Estás aquí: Página de inicio » Críticas » Horns

Horns

Corneado por el amor de una mujer...

Horns

Ver ficha completa

  • Título original: Horns
  • Nacionalidad: USA | Año: 2013
  • Director: Alexandre Aja
  • Guión: Keith Bunin
  • Intérpretes: Daniel Radcliffe, Juno Temple, Max Minghella
  • Argumento: Merrin Williams está muerta. Ha muerto en extrañas circunstancias, y su novio Ignatus 'Ig' Perrish es el único sospechoso.
DIVERSIÓN:
TERROR:
ORIGINALIDAD:
GORE:
  • 4/5

horns

De entrada podríamos afirmar que Horns es una especie de rara avis dentro de la filmografía del francés Alexandre Aja. Alejada del horror contundente y sangriento de películas como Alta Tensión (Haute Tension, 2003) o el remake de Las colinas tienen ojos (The hills have eyes, 2006), Horns tira más hacia el drama, con el suspense añadido de descubrir quién puede ser el asesino de la víctima. Aunque la película rebosa mala baba, la nueva propuesta del director galo, ya totalmente asentado en la industria yankee, no abusa de la sangre, y el resultado final es bastante contenido en ese aspecto. Hacia el tramo final de la película, Aja se decanta por utilizar efectos creados por ordenador que resultan bastante cantarines y no acaban de cuajar en su cometido.

Merrin Williams (Juno Temple) está muerta. Ha muerto en extrañas circunstancias, y su novio Ignatus ‘Ig’ Perrish (Daniel Radcliffe) es el único sospechoso. En el primer aniversario de la muerte de Merrin, Ig se pasa la noche borracho y haciendo cosas espantosas. Cuando despierta, tiene una resaca tremenda… y unos cuernos que le están naciendo en la cabeza. Ig posee un nuevo poder macabro que intenta usar para descubrir al monstruo que mató a su amor. Ser bueno y rezar no le llevó a ningún sitio. Ahora llega el momento de la venganza.

Contando con la previsible buena dirección de Aja, la película tiene como mejor baza la sólida interpretación de Daniel Radcliffe, muy alejado ya de sus inocentes papeles en la saga de Harry Potter. En Horns el actor se desfoga con un papel mucho más adulto, donde los insultos y las palabras malsonantes son habituales a lo largo del metraje. Destaca también el papel más secundario de la siempre exquisita Juno Temple; lástima que dicho papel no tenga más chicha y la buena de Juno salga menos en pantalla de lo que me hubiera gustado.

Horns ha pasado bastante desapercibida en su estreno cinematográfico en tierras norteamericanas; aquí, por supuesto, ni catarla (al menos hasta el momento), y es una lástima, porque estamos ante una película que, sin llegar a ser excelsa (no es un cinco estrellas) sí acaba siendo una gran película. Se deja ver muy gratamente y tiene muy buenos momentos que la elevan a la categoría de película importante en el actual panorama fantástico (que, por otro lado, tampoco está para demasiadas alegrías). La calidad narrativa de Alexandre Aja sigue rayando a gran nivel, aunque es cierto que ha rebajado, como ya sucediera en la menos interesante Mirrors, las altas dosis de sangre y tripas de sus primeras películas.

