar su historia. Una pena porque elementos inquietantes propios tenía para dar y tomar, habida cuenta de la capacidad evocadora que esta región de Florida contiene – por ejemplo, la imaginería alrededor de Susan la médium –. Eliminando de la ecuación la profundidad del cantado romance de Lily, con ”Gepetto” explotado hasta las últimas consecuencias e ideas más frescas para epatar, hubiésemos estado ante una película ciertamente notable. Tal y como ha quedado para su presentación al gran público, permanecerá como una película agradable y resultona, muy indicada para ratos muertos y aficionados con paciencia y especial disfrute por los nuevos thrillers sobrenaturales – tan de moda – protagonizados por mujeres de marcada personalidad. Nada más.

Lo mejor: Su capacidad de transición entre distintos géneros.

Lo peor: Su predictibilidad.

Vuestros comentarios

1. jun 6, 16:51 | May

Por una parte me atrae,pero la otra parte racional (la poquita que tengo xD) me echa para atrás,mezclar varios generos es como mezclar agua con aceite,nunca terminarán de juntarse y aquí viene el pero…PEEEEROOOOOOOO mis partes curiosa,cinéfila,cotilla y amante del terror se han unido para expulsar de la casa a la parte racional,así que seguramente la veré,cuándo? no lo sé,pero está ya apuntada en mi lista de “peliculas que ver antes del apocalipsis” si sueno irracional es porque hace 40 grados ahora mismo y estoy asfixiá >.<
Buena reseña Bob y saludos!!!!!!

2. jun 24, 03:16 | May

La acabo de terminar de ver,no es que sea para tirar petardos pero se deja ver,no 2 veces pero se puede ver.Los pro pues sentir una total empatía con Lily y meterte en su mundo insonorizado y sentir todo lo que le pasa,no mirar cuánto le queda de película porque no quitas el ojo de la pantalla esperando lo siguiente.Los contra,el insulso y capullo del noviete paramédico (soy la única que piensa que de nariz para abajo es idéntico a Jonathan Rhys-Meyers? si tiene la misma boca!!!!)que no se le diera más protagonismo a Gepetto y un toque más oscuro,si parecía una nenaza (chiste malo,lo sé),daba más risa que miedo,la horrible traducción que le pusieron,había momentos que soltaban frases enteras sin traducir y ahí estaba pensando WTF?!! qué han dicho?
y la mezcla de tántos géneros juntos.En fin,está bien para pasar el rato pero no para verla 2 veces :)
P.D.A lo mejor las bragas eran de las que venden en los sex shop con agujerito en medio xDDD

3. oct 29, 22:56 | bafometh729

Jai pipol:

Puntuación: 50/100.

Aburre, aburre, aburre, es el mismo guión de miles de películas. Está bien facturada pero resulta pobre para el espectador que espera más acción, sangre, torturas, que lo que nos ofrece finalmente. Bob Rock hace un reseña perfecta.

Un saludo. Si iu.
Bafometh729

4. feb 14, 23:14 | bouzas78

pues la verdad la he visto hoy y no me esperaba mucho aunke me gusto dread.la peli no me ha disgustado,la atriz principal no la conocia y esta muy creible en su papel pero como he leido por ahi yo le hubiera quitado fantasmines y le hubiera metido mas psicopata.en fin:aceptable q no es poco.

5. mar 4, 18:08 | Draghann

Es exactamente lo que cabía esperar de ella: floja, predecible y, por momentos, aburrida.

Curiosamente, el hecho de que la protagonista sea sorda habría dado para situaciones muy interesantes y de gran tensión pero, desgraciadamente, no han sabido, querido o podido hacerlo. Lástima…

Un saludo.

6. jun 3, 15:16 | MY

No la conocía y me ha gustado. Respecto a la mezcla de géneros, estoy con Bouzas y me hubiera centrado más en el Psicópata y sus marionetas, no obstante a pesar de tocar ambos palos, no hay sorpresa en una historia que como bien decís, es demasiado predecible.
Me gustó más Dread, no olvidaré el filete ni a la chica de las manchas, eso sí, del final no me acuerdo¡¡¡¡
Saludos gente¡¡

7. ago 12, 02:10 | alhegom

Escuche de esta peli al leer los comentarios de The Pact con la cual la comparan, creo que el pacto es mucho mejor que esta.. aunque el tema es recurrente en los guiones de terror..SPOILER ALERT ente con mala leche acosa a chica buenorra para que le ayude a descubrir a su asesino. FIN SPOILER.. en lo de prededible, concuerdo plenamente contigo bob.. se le ve venir de lejitos..

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.