Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Dave made a maze

Dave made a maze

Como ser Dave

Dave Made a Maze

Ver ficha completa

  • Título original: Dave made a maze
  • Nacionalidad: Estados Unidos | Año: 2017
  • Director: Bill Watterson
  • Guión: Bill Watterson, Steven Sears
  • Intérpretes: Kirsten Vangsness, John Hennigan, James Urbaniak
  • Argumento: Dave construye un laberinto de cartón en su salón, pero se pierde en él. Todos sus amigos irán a buscarlo.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

 photo DMAM_Interior_zpssgbr7wbj.jpg

Cuando un servidor andaba clamando casi con desesperación por algo de originalidad dentro del género, o circunscriban mi súplica al cine fantástico, aparece “Dave made a maze” como si Neil Gaiman hubiese unido fuerzas con Charlie Kaufman, guionista de “Cómo ser John Malkovich” entre otras piezas muy inteligentes, para engendrar un hijo bastardo del surrealismo de los Monty Python, putativo por la falta de acidez pero embellecido por los diseñadores de “Puppeteer”, juego de plataformas publicado para la pasada generación de consolas e injustamente sobrepasado. Un canto a la inventiva, con todo el dolor que la misma implica, que también bebe de la obra cumbre de Mark Z. Danielewski: la alucinante y exigente “La casa de Hojas”.

Y pese a que este crisol de influencias no acabe siendo el producto redondo que muchos medios yanquis están vendiendo, a los tiempos muertos de su último acto hay que añadir cierta falta de carisma por parte del elenco, el debut de Bill Watterson puede fácilmente competir a la mejor película de este 2017. Mayor mérito si cabe cuando hablamos de una producción independiente de la vieja escuela: sin actores conocidos, un presupuesto ínfimo, la difusión boca a boca… todo superado gracias a un despliegue de imaginación correctamente equilibrado dentro de la comedia ligera. Una pena que de terror sólo utilice herramientas visuales para, y este es un intento vano, resucitar las sensaciones de películas clásicas de los ochentas con las que desea, pero no logra, equipararse. Por suerte, estas influencias retro quedan en un segundo plano ante el plato fuerte de la función: un laberinto infinito y lleno de sorpresas creado exclusivamente de cartón. El armario de Narnia nunca tuvo un destino tan espectacular.

Dave es un treintañero que, como sucede en estos tiempos grises, tiene un montón de inquietudes pero no es capaz de concretizar ninguna, siquiera terminar uno de tantos proyectos artísticos que bullen en su interior. Con la madurez ya de cara, el Peter Pan que todos llevamos dentro amenaza con morir sin ningún logro importante, acuciado más si cabe por la seriedad de una novia, Annie, con los pies sobre la tierra y una fe ciega en su chico. Por si fuera poco, su grupo de amigos es un puñado de excéntricos que han hecho de sus manías su fuerza, mientras que Dave únicamente sueña con concluir uno de sus proyectos. Hasta que un día cualquiera decide crear un laberinto de cartón, una especie de fuerte, en medio del salón de su casa.

Sin saber cómo ni por qué, el laberinto se le ha escapado de las manos a Dave, y cuando Annie llega a casa del trabajo encuentra a su novio irremediablemente perdido en una sucesión de pasillos y cámaras hechos con cajas de cartón. Ni corta ni perezosa recluta a los amigos de la pareja para mandar una expedición de rescate. Aunque quizás deberían haber tenido en cuenta la creatividad desbocada de Dave, capaz de plagar su laberinto de trampas mortales y extraños artilugios no menos peligrosos, regidos por las reglas de lo absurdo. Además, todo buen laberinto que se precie debe tener un minotauro que lo guarde, ¿podrán conservar la cabeza sobre los hombros ante semejante desmán.

Y así, sin más, con una pequeña introducción de diez minutos, da comienzo un paseo desquiciado por los hermosos paisajes de cartón que han creado para la ocasión Bill Watterson y Steven Sears, co-guionista. Faltan las palabras para describir la fascinación que me han provocado cabezas gigantes, gruyas de papel y vaginas acartonadas, entre otras lindezas igual de tontas como divertidas. A pesar de la limitación de espacio, el estudio de rodaje sólo tenía espacio para dos de esas habitaciones de forma simultánea, imaginad el lío de montajes y desmontajes, la parte gráfica de “Dave made a maze” deja en pañales a los puñeteros “Guardianes de la Galaxia”, por citar uno de tantos taquillazos sobre hinchados. Entendedme bien, sin ánimo de crítica real contra las grandes súper producciones, esta obrita supera en sensaciones a todo el despliegue de efectos especiales realizados digitalmente con que nos bombardean los grandes estudios continuamente. Justifica rebuscar entre los pozos hasta arriba de mierda en que se han convertido las producciones independientes. Cierto que algunos detalles importantes, como el diseño del minotauro, que encarna sin duda el paso de la edad, acusan falta de acierto, no todo podía quedar bien en pantalla.

