Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Dark Circles

Dark Circles

Ojeras

Dark Circles

Ver ficha completa

  • Título original: Dark Circles
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2013
  • Director: Paul Soter
  • Guión: Paul Soter
  • Intérpretes: J. Schaech, Pell James, P. Brenninkmeyer
  • Argumento: Penny y Alex se trasladan con su recién nacido a su nueva propiedad en la campiña. Una vida idílica se va desmoronando por extrañas circunstancias que escapan a su control.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2.5/5

dark circles

Alex y Penny acaban de ser padres. ¿En serio? Y como quieren criar a su retoño en un ambiente de pureza y meditación trascendental se mudan a una casa en el campo ¿En serio? Por desgracia, cuando llegan allí se encuentran con que algo extraño les amenaza. ¿En serio? Bueno, tan en serio no.

Resulta sorprendente que, teniendo como responsable principal del proyecto a Paul Soter, Dark Circles se alce como la mejor propuesta de lo que va del After Dark 2014 (que no es decir mucho). ¿Por qué? Bien, Paul Soter, siendo esta cinta su segundo largometraje como director y guionista en solitario, es más conocido como miembro de la troupe norteamericana “Broken Lizard”: un grupo de comediantes televisivos – al más puro estilo Monty Python pero sin el estilo y el surrealismo de sus contrapartidas británicas – que ha probado fortuna en esto del séptimo arte con bastante éxito. Entre los títulos de estos chalados encontramos Los Supermaderos, La Fiesta de la Cerveza y, una gran comedia moderna con remotos toques de terror, Club Desmadre. Por ello que, siendo Soter un artista dedicado por y para la comedia, choque ver una producción de terror totalmente funcional saliendo de sus manos. Como decía, en la otra cara de la moneda el resultado final se alza además por encima de la media que nos ofrece año tras año el dichoso After Dark. Y vuelvo a recomendar echar un vistazo al link previo a estas palabras si queréis saber algo más sobre esta especie de festival/productora que no lo es tanto, pero cuya labor siempre habrá que loar y maldecir al mismo tiempo: no en vano buenos amigos, y no miro a Redrum, siempre sacan más provecho partiéndose la caja con mi sufrimiento que viendo películas asociadas al nombre maldito… “After dark, after dark, after dark” [con reverb]

Frases con triple sentido aparte, volvamos a entrar de lleno en otra reseña tan inútil como parece acabará siendo la propuesta del “After dark, after dark, after dark” [quita el reverb ya, ¡niño!].

En este caso hallamos un drama de horror que visualmente no pasa el corte de “otro telefilme más”, pero que, no obstante, mediante la sobriedad de su puesta en escena y el buen hacer de sus actores principales, amén de de bastante seriedad narrativa, consigue sacarse las castañas del fuego y acabar siendo una hora y media aprovechable, con matices. Lo primero que me gustaría matizar es el hartazgo inicial que causa su premisa: pareja con hijo recién nacido que se muda a una casa en la campiña, casa que por otro lado oculta algo siniestro. ¡Buf! Se me ponen los pelillos de la nuca de punta, como si me hubiesen refrotado un gato negro por la espalda. Paul, ¡tú sí que sabes vender un guión, picaruelo! La verdad que, bromas a un lado, tenemos reunidos todos los tópicos habidos y por haber con respecto a eso de las casas encantadas. Además, peor si cabe, cuando vivimos una época donde esta premisa ha sido puesta cara la pared y violada en fila por todo cineasta que se precie de serle (¡¿me oyes Wan?! ¡Ese aborto podría haber sido tuyo!). ¿Para cuándo una de zombis en casas fantasmagóricas? ¡Por favor Hollywood dame una razón para pulsar el botón rojo!

La cuestión es que detrás de su manido argumento, Dark Circles incluye cierta vuelta de tuerca, no exenta de unas pinceladas de humor implícito, con respecto a los cánones de las casas encantadas. Los usa, sí y casi tanto como la serie “Aquí no hay quien viva”, pero para otro fin muy distinto del que inicialmente pensamos. Desgraciadamente debo convertirme en un híbrido mutante mezcla de Jordi Estadella y Maira Gomez Quemp, no exento de extraño atractivo por otro parte, para decir la consabida frase de: “y hasta aquí puedo leer”. En otra ocasión os diría que lo hago por no fastidiaros el argumento, pero hoy no os quiero mentir: si queréis saber porque Dark Circles es en esencia una película de casas encantadas diferente pues os jodéis y la veis, igual que se las traga un servidor. El pobre Paul ha hecho una película para vosotros, ¡no le defraudéis!

En esta dirección sólo apuntar, cual Sherlock Holmes de saldo, que su propio título ya conlleva mucho más de lo que imaginamos a primera vista, todo ello mezclado al alimón con el diseño de su carátula y varias cervezas que me bebí viéndola: yo pensaba que eso de Dark Circles sería por aquello de una casa encantada donde se repetían incansables los crímenes de antaño y que si la pareja protagonista se quedaba atrapada en una espiral de horror de la que no podía salir. ¿Ese ojazo (qué no ojete) destacando en la portada? Un detalle súper molón de los expertos en marketing para llamar la atención del fanático irredento… y tal y cual; y bla, bla, bla. Pues no cachondos, resulta que ese título hace referencia a las puñeteras ojeras – de ahí el ojito (que no ojete) – que les salen a nuestros protagonistas cuando descubren trastornados que a diez metros de su idílica casa están de obras día y noche. Quizás algún experto en la lengua de Shakespeare se hubiese dado cuenta antes, pero un servidor es subnormal, ¿si no que hago viendo este tipo de películas? Ajenos a estos líos lingüísticos, nuestros protagonistas descubren que mayor putada que residir en una casa con fantasmas, es hacerlo en una con obreros cabrones cerca. Pero no os riáis, aquí no hay un mínimo eco de “Esta Casa es una Ruina”, todo es bastante más serio, ¡diantres!

