Estás aquí: Página de inicio » Críticas » El Convento del Diablo

El Convento del Diablo

O la teoría de los "placeres culpables"

El convento del diablo

Ver ficha completa

  • Título original: The Convent
  • Nacionalidad: USA | Año: 2000
  • Director: Mike Mendez
  • Guión: Chaton Anderson
  • Intérpretes: Joanna Canton, Adrienne Barbeau, Dax Miller
  • Argumento: Un grupo de colegiales deciden pasar la noche en un viejo convento sobre el que recae una terrorífica leyenda.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

El convento del diablo

Guilty pleasure lo llaman los anglosajones. Un placer culpable.
En una época en la que la diversión parece una posesión de la que sentirnos avergonzados. En la que, en ocasiones (más de las deseadas), un dedo acusador nos señala como únicos responsables de la triste situación en la que nos vemos inmersos. En la que se nos culpa de haber vivido por encima de nuestras posibilidades. De gastar más de lo que nunca hemos tenido. De ser un atajo de imprudentes que hemos contribuido al caos general… En los malos tiempos que corren – en definitiva – se me antoja necesario, más que nunca, reivindicar esos pequeños placeres que en ocasiones nos ofrece la vida y que quizás, hasta el día de hoy, no hemos sabido valorar en su justa medida.

Y semejante pataleta, probablemente tan fuera de lugar como innecesaria, me sirve en realidad para justificar, reivindicar y gritar a los cuatro vientos el que, cinematográficamente hablando, considero mi verdadero guilty pleasure o placer culpable: The Convent (estrenada en España como El convento del diablo).

Guilty pleasure. A menudo pequeñas películas que por alguna extraña combinación neuronal producida en el seno de nuestros cerebros nos encantan y volvemos a ellas una vez tras otra, a pesar de que en el fondo somos plena y objetivamente conscientes de que se trata, como mínimo, de una pésima película.

Pero en realidad aquí la objetividad tiene una importancia muy relativa. La subjetividad manda. Así que, a pesar de todo, las adoramos. Les rendimos pleitesía… pero siempre en un plano muy personal, muy privado. En muchas ocasiones nos resistimos incluso a compartir nuestra admiración por la obra en concreto, ya sea por vergüenza o por puro egoísmo (“mi tesoro” que diría Gollum).

El convento del diablo cuenta la historia de un grupito de supuestos adolescentes (y digo supuestos porque más de uno tenía pinta de estar más cercano a un plan de jubilación anticipada que a una graduación en el High School) que tienen la genial idea de pasar la noche de halloween metiendo sus narices en un convento abandonado en el que tiempo atrás se produjo una auténtica carnicería.

Adoro El convento del diablo. Siempre me ha resultado un infalible bálsamo contra el aburrimiento. Todo en El convento del diablo es tan estúpido, tan rotundamente absurdo, como deliciosamente divertido. El mismísimo Mike Mendez, director de El convento del diablo, parecía tenerlo muy claro. Respondiendo a la pregunta de cómo había reaccionado el público ante el estreno de la película, Mendez respondió: “Hemos despertado reacciones extremas. Hay gente que adora la película y hay otras personas que la consideran el mayor pedazo de mierda que se ha filmado nunca”.

En favor de Mike Mendez hay que decir que el director norteamericano siempre supo lo que se traía entre manos. El convento del diablo es una comedia… con todas sus consecuencias. Y no una de esas comedias involuntarias que levantan carcajadas debido a su patetismo. No señor. El convento del diablo está repleto de situaciones, diálogos, estallidos gore y gilipolleces varias, de las que Mike Mendez era plenamente consciente, y que constituyen, para el espectador, una constante invitación a la risotada y al alborozo. Otra historia muy distinta es si ese sentido del humor que desprende la película llega o no llega al esepectador. Si llega, perfecto. No estoy diciendo que, en este caso, El convento del diablo vaya a convertirse en vuestro particular placer culpable, pero como mínimo disfrutaréis de un inofensivo, a la par que efectivo, entretenimiento de ínfulas ochenteras.

¿Pero qué ocurre si ese sentido del humor no os llega? Pues probablemente os encontréis frente a la pantalla con cara de estupefacción, preguntándoos qué coño estáis haciendo con vuestras vidas y acordándoos de alguno de mis familiares más cercanos (si llegase el momento, tenéis mi permiso para hacerlo).

