Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Don't be afraid of the dark

Don't be afraid of the dark

Esa húmeda y cálida oscuridad

Dont_be_afraid_of_the_dark

Ver ficha completa

  • Título original: Don't be afraid of the dark
  • Nacionalidad: USA | Año: 1973
  • Director: John Newland
  • Guión: Nigel McKeand
  • Intérpretes: Kim Darby, Jim Hutton, William Demarest
  • Argumento: Sally y su marido se mudan a la mansión victoriana del difunto padre de ésta. Al poco de redecorar, Sally descubre una habitación oculta, cuyas paredes susurran sobre la locura y amenazan su alma...

75 |100

Estrellas: 4

Dont_be_afraid_of_the_dark

Con motivo de la inminente llegada de La Noche de Difuntos, El Día de Muertos o Halloween (elija el nombre que más le guste para esta celebración pagana que ensalza el contacto y tributo con nuestros muertos y por ende, toda la parafernalia basada en el terror), me gustaría proponeros el visionado de una cinta que, desde mi humilde punto de vista, sintetiza magníficamente el lado más terrorífico, desde la perspectiva más norteamericana y tradicional, de esta festividad. Así pues… adentrémonos en la oscuridad

Sally, una nerviosa y candida ama de casa, y su marido, Alex, se mudan a la enorme mansión victoriana que el padre de ella les ha legado. En pleno proceso de mudanza, y mientras Sally entusiasmada disfruta de las posibilidades del caserón, descubren una habitación oculta. Al parecer se trata del viejo estudio de papá, pese a las advertencias del Sr. Harris, manitas que les está ayudando en el traslado, ella se empeña en usar la habitación como estudio para sus labores; y lo que es peor, reabrir un hueco cerrado que daba a una chimenea abandonada.

A partir de ese momento, ruidos y eventos misteriosos empiezan a llenar la vida de una Sally, que observa desolada como su esposo se concentra en el trabajo, ignorando los miedos de su esposa y recomendándole unos buenos barbitúricos para poner coto a su alocada imaginación. ¿Realidad? ¿Fantasía? ¿Pequeños demonios burlándose de ella tras las umbrías esquinas de la mansión? Ni siquiera Sally lo sabe, y las preguntas en su cabeza están comenzando a desquiciarla…

Lo primero que destaca al comenzar el recorrido por este tour de force de los miedos infantiles, es lo datado que nos resulta todo. Tenemos una pareja que, aunque joven, muestra todos los estigmas sociales de principios de los setenta; dícese de la forma en que la esposa asume un rol secundario, en cuanto a motor del matrimonio, y sus opiniones son juzgadas con desinterés por un rígido, pero cariñoso, marido al que la decoración del nuevo hogar le parece “cosa de mujeres”.
El despliegue visual tampoco ayuda a abstraernos de la época en que Don’t be afraid of the dark fue rodada. La fotografía seca nos revela inmediatamente que estamos ante una “vulgar” película para televisión; eso sí, filmada con bastante mimo y oficio, algo que no se puede decir hoy en día de la mayoría de producciones directas para la televisión por cable. Los atuendos de los actores, peinados, su actuación metódica y hasta cierto punto distante, la coloración apagada del film y una banda sonora bastante tradicional e intrascendente nos llevan, a algunos, a una época añorada donde debajo de la cama existía un mundo oscuro y asfixiante; y para otros, no dirá nada. Especialmente a aquellos alimentados con un cine más actual y menos dado a estimular nuestra imaginación, éstos se aburrirán soberanamente ante una película sin prisas. Vamos, a nadie epatará con insólitos giros arguméntales, puesto que no existen.

Pero al poco tiempo del metraje, si nos dejamos llevar por la inocencia de nuestra mirada, descubrimos un cuento gótico anclado en lo tradicional y efectivo. Y haciendo unicamente uso de los temores primitivos del hombre a la oscuridad, como generador de una atmósfera creíble y misteriosa, capaz de atrapar al espectador.
Vemos la tan siniestra como bella mansión victoriana, cobrando protagonismo propio de principio a fin de la cinta; subrayando unas fuertes raíces góticas enterradas en la prosa de Ann Radcliffe o Henry James. Incluso su mismo título, Don’t be afraid of the dark (“No temas a la oscuridad”), responde a esa frase tan odiada por los niños cuando contaban a sus padres sobre sus pesadillas nocturnas. ¿Y existe algo qué de más miedo que una pesadilla?

