Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Dylan Dog: Dead of Night

Dylan Dog: Dead of Night

Vampiros, zombis, licántropos, un soso y su voz en off

Dylan Dog: Dead of Night

Ver ficha completa

  • Título original: Dylan Dog. Dead of Night
  • Nacionalidad: USA | Año: 2010
  • Director: Kevin Munroe
  • Guión: Thomas Dean Donnelly, Joshua Oppenheimer
  • Intérpretes: Brandon Routh, Anita Briem, Sam Huntington
  • Argumento: Un nuevo caso obliga a Dylan Dog a regresar al mundo de lo sobrenatural en compañía de su ayudante Marcus.

54 |100

Estrellas: 3

Dylan Dog Dead of Night

Ya dejé claro en su momento que no era la persona más adecuada para reseñar la adaptación cinematográfica de Dylan Dog. Hoy me reafirmo en aquella primera impresión. ¿La razón? Sencilla. A pesar de haber oído hablar de Dylan Dog en multitud de ocasiones y de creer, erróneamente, que Mi novia es un zombi (“Dellamorte, Dellamore”, 1994) era una primera adaptación de las aventuras del pesonaje de Tiziano Sclavi; la triste realidad de todo este asunto es que un servidor jamás ha leido un solo cómic de Dylan Dog. Por lo tanto mi desconocimiento del personaje, antes de ver la película, era prácticamente absoluto.

Dylan Dog es un investigador privado venido a menos que malvive en las calles de Nueva Orleans con casos de poca entidad. Sin embargo esconde un pasado reciente muchísimo más interesante. Tiempo atrás fue un detective paranormal que mediaba entre los asuntos de los no-muertos (cajón desastre que incluye vampiros, licántropos, zombis y demonios); hasta que la trágica muerte de su amada le llevó a renunciar al cargo. En la actualidad, un nuevo caso con chica guapa de por medio, le empujará de nuevo a la senda de lo sobrenatural en compañia de su ayudante Marcus.

Pastiche con apariencia de serie B (aunque por lo visto con presupuesto de serie A) a medio camino entre la aventura sobrenatural, la comedia negra y el film noir o cine negro; Dylan Dog: Dead of Night destaca tanto por su variedad de monstruos, maquillajes, prótesis y efectos artesanales (se agradece que no huela todo a renderizado de píxeles) como por la simplicidad casi infantil de la historia que nos cuenta.

La voz en off del propio protagonista nos conduce a través de una trama completamente plana, sin sorpresas, sin giros, sin prácticamente ningún elemento que no resulte absolutamente predecible. No hay nada que resulte mínimamente innovador o que se aparte, ni que sea un poquito, de ese enorme lugar común que es la película en sí misma.

A una historia “justita” que en ningún momento es capaz de despertar el entusiasmo (ni el interes) del espectador, debemos sumarle la presencia de un sosainas de categoría como es Brandon Routh, desempeñando el rol protagonista de Dylan Dog. Como ya dije al inicio de la reseña, desconozco casi por completo al personaje de Sclavi, pero me niego rotundamente a creer que el Dylan Dog de los comics adolezca de una falta de personalidad y carisma tan acusada como la mostrada por Brandon Routh en su actuación. Y si algún fan de Dylan Dog me corrige haciéndome ver que Routh ha sabido captar, a la perfección, el espíritu del personaje… por supuesto no tendré ningún inconveniente en tragarme mis palabras y hacerme socio del club de fans del fornido acotr norteamericano a modo de penitencia.

Por lo tanto, y llegados a este punto, contamos con una trama pésima y un protagonista que no da la talla. Y sin embargo Dylan Dog: Dead of Night logra un aprobado… raspado, pero aprobado al fin y al cabo. ¿El secreto de Dylan Dog: Dead of Night? Pues que entre tanto vampiro, hombre lobo, demonios y zombis deseando triunfar en el Club de la Comedia, resulta complicado aburrirse.

Kevin Muroe, director de la película, sacrifica la coherencia y el atractivo de una buena historia en favor de la acumulación de monstruos y el humor negro (y, en muchas ocasiones, algo chusco); y eso acaba provocando que el espectador, a menudo, esté esperando la próxima bufonada del zombi de turno sin importarle un pimiento el desarrollo de una trama que no da más de si. Pero, sin embargo, también hay que reconocer que ese humo negro al que hacía referencia, en ocasiones, tiene su gracia. Algunos chistes a costa de los siempre maltratados zombis confieso que me hicieron reir. Y así, sin demasiados esfuerzos, llegué al final de una película que, sin lugar a dudas es de las de “usar y tirar”, pero que en ningún caso es susceptible de provocar efectos dañinos permanentes en la mente del espectador. En otras palabras: Dylan Dog: Dead of Night no pasará a la historia del género; pero en una calurosa noche de verano en la que no tienes otra cosa más interesante que hacer… la película entretiene.

