Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Cowboys & Aliens

Cowboys & Aliens

Pues eso mismo, vaqueros y bichos

Cowboys & Aliens

Ver ficha completa

  • Título original: Cowboys & Aliens
  • Nacionalidad: USA | Año: 2011
  • Director: Jon Favreau
  • Guión: Roberto Orci, Alex Kurtzman, Mark Fergus
  • Intérpretes: Daniel Craig, Harrison Ford, Olivia Wilde
  • Argumento: 1875, Nuevo México. Un hombre despierta en el desierto con un extraño aparato en un brazo. Se desplaza al pueblo más cercano y, de la noche a la mañana, se convierte en su principal defensor ante un ataque de alienígenas.

50 |100

Estrellas: 3

Cowboys & Aliens

Cowboys & Aliens es de esas películas cuyo hype es invertido. Hay blockbusters que tienen un hype uniforme (entiéndase por hype las expectativas creadas alrededor), pues desde que se anuncian hasta que se estrenan mucha gente las espera y, por fin, pasan por taquilla. Hay otros que lo van creando con el tiempo hasta llegar el estreno. Lo que no suele ocurrir mucho es lo del hype invertido. Y es que cuando peces gordos de Hollywood ponen toda la carne en el asador para producir lo que a priori es “una de las películas más esperadas del verano”, lo anuncian como tal y todo empieza a fluir, hay que considerar poco margen de error. Pero, ¿por qué C&A interesó cada vez menos a los espectadores?, ¿por qué las expectativas se evaporaron y terminó siendo un fiasco comercial? No tengo ni idea de si Jon Favreau (director), Daniel Craig y Harrison Ford (protagonistas), Steven Spielberg (productor ejecutivo) o Roberto Orci y Alex Kurtzman (guionistas), entre otros principales responsables, saben qué narices ha pasado. Pero el aquí firmante piensa dos cosas: hacienda tendrá que investigar que ha sido de los casi 200 millones de dólares del presupuesto, y que un cineasta nunca debe tomarse en serio una batalla entre vaqueros, indios y alienígenas con cara de grillo.

El cómic tramposo

En estos tiempos en los que tan de moda se han puesto las novela graficas, o al menos sus adaptaciones al cine, no resulta tan sorprendente el caso de C&A. Y es que un tipo llamado Scott Mitchell Rosenberg, presidente de Platinum Studios (si, si, la fábrica de remakes con Michael Bay como productor insignia), creó el cómic para llamar la atención de la industria y así poder realizar la película. Contrató a dos guionistas poco populares, Fred Van Lente y Andrew Foley, y para dibujar otro tanto con Luciano Lima. De acabado poco vistoso, bastante simple y olvidable, empezó a venderse en tiendas por sólo medio dólar. Vaya, que en algunas tiendas de Estados Unidos era igual de sencillo salir con un ejemplar bajo el brazo que con una pistola a juego con los zapatos. La estrategia funcionó y Entertainment Weekly nominó el titulo como la novela grafica más vendida de la semana (¿?). Hollywood se dio por enterado y pensó que para qué estrujarse el seso, les acababan de servir en bandeja una nueva franquicia…o no.

Y ahora, qué hacemos?

Hay algo en C&A que parecía devolverme a los viejos tiempos de la genuina serie B, cuando el término no estaba tan desdibujado como ahora. El problema es que sus responsables deciden tomársela en serio. Era la forma más arriesgada de llevarla a cabo y también la menos acertada. Siendo así, la ingenuidad que se le intuye no es tal, sino infantilismo en el trazado de los personajes y en la resolución de las situaciones. Los clichés a veces se vuelven molestos y los efectos especiales en lugar de tener encanto parecen más bien una chapuza. Con un presupuesto tan elevado y un equipo de profesionales de probada eficacia, ya que se ponen a tomársela en serio podrían haber ofrecido algo mejor, mucho mejor.

Los primeros treinta minutos son notables. La introducción del personaje de Daniel Craig, un tipo duro que despierta tirado en la arena en medio de la nada, amnésico y con un extraño aparato en uno de sus brazos. Su primera pelea o sus demostraciones de ser el más chulo del pueblo al que viaja posteriormente. Todo funciona a la perfección, así como otra introducción, la de Harrison Ford como otro tipo duro, aunque con corazón (ya se sabe…), al que Craig robó oro, y otra, la de las naves alienígenas y su primer ataque al pueblo, resuelta con eficacia y claridad (es decir, sin esos montajes epilépticos con los que no te enteras de nada). Pero hasta aquí.

Una vez las cartas están puestas sobre la mesa no saben cómo volver a arrancar la historia. El C&A del título es literal, pues no hay mucho más que eso: vaqueros, bichos… y algunos indios. Los bichos tienen un diseño horrendo e infantil y los vaqueros, salvo Craig y Ford, son poco menos que monigotes cuyas vidas te importan un pepino (entre ellos Sam Rockwell… ¡cómo se atreven a desaprovechar a un actor de su calidad!), y también se pasea por allí una Olivia Wilde, muy guapa y tal, en plan personaje “con sorpresa”. Los indios están tan estereotipados que solo falta que saliese un casino.

