Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Hellbenders 3D

Hellbenders 3D

El demonio del chiste fácil

hellbenders 3d

Ver ficha completa

  • Título original: Hellbenders 3D
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: J.T. Petty
  • Guión: J.T. Petty
  • Intérpretes: Clifton Collins Jr., Clancy Brown, Andre Royo
  • Argumento: Un equipo de ministros expertos en demonología de una iglesia de Brooklyn luchan contra el peor demonio del planeta para enviarlo de vuelta al infierno.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 2/5

hellbenders 3D

Con el paso de los años el director J.T.Petty ha ido consolidando su carrera cinematográfica dedicada, única y exclusivamente, a este género que tanto adoramos; tratándose, a día de hoy, de todo un referente para muchos aficionados. Pero para seros sincero, en mi opinión se trata, ciertamente, de una carrera muy irregular, llena de altibajos, que se debate entre un cine entretenido sin muchas pretensiones y que busca el entretenimiento fácil - muchas veces trivial – ; o por auténticas rarezas experimentales que, por razones que desconozco, siempre acaban creando escuela. Sin embargo no fue hasta que vió la luz su tercera película, S&Man, sin duda su título más provocador e innovador – título que, por cierto, aborrezco, al igual que su debut como director, Soft for Digging, película excesivamente experimental, tal y como mencionó nuestro querido lector Mountain – , cuando el director norteamericano cosechó una multitud de aplausos. De hecho S&Man marcó, no solo la forma de entender el cine de J.T.Petty por el espectador, sino también para él mismo; y por esa razón veremos insertados en mitad de Hellbenders esos fragmentos de documental disertando y justificando con antelación cada paso que da Petty, del mismo modo que ya hizo, y de forma tan original, en la mencionada S&Man.

Con Helbenders, cuyo guión está basada en la obra gráfica homónima escrita por el propio director, Petty repite amalgamas anteriores formuladas en S&Man y que constituyen, de forma abierta, su “marca personal”. Pero desgraciadamente esa “marca personal” termina por dificultar más que por ayudar. Aunque a modo de presentación el recurso de los fragmentos de documental avanzando la acción posterior siga siendo efectivo, finalmente su abuso acaba colapsando las pocas ideas buenas de su desarrollo, lo que hace de Hellbenders 3D una película más previsible, tonta y aburrida de lo que debería. Y es que, directamente, no se debería “spoilear” de ese modo al espectador. La pomposidad de un guión que abusa de determinados mecanismos provoca que a Hellbenders 3D le ocurra, exactamente, lo mismo que sucedió con S&Man: ofrece al espectador una historia que carece de emoción, de brío; y todo ello debido, no precisamente a un ritmo excesivamente lento, sino, como digo, a un guión tonto y premioso. En cuanto a la tecnología 3D ocurre exactamente lo mismo: el abuso termina por convertir su uso en desfachatez y artificiosidad, dando como resultado final una película deficiente en la que se nota en exceso la precariedad de su presupuesto.

El reparto, contrariamente a lo expuesto hasta el momento, es mucho más selecto y acertado. Al tratarse de una comedia, las intervenciones de cada uno de los actores son muy histriónicas, tremendamente caricaturescas y muy limitadas…, lo que no me desagradó en absoluto. En realidad considero que si algo bueno tiene Hellbenders 3D es que sabe definir perfectamente a todos sus personajes; lo que, por otro lado es una verdadera pena porque están todos ellos tremendamente mal aprovechados.

Especialmente decepcionantes son esos horrendos últimos minutos de la película, con la vagina de fuego, en los que parecía que por fin iba a llegar lo mejor de Hellbenders 3D, es decir, la “guerra demoníaca”, y que sin embargo acaban resultando decepcionantes in extremis, primordialmente debido a unos actores secundarios que parecen estar de relleno, a las situaciones tan previsibles que se plantean, a los horrendos efectos digitales y a unos diálogos ciertamente banales propios del borrador de un guionista primerizo – algo imperdonable viniendo de un director y guionista experimentado como es Petty – .

En resumen, Petty se carga Hellbenders a lo tonto. Tiene en su poder el reparto y la premisa ideal, y aun así no hay forma de rescatarla del despropósito. No creo que se pudiese hacer peor. Espero que si se lleva a cabo una secuela de Hellbenders - porque el material de partida es bueno – , J.T. Petty sea capaz de crear un clímax final más elaborado, de aprovechar a actores y tramas secundarias que daban para mucho más, y de dar mucha menos transcendencia a unos paupérrimos y precarios efectos 3D. No puedo recomendarla, pero al menos dura 85 minutos y no es lo peor que se vió el pasado año.

Imágenes de la película

hellbenders 3D

hellbenders 3D

hellbenders 3D

Tráiler

Lo mejor: el reparto y el momento “resacón” a lo Hellbenders.

Lo peor: el 3D, demasiado abuso del CGI, y un guión muy torpe. Decepciona.

Vuestros comentarios

1. ene 12, 21:49 | Mountain

Buuuuf, a mi no me pillan en esta. Bastante tuve con la soporífera “Soft for Digging”, aquello fue una experiencia aterradora en el mal sentido de la palabra, simplemente no ocurría nada en toda la película, ¡nada!. Por lo que veo en esa estamos totalmente de acuerdo RedRum, yo también la aborrezco.

Saludos.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.