¿Y cuáles son los méritos de una película como El convento del diablo, al margen de que conecte con su sentido del humor, para que acabara convertiéndose en una de mis posesiones más preciadas? Pues muchos son los méritos… y la mayoría de ellos supongo que incomprendidos por el resto de los mortales: la supina estupidez de todos sus protagonistas (con mención especial para una descacharrante pareja de policias protagonizada por Bill Moseley y el rapero Coolio), una secuencia de arranque que hubiera firmado el mismísimo Tarantino, una pareja de vírgenes (ambos de género masculino) que sopesan sus opciones para evitar ser las víctimas de un sacrificio satánico, la impresionante - y esta vez va en serio – caracterización de las monjas demoníacas, la sangre fluorescente corriendo por sus venas, sus andares espasmódicos, la carismática presencia de Adrienne Barbeau quien fuera musa del maestro Carpenter durante tantos años… Y la lista continúa.

Siempre es complicado recomendar una película que sabemos tiene la condición de filia muy personal. Pero debo ser consecuente con mis rarezas y hacerlo: os recomiendo El convento del diablo. Y si después alguien desea pedirme responsabilidades… ya sabéis dónde encontrarme.

Imágenes de la película

El convento del diablo

El convento del diablo

El convento del diablo

Tráiler

Lo mejor: Que por más veces que la veo, jamás dejo de disfrutarla.

Lo peor: O entras dentro de su juego... o acabrás odiándola.

Vuestros comentarios

1. sep 29, 20:28 | Sara Ah

Yo la vi en aquella era del VHS y la he recuperado varias veces. Nada que añadir, una película divertidísima. ¡El foular de la maldad!

2. sep 29, 21:01 | Joan Lafulla

Sara Ah – pues me alegra leer tu opinión acerca de la peli… al menos ya sé que no estoy solo :-)

3. sep 29, 21:27 | Diavola

Fotogramas, anio 2000. Probablemente mayo. Critica con 3 estrellas (que venia siendo entonces, “no lo lamentara”… Como odio a Jesus Palacios desde que le casco 3 estrellas a “Campo de batalla: La Tierra” y convenci a toda mi familia para ir a verla al cine). Acompanaba a la resena de las ultimas fotos, la de en medio. Tenia 10 anios, y aquello me dio mucho, mucho miedo.

A dia de hoy sigo sin verla porque anios despues lei en todas partes que era una … cosa no aconsejable, digamos. Y no queria perder ese recuerdo, esa imagen que me ha hecho creer durante tantos anios que “daba miedo” y que “me iba a encantar”.

En fin, habra llegado el momento de cargarse mi recuerdo de infancia?

Por lo que cuentas, no parece que me vaya a gustar. Pero me has animado a darle, un dia de estos, una oportunidad.

4. sep 29, 22:48 | MASP

Film de culto absolutamente reivindicable! Cómo me ponía la gótica con su rollo luctuoso. Hmmmmmm…

Y lo del grupo satanista era la bomba.

Ah! Qué tiempos aquellos!

Aparte de esa subyacente segunda lectura crítica a la enseñanza rancia “extrema” (la letra, con sangre no entra, hermanas, a ver si os enteráis) en colegios religiosos con monjas que eran unos auténticos demonios y sin necesidad de ese estupendo maquillaje.

Joan, otro día te toca “Bloody Mallory”. Te atreves? xD

5. sep 30, 17:19 | Alf

Sr. Lafulla,definitivamente me ha convencido para que ahorre unos eurillos y me los gaste en comprar el DVD de esta interesante serie B o lo que sea que Vd. denomine. Me daré un paseo por la Fnac o Mediamarket a ver si no está descatalogada y la buscaré con ahinco.
No pienso recriminarle nada en absoluto ni pedirle responsabilidades porque adoro ese añejo cine de los 80 y parte de los 90 algo casposo y absurdo.
Muy agradecido por su reseña y hasta más ver.
Ahora en serio Joan,me has animado a comprarla y te agradezco el descubrimiento, un abrazo.

