Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Condenados de Ultratumba

Condenados de Ultratumba

British Horror Pop Vol. I

Condenados de ultratumba reseña

Ver ficha completa

  • Título original: Tales from the Crypt
  • Nacionalidad: Estados Unidos, UK | Año: 1972
  • Director: Freddie Francis
  • Guión: Milton Subotsky
  • Intérpretes: Joan Collins, Peter Cushing, Ralph Richardson
  • Argumento: Cinco personas se pierden en una tumba y van a dar con un extraño narrador de historias macabras.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo ultratumba_Interior_zpstgifmqya.jpg

Cinco visitantes se pierden durante su recorrido por una cripta enorme. Afortunadamente dan a parar con una sala donde les espera un curioso personaje. Este, en lugar de indicarles la salida, les contará cual va a ser el final de cada uno de ellos, reservándose la más amarga sorpresa para el final.

“Condenados de Ultratumba” supone la cuarta antología, si no recuerdo mal, que la productora “Amicus” (británica pero de capital norteamericano) desarrolló a finales de los sesenta/principios de los setenta para regocijo de los consumidores de horror que se lo gozaban con el abundante material que se editaba en las Islas Británicas, principalmente de mano de la mítica “Hammer” (competencia directa de “Amicus”). ¿Qué la hace especial frente a otras antologías la mar de interesantes como fueron “Torture Garden” o “Doctor Terror”? Ni más ni menos que representar la primera adaptación cinematográfica, también si no recuerdo mal, que se haya realizado sobre los famosos cuentos editados en los cincuenta por la editorial “EC” en sus imperecederos tebeos “Tales from the Crypt”, “The Haunt of Fear” y “The Vault of Horror”. Habiendo probado suerte, con mucho éxito, mediante material original o readaptado por el maestro del horror Robert Bloch (véase “Tortue Garden”), era el turno de sacar provecho de los comics de terror más influyentes en toda la historia de la humanidad. Y el resultado no pudo ser mejor, pues tanto el respeto por los originales como una puesta en escena sólida, merced a la experiencia del equipo técnico y unos actores harto profesionales volcados con el proyecto, ayudaron a cimentar una obra que pese a los envites del tiempo soporta una revisión crítica sin ningún tipo de problema.

Parte de la “culpa” la tuvo su director, Freddie Francis, hombre de la casa que ya había dirigido las otras antologías citadas más arriba, pero además muchísimo horror y fantasía como “La maldición de la calavera” (basada en uno de los mejores cuentos de Robert Bloch), “El abismo del miedo”, “El Cerebro” o “They come from beyond the space”. Pura serie B pero de la se hacía antaño, con mucho más mimo del que ponen ahora producciones faraónicas, y la cual que siempre guarda sorpresas para aquellos con la suficiente paciencia para adentrarse en su ritmo pausado, propio de tiempos pretéritos, y sus encantadoras carencias resueltas con imaginación y desparpajo. No sólo es Francis quien aporta solidez a la cinta, ofreciendo incluso destellos de su bagaje con escorzos imposibles muy fieles a los experimentos visuales de los comics en los que se basa, también tenemos un guionista de la casa, Milton Subotsky, reescribiendo unas historias que ya forman parte del imaginario popular. Los cinco relatos expuestos en “Condenados de Ultratumba” fueron de nuevo versionados en la famosa serie de los 90 (“Tales from the Crypt”, donde precisamente Francis dirigiría un simpático capítulo), pero es aquí donde conservan un encanto adicional (sin desmerecer a la serie de la HBO) gracias a esa candidez que todavía se conservaba en los setenta. Historias macabras, sí, pero desarrolladas con una sencillez de tal forma que en la actualidad resultan casi “coloristas” antes que aterradoras. La cuestión es que cada unas de las historias son un clásico hoy en día, llenas de humor negro es imposible no sentir una agradable sensación de “déjà vu” que nos traslada directamente a la adolescencia, ¡aunque jamás conociésemos los años cincuenta!

Con respecto a la seña de identidad de los comics originales, sus procaces narradores, aquí encontramos un “Guardián de la Cripta” bastante más flemático que su versión impresa, no en vano el sesgo británico se deja notar a lo largo de toda la producción. No obstante su presencia se agradece como nexo de unión entre las historias, aunque en lo particular hubiese preferido más mala baba en sus comentarios. Esto nos lleva al elenco, uno de los platos fuertes de la función, pues todos sus actores y actrices se notan metidos hasta el cuello en el asunto. Hecho muy agradable viendo el panorama actual de actores de segunda que pueblan la serie B moderna, a veces “cualquier tiempo pasado fue mejor”. Pero claro, a día de hoy no es fácil conseguir a Joan Collins, bella y deslumbrante, a un afectado Ian Hendry (conocido por “Los Vengadores” originales), a Sir Ralph Richardson (entrañable anciano en “Los Héroes del Tiempo) o a Peter Cushing, en la cúspide de su capacidad interpretativa, para asumir roles de calidad.
Resumiendo en cuanto al elenco: en sus filas encontramos nombres cuya carrera no se basa a un par de títulos, cada uno de los secundarios que pasa por “Condenados de Ultratumba” se labró un nombre propio en la exigente industria cinematográfica y televisiva de Inglaterra, y dado lo prolífica que fue durante los sesenta/setenta podéis imaginar lo difícil que es abarcarla.

