Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Hannibal (temps. 1 y 2)

Hannibal (temps. 1 y 2)

El salto a la pequeña pantalla

hannibal

Ver ficha completa

  • Título original: Hannibal
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013, 2014
  • Director: Bryan Fuller
  • Guión: Bryan Fuller...
  • Intérpretes: Mads Mikkelsen, Hugh Dancy, C. Dhavernas
  • Argumento: El agente del FBI Jack Crawford contrata al criminalista Will Graham para que le ayude a atrapar a un asesino en serie. El psiquiatra encargado de supervisarle será el doctor Hannibal Lecter.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

hannibal

Series basadas en películas

No recuerdo dónde lo leí pero, en su momento, alguien advirtió de que el boom de series basadas en películas era el equivalente televisivo a los remakes. Pasado un primer momento de gloria de las series americanas (Lost, Los Soprano, The Wire…), que superaron en calidad a muchos productos cinematográficos, parecía que la falta de ideas podía adueñarse también del formato doméstico. Y es que, en apenas dos años, hemos visto surgir dentro del género “Bates Motel”, “Hannibal”, “Dominion”, “Fargo”… MTV se supone que prepara una sobre “Scream”, se rumorea que habrá otra sobre Jason Voorhees, y recientemente se ha confirmado “Evil Dead” con Raimi y Campbell en el proyecto. Y seguro que me dejo más de una en el tintero.

Servidor, de todas ellas, sólo sigue “Bates Motel” y “Hannibal”. Y, a juzgar por éstas y las buenas críticas que está cosechando el spin off televisivo de la película de los hermanos Cohen, se puede afirmar, sin miedo, que quienes vaticinaron el fin de las series de calidad y su reconversión a fast food de cuarenta minutos (temor, por otro lado, comprensible) se dejaron llevar por el pánico.

Hannibal en el cine

El universo fílmico del doctor Hannibal Lecter ya no daba más de sí. La última entrega de la saga, “Hannibal Rising” (Peter Webber, 2007) no cosechó grandes cifras en taquilla y, lo que es peor, dejó a los seguidores del personaje bastante indiferentes. No fue tanto que apenas hubiera rastro de ese psiquiatra insultantemente inteligente, odioso pero con una afilada agudeza tanto para sus gustos estéticos como para su conocimiento del ser humano (al fin y al cabo, en esta película Lecter es un adolescente cuya personalidad aún no está formada), sino que se perdió cualquier seña de identidad de la saga. Si en vez de Gaspard Ulliel el protagonista hubiera sido Jean Claude Van Damme, la película no se hubiera resentido: seguiría siendo la historia de un hombre buscando venganza.

Cinco años antes, y tras la polémica originada por la secuela directa de El Silencio de los Corderos, “Hannibal” (2001, Ridley Scott), los productores contrataron al guionista de la película original, Ted Tally, para que adaptara la primera novela de Thomas Harris en la que aparecía el doctor Lecter, “El Dragon Rojo” (“Red Dragon”, Brett Ratner, 2002). Aunque la obra ya había sido llevada al cine con anterioridad (“Manhunter”, Michael Mann, 1986), tras “El Silencio de los Corderos” el rostro del caníbal había cambiado para siempre (Anthony Hopkins, claro), y el personaje merecía dicha encarnación. “Red Dragon” adolece, desde mi punto de vista, de una dirección rutinaria, pero en general es un thriller bastante absorbente con un gran trabajo actoral. Además, supone la aparición de Will Graham, aquí encarnado por Edward Norton, personaje central de la serie.

Sólo un año antes, el señor Ridley Scott había dirigido la que, para un servidor, es la última buena película que ha hecho en quince años: “Hannibal”. Destinada a crear controversia por su recreación casi poética en la casquería, por continuar con el personaje de Clarice Starling sin Jodie Foster (aquí, Julianne Moore, y a mucha honra), y por un clímax que desató tantas pasiones como odios, “Hannibal” daba el protagonismo a los dos personajes principales, Starling y Lecter, y es sin duda la película de la saga que más ha influido en la serie de televisión, sobre todo en el tono.

Y, qué duda cabe, fue en el año 1991 cuando escuchamos por primera vez, en boca de un inmenso Anthony Hopkins, aquello de “Quid pro quo, agente Starling” dirigido a una igualmente inconmesurable Jodie Foster. Mucho habría que decir de “El Silencio de los Corderos” (The Silence of the Lambs, 1991, Jonathan Demme), y muy poco que no se haya dicho ya. Un clásico casi desde su estreno, y una de esas películas tan buenas que han provocado mucho mal: aún hoy se estrenan películas bajo su estela.

