Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Greatful Dead

Greatful Dead

Diario de una acosadora de solitarios

greatful dead

Ver ficha completa

  • Título original: Gureitofuru deddo
  • Nacionalidad: Japón | Año: 2013
  • Director: Eiji Uchida
  • Guión: Eiji Uchida
  • Intérpretes: Aira, Itsuji Itao, Kkobbi Kim
  • Argumento: Nami tiene un hobbie: acosar a gente insociable. Si es necesario hasta con telescopio y tienda de campaña.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 3.5/5

greatful dead

Atención: no hemos encontrado póster oficial para la película Greatful Dead, de Eiji Uchida.

Todos estamos solos.
Uno debe pasar la mayor parte del tiempo luchando
una batalla contra si mismo hasta su muerte.
Una batalla en soledad que nunca culmina.
No me rendiré jamás.

Con estas bellas palabras se define a si misma Nami, protagonista y villana de Greatful dead. Un personaje inmerso en el pozo de la obsesión más radical, pero que sabe emerger y deleitarnos con una de las críticas más humanas y grotescas que recuerdo. ¿Matarías por un abrazo?, ¿una caricia?, ¿un beso?, ¿o quizás una segunda oportunidad? Han sido muchas las ocasiones en las que el cine ha pretendido que los odiosos villanos se conviertan en verdaderos héroes o incluso en mártires a los que - por mucho que les duela a las víctimas que los tuvieron que sufrir – mitificar e incluso añorar. Sin embargo, aun cuando esa imagen manida del villano redimido sea la que puede aparentar en un primer momento la película del japonés Eiji Uchida, hay algo realmente nuevo en Greatful dead que la hace diferente; algo poético y abstracto. Algo mucho más sensible y ligero que Audition (Takashi Miike, 1999), pero siendo lo suficientemente agresivo como para sobrepasar con suma facilidad la frontera del telefilm. Greatful Dead se encuentra en una especie de estadio intermedio, poco definido, histriónico y con mucho que ofrecer.

Greatful dead es, fundamentalmente, una película muy alocada, sarcástica y tremendamente cómica. A veces dramática, a veces estúpida e incluso en ocasiones hermosa; la película de Uchida hace gala de una falta íntegra de límite alguno, pero sobrelleva dicha condición con tacto e siempre manteniendo el interés en todo momento. La trama se desarrolla de manera lenta y mostrando siempre ciertos apuntes cómicos. El punto de partida es una absorbente presentación de los personajes que ejercen como víctimas acosadas, los llamados “solitarios”. Repudiados de la sociedad de carácter huraño con los que Nami, la protagonista, no solo consigue conectar, sino que los admira como a auténticos ídolos. Y tras la presentación y el acoso iniciales, nace la hecatombe; es decir, el paso del drama al terror. Y aquí es donde la trama de Greatful Dead empieza a desvariar. Y es que teniendo antecedentes como el de la mencionada Audition, y a pesar de que Greatful Dead sea una película muy competente en su tramo inicial, decepciona que acabe convirtiéndose en un producto demasiado light y desaproveche situación tras situación. De repente Grateful Dead se hace lineal y tosca, lo cual es una pena contando con un personaje tan arrollador como el de Nami. La mujer está como una regadera y es inevitable quedarse con las ganas de disfrutar un poco más de su hermosa locura…, aunque solo hubiesen sido unos pocos segundos más de batalla. No obstante, atención, porque la película sorprende con un momento realmente desagradable: la escena de sexo… asquerosa, muy asquerosa. Y si por si todavía hay alguien que se queda con ganas de más, entonces entra en juego un giro final que navega entre la poesía, la tragedia y la vil comedia.

Globalmente es la lección que trasmite Greatful dead lo que realmente la hace una película tan especial. Esconde una historia demoledora, y todo aquél que se adentre en ella se dará rápidamente cuenta, entre sonrisa y sonrisa, de la vileza de sus palabras. El cariño no se compra con dinero. Es algo insoldable, algo que te acompaña y no te suelta. Y si de un modo retrospectivo no te quedan caricias que anhelar…, qué te queda en el presente más que la letal soledad. Greatful dead es de esas ocasiones en las que las personas más malas y que menos se merecen un perdón y un abrazo, son los auténticos héroes de la película por conseguir cambiar un destino que de otro modo no habrían podido alcanzar. Quizás no sea del todo justo, ni tampoco una verdadera oportunidad; pero es innegable que era el final premeditado desde un principio. A expensas de la perspectiva de Mr. Uchida, un consejo: no abandonéis a vuestros hijos, si los tenéis, porque en lo más hondo de su corazón no lo olvidarán jamás. Altamente recomendable.

Imágenes de la película

greatful dead

Tráiler

Lo mejor: la lección que trasmite la película. Muy bella.

Lo peor: mucho drama, poco terror. Y el palo de escoba, por Dios, qué tenía de malo el pobre cuchillo (la excusa de la virilidad no me vale).

Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.