Otra cosa distinta es que dicho espectador sea un fan acérrimo del Dylan Dog de los cómics. En ese caso habría que preguntarle si una retahíla de monstruos y chistes con mayor o menor gracia, son suficientes para otorgarle un aprobado justo a la adaptación cinematográfico de tan ilustre personaje… mucho me temo que no (por ahí leí una descripción de la película a cargo de un presunto fan de los cómics que me hizo gracia y que decía algo así como… “Dylan Dog para los fans de Buffy Cazavampiros… ¡jódete Hollywood!”):

Lo mejor: A pesar de todos los pesares... logra entretener.

Lo peor: Lo absurdo, pueril e infantil de la historia que nos cuenta y el poco carisma de su protagonista.

Vuestros comentarios

1. oct 6, 22:19 | El Especialista Mike

Mmm, habrá que echarle un vistazo, necesito algo ligero para despresurizar mi mente…

2. oct 6, 22:59 | Joan Lafulla

Especialista Mike – pues si buscas algo ligerito para pasar el rato, yo creo que Dylan Dog te puede ir muy bien.

saludos

3. oct 6, 23:22 | Elizabeth

Esta sera otra vez en la que estoy en desacuerdo con vos, mi estimado Lafulla. Esta película me resultó in so por ta ble, tal es así, que a los 20 o 22 minutos la retiré y, al tacho. Apenas empezó, tuve la horrible sensación de estar viendo un pésimo capitulo de Buffy o, peor, de Angel.
Por otro lado, si concuerdo en que el protagonista tiene menos carisma que una lata de arvejas.

Saludos!!

4. oct 6, 23:33 | Joan Lafulla

Elizabeth – hola Elizabeth!!!! Cuanto tiempo!!! (supongo que eres tú… si eres otra Elizabeth perdona el entusiasmo).

Verás, es cierto que yo, a pesar de los muchos defectos que le vi a la película, finalmente la encontré aceptable porque pasé un rato entretenido… sin más. Pero en esta ocasión, pese a que estemos en desacuerdo, entiendo perfectamente que la película no te gustara (soy consciente de que no es gran cosa…). Y entiendo muy bien que habrá mucha gente a la que no gustará… sobre todo a fans de Dylan Dog.

saludos

5. oct 7, 00:00 | SantaSangre

Cito:
“y de creer, erróneamente, que Mi novia es un zombi (“Dellamorte, Dellamore”, 1994) era una primera adaptación de las aventuras del pesonaje de Tiziano Sclavi”

Pues no creías erroneamente, ya que “Dellamorte Dellamore” es una adaptación de uno de los comics de Dylan Dog, en concreto de “Orrore Nero”.
A mi me encantó la película y aprovechando un viaje a Italia a proveché para comparme el comic.
Pero es ciertoque hubo algún problema legal y no se pudo utilziar el nombre de Dylan Dog.

Saludos Sanguinolentos!!!

6. oct 7, 00:33 | Joan Lafulla

Santa Sangre – joeeeeer… yo andaba convencido, durante muchísimo tiempo, que el protagonista de Dellamorte, Dellamore (una peli que me encantó) era algo así como un alter ego de Dylan Dog. Pero un buen amigo, fan de Dylan Dog, se pasó una tarde convenciéndome de lo contrario :-)

Os dejo un enlace muy interesante en el que se cuenta la historia y la relación (complicada) entre Francesco Dellamorte y Dylan Dog. Leyendo el artículo yo llego a la conclusión de que no son la misma persona (pero repito… no he leído nunca Dylan Dog, así que es posible que me equivoque).

Dellamorte tiene su orígen en una novela de Tiziano. Posteriormente el mismo Tiziano quiso llevar al cómic a Dellamorte, pero se dudó de su viabilidad comercial al ser un personaje demasiado oscuro… así que Sclavi le dió una vuelta más al asunto y acabó dando vida a Dylan Dog. Pero Sclavi nunca pudo deshacerse completamente del personaje de Dellamorte y, efectivamente lo recuperó para el cómic Orrore Nero que comenta Santa Sangre. Y por lo visto hay otro comic titulado Stelle Cadenti, secuela de Orrore Nero, en el que Dylan Dog, Groucho y Dellamorte son los protagonistas.