Al margen de la saga “oficial” quedaría la aportación de Michael Mann, “Manhunter”. Goza de popularidad y parece que un número de fans en aumento; pesonalmente, me parece aburrida.

Hannibal en televisión

“Hannibal” la serie arranca con el personaje de Will Graham, aquí interpretado por Hugh Dancy. Profesor de Criminología, es reclutado por el agente Jack Crawford (en El Silencio de los Corderos, Scott Glenn; aquí, Laurence Fishburne) para intentar capturar a un asesino en serie. Will Graham sabe del peligro de aceptar la misión, precisamente el motivo por el que ha sido elegido: su manera de resolver los crímenes consiste en empatizar demasiado con los asesinos, consiguiendo introducirse en su cabeza, comprendiéndolos, y prácticamente convirtiéndose en ellos. Para evitar el desequilibrio emocional que esto puede ocasionarle, y siguiendo el consejo de la psiquiatra del FBI Alana Bloom (Caroline Dhavermas), Crawford le asigna un psiquiatra que le evalúe constantemente: evidentemente, el doctor Hannibal Lecter (aquí, encarnado por Mads Mikkelsen). Entre Lecter y Graham surgirá una enfermiza relación médico-paciente…

En los créditos, se asegura que está basada en los personajes de la novela “El Dragón Rojo”, única en la que aparece Will Graham, así como otro de los personajes importantes de la serie, la periodista Freddie Lounds (Lara Jean Chorostecki; curiosamente, en la película “El Dragón Rojo” este personaje era un hombre, y lo interpretaba el tristemente desaparecido Philip Seymour Hoffman). Pero otros tantos rostros de la saga pueblan, tamibén, la serie: así, además de a Crawford, Graham y Lounds, encontraremos al doctor Frederick Chilton (Raúl Esparza; Anthony Heald en “El Silencio de los Corderos” y “El Dragón Rojo”) o al retorcido Mason Verger (Michael Pitt; Gary Oldman en “Hannibal” película).

Primer punto a favor de la serie: su acertado casting hace que no se echen de menos a sus “alter egos” cinematográficos. A estas alturas, no hace falta decir que Mads Mikkelsen es un actor como la copa de un pino. En vez de intentar asemejarse a Anthony Hopkins, el intérprete nórdico opta por otra vía. Su Hannibal es un doctor introvertido, serio, riguroso, disciplinado y cínico, pero Mads lo construye hacia dentro, retrayendo, sin alardes, mientras que Hopkins lo hacía hacia el exterior, mostrando todo el horror que Mikkelsen sólo enseña en contadas ocasiones. Precisamente alejándose del modelo de su predecesor, Mikkelsen consigue lo impensable: te lo quedas mirando, y te descubres asintiendo y diciendo para ti: “sí, seguramente el doctor Lecter de joven era así”. Hugh Dancy se “enfrentaba” al Will Graham de Edward Norton y, a pesar de tratarse de un actor sin especial presencia hasta la fecha, la suya es una de las creaciones más enigmáticas de toda la serie. Él es, junto a Mikkelsen, el alma del show. Sencillamente, te quedas extasiado viendo cómo se zambulle en la escena del crimen, como procesa lo que le va sucediendo y, lo mejor de todo, disfrutas con su atroz decadencia con una suerte de placer malsano y masoquista. Por último, Laurence Fishburne es Jack Crawford, y antes que él lo habían encarnado en el cine tanto Scott Glenn (El Silencio de los Corderos) como Harvey Keitel (El Dragón Rojo). Fishburne tira de serenidad y tablas; además, el suyo es el personaje que más ha cambiado con respecto a las películas: en éstas es un desalmado; en la serie, un hombre torturado por los remordimientos, o un agente con una doble moral aplastante. Como sus compañeros de reparto, se hace con Crawford en apenas un capítulo.

Además, el seguidor de la saga disfrutará descubriendo cómo determinados escenarios y crímenes de las películas aparecen en sitios distintos, sin que en nigún caso suponga una degradación.