Sobre la trama de Horns, poco diré. Una vez más es mejor no desvelar demasiados detalles sobre la misma. Pero sí os puedo avanzar que me pareció una de las mejores historias en el género que nos han contado este año. Es un drama, un thriller y una historia de amor; todo a la vez… y todo por separado. Suena raro, pero así es. Pudiera parecer simple: novio mata a prometida, o al menos todo apunta a que él fue el asesino, las evidencias , las pruebas…; pero no, nada es lo que parece, y la clave de todo este embrollo serán los extraños cuernos que le salen al protagonista y que van creciendo, poco a poco. Toda la historia se remonta a cuando los protagonistas eran un grupo de chiquillos que jugaban en el lago, los parques y la carretera. El grupo lo formaban tres chicos y una chica, que dedicaban su tiempo libre a perpetrar las gamberradas típicas de los peques de su edad. Pero también surgen los primeros síntomas de la pubertad: el chico empieza a ver a la chica con ojos distintos. Le gusta, es diferente a los demás chicas, ella es especial, y desde aquel instante queda encandilado. Un amor que perdura hasta el presente, donde la historia entre ambos continúa. La relación se consolida, chico y chica hacen el amor y el noviazgo se formaliza. Todo parece seguir un curso normal; pero algo se interpone en esa relación. Algo acabará haciendo que la cosa acabe muy mal.

No quiero contar más. La película no sorprende por sus giros de guión, pero está tan bien contada que nos dejará más que satisfechos. Aunque tal vez se pueda intuir algo desde el principio, si no estás del todo atento, lo mismo te llevas una sorpresa; y es que, repito, aunque se intuye que nos quieren enredar y poco a poco se va perfilando por dónde van los tiros, es posible que quizás no captes el enredo y, de ser así, Aja es capaz de liártela parda…, así que tú mismo con tu organismo.

El aspecto que sí resulta decididamente original en Horns es todo el asunto de los cuernos. Tal vez sea la ira, tal vez un don del mal, tal vez un homenaje a Hellboy…, quién sabe. Yo prefiero guardarme mis ideas al respecto porque considero que lo mejor es que cada uno interprete como quiera el asunto de los cuernos. Y de hecho, tal y como lo plantea Aja en la película, estoy convencido de que todas las posibles interpretaciones serán igual de válidas, ya que en todo momento se concede muchísima libertad al espectador a la hora de interpretar el porqué le salen los cuernos al protagonistas y otros detalles que irán surgiendo a medida que transcurre la trama.

Todo lo que hace referencia al apartado técnico, música e interpretaciones están francamente bien. De hecho no sorprende en absoluto, son todos ellos aspectos que Aja sabe cuidar muy bien en todas sus películas. Personalmente, lo único que le hubiera reclamado a Horns es que le hubiera puesto más leña al fuego en determinados momentos. A veces se nota que la película se contiene, que Aja no quiere avasallar en los momentos más explícitos, aunque en mi opinión hubiese quedado genial algo más de escabrosidad. Probablemente Ajax (o quién pusiera la pasta) no quiso llevar Horns hacia el derrotero del abuso de la violencia para no obtener una calificación que comprometiera o restringiera su exhibición en las salas norteamericanos. Horns era una película pensada para la taquilla y se nota que forzaron a Aja a contenerse, en la medida de lo posible, con el tema del gore. Creo que, de no haber sido así, el resultado final hubiera sido todavía más potente.

Horns dura dos horas y no se hace pesada en ningún momento. La trama se desliza, apasionante en todo momento, sin llegar a tener nunca la sensación de que sobran cosas. Alterna flashbacks entre el presente y el pasado (esa juventud de los protagonistas a la que os hacía referncia), todo ello con una tremenda naturalidad que le concede un excelente trabajo en la sala de montaje, una estructura narrativa muy solvente y unas muy buenas actuaciones, tanto de los personajes principales como de los secundarios. ¡Cómo no voy a recomendar, entonces, una película tan buena como es Horns!. Si quieres ver una de las mejores películas fantásticas del año, no puedes perdértela…; vamos, ¡Ni se te ocurra perdértela!

Para finalizar, si eres muy mordaz, percibirás en Horns ciertos guiños a otras películas o incluso hacia otras temáticas siempre actuales y controvertidas como la religión. Fijaos, por ejemplo, en el nombre del local donde trabaja la camarera, o en las matrículas de los automóviles y veréis detallitos de lo más curiosos. Yo, realmente, lo único que eché de menos fue un papel más largo para mi adorada Juno Temple…, otra vez será.