6. sep 30, 18:10 | Lordzaroff

Buff….no se como agradeceros esta entrada, llevo muchos años con el trailer de esta película en la cabeza y nunca había logrado dar con ella, se me quedo grabado a fuego en la época en que me tragaba todo lo que podía del videoclub y nunca había sabido de que película se trataba ya que en mis recuerdos eran enfermeras y no monjas y me sonaba a un tono más oscuro…

Muchísimas gracias de verdad, ya hacia un par de años que daba la tarea de localizarla por imposible; así que este noche a disfrutar de lo lindo, ya os diré que me ha parecido,saludos.

7. sep 30, 18:20 | Joan Lafulla

Diavola – Arrggghhh… no quiero ser responsable de cargarme tu recuerdo de infancia!!! :-)
En serio… yo te la recomiendo encarecidamente.
Pero ten en cuenta que es una comedia terrorífica ideal para pasar la noche de Halloween en compañía de unos cuantos amigos.
Yo no conozco la reseña que hizo en su día Palacios… Pero, a pesar de que te la recomiendo, creo que cabe la posibilidad de que acabes lamentándolo.
De todas maneras la única manera de salir de dudas ya sabes cual es :-)
Si finalmente le echas un vistazo ya me contarás.

MASP – pues te recojo el guante de Bloody Mallory.

Alf – me alegro de que me exhimas de toda responsabilidad :-). Si la encuentras ya me contarás.

Lordzaroff – pues me alegro de que te haya servido para resolver esa viaja duda que arrastrabas durante tanto tiempo. Ahora deseo que pases un buen rato con ella.

Un abrazo

8. sep 30, 18:24 | RedRum

La película es malilla pero yo al igual que Joan me la pase ne grande, y con ganas de repeitr. El inicio es para enmarcarlo, qué grande! lo mejor del film. Saludos.

9. sep 30, 18:40 | Bob Rock

Hombreeee, esto es una joya, sin más. Aunque demasiado “deudora” de Night of The Demons 2, a mi parecer. Lo que no quita para ser un despelote de esos que hay que ver cada par de años…

El maestro satánico y su séquito es que… es que… bueno… sin comentarios…

Un TOP FAVOURITE de Almas Oscuras, claro que sí!

10. sep 30, 20:26 | Kramer

Ostia que grande! la vi en V/H/S, la wapa del tren!

11. sep 30, 20:28 | Diavola

Jajaja, no recuerdo quien firmo la resena de esta. Pero si se que no me volvi a fiar de las tres estrellas desde que Jesus Palacios le puso esa nota a la citada y sali avergonzadisima del cine con mi madre rompiendo el silencio para decir… “Hija mia, que conazo!”.

12. oct 1, 20:11 | Mr Zombie

Un clasico y ademas de los “guenos,guenos”…

13. oct 3, 11:28 | Pliskeen

Me toca poner la nota discordante: una de las peores películas que recuerdo haber visto. Infumable. Ni un desnudo integral de Adrienne Barbeau la salvaría.

Hay películas malas divertidas. Ésta, desgraciadamente, no entra dentro de ese cupo.

Saludos ;)

14. oct 3, 12:12 | UPIRI

Por cierto que el maestro satánico es John Leguizamo…
Es que es clavao!

15. oct 3, 13:58 | Joan Lafulla

Pliskeen – ¡Menos mal! Me monto toda una teoría de los placeres culpables para “justificar” mi devoción por El convento del diablo… y resulta que a todo el mundo le gusta la película :-)

Al menos, Pliskeen, le has dado sentido a mi esfuerzo :-).

Para mi El convento del diablo es precisamente eso: una peli mala pero divertida. Divertidísima. En serio que cuando mi nivel de depresión empieza a alcanzar límites alarmantes, mi tratamiento suele ser la peli de Mendez.

Upiri – pues no me he fijado… y mira que la he visto veces. Nada… es una buena excusa para volver a verla :-)

saludos

16. oct 11, 01:21 | Suso

Peliculón, recuerdo que la vi de rebote (bajada de algún sitio o me la dejaron, ya ni lo recuerdo) y me encantó, la escena primera es espectacular y luego es deliciosamente surrealista.
Vale que no merece ganar Oscars pero me lo pasé como un crío.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.