Nuevos elementos

Segundo gran acierto de la serie: si la trasposición de elementos que ya estaban en las películas es satisfactoria, no menos lo es la cosecha propia. La trama de continuidad (que nadie se asuste: hay casos independientes de vez en cuando pero, de un modo u otro, todos acaban conectados con la historia principal) comienza cuando Graham, para salvar a Abigail Hobbs (Kacey Rohl), tiene que matar a su padre, Garret Jacob Hobbs (Vladimir Jon Cubrt), uno de los asesinos en serie más buscados por el FBI. El encuentro fortuito entre ambos le marcará para siempre, pues despertará en él una serie de instintos que creía no poseer, y que le acercarán peligrosamente a la órbita de Hannibal Lecter. La joven Abigail, personaje clave en las dos primeras temporadas, es oscura y frágil, una de esos seres a los que te gustaría abrazar… aún a riesgo de que pueda clavarte un puñal por la espalda. Y, como tal, encaja a la perfección en el dúo encarnado por los protagonistas.

Otra pieza clave para la serie: la psiquiatra del doctor Lecter, la doctora Bedelia du Maurier, encarnada brillantemente por Gillian Anderson. Fría, hierática, reservada y astuta como un felino, Bedelia mantiene “duelos” psiquiátricos con Lecter a la altura de los choques intelecturales de éste con Graham.

Tercer gran acierto: Gillian Anderson, Michael Pitt, Anna Chlumsky, Lance Henriksen, Martin Donovan, Amanda Plummer… todos ellos acaban dejando su huella en la serie, en mayor o menor medida. Y, oye, a lo mejor es cosa mía, pero me encanta que se recupere a según qué actores si se hace así, con papeles agradecidos. Los “talentos” de “Hannibal” no se circunscriben a delante de la pantalla: dirigiendo sus capítulos, encontramos nombres de la talla de Peter Medak (“Al Final de la Escalera”), Tim Hunter (“Instinto Sádico/River’s Edge”, varios capítulos de “Twin Peaks”), Vincenzo Natali (“Cube”), John Dahl (“La Última Seducción”) o David Slade (“Hard Candy”, “30 Días de Oscuridad”).

Gore

Uno de los mayores aciertos. La serie no se corta un pelo. Veremos destripamientos, hachazos, mutilaciones, despellejamientos… todo un catálogo de creatividad aplicada a la tortura. Y, además, será recreada como lo hacía Ridley Scott en “Hannibal” película: como si de la obra de arte definitiva se tratase. Es la forma más coherente de hacerlo cuando se trata de una serie que gira en torno a un hombre como el doctor Lecter, que detesta la grosería y el mal gusto. De hecho, muchos de los salvajes crímenes que muestra la serie bien podrían exhibirse en museos como si fuesen esculturas o instalaciones.

Igualmente, hay varias secuencias oníricas bastante macabras, sobre todo las que son fruto de la extraña psique de Will Graham, que también harán las delicias del amante de lo mórbido pero estéticamente depurado. Y, eso sí: la encarnación del mal a la que llega el personaje de Hugh Dancy, esa suerte de incubo negro con la cara de Lecter y cuernos de ciervo, merece por derecho propio entrar ya en la galería de iconos contemporáneos.

Dos temporadas

26 capítulos, por ahora, conforman la andanza televisiva de Hannibal. Dos temporadas para deleitarse y disfrutar; por suerte, habrá una tercera. Su creador, Bryan Fuller, propone siete (!). Quizás, no es un plato para todos los gustos: es intensa, oscura y sosegada. Los finales de ambas temporadas, en otras series, habrían sido giros espectaculares e imprevisibles; aquí, sin embargo, son la consecuencia lógica de los capítulos que los preceden. Si estas dispuesto a sentarte y dejarte seducir, poco a poco, por el lado más tenebroso de la mente de un psicópata, “Hannibal” es tu serie. Tienes que verla. No es de HBO, ni falta que le hace.

Imágenes de la película

hannibal

hannibal

hannibal

Tráiler

Lo mejor: Prácticamente todo.

Lo peor: A veces, y sólo a veces, su frialdad resulta forzada.

Vuestros comentarios

1. jul 30, 20:53 | Jorge Guateque

Genial serie !!! totalmente de acuerdo con la critica.

Y muy cierto, su ritmo, en apariencia lento, esconde un suspenso y tension excelentes.

