Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Higanjima

Higanjima

Terror en la isla de los monstruos

Higanjima

Ver ficha completa

  • Título original: Higanjima
  • Nacionalidad: Japón / Corea del Sur | Año: 2009
  • Director: Tae-gyun Kim
  • Guión: Kôji Matsumoto, Tetsuya Ôishi
  • Intérpretes: Dai Watanabe, Asami Mizukawa, Kôji Yamamoto
  • Argumento: Akira viaja junto a sus amigos a la isla maldita de Higanjima para recuperar a su hermano mayor.

58 |100

Estrellas: 3

Higanjima

Higanjima es la adaptación cinematográfica de un popular manga homónimo cuyo autor es el japonés Kôji Matsumoto.
Vaya por delante que desconozco el cómic al cual acabo de hacer referencia, así que me limitaré a dar mi opinión acerca de si Higanjima me ha parecido una buena o mala película, dejando de lado su grado de fidelidad a la fuente original.

Higanjima, coproducción japonesa y coreana dirigida por el coreano Tae-gyun Kim, cuenta la historia de Akira, un joven con tendencia a meterse en problemas que un buen día recibe la visita de una misteriosa mujer informándole de que su hermano mayor, al que creía muerto, sobrevive en una remota isla haciendo frente a un opresor ejército de vampiros.
Decidido a recuperar a su hermano, Akira reúne a sus mejores amigos y juntos emprenden un largo viaje hacia la isla maldita de Higanjima.

La primera mención es para el género en el que cabría incluir una película como Higanjima, y este no es otro que el género de aventuras y/o acción. Cierto que elementos tales como los sanguinarios vampiros que pueblan la isla de Higanjima, o cierta predilección por las cabezas reventadas por el impacto de un enorme ariete con el que va armado uno de los principales protagonistas (junto a otras lindezas gore), emparientan Higanjima con el género terrorífico; pero en el fondo no deja de ser una aventura de aires juveniles y repleta de acción. Pura acción.

Se impone la épica de saldo, las batallas nocturnas, el cuerpo a cuerpo, las piruetas imposibles, las salpicaduras de sangre y las espadas resplandecientes. Secuencias de acción la mayoría de ellas rodadas con energía, un evidente sentido estético y gusto por lo expeditivo y lo sangriento (mucha atención a la magnífica secuencia que abre la película).

El problema es que detrás de todo este torrente de acción debe existir una historia. Y detrás de esta historia unos personajes que la empujen, que la ayuden a avanzar.
Sobre todo si tenemos en cuenta que Higanjima ostenta una duración, a todas luces excesiva, de más de dos horas; y es en este punto donde a la película de Tae-gyun Kim se le empiezan a notar las costuras, quizás no rotas, pero sí descosidas.

Al poco atractivo que ya de por si encierra la trama de Higanjima, se le une un ritmo, en ocasiones, excesivamente parsimonioso y la aportación nula de algunos personajes secundarios (hay un par de amigos del protagonista que en el supuesto de haber desaparecido del mapa durante los primeros minutos de la película, sin explicación de ningún tipo, nadie se hubiera percatado de ello), para acabar ofreciendo una conclusión dolorosa: cualquier atisbo de historia o drama que intente aportarnos Higanjima palidece, irremediablemente, ante la espectacularidad de sus secuencias de acción.

De esta manera llega un momento en el que te agotan los lloriqueos constantes del protagonista – cuyo tránsito y maduración de chico timorato a único héroe capaz de poner al villano de turno en su sitio, nos lo sabemos de memoria – , te desesperas ante la verborrea irrefrenable de algunos personajes, pasas olímpicamente de los conatos de romance absolutamente prescindibles y, finalmente, decides desconectar de la historia y esperar, pacientemente, a la siguiente secuencia de acción, al siguiente cuello rebanado o a la siguiente criatura monstruosa (perfectamente recreadas por unos efectos CGI más que honrosos) que vuelva a animar la fiesta.

Es evidente que a Higanjima le sobra metraje, mucho metraje (incluso algunas secuencias de acción se dilatan excesivamente en el tiempo y acaban aburriendo al personal), y le falta una mayor concreción en el guión y en la definición de algunos personajes.

Pero en cualquier caso, la vistosidad de la gran mayoría de su secuencias de acción, su gusto por la hemoblogina (sin exagerar), la presencia de unas criaturas con un acabado bastante convincente y algunas salpicaduras de humor negro, convierten a Higanjima en un producto afable, ameno y de fácil consumo… a pesar de alguna que otra mirada furtiva a nuestro reloj.

Lo mejor: La vistosidad de la acción, la puesta en escena y los efectos especiales.

Lo peor: Su excesiva duración va en decrimento del interés de la historia.

Vuestros comentarios

1. oct 1, 20:10 | Bob Rock

Joan.- ¡¡¡¿Qué haces viendo una película de japoneses?!!!
Adaptación de un manga por si fuera poco!!!!

La verdad que a mi me gustó algo más… los personajes (al ser cuasicalcos del tebeo) le dan cierta vida, por sus clichés, a un argumento intrascendete…y es que los japoneses no le dan tanta importancia al contenido como al continente

Ese lord vampiro que quedaría tan bien en cualquier Castlevania… de hecho, el mejor personaje sin duda…

Claro que igual me “sentó” mejor debido a que me la tome casi como una comedia de acción. La llegada a la isla por parte de los protagonistas, sin apenas una transición, es muy cómica XD

Un saludo

2. oct 2, 22:39 | Almas Oscuras

Bob Rock – ya ves… me lo tomo como un aperitivo de Whoochi :-)
A mi también hubo momentos que me hicieron gracia. SPOILER: En la secuencia en la que tienen que escoger cuál de ellos será el primero en ser torturado por los vampiros me reí mucho.

Pero los personajes secundarios y, sobre todo, ese protagonista tan llorón, me parecieron muy malos… supongo que andaba en desventaja al no conocer el manga original.

El malo, ni fu ni fa. Y el que sí me gustó es el personaje del hermano mayor.

No me estusiasmó la peli, pero tampoco me arrepiento de haberla visto. Me entretuvo… que no es poco.

saludos

PD: poquito queda pa’ Sitges!!!!

3. oct 3, 16:43 | blanch

Ufff me ha costado mucho acabarla. Hasta que el grupito va a la isla es divertida pero luego me he ido aburriendo más y más hasta quedarme casi dormido.

4. oct 6, 17:40 | meat

si, entretenida y con escenas de acción destacables; coincido con bob y joan en los mejores personajes: el villano y el hermano mayor.

no me agrado la excesiva duración ni los efectos CGI del mounstro en la recta final.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.