Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Exeter (The Asylum)

Exeter (The Asylum)

Posesiones, exorcismos, ouijas ¿quién da más?

the asylum

Ver ficha completa

  • Título original: Exeter
  • Nacionalidad: USA | Año: 2015
  • Director: Marcus Nispel
  • Guión: Kirsten Elms
  • Intérpretes: Stephen Lang, Kevin Chapman, Gage Golightly
  • Argumento: Un grupo de jóvenes libera accidentalmente un espíritu que comienza a poseerles uno por uno.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3/5

the asylum exeter photo exeter_4_zpsmyfk4u8w.jpg

Debo admitir que le tenía auténtico pánico a Exeter (también conocida como The Asylum). La razón de tan absurdo prejuicio la encontramos en la presencia de Marcus Nispel tras las cámaras. El director y guionista alemán se ha labrado una carrera en Hollywood metiendo sus zarpas en sendos clásicos que ha versionado con suerte muy diversa. Mientras que en los remakes de Viernes 13 (Friday 13th, 2009) y El guía del desfiladero (Pathfinder, 2007) Nispel salía, más o menos, bien parado; un servidor le tiene una especial animadversión a su revisión de La Matanza de Texas (The Texas Chainsaw Massacre, 2003), película que tenía el dudoso honor de despojar al clan de Leatherface de toda la podredumbre y mala leche del original para dejarlo todo en manos de la camiseta imperio de la gran Jessica Biel. Con Exeter, Nispel parecía abandonar su zona de seguridad (el remake) para adentrarse en una historia original de posesiones, coescrita por él mismo, y que tenía como premisa a un grupo de jóvenes “pasando el rato” en el interior de un edificio maldito. Como para echarse a temblar…

Un antiguo asilo en que se llevaron a cabo terribles prácticas con sus pacientes se encuentra en proceso de rehabilitación para convertirse en un centro de acogida. Un grupo de jóvenes tiene la atroz idea de montar en su interior una mega fiesta regada en alcohol y drogas de todo tipo. La cosa no podía salir peor… Una maligna presencia que estaba latente en el asilo posee a uno de los jóvenes.

A pesar de todas las reticencias y todas las dudas previas, mi sensación final después de ver Exeter fue algo parecido a esto: “Pues no está tan mal…”. Y eso a pesar de que Exeter reúne todos los vicios del cine de Nispel, a saber: personajes estereotipados, su tendencia a perderse y recrearse en lo meramente estético y un guion con más agujeros que un queso gruyere. Y sin embargo, ahí lo tenéis… “Pues no está tan mal…”. ¿La razón? Sencillamente que Nispel afronta Exeter con una mirada que, en absoluto, está exenta de humor. Efectivamente, el guion no se sostiene ni con muletas. Es complicado creer que los chicos realmente estén atrapados en el edificio; que no tengan la tentación de mandarlo todo a tomar por el culo y salir cagando leches. No queda muy claro qué o quién les detiene. Pero la ligereza y la socarronería que muestra Exeter en momentos puntuales me provocaron la sensación de poder soportar, sin excesivas dificultades, todas las inconsistencias y, por qué no decirlo, las gilipolleces (sobre todo en su tramo final) de las que adolece la historia en pro de un divertimento tan elemental e ingenuo, como disfrutable.

A los 15 minutos tenemos una posesión diabólica, a los 30 un intento de exorcismo vía internet (aquí me reí), y poco después una amena sesión de ouija. Está bien… reconozco que si lo juntas todo y lo miras con algo de perspectiva, no tiene demasiado sentido. El guion flaquea y si sois quisquillosos en este sentido, es muy probable que la película os resulte insoportable. De manera que os recomiendo tomaros las cosas con mucho sentido del humor, con una buena dosis de superficialidad y con cierta predisposición a disfrutar de un espectáculo que en ningún momento se toma en serio a sí mismo y que únicamente pretende ser un espectáculo autorreferencial para el aficionado al género. Tuve la impresión de que Nispel tenía la necesidad de exorcitar sus propios demonios (esos que crecieron al amparo de tanto remake hollywoodiense) y de paso reírse un poquito a su costa. Reirse, en realidad, a costa de su propio cine. El ejercicio me pareció sano y recomendable, sin olvidar en ningún momento que Exeter está muy lejos de poder considerarse una buena película.

Quizás, y de nuevo como consecuencia de la fragilidad de su guion, la película se enfrenta al peligro de que el espectador no sepa, o simplemente no quiera hacer el esfuerzo de dilucidar si realmente estamos ante una película de terror con una evidente inclinación al humor y la ironía; o si, por el contrario, el humor de Exeter es totalmente involuntario. Por mi parte tengo muy claras cuáles fueron las intenciones de Nispel (el humor, sin duda alguna, es un ingrediente fundamental de la receta), y son precisamente esas intenciones y cómo estas quedan reflejadas en la película las que hacen de Exeter un producto distraído, fácil de digerir y sin demasiadas pretensiones que puede llegar, con suerte, arreglaros una de esas noches en las que no hay nada mejor que hacer. Recomendable… aunque con reservas.

Imágenes de la película

the asylum exeter photo exeter_3_zpsctocchyd.jpg

the asylum exeter photo exeter_2_zpsxm37i4cc.jpg

the asylum exeter photo exeter_1_zpsqsjd68cd.jpg

Lo mejor: No tomársela en serio... Es la única manera de poder disfrutarla.

Lo peor: Tomársela demasiado en serio...

Vuestros comentarios

1. feb 16, 22:05 | dani3po

Coincido con la reseña, película entretenida y “bonita” (si se puede llamar así), pero muy absurda. La secuencia en la que planean cómo acabar con el cadáver me dejó como WTF?

2. feb 16, 22:34 | Zalomero

Un respeto a la camiseta imperio de la Biel. Sólo por eso, el remake ya merece un poquito la pena. Sigo leyendo la reseña.

3. feb 17, 21:48 | Draghann

Yo he sido incapaz de terminar de verla. La tengo por ahí desde hace meses por si un día mi enajenación mental es lo suficientemente elevada como para permitirme acabarla. Mala como un dolor de muelas.

Un saludo!

4. feb 19, 20:21 | AZOTE

No la recomendaba ni a mi peor enemigo hamijo.

5. feb 20, 01:16 | paulcrosnier

No es tan mala si uno logra sobrevivir a la primera mitad, le gustara, la segunda parte es mucho mas entretenida, aunque el remake de la Matanza de Texas sigue siendo el mejor film del señor Marcus Nispel.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.