2. jul 31, 00:06 | Andrómeda

Es excelente esta serie, me tiene hipnotizada… el Hannibal de Mads Mikkelsen es mucho más parecido al de los libros que Hopkins, y la soberbia estética de cada componente es una pasada… hay escenas que son un verdadero orgasmo visual. Altísima calidad para un producto televisivo.
Y ya me extrañaba mucho que no hubiera una crítica en Almas sobre este bombazo, en buena hora!
=)

3. jul 31, 04:09 | Carlos

Muy buena serie y critica.
El aspecto gore de la serie es muy atrayente, es de las pocas series que muestra de todo y aún así sobrevive (no me refiero a algo malo, si no que usualmente estas series pueden llegar a ser canceladas por esa razón y más si son amparadas por una cadena como la NBC)
Gran serie.

Yo siempre he tenido una duda respecto a las novelas de Hannibal y me gustaría me ayudaran:
Cuántas novelas son y cómo es el orden de las mismas?
He querido leerlas y no sé cuál preguntar primero.

4. jul 31, 10:04 | Joe

¿En la misma lista Lost y The Wire? ¿Y luego descartas Fargo? ¿Cómo has acabado escribiendo en un blog sobre cine?

5. jul 31, 14:50 | Living at 33rpm

Totalmente de acuerdo con tu crítica. Esta es una de las mejores series que hay hoy en día; gracias a todo lo que tu apuntas: las actuaciones (un 10 para Mikkelsen), las escenas gore, la ambientación…

Con la que no puedo es con Bates Motel, la primera temporada no comenzó mal, pero la segunda ha acabado por convertirse en la típica serie para adolescentes, una pena.

6. ago 1, 06:00 | cold finger

la primer temporada es algo aburrida, lo que la salva es la estética con todos los aspectos visuales y ambientales,sobre todo de los crimenes y sueños surrealistas de will, la actuación de Mads Mikkelsen es extraordinaria no podía esperarse menos y sobre todo que esta basada en hannibal, en fin tiene dos o tres muy buenos capítulos, los demás son muy lentos, aun así la termine esperando que mejorara,y pues termino bien, haciendo que esperáramos la segunda, por mi solo para saber que paso, la segunda temporada mejoro muchísimo, tiene todo lo bueno y mejorado de la primera y ahora todos sus capítulos fueron buenos y muy buenos, ahora si espero con ansias la tercer temporada…

7. ago 2, 02:31 | Callus

Comparto, al 100%, lo dicho por Cold Finger. La 1temporada me dejó un poco frío pero la 2 me encantó. Lo peor, la ropa setentera de Lecter, ¿A quién se le ocurriría vestirlo de esa manera?

8. ago 2, 07:31 | Andrómeda

Carlos, el orden de las novelas es así: Dragón Rojo, El silencio de los corderos, Hannibal, Hannibal: el origen del mal.
Te las recomiendo (menos la última que no la he leído) son muy muy buenas.
Un saludo =)

9. ago 2, 19:23 | Ulmer

He visto la primera temporada y estoy presto para arrancar la segunda. Suscribo en todo el brillante análisis; la serie es magistral y su primera parte en nada aburre. Al contrario, posee el tono ideal para el estilo oscuro y clima malsano. Es soberbia, como sus actores, especialmente el inmenso Mikkelsen.
La recomiendo también.

10. ago 7, 19:05 | Victor Moriche

Espectacular e impecable de factura, las dos temporadas ponen el listón muy alto.Una serie no apta para ciertas sensibilidades y para gente hipócrita que no soporta visualizar una violencia tan elegante cuando contemplan a diario pornografía visual en cada esquina o en cada telediario.

La segunda temporada me ha gustado más que la primera, que supone un acercamiento a los nuevos perfiles de los personajes centrales. El reparto está en estado de gracia, todos, especial mención a Mads Mikkelsen, literalmente impecable.

La iluminación es una maravilla, la serie que habría dirigido Caravaggio.

11. sep 12, 00:00 | Varelax

Totalmente de acuerdo con crítica y comentarios. ¿Está mal que prefiera el Lecter de Mikkelsen al de Hopkins?

Por cierto; el asesor culinario (?) de la serie no es otro que el asturiano chef José Andrés. Así se entienden ls apariciones del jamón serrano, la tortilla sacromonte y la paella en las cenas del buen doctor.

12. dic 1, 23:32 | Blanca

Hola!! Estaba leyendo este artículo sobre la serie http://blogseries.tv/364/gillian-anderson-sera-coprotagonista-en-hannibal y me llamo mucho la atención por lo que dice de ella. Alguien que tan verídica es la información?? Saludos!!

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.