Retomando el hilo del argumento de Dark Circles añadir que ese pequeño giro, el insomnio de sus personajes principales, da pie a un interesante juego con el espectador, entronca con un terror psicológico bien logrado. Ni más ni menos que el asociado a la falta de descanso. ¡Ojo (que no ojete)! Logrado antes por falta de errores que de meritos propios.

Pues en sí, la película que hoy nos ocupa es casi tan cansina como esta reseña. Nada destaca, todo está rodado de una forma muy convencional (excepto el plano inicial y el sueño de Alex), la banda sonora ni parece estar, no hay siquiera un mínimo efectismo en las apariciones del fantasma de turno. Si Insidious 2 resulta intrascendente por lo artificioso de su acabado, Dark Circles lo acaba resultando por sí misma. ¡Hey! Y tenemos casi lo mismo: casitas, bebes, parejitas, fantasmitas… por favor, ¿para la siguiente película de este rollo cuantos six-packs voy a necesitar con tal de acabarla?

Entonces, ¿recomienda usted el visionado de esta nueva joyita del “After dark, after dark, after dark” [no se romperá el aparatito de la reverb, no]? Mirad amigos, la película empieza bien y va desbarrando (¡Igual que la reseña! ¡yuhuhu!) hasta dar lo mejor de sí misma al final. Pero yo no soy Paul Soter, no tengo el valor para miraros a la cara y deciros que os he estado tomando un poco el pelo. La cinta no está mal, se deja ver, y para de analizar. Tampoco intenta ser más de lo que es; lo cual, en estos tiempos que vivimos, me parece una gran razón para ofrendarle respeto a Dark Circles. Sin embargo, todos esos lugares comunes por los que vais a transitar, impagable la [censurado] muñeca carbonizada, acabarán por quitaros el sueño. Pintarán sobre vuestros atractivos rostros unas ojeras más grandes y abultadas que los labios de Nina Simone… y, honestamente, ¿eso merece la pena? Pues a mí sí, porque me ha salido una reseña tan rica como absurda…

Imágenes de la película

dark circles

dark circles 4 photo Dark-Circles-4_zps447a55bf.jpg

dark circles

Tráiler

Lo mejor: La actuación de sus protagonistas, Johnathon Schaech y Pell James, sustenta la credibilidad de sus personajes: simples pero perfectamente definidos.

Lo peor: El lado más terrorífico resulta predecible en cierta manera y la ambientación recurre a los puntos en común tan de moda en los últimos cinco años, por lo que produce cierta sensación de hastio.

Vuestros comentarios

1. feb 6, 10:19 | Jesús Pamplona

Bueno Bob, no está tan mal, es muy tramposa y al final cansa pero es original y tiene un comienzo notable. Medio puntito más si que le ponía.

2. feb 6, 16:52 | Vael

Yo la vi en su día y la verdad es que me gustó. Me resultó algo más que entretenida. A mi parecer tiene puntos muy predecibles y como decís, incluso tramposa. Pero que fuera tramposa le daba cierta intriga a la trama. Está algo por encima de la media, en general.

3. feb 7, 06:03 | Nobunaga

me encanta esta pelicula por k trata del tema que hoy en dia la umanidad espera que es en tiempos futuros ya que temen a que suseda la tercera guerra mundial y eso guarda relacion con :El planteamiento es el siguiente, en poco tiempo se va a desatar un apocalipsis nuclear, los alumnos se podrán resguardar en un bunker durante 4 años, el problema es que el refugio sólo está creado para albergar únicamente a 10 personas. Para conseguir una plaza en la ansiada guarida subterránea los pupilos deberán defender con ingenio la ficticia profesión que les ha sido asignada a cada uno, argumentando que es lo que podrían aportar al grupo y defendiendo porqué deben sobrevivir. Lo que comienza como un simple ejercicio acabará transformándose en lucha encarnizada por resolver el enigma. http://www.hdpelix3gp.info/

4. jul 27, 22:50 | Omar

Me la eché el día de ayer y me gustó un poquitín más de lo que le hubiera exigido a un telefílm como el que nos ocupa..

Medio tramposa, muchas incongruencias, pero la premisa es interesante y la doble lectura, con una moralina bastante obvia pero se disfruta bien..

Destaco tambien los actores, transmiten muy bien la sensación de estrés y cansancio.

2.5/5

5. jul 28, 01:34 | Cuervo

Si ha alguien le confunde el comentario de Nobunaga, es porque no tiene nada que ver con esta película.

Su comentario es sobre “After the Dark (The Philosophers)”. Entretenida película de la que no esperaba gran cosa pero que acabó sorprendiéndome. Debió leer tantas veces “After Dark” que acabó confundiéndose.

Saludos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.