Imágenes de la película

Horns

Horns

Horns

Tráiler

Lo mejor: Daniel Radcliffe excelente, Juno Temple maravillosa. Interesante realización de Aja. La magnifica banda sonora compuesta por Robin Coudert.

Lo peor: Le falta más osadía para ser realmente una película de culto. El papel de Temple es demasiado pequeño y las escenas calientes muy lights.

Vuestros comentarios

1. ene 19, 21:49 | UPIRI

Buena reseña.

A mi la pelicula me resulta todo lo contrario. Mal contada, y que a partir de la mitad de la peli se me hizo pesadisima, parecia que no terminaba nunca. Va perdiendo interes poco a poco, se desinfla.

No me parece mala peli y pero en mi opinión fallida, y no entiendo que hace Alejandre Axa aquí, para no ser él mismo mejor que se la hubiese dejado a Joe Dante, que es mas de su estilo.

2. ene 20, 12:37 | Carde

Sinceramente Aja esta acabado haciendo cosas así. Verguenza ajena la película. Sus tres ultimas pélículas para olvidar. Se convertirá en el nuevo Shyamalan?
Saludos de un ex-fan de Aja.

3. ene 20, 17:00 | tito Jesús

Me pasa igual que a Upiri y Carde, fue una decepción y me faltó poco para no dejarla a la mitad. Me sorprendió que fuera tan votada entre las favoritas del año

4. ene 20, 17:31 | Bob Rock

A mi Daniel Radcliffe se me hace entrañable. Hace poco vi What if y he decido considerarlo el nuevo Nicholas Cage XD XD XD

5. ene 20, 18:31 | Koala RIP

Pues sí, Daniel Radcliffe es tan buen/mal actor como Nicholas Cage. Y la película a mí también me decepciono, al menos es la peor con diferencia de la carrera de este gran director que parece ser Alexandre Aja.

6. ene 23, 02:25 | Yasu

Me ha resultado curiosa la falta de lo más esencial para el análisis de Horns: de dónde viene.
Horns es un libro de Joe Hill, hijo de ese hijo de vecino que algunos conocerán como es Stephen King. Y es debido a esto de donde se saca lo más importante (al menos desde mi punto de vista) para comprender esta historia, que es la fuente directa de su escritor: su padre. Los escasos cuatro libros de Hill rezuman a su padre por todos lados, por lo cual tiendo a pensar que concibe el terror de la misma manera que este: “Las pesadillas no están sujetas a la lógica, no tiene sentido explicarlas. La explicación es la antítesis de la lírica del miedo. En una historia de terror la víctima no deja de preguntarse “¿por qué?”, sin embargo no hay explicación, no debería haberla.” Hecho que se lleva a cabo en todos y cada uno de los trabajos de King, al igual que, aventuraría, de su hijo (he leído tres de sus cuatro novelas). Esto dice bastante de los cuernos del protagonista, así como de otros hechos que no se llegan a desarrollar en la película, aunque sí que hacen acto de presencia en esta, como es la cabaña (aunque con nulo protagonismo). En resumen: ni interpretaciones, ni nada. No las requiere.
Por otra parte, tengo que decir que el director no se contuvo en ningún sentido, ni la película la dirigió pensando en la taquilla: Horns, al igual que todas las obras de King, es un libro con una historia taquillera. Palomitera incluso, en un sentido menos hollywoodiense del habitual.

Por lo que no quiere decir que el director del film resuma creatividad de ningún tipo (me refiero exclusivamente a este trabajo).

Lo que sí que hay que halagar es la transformación libro-película que lleva a cabo: sublime. No profundiza, cosa bastante necesaria dentro del drama que concierne al guión, pero sí que transforma muy bien todas las escenas del libro. En esa parte ha hecho un gran trabajo: no se deja nada suelto, en cuanto al libro.