En fin… un lio. Y para complicar aún más las cosas Ruppert Everett protagonizó Dellamorte, Dellamore… y supongo que muchos ya sabréis que Sclavi se inspiró en el rostro de Everett para dar vida a la versión final de Dylan Dog en el cómic.

De todas maneras repito, YO NO SOY NINGÚN ESPECIALISTA EN DYLAN DOG. Seguro que muchos de vosotros teneis argumentos para poner en tela de juicio todas estas afirmaciones que he sacado del siguiente enlace:

www.tebeosfera.com/d…

saludos y gracias Santa Sangre

7. oct 7, 01:57 | THE HORSE

CINE FANTASTICO ENTRETENIDO ! ME PARECIO BUENA LA PASE BIEN DESCONOSCO EL COMIC , PERO LA PELI TIENE MUCHO ESPIRITU 80’S Y ESO SE AGRADECE , MESCLA DE ZOMBIES Y OTROS MONSTRUOS EN OTROS TIEMPOS ESTA CINTA HUBIERA SIDO UN BOMBAZO PERO ENTRE TANTO MATERIAL Y DE FACIL ACCESO NOS ESTAMOS VOLVIENDO MUY DESCARADAMENTE EXCIGENTES Y NO DISFRUTAMOS UN POCO MASSALUDOS.

8. oct 7, 11:36 | UPIRI

Entretenidilla es. No es mala pelicula pero tampoco pasará a la historia. Eso si, no me conozco el comics así que seguro que por eso no estoy echando pestes. Para ver y borrar.

9. oct 7, 17:49 | Joan Lafulla

The Horse – pues es posible… me refiero a tu teoría de que quizás nos estamos volviendo demasiado exigentes. No sé… Dylan Dog me pareció entretenida. Una de esas pelis que no te arrepientes de ver, pero que posiblmente nunca me entren ganas de revisar. Me entretuvo… y eso, en ocasiones, para mí es más que suficiente.

Upiri – pues eso… coincido plenamente contigo.

saludos

10. oct 7, 17:58 | Elizabeth

Como? otra Elizabeth? no no no, yo soy la única, mi estimado Lafulla! ;)

11. oct 7, 18:19 | Joan Lafulla

Elizabeth – ja, ja, ja… perdón por dudar… es que hacía mucho tiempo que no hablábamos. Pero está claro: eres única :-)

saludos

12. oct 7, 23:29 | SantaSangre

Gracias por el enlace Joan,muy interesante…. Un artículo realmente interesante.
Coincido, tras leerlo, que Dylan Dog y Máximo Dellamorte son una persona distinta.
Loque no entiendo, entonces, es porqúe la historia contada en la película se encuentra editada en la serie de Dylan Dog. Ahora mismo tengo el libro delante de mis ojos… y no lo entiendo.
Pero yo tampoco soy un experto en Dylan Dog, o sea que… ;)
Saludos Sanguinolentos!!!

13. oct 7, 23:39 | Joan Lafulla

Santa Sangre – la verdad es que yo tampoco lo entiendo muy bien. Y solo tengo como argumento el enlace que te pasé… tu al menos tienes el libro :-)

Saludos

14. oct 8, 00:21 | Andrómeda

Sinceramente me aburrío tanto, y me parecío tan estúpida que a la media hora me fuí a dormir dejando a mi hermano que la mirara solo, y luego la borré de la pc sin dudar…
Lo peor: las pavadas del patiño zombie, la cara de nada del prota, la absoluta falta de originalidad de la trama.
Lo “mejor”: los pocos minutos de Peter Stormare.
Detestable.

15. oct 8, 00:55 | Joan Lafulla

Andrómeda – desde luego la película no está teniendo muy buena acogida… la cosa está entre quienes la detestaron (y ni siquiera acabaron de verla) y quienes la consideramos simplemente entretenida. Poco bagaje para la adaptación de un personaje de la entidad de Dylan Dog…

saludos

16. oct 8, 11:57 | dakonero

La verdad que es medianamente entretenida, pero el final deja mucho que desear, al menos desde mi punto de vista.

17. oct 9, 08:52 | Joan Lafulla

Dakonero – “medianamente entretenida”… totalmente de acuerdo contigo…

18. mar 19, 17:30 | Cuervo

No vale nada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.