Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Donkey Punch

Donkey Punch

Sexo, drogas y muerte en alta mar

Donkey Punch

Ver ficha completa

  • Título original: Donkey Punch
  • Nacionalidad: Reino Unido | Año: 2008
  • Director: Oliver Blackburn
  • Guión: Oliver Blackburn y David Bloom
  • Intérpretes: Jaime Winstone, Julian Morris, Nichola Burley
  • Argumento: Tres chicas y cuatro chicos deciden pasar una jornada de sexo y drogas en un yate de lujo. La pesadilla comenzará cuando una de las chicas muera por accidente a consecuencia de una brutal prácitca sexual. Todos harán lo posible por sobrevivir.

62 |100

Estrellas: 4

“Donkey Punch” (o “golpe del burro”) es el nombre de una nefasta práctica sexual consistente en que el hombre golpee de forma seca y leve a su pareja en la parte posterior del cuello (en la nuca) para que ésta experimente un instintivo acto de contracción de su ano o vagina justo en el momento de la eyaculación, logrando –por estrangulamiento- un aumento de la sensación de placer por parte de quien ejecuta el golpe.

Combinar semejante estupidez (me niego a nombrarla de nuevo “práctica sexual”) con una orgía en alta mar, y sumarle generosas cantidades de drogas y alcohol; no puede desembocar en otra cosa que no sea la sangrienta tragedia en la que se ven involucrados los siete jóvenes de hormonas revolucionadas (cuatro chicos y tres chicas) protagonistas de la ópera prima del director británico Olly Blackburn.

El funesto golpe en cuestión acabará, de forma involuntaria, con la vida de una de las chicas. La desgracia queda registrada en una cinta de video digital que pasará a ser, por razones muy distintas, el objeto de deseo de todos los implicados.

Donkey Punch

Tras un pausado inicio en el que “Donkey Punch” dibuja un escenario de alcohol, drogas y sexo a bordo de un lujoso yate, la muerte de la chica será el detonante de una tensa e insostenible situación que pondrá a prueba la resistencia y las convicciones morales de cada uno de los protagonistas.

“Donkey Punch” pertenece a un género de películas que, particularmente, siempre me ha atraído. El de esas películas que juegan a colocar en una situación extrema a un grupo de personas, más o menos normales (ningunos de los protagonistas de “Donkey Punch” tiene, a priori, el perfil de un psicópata o un asesino, aunque algunos acaben comportándose como tales), sometidos a una presión insoportable; para que el espectador pueda contemplar hasta dónde son capaces de llegar y lo que son capaces de hacer cada uno de ellos –y sin excepción- en aras a garantizar su propia integridad y seguridad.

Bajo esta premisa hay varios puntos destacables en la propuesta de Olly Blackburn.
Por un lado la magnífica descripción de los personajes. Trabajar con un grupo de jóvenes obsesionados por la diversión sin límites y el sexo sin control, supone un gran riesgo de caer en los tópicos del personaje descerebrado, plano y sin personalidad propia (algo que acostumbra a ocurrir en las películas norteamericanas de género). Sin embargo, en “Donkey Punch” nos encontramos con unos personajes ricos en matices (cuando el muchacho que da la impresión de ser el más peligroso de todos sufre una grave herida, su única obsesión es la de poder llamar a su hermana), que actúan de forma bastante coherente y lógica ante situaciones de extrema gravedad (salvo excepciones, como la de la chica que decide poner fin a su vida de forma absurda y sin sentido); y unas protagonistas femeninas fuertes que, lejos de estar condenadas a sufrir las consecuencias de todo lo que está ocurriendo en el yate, no dudan en usar la violencia y la brutalidad en su propio beneficio, hasta límites en los que uno acaba dudando sobre quiénes son las auténticas víctimas y quiénes los verdugos.
Todo ello secundado por unas gratificantes actuaciones de todos los actores que intervienen en la película y, en especial, del elenco femenino.

Otro punto a destacar es el tratamiento del sexo durante la primera parte del film. Cabía esperar, por parte de Blackburn, una puesta en escena que realzara los aspectos más escabrosos y morbosos de la orgía que desencadena toda la posterior tragedia. Sin embargo, el director se decanta por un desarrollo mucho más realista y cercano, sin necesidad de cargar las tintas ni la pretensión de acabar siendo la escena más sexy/truculenta del año. De forma que todo transcurre dentro de la normalidad de la situación. Sin estridencias. Lentamente, tomándose todo el tiempo que sea necesario. Sexo crudo, sin añadiduras. Y todo ello contribuye, finalmente, a un impacto mayor de toda la escena y, en concreto, del momento en que se produce el fatal golpe al que hace referencia el título de la película.

También hay ciertos aspectos en la violencia mostrada en la película que merecen destacarse. “Donkey Punch” juega la baza de la violencia realista, sin demasiados adornos. Las muertes son como rápidos y rotundos puñetazos directos al estómago. Sin demasiadas concesiones a la sangre y al espectáculo gratuito.
Supongo que para los adictos al gore, la contención con la que se muestran los momentos de explícita violencia les sabrá a muy poco. Posiblemente tan solo una de las últimas muertes (la más original), en la que una de las chicas utiliza una parte importante de la embarcación como arma, acabe colmando sus expectativas.

Sin embargo, y pese a todos los valores al alza en el debut de Blackburn, “Donkey Punch” no acaba siendo todo lo satisfactoria que debería haber sido.
También hay aspectos que juegan en su contra.
El más grave de todos, un ritmo excesivamente lento y cansino. Una vez producida la muerte de la chica, Blackburn se toma demasiado tiempo en construir los diferentes focos de tensión entre los protagonistas. En ocasiones se acaba teniendo la sensación de que no ocurre nada, de que la trama no avanza y lo único que hacemos es dar vueltas y más vueltas sobre una misma y reiterativa situación.