Sobre los actores, y más concretamente los 3 protagonistas, estos sí que me han parecido un horrible desatino. Aunque esto creo que se trata de un tema más personal que otra cosa.

7. ene 23, 14:56 | Mr Zombie

Yasu, buen aporte el que das. Se agradece el añadido, es cierto tambien que no he leido nada del hijo, aunque ya leia al padre cuando era jovencito y King era el master de la la literatura de horror en los 90. Luego le deje de leer porque perdio calidad y la verdad es que al hijo ni le he seguido ni me ha interesado lo mas minimo ni tan siquiera por curiosidad.

El resto ya son gustos personales de cada cual, y como los colores, a cada uno le gusta uno diferente.

Saludos.

8. ene 25, 00:14 | Mountain

No se puede negar que es una peli curiosa y original pero a mí no me convenció, por momentos resulta verdaderamente aburrida. Lo que más me ha gustado ha sido la cantidad de secundarios delirantes que aparecen en la historia. Echo mucho de menos al grandísimo Aja de la soberbia “Haute Tension”, el del feroz remake de “The Hills Have Eyes” e incluso el de la súper gore y divertida “Piranha 3D”. El Aja de ahora no me hace tanta gracia, una pena.

9. jul 7, 18:03 | Leo

Cuando vi el trailer de Horns hace mucho tiempo atrás me entraron muchas ganas de verla, cuando supe luego que era la nueva película de Aja se me pasaron en algo las ganas, es que simplemente a excepción de “Alta tensión” el resto del cine del galo no me gusta demasiado, Mirrors nunca la vi, su versión de “Las Colinas…” a mi juicio está muy por debajo de la original y nunca entendí mucho por qué la gente la encontró tan grandiosa a excepción de que quizás todos esperamos la aparición de un nuevo maestro del género … y finalmente como yo soy más del tipo de personas que le gusta ver películas solo en la privacidad de su casa, nunca le encontré mucho la gracia a su “Piraña 3D” que es más del tipo de películas que requiere para gustar, mucho alcohol y una buena cantidad de gente a tu lado que te haga olvidar lo limitada que una película como esa es…

y bien, finalmente vi Horns, y me gustó más de lo que esperaba, que no era demasiado, es una película que tiene una idea interesante detrás, que a mi me recordó a la maravillosa “El día de la bestia” del gran Alex de la Iglesia, en el sentido de que para hacer el bien hay que hacer el mal… la diferencia es que Horns se queda muy corta en cuanto a la diversión y la mala leche que la cinta del español desborda a raudales… Horns está en general bien actuada y el guión es lo suficientemente sólido como para llegar a buen término, entretiene, lo que no es poco, y visualmente es bastante interesante hasta el final donde baja un poco la calidad en la última transformación…

en cuanto al director, uno más que habiendo probado los manjares de Hollywood decide jugar bajo sus reglas dejando detrás el desparpajo que los hizo reconocibles en un primer momento, tal como le pasara ya hace algún tiempo atrás a Sam Raimi y Peter Jackson…

una película para ver y entretenerse un rato entendiendo que se trata de una cinta hollywoodense en todo regla, ni más ni menos…

saludos…

10. ago 5, 22:45 | Gustavo

La verdad que a mi también me decepcionó. Me pareció que era una historia para no tomarla en serio, para divertirnos (Es un chico que le salen cuernos, vamos!). Pero no, resultó ser una tonta historia de amor con la misma resolución que las comedias románticas que tanto odiamos. Aquí vemos varios géneros en uno, y entre tantos géneros Aja pierde la brújula y su película no termina siendo interesante en ningún aspecto. Esta llena de frases cursi, pero llena de verdad!
Yo también soy fan de Aja, Alta Tensión me pareció estupenda, me partió la cabeza. Pero es verdad que su carrera viene en picada. Esperemos que retome la buena senda. Horns se me hizo interminable, aburrida, torpe, demasiado obvia en su desenlace. En fin, no la recomiendo en absoluto.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.