Como dato de producción adicional tranquilizar a los amantes del reciclaje, los materiales usados para realizar la película fueron donados por una empresa de cartonaje cercana al estudio, y posteriormente religiosamente reciclados.

En cuanto a otros elementos, todos los estéticos cuidados con el esfuerzo del artesano, podemos achacarle a la película las carencias en su elenco como principal pega. Dado que el guión avanza en base al surrealismo de la situación, casi rozando el ”spoof” durante ciertas escenas – véanse a los geniales técnicos que se encargan de grabar un documental sobre la exploración del laberinto –, se echa de menos una mayor intensidad en las actuaciones, todas muy teatrales… pero, a mi juicio, carentes de la comicidad que el entorno propiciaba. Quizás un guión todavía más loco, una segunda vuelta de tuerca, hubiese sido la guinda del pastel. Lo digo por cierta falta de ideas que se detecta cuando “Dave made a maze” alcanza su tramo final, algo repetitivo sobre la figura del minotauro, no tan representativa como pueda parecer.

Intentad leer o ver lo menos posible sobre “Dave made a maze” antes de disfrutarla – vaya consejo llegados a este punto –, pues el nivel de sorpresa roza un nivel muy alto. Igualmente divertido que los momentos gore, la película los tiene en buena cantidad, sean para todos los públicos gracias a la ingeniosa forma de exponerlos en pantalla. Esta parte del pastel, la más simpática para el público que aquí nos congregamos, debéis descubrirla por vosotros mismos. Pues si dejáis pasar “Dave made a maze” le estaréis haciendo un flaco favor tanto a la industria como a vosotros mismos. Sin que su guión tenga una lectura profunda o sus conclusiones sobre la madurez sean especialmente brillantes, la metáfora funciona en su vertiente más lúdica, consiguiendo desplegar una obra única. Lo cual es mucho decir en estos tiempos que corren.

En el otro lado de la balanza están las expectativas que la buena prensa está depositando en tan pequeña pieza, probablemente desproporcionadas una vez que ciertos flecos terminan destacando en primer plano, pero eso no quita para catalogar a “Dave made a maze”, al menos en mi caso, de la sorpresa del año.

Imágenes de la película

 photo DMAM_1_zpsbd7ksstj.jpg

 photo DMAM_2_zpszd6d7dfb.jpg

 photo DMAM_3_zpsfc2eqopn.jpg

Lo mejor: El laberinto.

Lo peor: Las actuaciones no han conseguido transmitirme todo el potencial cómico de la situación. ¿Habré sido yo?

Vuestros comentarios

1. ago 29, 23:42 | Vael

No me preguntes por que, pero leyendo la reseña me ha venido a la cabeza Johnny Dies At The End, supongo que por lo surrealista del planteamiento. La verdad es que a simple vista tiene buena pinta, habra que verla.

2. sep 13, 20:58 | Zalomero

Película muy interesante y a la que le tenía bastantes ganas. Tiene mucho más de cine indie que de terror, eso sí, pero es altamente recomendable. El diseño de producción es una maravilla. Dentro de lo “menos bueno”, es verdad que falla en la parte cómica.

Y por útlimo, perdonad por este momento de autopromo, pero el otro día estrené un canal de Youtube (que pretendo mantener semanalmente) hablando de esta película. Si lo veís inapropiado, borradme el enlace ;):

https://www.youtube.com/watch?v=J70Ta8DZ_b4

3. sep 13, 21:42 | Bob Rock

Para nada Zalomero!! Esta es tu casa, pon todos los enlaces que quieras! Je je je, ya te he puesto voz, mola!

Y me ha gustado mucho la reseña, comparto tus opiniones. Mucho más lúcidas que las mías!

4. sep 13, 22:51 | Zalomero

Muchas gracias Bob ;) Ni que decir tiene que Almas es (y seguirá siendo) una gran fuente de inspiración y de descubrimientos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.