De eso se trata al fin y al cabo; una buena película de terror, una buena noche de Halloween, tienen que contener ese factor de pesadilla que nos engaña momentáneamente para temer que lo imposible, y lo desagradable, puedan suceder sin capacidad de control por nuestra parte. Eso le ocurre precisamente a Sally, impotente contempla como su esposo y amigos creen que está perdiendo la cabeza, incluso llega a dudar de si misma, pero, ¿y si las voces qué oye en las sombras del caserón fueran reales? Entonces eso sería peor, así que finalmente lucha contra sus demonios sola y sin el apoyo de nadie, hasta que Jim acepta los miedos de su mujer como algo “probable”, conciencia que llega demasiado tarde. Unos terrores intimistas que se reflejan en la omnipresente oscuridad, que se maneja con especial acierto en pantalla, evitando el tedio usando efectos de sonido escalofriantes y fugaces visiones de “algo” o “alguien”. Pequeños monstruitos, que a pesar de estar realizados con más ilusión que acierto, nos ponen de los nervios cada vez que su presencia atormenta a la indefensa Sally. ¡Y lo mejor! ¡Nadie nos explica de dónde narices han salido esas entidades!

Todos sabemos que es más eficaz sugerir que mostrar “pornográficamente”, y aunque en este caso también se deba a una escasez de medios que datan aun más la película; con esa sencillez de planteamientos, tanto arguméntales como escénicos, la tensión provocada por el deterioro mental de Sally llega a angustiarnos si asumimos el papel de espectadores infantiles. Ese público que se deja llevar por el escalofrío, antes que por el sobresalto, y no necesita profundos efectismos para desplegar su fantasía. ¡Resulta admirable cómo con unas técnicas en efectos visuales tan limitadas, se consiga inquietarnos lo justo para encender la luz antes de entrar al baño!
Quizás este siendo muy exagerado, debido a que la vi bastante joven, y es una de esas películas que según a que edad la veas, puede marcar bastante tus gustos. Parece que ahora, por querer hacer más llamativa cualquier producción, los cineastas se olvidan fácilmente de contar una historia sencilla pero con cuidados detalles que enriquezcan su trasfondo.

En el caso de Don’t be afraid of the Dark, son esos detalles, como la habitación secreta que parece amenazadora luciendo un aspecto inofensivo, los que hacen que esta cinta exceda el mero entretenimiento y complemente una buena noche de Halloween. Al fin y al cabo algo debe de tener, cuando Guillermo del Toro nos presenta en 2011 el estreno de su remake. Sin duda, el director mejicano ha visto el potencial de la cinta y ha creído factible actualizar una historia clásica con gusto por ese terror tradicional que parece estar volviendo con fuerza; al menos quiero creer eso antes que asumir la preocupante falta de ideas nuevas en la industria del cine…

Finalmente, sin entrar en revelaros nada, nuestro camino llega a un desenlace que satisfará a todos y creo que representa el lado más serio de la noche de difuntos. Las pesadillas casi siempre concluyen antes de que desencadenen tu muerte onírica, pero, ¿y si por una noche, todo lo malo de tu cabeza se hiciese realidad? ¿Se escondiese en las sombras los horrores imaginarios de tu infancia? ¿Y si la pesadilla nunca terminase?

Suspendamos brevemente la incredulidad, no hay más que predisponerse con un poco de buen humor y con ganas de pasar miedo, para descubrir que el cine fantástico de corte clásico no tiene nada que envidiar a otras cintas más “directas” pero menos eficaces. Una película largamente ignorada, que gracias a la exposición de internet está comenzando a revindicarse.
Un auténtico festín para Noche de Brujas que encarecidamente os recomiendo; no importa edad, no importa el sexo, la condición religiosa… en este caso, el verdadero protagonista es el miedo, y si una noche al año sirve de excusa para dejarse llevar por esta sensación tan fugaz y tan intensa; bien pueda ser esta película, la herramienta para recordar el terror que nos provoca “eso” que se oculta en la oscuridad…

Ya he comentado en la reseña acerca del próximo extremo (2011) del remake de este clásico, por parte de Guillermo del Toro y bajo la dirección de Troy Nixey. La necesidad del mismo entra dentro de la ya saturada polémica acerca de la conveniencia de revisitar obras del pasado sin motivo aparente. Sin embargo, y dado lo datado de la película original, no parece una mala opción como puesta al día de un clásico, que en su día pudo haberse convertido en una obra maestra de haber obtenido mejor financiación. Además, la presencia del siempre respetuoso para con el fantascine, del Toro, augura una propuesta interesante que vemos rubricada con un sugerente trailer que os ofrezco un poco más abajo. La única pega, para mí, es el protagonismo principal por parte de una Katie Holmes, hacia la que os confieso mi más profunda antipatía; así como un exceso decorativo mostrado en los trailers, que desvirtúa el miedo sincero y minimalista propio de la cinta de los años setenta. De todos modos, y para este treinta y uno de Octubre, podéis disfrutar de la producción original, arriesgándoos a no conciliar el sueño si os dejáis llevar por ese miedo a las sombras que tan bien nos hace rememorar esta pequeña gema oscura…

Lo mejor: La atmósfera de amenaza y locura mantenida, la omnipresente y aterradora oscuridad; y un final respetuoso con el espectador

Lo peor: Las deficiencias técnicas propias de la época y de su destino: la televisión por cable

Vuestros comentarios

1. oct 28, 23:00 | MASP

Magnífica película que ha envejecido de un modo brillante. Por cierto, hablando de remakes, vista está “Night Of The Demons” y menudo chasco…

2. oct 29, 00:22 | mrcelofan

A por ella que me voy…

Saludos.