Lo lógico era pensar que tras el accidente de la chica, la historia daría un giro radical y se dirigiría hacia una vorágine de violencia y situaciones límite. Sin descanso. Sin tregua.
Pero nada más lejos de la realidad. Tras su muerte, la película, por momentos, se hace más lenta, más pausada; hasta provocar una cierta sensación de desgana y desánimo en el espectador.

Por suerte, finalmente la historia, aunque sea a trompicones, acaba por despegar; dejándonos un film serio, bien construido, por momentos atractivo y potente, que se hace merecedor de una seria recomendación pese a ciertos defectos que repercuten de forma negativa en el resultado final.

Lo mejor: Altas dosis de tensión, violencia y sexo.

Lo peor: En ocasiones es demasiado lenta.

Vuestros comentarios

1. dic 4, 00:58 | Lucksaw

Tengo ganas de verla, no voy a mentir. Me parece interesante y bizarra la propuesta, pero siempre me llamó la atención como a vos Joan, las películas donde personas comunes y corrientes son puestas en situaciones extremas.
El ritmo como decis, puede llegar a dañar un poco el metraje, pero estoy acostumbrado a la construcción de tensión lenta.
Muy buena reseña!!

Otra cosa: ¿En donde la viste? Espero que a Argentina llegue en DVD pronto!!

2. dic 4, 01:50 | JLF

Hola Lucksaw
Conseguí una copia de la película en versión original. Espero que en Argentina tengais más suerte, porque en España este tipo de películas no suelen llegar al mercado del DVD. Por no hablar de las salas de cine… En fin, una lástima.

Saludos

3. dic 4, 02:30 | Lucksaw

Acá si no llega a cine, pasa directamente a DVD (por esa razón no pude disfrutar de “Las Ruinas” en cine). Hay muy pocas excepciones de películas que no llegan a DVD; por ejemplo la última de Lidnsay Lohan “I know who killed me” nunca llegó, y era una de las que quería ver con ganas (aunque me desquité y tuve que verla en versión DVDRip en la PC).

4. dic 4, 09:28 | JLF

Este es un tema que me trae de cabeza…
En España se estrenan en cine mediocridades como “Prom Night” (el remake) y sin embargo películas como “Frontiere(s)” o “À l’Intèrieur” no llegan ni al mercado DVD.

En fin…

5. dic 4, 12:08 | Pliskeen

Menuda práctica sexual. No la conocía, pero es de una estupidez mastodóntica.

Las películas con tensiones entre protagonistas y que trasncurren en espacios cerrados me encantan. La apunto en mi lista.

En cuanto al tema de la distribución… no hay explicación ni razonable ni lógica. Como bien dices, las mediocres Prom Night o Black Christmas se estrenaron en cines, pero las de nuestros vecinos los franceses, inmesamente superiores a las boñigas yanquis, por no llegar no han llegado ni al dvd.

Personalmente, procuro estar al día con las novedades y apañarmelas para verla por mi cuenta.

Saludos ;)

6. dic 11, 13:55 | ATXEIN

A mi me parecio MALISIMA¡¡¡ buff, que calvario.. de hecho hace poco subí su comentario donde me quede, mas o menos, a gusto ya que tampoco despotrico demasiado. Pero realmente esta me parece que no hay por donde cogerla.

Saludos¡¡

7. dic 29, 04:24 | espaunfromgel

AAAAGH!! Qué pasó Joan??! Termino de leer tu reseña sólo para darme cuenta de que prácticamente ya me contaste toda la pelicula o al menos ya me quitaste la oportunidad de enterarme EN LA PELÍCULA lo que le pasa a los personajes.

Me imagino que escribir reseñas es difícil ¿cómo describir una película pero sin contarla? ¿no? osea evitar los infames “spoilers” pero aquí ¿cuál spoiler? ya la contaste casi toda.

naaah ¿qué pasó?

8. dic 29, 09:17 | JLF

Ok. Mensaje recibido. Hay que cuidar estos temas.

Saludos

9. jun 21, 18:45 | Missterror

Vista.Rollo con mayúsculas,la tenía en mi larga lista y hoy por fín me decidí porque ya ni me acordaba de qué iba y…en buena hora!!!Me pareció excesivamente lenta y llena de topicazos.

saludos

10. ene 5, 15:43 | Cora

Esta película la vi hace un año y me gustó, la verdad. Cada muerte es una gozada :)

Grupo de gente + situaciones límite = película q hay q ver.

“Humains” (Francia, 2009) tiene esos mismos ingredientes… la vi ayer miso. Recomendada para quién haya disfrutado de “Eden Lake” o de “Fròntiere(s)”.

11. jul 26, 11:26 | DarkBattM14

la acabo de ver… no fue la gran cosa del otro mundo… pero de todos modos no me pareció tan mala como han dicho en las anteriores respuestas… esta peli comparada con mucha basura barata que rueda por ahi.. estuvo muy bien…

12. nov 28, 16:50 | Nothingbuttheblues

La accion desencadenante de la tragedia es estupida,aunque no menos que otras de la vida real.En cuanto a la cobertura de movil(estos ingleses siempre jodiendonos),tambien muy mal,ya que hay siempre cobertura hasta mas alla de 30 kilometros de las costas.
Como pelicula,floja,como porno podria haber sido original si hubiera sido un porno(no lo es).En todo caso,para pasar el rato,mas que suficiente.Un casi aprobado la daremos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.