Hay dos películas en C&A. Por un lado intenta ser (a su modo, claro) como Centauros del desierto (1956), y por otro va colando trozos de ciencia ficción aventurera en plan Independence Day (1996). Ninguna termina de funcionar más allá de la simpatía por sus estrellas principales y algún momento más violento de lo esperado (los ataques físicos de los aliens en la batalla final).

Dudosa franquicia

Posiblemente si ahora preguntamos a Favreau o cualquier otro del equipo sobre una secuela, te dirá que nunca la tuvo en mente y no cree que se lleve a cabo. Claro que, si hubiesen roto las taquillas la contestación sería algo como “Por supuesto, siempre pensamos en ella como una trilogía y estamos muy contentos de poder seguir en este gran proyecto”. El caso es que C&A, con un presupuesto de 170 millones de dólares (sin contar la publicidad, que fácil puede estar entre los 80 y los 100), ha terminado recaudando 175 millones alrededor del mundo, por lo que las perdidas serán abultadas a la espera de ver cómo funciona en DVD y Blu Ray.

Tampoco ayuda esto a la maltrecha carrera del mítico Harrison Ford. Pues salvo el caso excepcional de la decepcionante *Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Crista*l (2008), su carrera en los últimos años está plagada de fiascos. De ahí que un Indy 5 con más de setenta años parezca ser la única salida.

Lo mejor: Daniel Craig y Harrison Ford, que saben pasárselo bien en sus respectos roles, así como aprovechar la muy correcta introducción de sus personajes en la trama. El primer ataque alienígena al poblado, resuelto con eficacia.

Lo peor: Que más allá de los primeros treinta minutos no hay mucho donde rascar aparte de un entretenimiento demasiado rutinario.

Vuestros comentarios

1. may 9, 17:24 | alfonso

Fantástico y sesudo análisis te has marcado Jhon! Una critica breve y bien condensada. La verdad es que no me llama mucho el far-west y encima mezclado con la sci-fi…Aun asi Daniel 007 Craig es un perfecto aval para esta peli y Favreau se desenvuelve bien con los blockbusters.
Siguiendo con el fantástico comercial te recomendaría Chronicle un buen ejemplo de entertainment sci-fi con trasfondo adulto y meticulosa puesta en escena found-footage. Para mi del grupo de lo mejor que he visto en este primer semestre.

2. may 11, 01:39 | JAFRYN

Es gracioso pero hace un par de meses buscando algo que en mis momentos de ocio encontre una peli que se llamaba “NINJAS V/S ALIENS” y recorde esta pelicula que ya lleva sus buenos meses ya estrenada, ahora me pregunto cual copio a cual pero por fechas se diria que fue la de los gringos, aunque si es un comics ya cambia la cosa

3. may 11, 17:31 | John Trent

Alfonso, Chronicle la tengo pendiente, y es cierto que tiene muy buena pinta. Me interesa mucho el tratamiento del cine de superhéroes desde un enfoque distinto, como ya pasó, por ejemplo, con la genial El protegido, o en otra vertiente, Kick-Ass.

JAFRYN, me da que nadie se copio de nadie. Experimentos de este tipo hay como churros más allá del país de las barras y estrellas. O en ese mismo, pero en el mercado domestico. Ya que citas Alien vs. Ninja, diré que me pareció una castaña. Esperaba puro divertimento macarra y sangriento, como es habitual en ese cine, pero me encontré con aburrimiento y destellos de Power Rangers.

4. may 13, 01:22 | Anothink

Aún espero con ansias la reseña de Chronicle de Josh Trank. Espero que le puntuéis con más de un 60 jajaja.

5. may 16, 14:39 | Con Patatas

Cowboys, aliens…hasta aquí bien. Niños, perros…vaya bazofia. Un aburrimiento y superlarga.

SPOILER

La carrera que se mete el pavo con el caballo para alcanzar la nave y luego subirse a la nave alienígena en plan Mission Impossible me provocó nauseas. A partir de ahí me lo pasé en el wc.

FIN SPOILER

6. may 16, 19:52 | Mr Zombie

A mi no me parecio tan mala, pero es cierto que a los 5 minutos de verla se olvida, por que todo esta cojido con pinzas, y las situaciones son raras a mas no poder. Aun asi tiene cierto encanto.

Un saludo.

7. may 16, 22:13 | John Trent

Respecto al SPOILER del Patatas, creo que en eso consiste en cine-espectáculo de aventuras, al igual que sucede en cualquier entrega de Indiana Jones (no por nada está por ahí Harrison Ford). Que la escena esté mejor o peor filmada, eso ya es otra cosa. Si es eso por dónde vas, de acuerdo. Si es por lo “fantasma”, por lo “increíble”, no estoy de acuerdo.

Mr. Zombie, yo la olvidé a los 2 minutos, y tuve que ir tirando de pastillas para la memoria a la hora de hacer la reseña.

Respecto a la reseña de Chronique, quién sabe si cae…

8. may 17, 09:31 | Con Patatas

Una cosa es cine espectáculo, pero esa escena era de flipados. Lo demás de la peli sí que lo considero dentro del cine espectáculo, del olvidable, pero por lo menos no es una sucesión de escenas flipadas como la que he mencionado anteriormente.

Es como la primera escena de la última de Jones, que dices ¡madre mia!

9. may 17, 23:30 | John Trent

Vale, en lo del frigorífico del último Indiana Jones tengo que darte la razón…Terrible.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.