Estás aquí: Página de inicio » Libros » Horror Dummies

Horror Dummies

Marionetas, ventrílocuos, mecanismos psicóticos

 photo Dummies_Interior_zpsmt58tshj.jpg

¡El Museo de Curiosidades Hermenaute abre de nuevo sus puertas a niños, niñas y seres hermafroditas de otra dimensión para hacerles disfrutar, o sufrir, del ala recién inaugurada para la ocasión! Dejando a un lado la sala de sarcófagos y carcasas polvorientas, sin olvidar esos recovecos oscuros que a buen seguro darán que hablar a la prensa en el futuro, nos damos de bruces con un salón poblado de pequeñas siluetas: famosos dummies de ventrílocuos echados a perder por la lujuria; marionetas anormalmente bellas; autómatas perversos; madera y porcelana reconvertidos al sentir humano. En definitiva, un muestrario de horrores donde los muñecos tienen por primera vez el protagonismo, suplantando a sus creadores en el ser, que no en el saber estar.

¡Pasen y vean! ¡Seis obscenos guías estarán encantados de contarles las circunstancias y detalles de este valle de muñecas maldito! ¡Por sólo un chelín, las pesadillas a su alcance!

Ya en el plano meramente literario estamos hablando de la segunda antología de la Editorial Hermenaute, empresa catalana afincada en los proyectos más subversivos y enriquecedores. Publicidad aparte, este humilde escriba es pagado en azotes y lluvias doradas, “Horror Dummies” es una pequeña colección que continúa de manera directa el buen hacer que ya disfrutásemos en “Momias y Embalsamados” (2015). De hecho, la gran mayoría de autores que compusieron el anterior proyecto pueden ser encontrado aquí; entre los que se cuenta, no iba a ser de otra forma, Lluis Rueda: escritor, crítico de cine, editor y mago hermético cuando la luna se posiciona en Acuario.

Así nos hallamos ante la tercera entrega de la línea Caronte, la cual se dedica a saciar los apetitos terroríficos de los lectores españoles. Desde la humildad y el buen humor, los escritores aquí reunidos han sido emplazados a escribir con total libertad sobre la figura del “muñeco” como elemento inquietante o meramente perturbador. Quizás menos variada que “Momias” – reconozcamos también que el tema era más complejo –, la actual antología aborda decididamente el terror psicológico. Resulta curioso que los escritores hayan decidido esta aproximación sin ninguna conversación previa, lo que demuestra la influencia que los “dummies” ejercen sobre la psique humana. No en vano mi admirado Ligotti ha explorado las sensaciones de horror que nos provoca nuestra propia creación en su majestuoso ensayo “La conspiración contra la especie humana”. Y algo de ese sentir onírico podemos encontrar en el presente tomo, quizás un poco escaso para lo mucho que daba de sí el asunto. Por supuesto, cuidadosamente editado a pesar de no contar con presupuestos para lujos como tapa dura o pan de oro.

Como decía, quizás resulte más llana su lectura por aquello de haber sido todos los cuentos tratados desde una mirada menos “gore”, explorando esa especie de paternidad frustrante y decadente que todos sentimos cuando vemos unas marioneta. Por supuesto, la locura sobrevuela todas y cada una de las página de la antología, pues esa paternidad enferma es clara muestra del trastorno mental que nosotros mismos nos autoimponemos al tratar de humanizar, a la par que ridiculizar, todo lo que nos rodea.

En definitiva, una adición muy sugerente a buen precio para la biblioteca de los buscadores de lo extraño, puro “weird horror”. Más si cabe dentro de un panorama nacional que no da salida con facilidad a proyectos tan temáticos como “Horror Dummies”. Nadie podrá objetar sobre una escritura perezosa o poco cuidada, quizás recomendable tomar a sorbos para no empacharse de tanto monigote. Podría ser recomendable darse un pequeño respiro entre película y película: relato; “Silencio desde el Mal”; relato; “Dolls”; relato; “Pin”; relato; “Magic”, relato; “Muñeco Diabólico”; relato…

Todos somos Sammy, de Luis Guallar

En la Walker Mistery House, una casa encantada venida a menos según sus atribulados habitantes, actores y desechos de otras atracciones de Estados Unidos, nadie sabe por qué Sammy, el muñeco sardónico, lleva siempre la voz cantante. Este es el relato de como adquirió esa voz

Terror clásico muy bien ambientado y que dibuja una galería de personajes fatídicamente vivos. Todos, como no, a la sombra de Sammy, la estrella de la función. Agobiante por momentos, Luis explora la narración claustrofóbica sin olvidar que los lectores han llegado aquí para divertirse.

Atmosférico.