Como decía, en cuanto a lo técnico encontramos a una productora a pleno rendimiento. La película no puede presumir de un presupuesto ilimitado, pero todas sus piezas están orquestadas a la perfección logrando que no desentonen entre ellas. Vestuario, banda sonora, fotografía, decorados… todo exquisitamente tratado para reflejar la sordidez de las historias originales (no tanto como su sucesora, que peca de ser todavía más “colorida”), y aunque la iluminación se torna algo oscura por momentos, no olvidemos el origen de unas historias con predilección por la nocturnidad y los horrores que yacen en las sombras. Eso sí, como toda buena película de la “Amicus” que se precie, no esperéis atrocidades sobreexpuestas en pantalla, cierto que no renegaremos de horrores surgidos de las tumbas, pero la casquería está vetada, lo que no quita para que las resoluciones de las historias, primordialmente guiadas por el concepto de venganza, generen inquietud a su particular manera.

Así pues estamos ante una obrita por reivindicar, a pesar de observarse datada nadie nos va a quitar un entretenimiento rápido y fugaz, precisamente en la línea de lo que siempre han ofrecido los comics de “EC”. Ideal para estos días calurosos que nos golpean. Los cadáveres se descomponen con rapidez así que abalanzaros raudos sobre este apetitoso festín de gusanos. ¡Delicioso!

Y para abrir boca veamos el menú del día:

“And All Through The House”: Cansada de su marido, Joanne decide que la noche de Navidad es el mejor momento para deshacerse de él. Desgraciadamente un loco se ha escapado del manicomio enfundado en un traje de Santa Claus, y no olvidemos que igual que Papá Noel premia a las chicas buenas, también castiga a las malas. Clásico.

”Reflection of Death”: El infiel Carl toma las de Villadiego con su amante, pero el viaje en coche resultará premonitorio, revelándole que la felonía se paga aunque tengan que pasar muchos años. Cruel.

”Poetic Justice”: Un poderoso potentado y su hijo quieren desahuciar a su vecino, un pacífico hombre que todavía vive apenado por la muerte de su esposa. Quitándole poco a poco todo lo que le importa, le obligan a dejar la casa de la forma más trágica el mismo día de San Valentín. Lo que nunca imaginaron es que esa festividad suele ser la más indicada para la poesía. Impresionante.

”Wish You Were Here”: Una pareja con graves problemas económicos recibe una estatua que por lo visto concede tres deseos. Acordándose del clásico cuento “La pata de mono”, deciden tomárselo con calma, pero finalmente no logran deshacerse del maléfico influjo de la estatuilla. Sorprendente.

”Blind Alleys”: Una institución para ciegos recibe a su nuevo director con cierto recelo, no en vano este demuestra unos métodos excesivos heredados de su trabajo en el ejercito. Finalmente los internos se ven obligados a tomar medidas drásticas. Siniestro.

Imágenes de la película

 photo ultratumba_1_zps8njoiu6q.jpg

 photo ultratumba_2_zpstbvftgyz.jpg

 photo ultratumba_3_zpsgz7uaqs1.jpg

Tráiler

Lo mejor: La ambientación macabra, directamente heredada de EC

Lo peor: Obviamente, las historias son más simples que el mecanismo de un condón.

Vuestros comentarios

1. jul 6, 21:51 | skalope

Bob, Ralph Richardson, en ese peimer fotograma que has extraído, se parece mucho a Fernando Fernan Gómez. En una primera pasada lo he confundido.
El trailer, como para volverse loco.

2. jul 7, 09:03 | Bob Rock

Skalope.- Buen apunte, je je je je. Bueno, destila la misma esencia de abuelo cascarrabias en esa foto, y actuando también es un cabronias. La película está muy bien, puro EC (a la british)

Un abrazo!

3. jul 8, 22:59 | Varón Dandy

Hace poco de casualidad me encontré suelto el capítulo de Joan Collins y me pareció total, muy psicotrónico.
Revisaré el resto de la película. Gracias!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.