3. oct 29, 01:12 | billyboy

Si algo se añora de las peliculas antiguas era la utilizacion de la casa o mansion como elemento central que creaba esa inquietud que ahora intentan meternos a base de efectos de sonido,siempre dire que el combo mansion antigua con algo de mal royo + tormenta o niebla rodeando los alrededores era un acierto como la copa de un pino.

Por cierto tiene buena pinta el remake,aunque claro,siempre la pueden cagar.

PD:Siempre dire que una de las ambientaciones que mas me acojono fue la del perro de los baskerville.

4. oct 30, 14:28 | Bob Rock

MASP.- Bueeeeeenoooooo, yo me reí con Night of the demons. Cine de encefalograma plano y ya sabes, “esta noche quiero que bailéis, bebáis, quiero que f***, que os droguéis”… solo por ver a continuación entrando al poli viájales con cara de cachondo y las reacciones de los universitarios(¿?¿?¿?) merece la pena verla. Por cierto, Furlong hace de joven???????

MrCelofan.- Ya nos contarás tus impresiones, está por la red fácilmente localizable. Espero que te guste!!

Billyboy.- Pues sí, el ejemplo de como eso se ha perdido lo tienes en Dark House. Y mira que es fácil darse cuenta de que en el terror si consigues la ambientación, ya tienes al público medio en el bolsillo!! XD

Un abrazo para todos y pasad miedo!!

5. oct 30, 20:12 | MASP

Tío Bob.-Lo de Furlong es caso aparte. A mi fue el que me dio más miedo de todo el metraje. Joder, pero cómo se ha “dejado” de ese modo? En fin, este puente me veré algunas cosillas más para variar. Saludos!

6. nov 1, 19:32 | Almas Oscuras

Pues ya la tengo en el horno… si es que tengo dudas de si la he visto o no…

saludos

7. nov 17, 07:26 | Andrómeda

No he visto la original, pero al ver que Guy Pearce hace del marido en la remake, no me cuesta nada pensar que si era desagradable el tipo…

8. nov 18, 20:26 | Bob Rock

Almas Oscuras.- ¿La habías visto? ¿Te ha gustado? Ya me dirás ;)

Andrómeda.- Ummmmm, te invito a que la veas… no te va a defraudar (pero el marido te pondrá mala!!)

9. sep 29, 21:16 | Mr Zombie

La secuela producida por Del toro ya se encuentra en dvdrip vose, asi no echaremos en falta que no vaya a Sitges.

10. dic 30, 15:33 | Blanch

Excelente Bob. Una grandíosa película con unos personajillos muy tétricos (y mira que casi ni se ven) pero esas vocecillas dan un yuyu.

Anteayer vi el remake. La tuve que quitar. Que manera de estropear una película ¿Hadas, dientes debajo del cojín? Son de esas que si tuviera que hacer la crítica me la cargaba vamos. Y los muñequitos….mejor ni hablar de ellos.

11. dic 30, 17:31 | Bae

Yo que estaba pensando en ver el remake… casi como que no, no?

12. dic 30, 21:38 | Blanch

A ver, es una peli para ver en familia. Al principio te la pintan así como de “guau que guai” y después se convierte en una película familiar que no tiene nada que ver con la primera. Aquí, nos quiren explicar el porqué de los bichitos. Y últimamente parece que seamos tontos que nos lo tengan que explicar todo. No sé. No me ha gustado nada de nada. No da ni miedo, ni temor, ni sorpresa…no me gusta decir que una peli es un truño (anda que no). Ésta, el remake, es un truñaco.

13. may 27, 23:19 | unikitty!

una cortita, simple y candida fabula muy oscura acerca del primer terror inherente que todo ser humano por mas macho o valerosa que se crea ha experimentado: lo que se oculta en la oscuridad.

luego de abrir accidentalmente una tapa que hay en una chimenea de la casa de los protagonistas son liberadas unas criaturas muy ridiculas (y bastante repulsivas cuando por fin las muestran) de las que es imposible sentir miedo y mucho menos pensar que podrìan llegar a hacerle algo malo a nuestra sufrida protagonista que como de costumbre nadie le cree un carajo de que es atormentada por esto seres (que nunca los llaman por un nombre especifico si mal no recuerdo)

pero, como dije, si el espectador lo toma como un cuento un tanto sordido (los cuentos de los hermanos grimm eran para chicos y vaya que eran heavys) e inocentòn, la hora (y un par de monedas) que dura esta pelicula no se hace larga ni aburrida.

el remake por otra parte no debe ser visto por nadie ni por curiosidad. es una estupida pelicula para chicos que ni los chicos tolerarian por tomarlos por infradotados. faltaba que las criaturas cantaran una cancion y cartòn lleno.

^ u ^

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.