Y si es sólo una vez, de Daniel P. Espinosa

Isabel es una viuda que se cansó de buscar respuesta entre los muertos. Pero la llegada de un muñeco, demasiado parecido a su marido muerto, reaviva la llama de odio y resentimiento que sólo puede tener un aciago final.

Mientras que Daniel se decidió por el cyberpunk más sucio en “Momias y Embalsamados”, aquí prefiere afiliarse a la contención y dibujar su relato de forma más elegante, con suaves trazos que nos llevan a entender muy bien la fuerte personalidad de su protagonista. La narración sale airosa, con una viva conclusión, a pesar de alimentarse de clichés.

Melancólico.

Coletas Tracy, de Lluis Rueda

Orpheo y Darcy inician una relación aparentemente idílica. Tras las bambalinas de un viejo teatro de mala muerte se desarrolla el amor, o un sucedáneo del mismo, entre el ilusionista y la ventrílocua. ¿Se interpondrá Coletas Tracy, la otra parte del espectáculo de Darcy, en este amorío?

Con un estilo arriesgado pero directo, Lluis se destapa con un cuento lleno de sorna y mala leche. Quizás el terror quede en segundo plano gracias al cinismo y depravación del que hace gala, todo ello exorcizado a través de Coletas Tracy, una belleza de madera a la que es imposible resistirse.

Perverso.

Ninfas, de Patricia Muñiz

En un punto inconcreto, entre el sueño y la vigilia, Amanda se reencuentra con Lila, una vieja amiga. La afición de la segunda por las muñecas Barbie y de la primera por el desarrollo de la nanotecnología dará a luz a una nueva forma de vida.

Muñiz se une al plantel salido, no me entiendan mal, de la anterior antología, para darle un toque femenino a todo este asunto. Y efectivamente su mirada es la más personal de todo el elenco que compone la obra. Entre lo fantasioso y lo hiperrealista, sólo le hubiese pedido un mayor riesgo a la hora de afrontar la narración, algo prosaica para la magia que la historia posee. Con todo, un cuento que no sabes por dónde te va a llevar, y aquí hemos venido a perdernos.

Mágico.

Mecanismos y Recortes, de Marta Torres

Una selección de ilustraciones y panfletos que decoran la triste realidad de los humanos inanimados.

Una genial idea, muy bien realizada además, que podría haber sido mejor aprovechada, mera opinión personal, si estos “anuncios” e ilustraciones hubiesen sido repartidos a lo largo y ancho del libro. Curiosamente se reducen a separar dos relatos, quedando un poco en tierra de nadie y empalideciendo la gran labor de Marta. La cual, por cierto, ha diseñado una portada muy, muy sugerente.

¡Para la segunda edición ampliada y corregida!

Peña del Necio, de Jesús Gordillo

Al pueblo Peña del Necio, sumergido en plena postguerra española, llega Herminio, el nuevo párroco. Lo que jamás hubiese esperado es encontrarse con un cara a cara más peligroso que un duelo entre pistoleros. Al otro lado un muñeco y el alcalde del pueblo, ¡vaya par de piezas!

El cabrón de Jesús no sólo es guapo y buen músico, también escribe de muerte. De nuevo se adentra en la post guerra, una aceitosa y peligrosa, para regalarnos terror costumbrista con una atmósfera más propia de Taranatino. ¿Y funciona? ¡Por supuesto!

Vibrante.

Dientes, de Jorge P. López

“Eckhart & Lexington” es una feria ambulante que patea las zonas rurales de Inglaterra con bastante éxito. Parte de este triunfo podría deberse a la actuación de un ventrílocuo con cierto problema de control sobre sus dos dummies.

Un relato bastante farragoso que señala cierta incapacidad de expresión por parte de su autor. En un intento de emular a Ligotti se resguarda tras un decorado de cartón piedra que no consigue engañar a nadie; sin embargo se atisba cierta intencionalidad en su forma de ser insultante, algo que debemos que alabar en tiempos de convencionalismos y palabras vanas.

Enfermizo.

 photo Dummies_Caratula_zpsdbb3pbm9.jpg

PUNTUACIÓN: 3.5/5

Diversión: 3
Terror: 4
Gore: 1
Originalidad: 3

EDICIÓN:

Páginas: 163
Formato: Rústica con solapas. Interior papel ahuesado (80gr.).
Año de edición: 2017, Ed. Hermenaute
Precio: 13€ (compra online)

Lo mejor: El tremendo valor de componer una antología temática como no hay otra en España.

Lo peor: Su extensión, muy breve.


Sé el primero en comentar esta entrada.

Escribe tu comentario:

¡ATENCIÓN! El formulario de comentarios utiliza un sistema de previsualización con el objetivo luchar contra el spam. Por lo tanto, tras pulsar el botón PREVISUALIZAR no olvides pulsar el botón ENVIAR para dar de alta definitivamente el comentario.